BALCÓN

 

EN LOS ÚLTIMOS 15 DÍAS EN LOS QUE LA Ley de Seguridad Interior se ha discutido en comisiones en el Senado, las protestas en contra de su aprobación se han intensificado y han trascendido del ámbito político al artístico: dos reconocidos y queridos actores mexicanos, Gael García Bernal y Diego Luna, participaron en las manifestaciones realizadas esta semana afuera de la Cámara alta. “Ojalá los senadores recuerden para quién trabajan, que se den la oportunidad de escuchar estas voces”, declaró Diego durante la protesta, acompañado de Gael. La realidad es que se han escuchado muchísimas voces. En este periodo, la  Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados abrió un ciclo de audiencias públicas para escuchar las opiniones en la materia y posteriormente dictaminar el proyecto de Ley de Seguridad Interior. En la Cámara de Senadores se convocó a todos los gobernadores para que fijaran su postura en torno a esta ley que, no se ha analizado en los últimos 15 días, sino en los últimos 15 años, ya que fue planteada desde el gobierno de Vicente Fox. Hace algunas semanas Diego Luna había iniciado sus críticas a través de mensajes de redes sociales y de un video. “Los diputados del PRI y sus aliados aprobaron la Ley de Seguridad Interior, que básicamente convierte a las Fuerzas Armadas en el ejército privado del Presidente”, dice el actor en la grabación. Incluso anuncia en el video la creación de la página web: www.seguridadsinguerra.org, con la que pretenden acumular las firmas en contra de la citada legislación. Amigo de Diego Luna, Gael García también ha compartido con él varias de sus posturas y reclamos, la gran mayoría con sentido “crítico” contra el Gobierno. Es importante tener posturas críticas ante los gobiernos, pues es un componente básico de cualquier democracia, pero también es fundamental estar bien informado. Estoy casi segura de que ni Gael ni Diego han estudiado a fondo lo que realmente es la Ley de Seguridad Interior. Dudo de que hayan siquiera leído el proyecto. Esta ley no está hecha al vapor, se ha trabajado y mucho. Hoy más que nunca tenemos que fortalecer las instituciones para que éstas a su vez enfrenten al crimen organizado. Que puede ser perfectible, por supuesto que sí. Y una vez aprobada se puede mejorar. En la petición #SeguridadSinGuerra dicen que los legisladores quieren aprobar una Ley de Seguridad Interior que legalizaría la intervención de los militares en tareas que le corresponden a autoridades civiles. No es verdad que se quiera dar atribuciones sin límite a los militares. La idea no es que se militarice el país como han dicho, lo que se tiene que lograr es que las policías locales se fortalezcan, para que los soldados regresen a sus cuarteles, a las labores que siempre habían hecho, incluyendo el apoyo a la sociedad en casos de desastre, denominado Plan DN-III. Los militares no quieren salir a las calles para combatir al crimen, y no deberían hacerlo. Lo que pasa es que la seguridad en muchos puntos del país no se puede garantizar con las policías locales. De 2009 a mayo de 2016 más de 412 mil militares han trabajado en coordinación con los gobiernos locales para controlar la seguridad en muchos estados de la república, y casi 500 han perdido la vida. La realidad es que a muchos no les conviene que se apruebe esta ley, porque sin ley, ellos pueden solicitar la presencia del Ejército -sin salvaguarda legal para ningún militar-, y al mismo tiempo recibir los recursos destinados a seguridad que los gobiernos locales pueden manejar discrecionalmente. A otros a quienes no les conviene es a políticos que reciben votos y apoyos del crimen organizado. Ojalá tanto Diego como Gael pudieran conocer cómo trabajan los soldados. Evidentemente habrá algunos, pocos, que se hayan contaminado del crimen, pero casi todos trabajan todos los días y exponen su vida para garantizar la seguridad. El verdadero enemigo es el crimen organizado, contra ellos se tendrían que manifestar. Que recordemos nunca lo han hecho…… Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

VÉRTIGO POLÍTICO EN EL ESCENARIO NACIONAL. Días de desencuentros y autodestapes, de manceristas ganadores y Mancera derrotado, Rafael Moreno Valle presente con sus ausencias y un Ricardo Anaya empoderado, maravillado consigo mismo. Al exlíder panista, ser candidato no le quita lo gandalla; un adjetivo que por encima de la rima, describe un modo hostil de avanzar, de eliminar, una autoestima en grado superlativo que menosprecia al ajeno. Hacer pública su mal disimulada aspiración (con peroratas dignas de concurso) no borra las veces que fingió no ser otro político más sediento de poder. Igual que a AMLO, le fascina engañar crédulos, negar evidencias. De los spots, nada, del método de selección, tampoco. El agudo precandidato del Frente es refractario a la crítica, todo apunte desfavorable es, para Ricardo Anaya y sus voceros, un ataque enderezado desde el gobierno que utiliza medios y periodistas para debilitar su incontenible popularidad. Anaya acusa, no prueba. No concibe