BALCÓN

 

EL PORTÓN DE LA DIRECCIÓN FEDERAL DE Seguridad tuvo que ser ampliado para que cupieran los camiones cargados de contrabando. Era el negocio de los comandantes. A lo largo de los años 70 y 80, se establecieron incentivos perversos que corrompieron a las organizaciones policiales. A cambio del control de los mercados ilegales, se estableció una complicidad entre autoridades y criminales que fue minando la capacidad de hacer frente a dinámicas y fenómenos que irían impactando la vida pública y, entre ellas, el tráfico de drogas. Sumado a ello, el combate a las guerrillas, muchas veces en franca ilegalidad, significó dar una patente de corzo a los grupos encargados de enfrentar el problema. La irrupción de los grandes cárteles de las drogas y en particular los de Tijuana, Juárez y Sinaloa, significó la implantación de esquemas de protección policial a estas organizaciones. No habría sido posible la expansión del negocio sin la ayuda de malos servidores públicos y sin el sacrificio de quienes sí cumplían con su deber. Todo esto se agravó con la llegada de Los Zetas. Estos desertores del Ejército primero fungieron como guardianes del líder del Cártel del Golfo, pero pronto trasladaron sus acciones a la extorsión por medio del secuestro y las amenazas. Los momentos de mayor influencia de estos bandidos significaron algunos de los episodios más siniestros de nuestra historia reciente. Y ocurrió así, porque las bandas delictivas encontraron a instituciones débiles y con policías, sobre todo a nivel municipal, inoperantes. Lo más grave es que la sociedad quedó en vilo, sin ayuda, lo que con el tiempo generó un fenómeno igual de riesgoso: las autodefensas. Los esfuerzos para revertir esta lógica han sido intensos y por eso contamos, en la actualidad, con mejores corporaciones policiales, aunque falte mucho por hacer. Ésa es la ruta y no la de pactar con quienes amenazan y asesinan. La idea de establecer acuerdos con los grandes capos de las drogas no es nueva y se exploró en Colombia con muy malos resultados, los que inclusive activaron esquemas de terror. Además, este tipo de pactos son operativamente imposibles y más en escenarios en los que impera la dispersión de organizaciones dedicadas al crimen. En los hechos no hay ni con quien hablar, porque la dinámica en la que están metidos, y sus niveles de violencia, no lo permiten. Bastaría leer algunos expedientes, preguntar a las víctimas, para conocer la hechura de estos delincuentes y las atrocidades de las que son capaces. Tienen que ir a prisión y ahí quedarse por lo que han hecho, por el daño que causan. Lo que la sociedad debe exigir es contar con policías bien preparadas y a su servicio…… LA DESCABELLADA PROPUESTA HECHA por Andrés Manuel López Obrador de amnistiar a victimarios, “si las víctimas están de acuerdo”, e incluso a los capos de los cárteles de la droga “con tal de que se termine la violencia”, mereció un inmediato y rotundo rechazo, lo mismo de José Antonio Meade Kuribreña, quien será su virtual adversario del PRI, como de los que aspiran a serlo, como Ricardo Anaya y Margarita Zavala, y también de las dirigencias del PAN y PRD. En su primer discurso ante la multitud de priistas que acudió a su registro, el abanderado del tricolor reiteró que cree en el hambre de servicio, no de poder; condenó a quien siembra odios y enfrentamientos; se ubicó al lado de las víctimas, no de los victimarios, así como anteponer la paz al conflicto y consolidar una cultura de respeto a la ley, que combate por igual corrupción e impunidad…….Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DE BOLIVIA ACABA de remover los artículos de la Carta Magna de ese país andino, aprobada en 2009, que limitaban la reelección presidencial a dos periodos consecutivos. En 2016, el gobierno de Morales convocó a un referéndum para derogar esos artículos, pero perdió. Ahora, contraviniendo el resultado de aquella consulta popular, la corte constitucional, controlada por el gobierno, autoriza la reelección porque, a su juicio, los derechos políticos del presidente Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera se veían constreñidos. De manera que Evo Morales podrá presentar su candidatura a la reelección en 2019 y, de resultar electo, cumplirá el sueño de Hugo Chávez de llegar a la tercera década del siglo XXI en el poder. El reeleccionismo es, como sabemos, una seña de identidad de la izquierda chavista o “bolivariana”, pero, más allá de su médula autoritaria, vale la pena explorar cómo se justifica esa necesidad de perpetuar al líder. Es evidente que detrás de esa resolución opera una lectura precisa de los fracasos recientes del bolivarianismo en América Latina. Las muertes de Hugo Chávez y Fidel Castro, la derrota del kirchnerismo, el desastre de Venezuela, la destitución de Dilma Rousseff y la complicada sucesión de Lenín Moreno en Ecuador, movilizan en ese bloque una apuesta desesperada por la retención del poder. Evo debe seguir gobernando porque, de no hacerlo, puede abrirse la puerta a una discontinuidad en Bolivia, similar a la que tiene lugar en Ecuador. Bolivia es, en sentido estricto, el único de los “socialismos del siglo XXI” que sigue en pie. La ausencia de Evo reforzaría la atmósfera de cambio que se vive en América Latina, a mediados de esta década. Morales y el MAS invocan el “derecho humano” a la reelección permanente del líder. Pero más que esta extraña justificación pesa la idea de que el proyecto bolivariano está en peligro y hay que mantenerlo a flote a toda costa. En las dos sedes del bloque, La Habana y Caracas, se viven tiempos inciertos: Raúl Castro pronto cumplirá 87 años y tendrá que dejar el poder; Nicolás Maduro probablemente no se reelija en 2018, aunque asegure un gobierno sucesor, leal al chavismo. Evo es la última esperanza de un proyecto geopolítico que duró menos de lo anunciado. Cabe preguntarse por qué el MAS boliviano no experimenta con otras fórmulas de continuidad como una sucesión en manos de García Linera, con Morales en el gabinete, o un intercambio de roles, a lo Vladimir Putin y Dmitri Medvedev en Rusia. La reticencia a esos juegos denota un sentimiento de fragilidad que hace depender la empresa del Estado plurinacional de una persona. La izquierda latinoamericana más autoritaria, alentada por el ejemplo de Fidel Castro, depende de los liderazgos carismáticos porque desconfía no sólo de las instituciones sino de sus propias bases. Teme que en ausencia del líder, sus movimientos y partidos fiscalicen la gestión del mandatario o la sometan a escrutinio público……. CON SUS MISMAS TRILLADAS EXPRESIONES de hace seis, 12 y casi 18 años con las que él mismo después de encabezar con amplias ventajas las encuestas perdió las anteriores dos elecciones presidenciales, únicas que en verdad cuentan, Andrés Manuel López Obrador vuelve a arremeter anticipadamente contra el principal de sus adversarios en un intento, como es su costumbre, de descalificarlo y restarle votos. En cuanto José Antonio Meade dejó de ser secretario de Hacienda para convertirse en virtual candidato del PRI, el presidente de Morena la emprendió en su contra, igual que en 2006 lo hizo con el panista Felipe Calderón y en 2012 con el priista Enrique Peña Nieto, los que por más motes que les endilgara a lo largo de las campañas electorales para supuestamente restarles votos, lo derrotaron en la encuesta que en verdad cuenta: las urnas…..Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

