BALCÓN

LA TRAGEDIA EXHIBE MEZQUINDAD FRONTAL en la plaza pública, escondida en el anonimato de las redes. La tragedia quema ideas de colectivos cuyos integrantes son esencialmente buenos solos, pero que en la suma, son turba insensible al valor de la vida. El fuego en Tlahuelilpan ilumina la dimensión de nuestra corrupción tolerada a conveniencia, del popular desprecio a la legalidad, de la velocidad con que la falta de integridad propia se justifica en la ajena, siempre mayor. La tragedia duele, hiede. La tragedia debería aleccionarnos para que no se repita. El viernes el infierno fue Tlahuelilpan, pero una semana antes pudo ser Acambay y mañana puede estar en Puebla. El robo de combustibles es nuestra terca realidad. Las razones se explican con generosidad socioeconómica, sin embargo lo ocurrido en Hidalgo obliga a reconocer que vigilar ductos con cuatro, cinco u ocho mil soldados y marinos alcanza para poco; que 25 militares sólo cosecharon mentadas de madre al tratar de impedir lo que se veía venir. Que por más ductos que se cierren para evitar robo, en el de Tula, a falta de precisar a qué hora se cerró, la tragedia no se evitó. Vidas reducidas a carbón y cenizas llaman a autoridades municipales, estatales y federales a que se revisen las estrategias integrales y los alcances de sus empeños regulares. Para decenas de comunidades en Guanajuato, Puebla, Veracruz, Estado de México, Hidalgo, Tamaulipas, Jalisco y Ciudad de México, inmersas en el huachicol, Tlahuelilpan es ejemplo, así sea efímero, del riesgo que corren (como si no supieran, como si los inhibiera) en su justificada y consentida complicidad con cárteles que no se queman. Desde los primeros reportes, el Presidente López Obrador desempeña su papel con pulcritud y ejemplar dedicación. Vía Twitter comunicó rápido su atención y en menos de 6 horas estaba en Hidalgo. Pudo llegar por carretera, pero la duda sobre su operatividad sin transportes dedicados, subsiste. Arropó con coordinación institucional al gobernador Omar Fayad, el sábado antes de las 7 de la mañana y de luto, informaba desde Palacio Nacional; por la tarde replicó y el domingo duplicó la dosis. Tanta información como fue posible dar. Los rostros de cansancio y la evidencia del desgaste fueron de los otros, no del Presidente. Nada descarta la Fiscalía General de la República a cargo de su nuevo y primer titular, el Doctor Alejandro Gertz Manero, sus primeras impresiones apuntan al infortunio como detonante de la chispa que desencadenó el infierno. El fuego impedirá saber incluso identidad y cantidad de muertos. La ruta está trazada; extinción de dominio, mayor vigilancia militar, nueva guerra, nuevo avispero nacional apaleado, volviendo al país de las pipas y no de los ductos, reclutando choferes en campos militares y con el Canciller comprando camiones en el extranjero sin licitación so pretexto de la emergencia nacional. Sea como sea. ¿O no?……DICEN QUE CUANDO LA PERRA es brava, hasta a los de la casa muerde. Así es la CNTE, que tras obsequiar su respaldo a Andrés Manuel López Obrador, tienen bloqueados dos tramos ferroviarios en Michoacán que impiden el arribo de combustibles a las Terminales de Almacenamiento y Reparto de Pemex en el centro-Bajío, además de tener varados 3 mil contenedores de carga en los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo. El argumento de la CNTE, en Michoacán, representada por Víctor Manuel Zavala, es el mismo año con año: reclamo de tal o cuales salarios, un mecanismo de “huachicoleo presupuestal” al que se somete al gobierno -esta vez sobre el de Silvano Aureoles– que le permite contar con ingresos y una sólida base de seguidores. El bloqueo en Caltzontzin impide la circulación de los trenes de Kansas City que dirige José Zozaya; el de La Piedad y Yurécuaro afecta los trenes de Ferromex de Germán Larrea. Hay cerca de 40 convoyes detenidos y las ferroviarias notifican a las navieras que no pueden mover centenares de contenedores y ferrotanques con combustible en pleno combate al huachicol. Ya lo saben navieras como Maerks, que lleva aquí Alejandra Loboda, CMA-CGM, a cargo de Adrián Aguayo; MCS dirigida por Edward Sigrist, Cosco que lleva Fang Fan Shi, o Hapag Lloyd a cargo de Rolf Habben. El impacto se sumará al déficit de un complicado inicio de año…….Y POR HOY ES TODO.