el disenso. Anaya apabulla, habla sin pausas, ni verbal ni mental. Sofisticado merolico que envuelve, moldea preguntas puntuales en enunciados que den pie a sus mantras, orador que no dialoga, que no conversa; un debatiente que no debate. Personales atributos para una batalla electoral que abre prometiendo reflexiones compartidas, foros incluyentes, oídos para todo, para todos y que sobre la marcha, deforma y confluye en frases de mercadotecnia, síntesis del hartazgo social, de la devaluación priista. Renta universal, transformación del sistema, gobierno de coalición como ha existido en Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Guerrero… cambiar lo que no hemos dejado de transformar, hacer lo que PAN, PRD-Morena, han podido, pero no han podido. Arreglar todo con decisión y ganas. Fácil y rápido. Tras el inevitable paréntesis nacional Guadalupe-Reyes, los mexicanos atestiguaremos la sexenal mutación de morenos guadalupanos y habilidosos millennials en mesías de temporada. Ni lo candidato quita lo gandalla, ni lo honesto quita lo mañoso……. CONCLUYE EL “ENCUENTRO Internacional Trabajo, Empleo y Migración. Jóvenes, desigualdades y diásporas globales”, organizado en Cancún, Quintana Roo, por el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), en el que participaron representantes de siete países, organismos de Naciones Unidas, OCDE, Banco Interamericano de Desarrollo y fundaciones privadas. Dos jornadas dedicadas a analizar prácticas públicas eficientes en el diseño de políticas público-privadas para atender el desafío que la incorporación de jóvenes a proyectos productivos desde múltiples ángulos representa para México y el mundo. Una perspectiva regional acerca de flujos migratorios, generaciones bien preparadas, pero sin inclusión laboral. Cómo hacer efectiva la vinculación entre academia y mercado laboral y cómo transformar modelos sociales para que más jóvenes encuentren espacios reales para emprender. El Imjuve, que dirige José Manuel Romero Coello, impulsó este encuentro multinacional justo en la víspera del tsunami electoral que nos amenaza con transformar temas relevantes en simplistas promesas de campaña. Estaremos pendientes del documento final, conclusiones y acuerdos, de este ejercicio inédito de trabajo y reflexión…….. SI LAS PRECAMPAÑAS ELECTORALES de los precandidatos presidenciales y al Gobierno de la Ciudad de México, que comienzan este jueves, van a ser, como lo que se ha escuchado y visto hasta ahora, en la que unos y otros se han empezado a enfrentar más con acusaciones, críticas y mofas, que con propuestas serias y viables, las campañas que habrá a partir del 30 de marzo pueden convertirse en una batalla campal. Eso puede acabar en que los millones de ciudadanos que, a pesar del hartazgo de partidos, políticos y promesas, están hoy dispuestos a acudir a las urnas  el 1 de julio del año próximo, se decepcionen y decidan anticipadamente alejarse de ellas, lo que propiciaría un riesgo más a las que se vaticinan como las más competidas y difíciles en la historia……Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

EN MEDIO DE UNA DISPUTA FUERTE, CON un partido dividido, finalmente Ricardo Anaya logró ser precandidato del hasta la semana pasada llamado Frente Ciudadano por México. No es algo que nos deba sorprender. Desde que llegó a la presidencia del partido empezó a trabajar para buscar la candidatura. Utilizó cientos de spots designados al blanquiazul y rompió alianzas con todos aquellos, incluso amigos personales quienes no estaban de acuerdo con su candidatura. Durante semanas, el frente se empezó a tambalear, pero finalmente Anaya renunció a la dirigencia del PAN para buscar la candidatura presidencial, mientras que Alejandra Barrales dejó la presidencia del PRD para buscar la candidatura a la Ciudad de México. Ricardo Anaya es visto como el presidente de Acción Nacional que en 2016 tuvo una histórica jornada electoral, pero también como una persona que ha tenido conflictos serios con buena parte de sus colaboradores y sus impulsores políticos. Sus primeros pasos los dio en Querétaro, de donde es originario, y en donde estudió la licenciatura en Derecho, egresado de la Universidad Autónoma del estado, donde obtuvo título con mención honorífica. Su perfil académico también incluye una maestría en la Universidad del Valle de México y un doctorado en Ciencia Política por la UNAM. Su labor en el blanquiazul arrancó a pesar de que no viene de una familia de arraigo panista, pues, de hecho, él es el único afiliado a dicho partido dentro de su entorno. Fue entonces que comenzó también su carrera política. Con sólo 21 años fue candidato del PAN a diputado local por el XIV Distrito de Querétaro, que comprendía los municipios de Arroyo Seco y Pinal de Amoles. Aunque perdió, fue nombrado director del Instituto de la Juventud de la capital de la entidad durante la presidencia municipal de Francisco Garrido, su primer “padrino político”. Inmediatamente dio el salto para ser secretario particular de Garrido Patrón, durante toda su gestión