LA LLEGADA AL PODER DE DONALD TRUMP desató una discusión entre los intelectuales del Partido Demócrata sobre las condiciones que condujeron a la derrota de Clinton. Dos visiones se disputan la interpretación de lo ocurrido. Por un lado están los progresistas de la identidad, grupos promotores de una política identitaria que aspira a representar políticamente a las minorías (feministas, activismo LGBT, defensores de grupos étnicos, migrantes, etcétera). El exponente más popular de esta corriente es Ta-Nehisi Coates, un combativo ensayista afroamericano cuya obra ha sido reconocida con el Premio Nacional del Libro en Estados Unidos. Sus textos atacan lo mismo a Obama por considerarlo un reformista tibio, que el racismo encubierto de los círculos intelectuales estadounidenses. Desde el punto de vista de estos grupos identitarios, la elección presidencial de 2016 se perdió por una reivindicación insuficientemente radical de los derechos de cada una de las minorías. En esta perspectiva, el Partido Demócrata perdió votos por no entender el dolor de las minorías y no impulsar el reconocimiento legal e histórico que éstas merecen frente a los atropellos sociales que siguen sufriendo. En otras palabras, las minorías se decepcionaron del gobierno de Obama. Por otra parte está el liberalismo intelectual tradicional estadounidense (una corriente socialdemócrata universitaria) que aspira a aglutinar las causas sociales en un solo grupo político sin distinción de identidades. Promueve la postura clásica de la Ilustración, derechos universales para todos los ciudadanos al margen de la preferencia sexual, grupo étnico, etcétera. El escritor emblemático de esta corriente es Mark Lilla, profesor en la Universidad de Columbia. En su libro The once and future liberal, Lilla sostiene que los demócratas perdieron por haber pulverizado su base electoral en una docena de minorías. Infinidad de microofertas electorales y ninguna propuesta nacional que beneficie a toda la población. Lilla dice que toda política de identidad o reivindicación de minorías es individualismo y egocentrismo de izquierda, es decir, “neoliberales disfrazados de progresistas”. Según Lilla, lo que el Partido Demócrata tiene que hacer es abandonar toda la retórica de minorías y dirigir sus discursos a “la ciudadanía estadounidense”, una abstracción teórica más grande donde caben todos los norteamericanos y en consecuencia se obtienen más votos. En otras palabras, por atender grupos pequeños, se desatendió al grupo más grande del electorado. Es muy difícil conciliar ambas perspectivas y a ratos se contraponen. Las dos tienen justificación ética e histórica. Las conclusiones de cada perspectiva ofrecen propuestas muy distintas. El resultado de la discusión determinará la estrategia electoral del partido demócrata en las elecciones legislativas del año entrante. Por eso, Edward Kennedy decía que no es lo mismo ser un partido político preocupado por las minorías que un partido político de las minorías…… DIVERSOS EMPRESARIOS Y ALTOS ejecutivos financieros que han conversado con el secretario-general Salvador Cienfuegos tienen clara la urgencia de aprobar la Ley Federal de Seguridad Interior (atascada 4 años por grillas), pues ya es recurrentes que algunos mandos medios y elementos de tropa estén reticentes a enfrentar a grupos delictivos por carecer de cobertura legal y el riesgo de ser enjuiciados, vilipendiados por extrañas ONG’s y medios, o ser abatidos al no defenderse. La inseguridad pública está, desde hace meses, en los primeros lugares de riesgo económico que advierten los analistas consultados por Banco de México. Algunos expertos, como Alejandro Desfassiaux, que encabeza Multisistemas de Seguridad Industrial, estiman que el costo para el país —costos de protección, mayores seguros, pérdidas por robo o extorsión, cambio de hábitos de consumo y postergación de inversiones— alcanza 1.5%  puntos del PIB. Evidentemente el costo humano de secuestros y asesinatos no está cuantificado. Pero sí algo provocan las bandas delictivas es una espiral de empobrecimiento y desesperación que termina por enrolar en sus filas a gente empobrecida y desesperada, sobre todo jóvenes. El argumento hipócrita de partidos opositores a la Ley de Seguridad Interior, como el PAN, de Ricardo Anaya, y el PRD, de Alejandra Barrales, es que “se militarizaría el país”, como sí las fuerzas armadas de nuestro país fueran tipo golpista y represora y no fuerzas institucionales salidas del pueblo. Hasta parece que a tales partidos les conviene que el crimen aumente para estregárselo a Enrique Peña… mientras mantienen atadasde manos a la última línea de defensa de la gente y de la economía……Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