como gobernador entre 2003 y 2009. En mancuerna con el secretario de gobierno, Alfredo Botello, aprendió lo que era el aparato de control político de un estado. Igualmente ocupó cargos en Querétaro como diputado local y presidente del Comité Directivo Estatal. Su primera oportunidad a nivel federal se la dio el Presidente Felipe Calderón, como subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo. Y por esto fue muy criticado Anaya, porque cuando Margarita Zavala buscó ser diputada federal, él la bloqueó. También trabajó con Roberto Gil Zuarth en la campaña por la presidencia del país de Josefina Vázquez Mota. El vocero era Anaya y el senador el coordinador. Hoy el primero está distanciado del segundo. El queretano fue muy cercano a Gustavo Madero. Esa relación se da cuando Madero era presidente del PAN y le brindó muchísimo apoyo al llamado “joven maravilla”. Anaya tuvo en ese lapso la intención de contender a la gubernatura de Querétaro, pero finalmente Madero se decantó por Francisco Domínguez, a la postre ganador de la contienda y actual gobernador. La ruptura entre Madero y Anaya es evidente. Anaya fue muy hábil durante la presidencia de Madero en el PAN y terminó ganándose en el Congreso a los maderistas por su disciplina, su capacidad de resolver asuntos y por dar la cara por éstos. Y eso le permitió ser presidente del partido: interino primero y luego electo. Ya en control del PAN, a Anaya se le identifica como la voz e imagen de un grupo político conformado desde los 90, el mismo que ahora lo apoya en su sueño por ganar la presidencia el año que entra. Anaya se siente empoderado. Tiene el apoyo de Santiago Creel y de algunos gobernadores panistas. De cara a la elección de 2016, acordó principalmente con el Partido de la Revolución Democrática una serie de alianzas que le permitieron, entre otras cosas, ganar siete gubernaturas: Veracruz, con Miguel Ángel Yunes Linares; Quintana Roo, con Carlos Joaquín González; Aguascalientes, con Martín Orozco; Chihuahua, con Javier Corral; Durango, con José Rosas Aispuro; Puebla, con Toni Gali, y Tamaulipas, con Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Pero con algunos de estos gobernadores ha tenido ya conflictos porque dicen que no se han respetado acuerdos. La conformación del Frente Ciudadano por México pasó por durísimas negociaciones dentro y fuera de las dirigencias partidarias. Nadie duda de la inteligencia de Ricardo Anaya y la perseverancia que tiene. Y ahora, para obtener la candidatura de Por México al Frente, logró su objetivo y será el candidato presidencial. Pero no debe de olvidar que en la política se tienen que llegar a acuerdos y consensos y, sobre todo, respetarlos, y es ahí quizá su mayor debilidad. Finalmente se da la coalición Por México al Frente, de la cual Anaya será el candidato a la presidencia……..Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

 

UNA NOCHE HELADA, EL DIABLO DESCUBRIÓ QUE estaba solo. Su soledad no era como la nuestra —pequeñas criaturas mortales— sino absoluta, eterna, espantosa. ¿De qué sirve ser un príncipe, se preguntó —el demonio no para de hablar consigo mismo—, si mi palacio está abandonado? Entonces Satán viajó al mundo para buscar compañía. Muy pronto encontró legiones de adoradores que cayeron rendidos ante su poder y su riqueza. A donde él fuera iba la fiesta. Nunca brilló tanto el oro, nunca se bebieron mejores vinos, nunca se vieron mujeres más deslumbrantes. ¡Qué de aventuras! ¡Qué de conquistas! Sin embargo, uno puede estar solo a pesar de estar acompañado. El demonio se dio cuenta de que no era a él a quien amaban los humanos, sino a ellos mismos. Cada uno de sus seguidores se veía reflejado en el mágico espejo de su figura. Entonces Belcebú quiso castigar a sus falsos amigos. Mientras más les daba más les quitaba. Fue así que sucedió algo que ni siquiera él —una inteligencia superior— pudo haber previsto: no lo abandonaron. Cada vez los trataba peor, pero ellos no se iban de su lado. Lo rodeaban como una turba de pordioseros envueltos en los jirones de las elegantes prendas que les había regalado. Lucifer entendió que era seguido por un rebaño de animales que se creen libres. Su soledad se volvió más intensa. Les cobró a los humanos un odio enfermizo. Les envió terremotos, peste, guerra, locura. Nada cambió. Por fin se cansó y decidió retornar a su morada. ¿En qué me equivoqué?, se preguntó —como sabemos el diablo no deja de hablar consigo mismo—. Les di todo lo que deseaban y jamás fueron capaces de amarme. Los humanos son criaturas ingratas, egoístas, despreciables ¡Nunca más vuelvo a buscarlos! Aquí en la Tierra, los humanos apenas se dieron cuenta de que Satán se había marchado. Todo siguió igual o, mejor dicho, casi igual. Los denarios no perdieron su valor, aunque vistos de cerca, sacaron manchas pardas. La champaña no dejó de tener burbujas, aunque ya no fueran igual de embriagadoras. El demonio observaba todo desde la torre de su castillo. ¡No tardan en rogar que vuelva! —se hacía la ilusión el pobre diablo. No, los humanos no extrañaron a Luzbel. Descubrieron que ya no lo necesitaban. A pesar de sus carencias, aprendieron a remediar la ausencia del Demonio con sus propios recursos. Cada quien se convirtió en un diablillo. La majestad del mal nunca más regresó a la Tierra, pero la suma de millones de pequeñas maldades bastó para que continuara el grotesco carnaval. Desde el infierno el diablo contemplaba lo que sucedía en el mundo. ¡Qué solo me siento! —una pequeña lágrima corrió de sus mejillas bermejas. Los humanos ignoraron sus lamentos. Sabían que el último ardid del diablo es causar lástima…..Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

EN LOS CASI SIETE MESES QUE QUEDAN para las elecciones vamos a escuchar todo tipo de ocurrencias, promesas, dichos, desdichos y maquinaciones retóricas sobre política pública y programas de gobierno. Así es esto: el trabajo de los candidatos en una democracia es convencer a los votantes, para lo cual tienen que promoverse. La otra opción, que solía ocurrir, sería que el candidato oficial recorriera el país dando abrazos y palmadas, esperara pacientemente las elecciones como quien hace un trámite y finalmente tomara protesta. Mejor, el escenario actual. Lo que no está bien es lo que ha venido ocurriendo: que los ciudadanos nos perdamos en el discurso de los candidatos y caigamos en su juego reduccionista, en el que todo tiene que ser bueno o malo, blanco o negro y más básico y simple que la tabla del uno. Van algunos ejemplos. Ricardo Anaya, a nombre del Frente que pretende encabezar, propuso el Ingreso Básico Universal. Idea, argumentó, del propio Milton Friedman y otros notables economistas. Inmediatamente se le contra argumentó: no es lo mismo el subsidio al ingreso que Friedman proponía dar temporalmente, debajo de un cierto umbral de pobreza y con ciertas características específicas, que regalarles a todos los mexicanos (sí, incluido Slim) dinero financiado por la clase media (más impuestos) o por las generaciones futuras (deuda). Sin embargo, con esto dicho se acabó el asunto. ¿Qué piensa Anaya de que el CONEVAL sitúa a más del 40% de los mexicanos en una situación de pobreza? ¿Y del Gini alrededor de 0.5? ¿Combatiría pobreza y desigualdad o sólo la primera? ¿Por qué y cómo lo haría? No sabemos, nos quedamos nada más con la casi inútil información de que Ricardo Anaya trató de distorsionar algunas ideas económicas. José Antonio Meade fue increpado en una entrevista para El País acerca de si juzgaría o no “casos de corrupción de esta administración, involucre a quien involucre”. Su respuesta hizo alusión a la necesidad de construir instituciones más fuertes, particularmente en la rama judicial, pero la realidad es que se salió por la tangente. Se le desaprobó por eso, pero ahí paró el tema. ¿Sabía o no Meade de los casos de corrupción en su equipo de trabajo? ¿Hizo algo internamente o sólo miró y calló? ¿No le parece grave que el caso Odebrecht no esté teniendo consecuencias legales en México? ¿Qué instituciones, específicamente, buscaría crear o reforzar para pasar a ese esquema del que habló, “que funcione para todos, en donde el acceso a la justicia y a la rendición de cuentas sea igual para cualquier funcionario”? Tampoco sabemos, nos quedamos con que desvió su respuesta. López Obrador dijo estar analizando dar amnistía al narco. Eligió Guerrero para decirlo y sólo mencionó estarlo analizando, sin comprometerse a nada ni dar más detalles. Le criticamos, pero no parecemos notar que ni él ni ningún otro candidato está proponiendo una discusión seria alrededor del tema de las drogas. ¿Por qué la legalización está descartada? Nuestro país tiene dotaciones naturales idóneas para la producción de marihuana y amapola, comparte una de las fronteras más largas con uno de los mercados más grandes del mundo y ha alcanzado, a pesar de años de ilegalidad, una alta especialización en la producción y transporte de estos productos. Pero preferimos empeñarnos en luchar contra todo eso en vez de siquiera pensar cómo se podría incorporar esta inmensa actividad económica a la formalidad. ¿Qué opina AMLO de la legalización? No sabemos, nos quedamos con que parece querer perdonar a los narcos. Claro que queda mucho tiempo para cuestionar a profundidad las propuestas de los candidatos, pero estamos empezando por mal camino. Cada uno de ellos va a querer decir la cuestión más simple posible y sus oponentes lo van a querer simplificar aún más. Entre todo ese ruido, los ciudadanos tenemos que orillarlos a que hablen más: que expliquen, que debatan, que se comprometan con sus ideas. En 2012 ya fuimos simplistas y ganó el guapo, no repitamos el experimento……Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

 