PEPE EMERGIÓ DE JOSÉ ANTONIO. EL PROBO, el eficaz servidor público, abogado, doctor en economía y cinco veces secretario de Estado, se está transformando en fresco candidato, ciudadano, sobre las siglas del partido más rancio de México. En una semana, el exsecretario de Hacienda, José Antonio Meade, se revela y disfraza al PRI. Cuando el Presidente jugaba a pistas y despistados, restó importancia a las encuestas sobre nivel de conocimiento, confiaba que con un lanzamiento adecuado alguien poco conocido, crecería rápidamente. Peña Nieto acertó, el destape fue un envión tal, que hizo a Meade competitivo antes de ser candidato. Por encima de los añejos ritos priistas, un José Antonio (en lo sucesivo, Pepe Meade) fresco, bien adoctrinado y puesto en modo “competencia”, transita su metamorfosis con maneras notables. En una tras otra de las entrevistas, Pepe Meade denota aptitud, llama a las cosas por su nombre, no ataca mejor exhibe, habla racionalmente, sin histrionismo que lo muestre lejano o soberbio; sonríe, disimula la carga implícita que hay en una mudanza no planeada, una elección que lo sacó de su órbita técnica, rica en estadísticas, mediciones y fórmulas; para llevarlo a una dimensión política desconocida, con variables volátiles y cálculos inciertos. A Meade se le escucha y se le mira bien, supera las estimaciones. En su discurso, Meade capitaliza su condición de “simpatizante” partidista y fortalece al PRI, revela la apertura del tricolor a gobernar con la sociedad a través de ciudadanos; desnuda, más lo que ellos mismos hacen, al mal llamado Frente Ciudadano de Anaya & Barrales, igual al cacicazgo familiar de López Obrador, y más relevante, abre el horizonte de un gobierno de coalición, amalgama posible desde el PRI con Meade. Lo que viene para Pepe Meade no depende de lo que haga o deje de hacer, primera prueba de fuego para quien acostumbra planear, medir y controlar; lo que sigue para que un PRI, a veces folclórico, a veces mafioso, lo haga suyo, será la mediación en las demás candidaturas, gubernaturas, Congreso y principales municipios. En la medida que el viejo PRI equilibre, compense, la “pérdida” de la presidencial para su militancia, será que sus largos brazos trabajen para Pepe, sólo así podrán garantizar su llamado, voto duro, el mayor de cuanto partido hay y entonces sí, buscar y sumar apoyos externos, individuales, independientes y colectivos que, potencialmente, pueden ser varios, comenzando con panistas seguidos por núcleos empresariales repelentes a los proyectos superfluos de Alfonso Romo y Morena, aprobados a mano alzada. El próximo domingo, José Antonio concluirá su metamorfosis oficial y será presentado por el PRI como su precandidato a la presidencia. Contará para entonces con apoyos significativos, no gratuitos; líderes como Manlio Fabio Beltrones, deberán hallar, en el proyecto de Pepe Meade, estímulos para explotar su ADN político, de supervivencia, de trascendencia. La metamorfosis de Pepe Meade detona otras mutaciones y eso, suma, pesa, cuenta…… CON SUS MISMAS TRILLADAS expresiones de hace seis, 12 y casi 18 años con las que él mismo después de encabezar con amplias ventajas las encuestas perdió las anteriores dos elecciones presidenciales, únicas que en verdad cuentan, Andrés Manuel López Obrador vuelve a arremeter anticipadamente contra el principal de sus adversarios en un intento, como es su costumbre, de descalificarlo y restarle votos. En cuanto José Antonio Meade dejó de ser secretario de Hacienda para convertirse en virtual candidato del PRI, el presidente de Morena la emprendió en su contra, igual que en 2006 lo hizo con el panista Felipe Calderón y en 2012 con el priista Enrique Peña Nieto, los que por más motes que les endilgara a lo largo de las campañas electorales para supuestamente restarles votos, lo derrotaron en la encuesta que en verdad cuenta: las urnas…….Y POR HO ES TODO.