EL TODAVÍA JEFE DE GOBIERNO DE LA CDMX tiene la última palabra. Los poderes fácticos del PRD están con él. Si de verdad quiere aparecer en la boleta electoral para Presidente el año que viene, la decisión debe asumirla ya. Las cartas que predicen su futuro están a la vista. Por el lado del Frente, mal llamado ciudadano, Ricardo Anaya está resuelto a imponerse y para ello ocupará, si se dejan, a Mancera y al exgobernador de Puebla Rafael Moreno Valle. Anaya busca simular una precampaña interna en la cual los millones de spots que ha usurpado con cargo al erario definan encuestas, complementos metodológicos a modo y la aritmética de votos obtenidos vs. posiciones de poder harían el resto. Anaya, candidato; Mancera y Moreno Valle, a la pepena. Si Mancera da el paso, se postula por el PRD y Moreno Valle se lanza desde Nueva Alianza (si Meade no seduce antes a Luis Castro), entonces Anaya pondrá a Derbez, Ruffo y Romero Hicks a legitimar su acceso a la boleta. Ante tal escenario Miguel Mancera debe tener claro que el mejor futuro posible para él es aquel donde sea él quien decida, no Anaya; menos un Dante Delgado que ni siquiera consiguió que Enrique Alfaro fuera el candidato del Frente para el gobierno de Jalisco; en cambio el dueño de MC es, por el momento, el nuevo escolta político de Anaya, que responde con amenazas a las amenazantes definiciones perredistas. Si bien Mancera siempre fue la carta natural del PRD para la contienda frente a López Obrador, Meade, Zavala y Rodríguez Calderón, el cierre de filas de Silvano Aureoles, Graco Ramírez, Chuchos, Galileos, ADN y significativamente el de Alejandra Barrales, es el momento de inflexión donde la duda no cabe. Miguel Ángel Mancera apostó por el llamado cuarto polo, por una candidatura sin militancia (como la de José Antonio Meade), creyó en el Frente, confió en la líder de su partido para que velara por intereses grupales más allá de su propia candidatura a la CDMX. El Jefe de Gobierno cree sinceramente en el poder de la unión política; sin embargo, el Frente PAN-PRD-MC se ha convertido en una plataforma política, no ciudadana, copada y manipulada por un moderno encantador de serpientes, joven líder político cuya ambición le exige la misma definición que enfrenta Mancera, ahora o nunca. Y Anaya quiere ahora…… LAS CRÍTICAS POR SU idea de amnistía a jefes criminales en busca de la paz en México arrecian, desde mandos castrenses hasta la academia ocupada de esos temas, experiencias internacionales de fracasos dolorosos cuando el imperio de la ley se somete a la ocurrencia política que no es capaz de ver que aún la ansiada pacificación de México exige justicia como ingrediente central….. AURELIO NUÑO MAYER RENUNCIÓ al cargo de secretario de Educación Pública para ser coordinador de la campaña electoral de José Antonio Meade Kuribreña, virtual candidato presidencial del PRI, y en su lugar el Presidente Enrique Peña Nieto designó a Otto Granados Roldán, quien se desempeñaba como subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la SEP. De ese cambio y el del director general del IMSS, Mikel Arriola, que no se dio hasta que presente su renuncia para ser candidato del PRI al Gobierno de la Ciudad de México —lo que ocurrirá de un momento a otro—, se supo a temprana hora y se formalizó al atardecer en una ceremonia en Los Pinos…….. ARRECIA LA DISPUTA POR la candidatura presidencial en el Frente “Ciudadano” por México y después de que a Dante Delgado, dirigente de Movimiento Ciudadano, le dio por repartir candidaturas por su cuenta y propuso la presidencial para el PAN y a Miguel Ángel Mancera para el Senado, el Jefe de Gobierno capitalino le pidió “no rebasar por la derecha”. De paso criticó esos adelantos y le respondió al exgobernador interino de Veracruz que él bien podría ser secretario de Agricultura “porque conoce muy bien la república”, en tanto legisladores y exdirigentes del PRD, como Jesús Zambrano, rechazaron que un partido lance ultimátums a dos fuerzas políticas. Esto porque Delgado fijó un plazo de 72 horas para que se llegue a un acuerdo, porque de lo contrario su partido tomará una decisión que ya se sabe cuál es: pronunciarse a favor de Ricardo Anaya como candidato presidencial del Frente. Se espera que este fin de semana, en el que Alejandra Barrales dejará la presidencia nacional del PRD, no sólo por mandato del Tribunal Electoral, que así la sancionó por ocupar simultáneamente ese cargo y ser senadora, sino porque el Consejo Nacional de ese partido acordó su relevo, se definan las posiciones partidistas…… AL FIN, CON UN INEXPLICABLE retraso de dos meses, el Senado de la República otorgó la medalla Belisario Domínguez a la maestra Julia Carabias Lillo, una de las mexicanas que más se la merecían por su permanente labor a favor de la preservación del medio ambiente y su tenaz lucha a favor de la Selva Lacandona, que incluso sufrió un secuestro en ésta, por parte de intereses afectados, para hacerla desistir de ello. En la antigua casona senatorial de Xicoténcatl 9, el presidente de esa Cámara, el panista Ernesto Cordero, le impuso la presea en presencia del Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, que acudió como invitado a la sesión solemne, en la que se reconoció a la exsecretaria de Medio Ambiente en el gobierno zedillista, que ha dedicado su vida a esa urgente tarea…… Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

EN JUNIO DE 1977, UNA JOVEN DE 17 AÑOS, Ana María Careaga, fue secuestrada por los militares durante la dictadura militar en Argentina. Estaba embarazada y pasó los últimos meses de gestación en un campo de concentración siendo torturada. Su madre, Esther Ballestrino de Careaga, junto con otras víctimas de desaparecidos, inició lo que hoy se conoce como las Madres de la Plaza de Mayo. Ella realizó gestiones con personajes como el entonces presidente de Estados Unidos, James Carter, y con el entonces responsable de los Jesuitas en Argentina, Jorge Bergoglio, hoy conocido como el Papa Francisco. Liberaron a Ana María. Milagrosamente la bebé que llevaba en el vientre estaba viva y se fueron a Suecia como exiliados políticos para que naciera Anita. A los tres días de ese parto llamaron a Argentina para decir que la bebé estaba bien y se enteraron que los militares habían secuestrado a Esther con otras madres y dos monjas francesas en la Iglesia de la Santa Cruz en Buenos Aires. Esther fue una entre los miles de desaparecidos que fue torturada y arrojada al mar en los llamados “vuelos de la muerte”. Ésta fue una práctica de exterminio que las dictaduras militares de Argentina y Uruguay emplearon entre los años 1976 y 1983 para hacer desaparecer a los opositores políticos, tras haberlos detenido y torturado. Los subían a un avión y, una vez a bordo, los anestesiaban. Mientras la aeronave proseguía el vuelo sobre el océano, los militares aprovechaban para expoliar a los prisioneros, los desnudaban, los metían en un saco con piedras y los lanzaban al mar. Los cuerpos recuperados en las costas eran habitualmente sepultados en fosas comunes clandestinas, pero muchos pudieron ser identificados como procedentes de diferentes centros de detención de las juntas militares de ambos países. Se desconoce con certeza el número de personas asesinadas de esta manera. Cuatro décadas después, y tras un largo juicio público, se les hizo justicia a esas madres y a otros miles de desaparecidos y asesinados: 29 represores fueron condenados a cadena perpetua, entre ellos Alfredo Astiz, quien delató a Esther y a las monjas francesas, y a Ricardo Cavallo, aquel torturador que apareció hace unos años en México dirigiendo el efímero Registro Nacional de Vehículos, el Renave. La semana pasada un tribunal federal de Buenos Aires condenó a cadena perpetua a Jorge Eduardo Tigre Acosta, excapitán de fragata y exjefe de Inteligencia y del Grupo de Tareas de la ESMA. La misma pena se impuso al excapitán de la Armada y agente de inteligencia Alfredo Astiz, conocido como el Ángel rubio o el Ángel de la muerte. Alfredo Astiz, quien se hizo pasar como hermano de un secuestrado y se infiltró en la reunión de Esther y las monjas francesas para delatarlas y después torturarlas, permeanecerá el resto de su vida en prisión. Éstos son los nombres más relevantes, los rostros más conocidos, pero fueron 54 los acusados en este juicio que analizaba 789 delitos de lesa humanidad, y que ha llegado a la sentencia tras cinco años de audiencias. Hacer justicia fue muy difícil: durante este tiempo los fiscales del caso presentaron ante los jueces de derechos humanos testimonios de más de 800 testigos para responsabilizar penalmente a 68 militares argentinos por la muerte o desaparición forzada de 789 personas en la causa llamada ESMA III. Pero este juicio ha sido muy importante, porque por primera vez en la historia se juzga a los aviadores que piloteaban los llamados vuelos de la muerte. Muchos de estos genocidas todavía se sentían impunes y amenazaron a los testigos que los señalaron. Y es que en el gobierno del Presidente Menen muchos recibieron indulto por estos crímenes atroces. El juicio fue muy duro para las víctimas y familiares de esta tortura, porque además estos asesinos llegaron retadores y amenazantes con las víctimas que habían torturado hace cuatro décadas. Por cierto, Esther fue jefa del Papa Francisco en su primer empleo en los laboratorios Hickethier Bachmann, cuando él tenía 17 años. El actual Papa considera a la paraguaya una de las maestras de vida que más influyeron en su formación humanista……Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

ES LA SEGUNDA VEZ EN EL AÑO QUE LAS Fuerzas Armadas deben responder a la defensa de AMLO a su principal enemigo: el crimen organizado. La primera fue en marzo, cuando las acusó de masacrar niños. La segunda, después de anunciar que perdonaría a los capos del narcotráfico si es presidente. Hoy, como ayer, la mayoría coincidió en que los ataques del candidato de Morena al Ejército (y su defensa a los narcotraficantes) resultaron ser otras de sus proverbiales actuaciones de chivo en cristalería. Pero es un facilismo pensar así. Hoy, como ayer, no fueron errores. Se trata de una búsqueda a conciencia de apoyo electoral, entre la vastísima base social que tiene el narcotráfico en campos y ciudades y, muy en especial, en el norte del país, la única región donde nunca ha podido pegar el pastiche ideológico de AMLO. AMLO sabe que su techo de votos no pasa de los 16 millones, y