BALCÓN

 

SE VA ARMANDO EL ESCENARIO DEL 2018. López Obrador empieza a dejar de estar solo, la competencia por un lado y la obsesión de sus adversarios por no dejarlo ganar lo van a perseguir hasta el final. ¿Por qué José Antonio Meade? Estos días se han dedicado en algunos medios a ponderar las virtudes del Presidente cuando se trata de procesos electorales, aseguran que es donde mejor se siente y se mueve. Es probable que Peña Nieto haya encontrado en Meade la aptitud de poder competir y de enfrentar a López Obrador, al Frente y a lo que ande por ahí. Es definitivo que no encontró entre los otros suspirantes esta posibilidad. José Antonio Meade no es sólo la apuesta del presidente y de su partido, lo es también de un amplio sector privado. Algunos empresarios lo ven como uno de los suyos. Ha tenido cargos de gobierno en áreas en que debe tener trato directo con ellos. Parten también del supuesto de que las clases medias podrían verlo con buenos ojos, en función de que es un personaje al que no lo ha alcanzado el escándalo, ni tampoco se sabe que haya detrás de él hechos de corrupción. Con Meade se busca un externo al PRI que no tenga todo aquello que la sociedad ve en el propio partido. El externo es lo que los diagnósticos del PRI no encuentran en su propia casa. La cuestión está en si le va a alcanzar. Lo que se va delineando es que la decisión del Presidente va aparejada de que va a tratar de hacer ganar a Meade a como dé lugar. La experiencia apunta que cuando un candidato está en sintonía con el Presidente difícilmente pierde. A pesar de que Vicente Fox no tenía en su radar a Calderón, terminó por ayudarle, lo que resultó definitivo. Una parte la hizo por sobrevivencia y lo que le quedaba de militancia panista, y la otra se la debe a los tribunales que le perdonaron todo. Se trataba de que ganara Calderón sin importar el cómo, aunque después el propio Fox se haya arrepentido de lo que hizo. Felipe, en el descrédito y al contrario de Fox, no le ayudó a Josefina Vázquez Mota ni a cruzar la calle. En el PRI están confiados en que Meade levante pasiones más allá de la militancia tricolor y en lo que se haga desde Los Pinos. Los escenarios por ahora no quedan claros. Lo que puede perfilarse, y hay bases para pronosticarlo, es que al final sólo queden dos: López Obrador y Meade. Si así fuera, los militantes del PAN y PRD, junto con los indecisos, definirían la elección. Se insiste en que el voto dividido si a alguien ayuda es al PRI. Lo que sí queda claro es que si el Frente no se apura, la elección terminará siendo de dos, los cuales están fuertes, bien armados y van por todas las canicas……. A unas horas de renunciar a la Secretaría de Hacienda y convertirse en el virtual próximo candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña fue no solamente muy bien recibido por los militantes de ese partido, sin serlo él, sino que en algunas encuestas de preferencias electorales, como la del Gabinete de Comunicación Estratégica, lo ubicaron a escasos cinco puntos de Andrés Manuel López Obrador, que lleva dos sexenios en campaña permanente. El virtual abanderado del partido en el gobierno declaró que no le asusta enfrentarse al presidente de Morena porque entre ellos hay una muy clara diferencia que seguramente el exsecretario de Hacienda machacará en cuanto se inicien formalmente las campañas electorales y que puede ser definitoria: “él tiene hambre de poder y yo de servir”…….Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

 