que con esa cifra no gana la Presidencia. Esos son sus votos cautivos. Así que está obligado a encontrar, donde sea, los que necesita para ganar: entonces el vellocino de oro para su reino está en la base social del narco. Como candidato de la izquierda en 2006, AMLO ganó 14 millones 756 mil 350 votos, y en 2012 sumó 15 millones 896 mil 999. En las dos competencias terminó en segundo lugar. No tiene manera de rebasar los 16 millones de votos. Y eso que AMLO controla desde el año 2000 incuantificables recursos y es el único de nuestros políticos aflojado en terracería, por haber recorrido tres o cuatro veces los dos mil 457 municipios del país, más las 16 delegaciones de la CDMX. O no tuvo manera. Por eso se convenció (quizá viendo cómo revientan las agujas del rating las narcoseries de su productor de cabecera) de que los votos que necesita están en los fans de la narcocultura, quienes ven a los capos como modernos Robin Hood; y los propios narcos, que son miles. La campaña de AMLO contra los militares ha sido sistemática, después de que perdió las elecciones de 2012. A inicios de este sexenio, recordó que “en el gobierno de Calderón hubo 100 masacres. ¿Saben qué es una masacre? La eliminación de todo un grupo de seres humanos. No queda ningún herido”. Sí, por supuesto que AMLO está al tanto de que el Ejército cuenta con un amplio respaldo de la opinión pública. La encuestadora Parametría estima que durante los últimos 15 años, el nivel de confianza en los militares ha oscilado entre el 52 y el 75 por ciento. Pero ni modo, los votos están entre los enemigos del Ejército. Entonces… Va por ellos………A UNAS HORAS DE QUE ANDRÉS Manuel López Obrador anunciara su pretensión de otorgar amnistía, lo mismo a victimarios que a capos del narcotráfico, directivos de por lo menos 39 medios de comunicación impresos, radiofónicos y televisivos, denunciaron que el crimen organizado y servidores públicos de los tres niveles de gobierno están cancelando la libre expresión en regiones enteras del país y clamaron ¡basta ya! a tanta violencia a periodistas, cuyos crímenes quedan impunes. La propuesta del presidente de Morena, que por tercera ocasión contenderá en una elección presidencial, mereció el inmediato y contundente rechazo de funcionarios públicos, dirigentes y legisladores de partidos políticos y representantes de diversos organismos y de cientos de miles de familias víctimas de la atrocidad de los cárteles de la droga, que con protección y hasta complicidad de las propias autoridades, entre las que están infiltrados, operan impunemente a lo largo y ancho del territorio nacional……Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

EL PORTÓN DE LA DIRECCIÓN FEDERAL DE Seguridad tuvo que ser ampliado para que cupieran los camiones cargados de contrabando. Era el negocio de los comandantes. A lo largo de los años 70 y 80, se establecieron incentivos perversos que corrompieron a las organizaciones policiales. A cambio del control de los mercados ilegales, se estableció una complicidad entre autoridades y criminales que fue minando la capacidad de hacer frente a dinámicas y fenómenos que irían impactando la vida pública y, entre ellas, el tráfico de drogas. Sumado a ello, el combate a las guerrillas, muchas veces en franca ilegalidad, significó dar una patente de corzo a los grupos encargados de enfrentar el problema. La irrupción de los grandes cárteles de las drogas y en particular los de Tijuana, Juárez y Sinaloa, significó la implantación de esquemas de protección policial a estas organizaciones. No habría sido posible la expansión del negocio sin la ayuda de malos servidores públicos y sin el sacrificio de quienes sí cumplían con su deber. Todo esto se agravó con la llegada de Los Zetas. Estos desertores del Ejército primero fungieron como guardianes del líder del Cártel del Golfo, pero pronto trasladaron sus acciones a la extorsión por medio del secuestro y las amenazas. Los momentos de mayor influencia de estos bandidos significaron algunos de los episodios más siniestros de nuestra historia reciente. Y ocurrió así, porque las bandas delictivas encontraron a instituciones débiles y con policías, sobre todo a nivel municipal, inoperantes. Lo más grave es que la sociedad quedó en vilo, sin ayuda, lo que con el tiempo generó un fenómeno igual de riesgoso: las autodefensas. Los esfuerzos para revertir esta lógica han sido intensos y por eso contamos, en la actualidad, con mejores corporaciones policiales, aunque falte mucho por hacer. Ésa es la ruta y no la de pactar con quienes amenazan y asesinan. La idea de establecer acuerdos con los grandes capos de las drogas no es nueva y se exploró en Colombia con muy malos resultados, los que inclusive activaron esquemas de terror. Además, este tipo de pactos son operativamente imposibles y más en escenarios en los que impera la dispersión de organizaciones dedicadas al crimen. En los hechos no hay ni con quien hablar, porque la dinámica en la que están metidos, y sus niveles de violencia, no lo permiten. Bastaría leer algunos expedientes, preguntar a las víctimas, para conocer la hechura de estos delincuentes y las atrocidades de las que son capaces. Tienen que ir a prisión y ahí quedarse por lo que han hecho, por el daño que causan. Lo que la sociedad debe exigir es contar con policías bien preparadas y a su servicio…… LA DESCABELLADA PROPUESTA HECHA por Andrés Manuel López Obrador de amnistiar a victimarios, “si las víctimas están de acuerdo”, e incluso a los capos de los cárteles de la droga “con tal de que se termine la violencia”, mereció un inmediato y rotundo rechazo, lo mismo de José Antonio Meade Kuribreña, quien será su virtual adversario del PRI, como de los que aspiran a serlo, como Ricardo Anaya y Margarita Zavala, y también de las dirigencias del PAN y PRD. En su primer discurso ante la multitud de priistas que acudió a su registro, el abanderado del tricolor reiteró que cree en el hambre de servicio, no de poder; condenó a quien siembra odios y enfrentamientos; se ubicó al lado de las víctimas, no de los victimarios, así como anteponer la paz al conflicto y consolidar una cultura de respeto a la ley, que combate por igual corrupción e impunidad…….Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DE BOLIVIA ACABA de remover los artículos de la Carta Magna de ese país andino, aprobada en 2009, que limitaban la reelección presidencial a dos periodos consecutivos. En 2016, el gobierno de Morales convocó a un referéndum para derogar esos artículos, pero perdió. Ahora, contraviniendo el resultado de aquella consulta popular, la corte constitucional, controlada por el gobierno, autoriza la reelección porque, a su juicio, los derechos políticos del presidente Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera se veían constreñidos. De manera que Evo Morales podrá presentar su candidatura a la reelección en 2019 y, de resultar electo, cumplirá el sueño de Hugo Chávez de llegar a la tercera década del siglo XXI en el poder. El reeleccionismo es, como sabemos, una seña de identidad de la izquierda chavista o “bolivariana”, pero, más allá de su médula autoritaria, vale la pena explorar cómo se justifica esa necesidad de perpetuar al líder. Es evidente que detrás de esa resolución opera una lectura precisa de los fracasos recientes del bolivarianismo en América Latina. Las muertes de Hugo Chávez y Fidel Castro, la derrota del kirchnerismo, el desastre de Venezuela, la destitución de Dilma Rousseff y la complicada sucesión de Lenín Moreno en Ecuador, movilizan en ese bloque una apuesta desesperada por la retención del poder. Evo debe seguir gobernando porque, de no hacerlo, puede abrirse la puerta a una discontinuidad en Bolivia, similar a la que tiene lugar en Ecuador. Bolivia es, en sentido estricto, el único de los “socialismos del siglo XXI” que sigue en pie. La ausencia de Evo reforzaría la atmósfera de cambio que se vive en América Latina, a mediados de esta década. Morales y el MAS invocan el “derecho humano” a la reelección permanente del líder. Pero más que esta extraña justificación pesa la idea de que el proyecto bolivariano está en peligro y hay que mantenerlo a flote a toda costa. En las dos sedes del bloque, La Habana y Caracas, se viven tiempos inciertos: Raúl Castro pronto cumplirá 87 años y tendrá que dejar el poder; Nicolás Maduro probablemente no se reelija en 2018, aunque asegure un gobierno sucesor, leal al chavismo. Evo es la última esperanza de un proyecto geopolítico que duró menos de lo anunciado. Cabe preguntarse por qué el MAS boliviano no experimenta con otras fórmulas de continuidad como una sucesión en manos de García Linera, con Morales en el gabinete, o un intercambio de roles, a lo Vladimir Putin y Dmitri Medvedev en Rusia. La reticencia a esos juegos denota un sentimiento de fragilidad que hace depender la empresa del Estado plurinacional de una persona. La izquierda latinoamericana más autoritaria, alentada por el ejemplo de Fidel Castro, depende de los liderazgos carismáticos porque desconfía no sólo de las instituciones sino de sus propias bases. Teme que en ausencia del líder, sus movimientos y partidos fiscalicen la gestión del mandatario o la sometan a escrutinio público……. CON SUS MISMAS TRILLADAS EXPRESIONES de hace seis, 12 y casi 18 años con las que él mismo después de encabezar con amplias ventajas las encuestas perdió las anteriores dos elecciones presidenciales, únicas que en verdad cuentan, Andrés Manuel López Obrador vuelve a arremeter anticipadamente contra el principal de sus adversarios en un intento, como es su costumbre, de descalificarlo y restarle votos. En cuanto José Antonio Meade dejó de ser secretario de Hacienda para convertirse en virtual candidato del PRI, el presidente de Morena la emprendió en su contra, igual que en 2006 lo hizo con el panista Felipe Calderón y en 2012 con el priista Enrique Peña Nieto, los que por más motes que les endilgara a lo largo de las campañas electorales para supuestamente restarles votos, lo derrotaron en la encuesta que en verdad cuenta: las urnas…..Y POR HOY ES TODO.

1 22 23 24 25 26 29