EN LAS ÚLTIMAS SEMANAS LA ESPECULACIÓN en torno al destino del ex secretario de Hacienda, José Antonio Meade, se acentuó. Sin embargo, como ya se anticipaba, el funcionario presentó su renuncia para postularse como el ungido por el PRI para las elecciones del 2018. Puntualmente, Meade tendrá hasta el jueves 30 de noviembre para presentar sus intenciones a la candidatura, aunque los aplausos en torno a su decisión hacen pensar que lo anterior no es más que un mero tecnicismo…… POR SU PARTE, EL nuevo titular en la SHCP es ya José Antonio González Anaya, quien desde 2016 fungía como cabeza en Pemex. Anaya cuenta con una trayectoria de más de 20 años en la política durante los cuales ocupó varios cargos en la SHCP como: subsecretario de Ingresos y titular de la Unidad de Seguros, Valores y Pensiones. Sin embargo, más allá de su experiencia, el ingeniero del MIT enfrentará un turbulento año en su nuevo cargo. Por un lado considere que en EU el Comité Financiero del Senado ya trabaja en su propia versión para la llamada Reforma Fiscal de ese país, la cual incluye una baja del impuesto corporativo del 35% al 20%. Si bien se espera que la legislación final será menos radical, lo que es un hecho es que de este lado de la frontera no podremos quedarnos de brazos cruzados ante la pérdida de competitividad fiscal que estos cambios pudieran representar…… ADEMÁS, MANTENER LA solidez de las finanzas públicas también será una labor titánica, máxime que en este año la SHCP no contará con los recursos por el remanente del Banxico, los cuales en los dos años anteriores fueron un auténtico salvavidas para la estabilidad fiscal. Asimismo, los cambios tributarios que se llevaron a cabo en 2014 ya llegaron a un punto de madurez, con lo que el crecimiento de la recaudación se ha acotado. Puntualmente, se proyecta que en este año los ingresos tributarios rondarán los 2.73 billones de pesos, cifra que es apenas superior a los 2.71 billones de pesos del año pasado. De hecho el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) que comanda Héctor Villarreal apunta que de enero a agosto los ingresos tributarios, obtenidos por el Impuesto Sobre la Renta (ISR), tuvieron un incremento de sólo 4.2% real respecto al mismo periodo del 2016, su menor alza desde 2012. A lo anterior sume que para este año no se descarta un incremento adicional en las tasas de interés lo que elevará de nueva cuenta los saldos de los requerimientos financieros de la deuda desde el 48% del PIB que se tiene actualmente a un 50% del producto. Así que menudo reto……. RESULTA OCIOSO BATIRSE EN discutir sobre si el reciente aumento al salario mínimo fue suficiente o no, que si los estipendios de diputados y senadores son muy superiores al nivel que dictaminó la Conasami que lleva Basilio González tras las sugerencias de Agustín Carstens en Banxico. Perorata inútil; la verdadera discusión es la que Raúl Beyruti, presidente de GINgroup, ha puesto sobre la mesa. Durante 45 años, entre 1967 y 2012, el poder adquisitivo del salario mínimo (referencia legal del precio del trabajo) cayó 75% tanto por crisis recurrentes, como por cambios del mercado laboral y competencia internacional. Pero en este sexenio se recuperó tal y como refiere el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, el minisalario pasa de unos 60 pesos promedio a 88.36 pesos a partir de este viernes, implica un aumento nominal de 47.3% y real de casi 25%. Sin embargo, el salario mínimo es insuficiente para formar una clase media –elemento clave para la estabilidad de una democracia- pues apenas sortea la pobreza alimentaria según Coneval. Es más, el salario promedio de cotización al IMSS, conforme los datos que registra el equipo de Mikel Arriola, de 9,972 pesos mensuales por persona no parece alentar la formación de patrimonio. Por ello más de la mitad de la población participa en actividades informales –muchos de ellos con trabajos formales– para completar “el chivo”. Opinólogos y “progres” se desgarran vestiduras (aunque ganen varias veces el salario mínimo) compadeciendo a “los pobrecitos pobres” y fustigando a “la clase política”. Basura declarativa. Lo que importa es el aprendizaje flexible de nuevas habilidades, el talento articulado por la capacitación y su repercusión en menores costes de producción y salarios más allá del mínimo como implementa Beyruti con sus 138 mil asociados…… Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

ES NOTORIA (Y POR SUPUESTO INQUIETANTE) LA fascinación de AMLO (y ahora se sabe, también de su esposa) por Fidel Castro, el dictador que más tiempo estuvo en el poder en la historia contemporánea, y a sólo 210 kilómetros de las costas de México. Es un deslumbramiento enfermizo. Por ejemplo, la esposa de AMLO canta (en estudio profesional y todo) la canción “El necio”, en la segunda parte de “Éste soy”, ese documental de estilo vívidamente de culto a la personalidad castrista, que filmó un productor de narcoseries, para mostrar a AMLO como padrecito del pueblo. “El necio” es una elegía (tipo aquello de Miguel Hernández a Stalin: De un pueblo de mendigos has hecho/ un pueblo de hombres que sacuden la frente…) de Silvio Rodríguez a Fidel Castro, después de que tras la caída del Muro de Berlín, éste mantuvo a Cuba como una isla comunista fracasada. Sin embargo, el encanto de AMLO por Fidel Castro es manifiesto. Hace justo un año, luego de la muerte del líder cubano, el candidato presidencial de Morena lo comparó con Nelson Mandela, porque “para nosotros el comandante es un luchador social y político de grandes dimensiones”. Pero también era palpable la admiración de Fidel Castro por AMLO, quien desde el año 2006 siempre fue su gallo en las elecciones presidenciales mexicanas: “López Obrador será la persona de más autoridad moral y política de México cuando el sistema se derrumbe y, con él, el imperio”. En Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, Fidel Castro escribió sobre AMLO: “Él se presentó a las elecciones y ganó la mayoría de votos. Mas el imperio le impidió asumir el mando. Me emocioné al recibir el libro La mafia que se adueñó de México, escrito por López Obrador”. Emociones por doquier, pues la esposa de AMLO casi llora cantando “El necio” que, por cierto, también fue usada por otro comunistoide trasnochado, Fernández Noroña, durante su campaña para diputado por el PT en 2009. De todos modos, amén de admiraciones mutuas, es preciso insistir en que AMLO (y ahora la esposa con su cancioncita) representa la falsedad de quienes elogian desde la libertad a una dictadura: gracias a la democracia AMLO tiene un partido familiar, pagado por los impuestos de los ciudadanos. Porque AMLO es un populista, lo más parecido en estos tiempos a un castrista. Es decir, fundamentalmente un dictador….. QUIENES HAN SEGUIDO DE cerca la trayectoria política y partidista del Presidente Enrique Peña Nieto, coinciden en que los días 27, como ayer lunes, son los que elige para hacer anuncios importantes y por ello fue que se dio la decisión, y comunicando a la dirigencia tricolor sobre quien será el candidato a sucederlo, José Antonio Meade. Como se recuerda, el miércoles pasado Luis Videgaray convocó a la sede de la cancillería a embajadores y cónsules de los países con los que México mantiene relaciones diplomáticas, a un foro en el que participaron los secretarios de Hacienda, Economía y Turismo, para hablar de los asuntos que cada uno de ellos tiene encomendados. Aun cuando dijo que la presentación de todos fue igual, de Ildefonso Guajardo y Enrique de la Madrid no habló con tantos elogios como los que le dedicó a José Antonio Meade, por lo que desde ese momento quedó la impresión general de que se trataba de un anticipado “destape” de éste. Eso, sin embargo, obligó a la dirigencia nacional del PRI a emitir casi de inmediato la convocatoria para la “elección” del abanderado presidencial, que será “a través de asamblea de delegados”, lo que no será más que un mero formalismo, una vez que desde Los Pinos se le comunique a Enrique Ochoa Reza el nombre del ungido, y “la cargada” priista se vuelque al que resultara, recayendo la responsabilidad en José Antonio Meade, ex Secretario de Hacienda…….Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

En su proyecto de nación, anunciado hace unos días, AMLO ha reiterado el jugoso ofrecimiento de eliminar los exámenes de admisión en las universidades públicas. La propuesta será recibida con enorme simpatía en amplios sectores de la población. Son muchos miles los jóvenes que no pueden continuar sus estudios superiores porque no logran aprobar dichos exámenes y carecen de los recursos para pagar una universidad privada. Pero el asunto no se reduce al beneficio que puede obtener ese sector de la población, se trata de un argumento sobre el derecho a la educación y sobre la responsabilidad del Estado para garantizarlo. El argumento que usarán los MORENISTAS es por todos conocido: dentro de las universidades hay traidores a la patria que sostienen un proyecto neoliberal de la educación pública. Este proyecto pretende privatizar la educación. Lo que sostiene es lo siguiente: si la educación es un derecho, no debe importar el nivel de estudios para hacerlo efectivo. Nadie discute que sea un derecho para los niños pequeños cursar la primaria, ¿por qué entonces se le niega ese derecho a los adolescentes que quieren continuar sus estudios? Ante la objeción de que las universidades públicas no tienen cupo para tantos nuevos alumnos se ofrecen dos respuestas: la primera es que esas escuelas pueden hacer un esfuerzo extraordinario para ampliar la matrícula, y la segunda es que si no pueden aceptar a todos los solicitantes, el proceso de admisión no debe ser un examen, sino un sorteo. Éste es el método seguido en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) desde su creación. La justificación es la siguiente: el examen favorece a quienes han sido favorecidos previamente; el sorteo, en cambio, no hace distinciones de privilegio y de clase social. Se trata, por lo mismo, de un proceso más justo. AMLO tiene una idea muy clara de cómo debe transformarse la educación pública superior en el país. Lleva muchos años pensándolo. El modelo de esa nueva universidad pública es la UACM. El proyecto de Morena para la educación superior se enfrenta a un obstáculo: la autonomía de la mayoría de las universidades públicas. El gobierno no puede decirle a las universidades cuántos alumnos deben admitir y qué método de admisión deben seguir. Podemos anticipar, desde ya, un enfrentamiento entre AMLO y algunos sectores dentro de las universidades públicas que izarán la bandera de la autonomía frente a las reformas de AMLO. Pero también podemos anticipar, desde ya, qué grupos poderosos dentro de las universidades públicas abrazarán el proyecto de AMLO y presionarán para reformar el modelo educativo y de gestión. El argumento que usarán los MORENISTAS es por todos conocido: dentro de las universidades hay traidores a la patria que sostienen un proyecto neoliberal de la educación pública. Este proyecto pretende privatizar la educación. Quienes antes defendían el cobro de cuotas en la UNAM son quienes ahora se ponen moños para defender el examen de admisión. Niegan el derecho a la educación escudados detrás de argumentos académicos espurios. Esta contienda política, educativa e ideológica comenzará pronto, en cuanto estén definidos los candidatos para la elección de 2018. La aspirante de Morena al gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, será una defensora vociferante del modelo de AMLO. Si gana la elección, ejercerá una presión muy grande para apoyar el proyecto, incluso si AMLO no gana la presidencia. En el escenario en que Morena gane los gobiernos federal y capitalino, la presión sobre la UNAM será mayor. La oposición tendrá un margen de acción limitado. Los universitarios que ponemos la institución por encima de los intereses políticos no podremos quedarnos con los brazos cruzados. Tendremos que enfrentarnos sin reservas a lo que propone AMLO y que, como sabemos, suscribirá Sheinbaum. La UNAM se dividirá en dos campos: los autonomistas y los morenistas. Los segundos están mejor organizados, cuentan con huestes dispuestas a lo que sea: cerrar calles, tomar instalaciones, agredir a quienes no piensan como ellos. El escenario pinta mal. El rector y el resto de las autoridades universitarias tienen que adoptar, de inmediato, una posición clara y firme al respecto…… A DOS MESES DE LOS sismos de septiembre pasado, que devastaron los estados de Chiapas y Oaxaca y causaron graves daños en la Ciudad de México, el problema de las centenares –miles– de familias que lo perdieron todo, se ha convertido en una bomba de tiempo, a partir de una pregunta que va y viene, ante los pretextos gubernamentales de que no hay recursos para la demolición ni reconstrucción de casas y edificios de departamentos. “¿Dónde está el dinero que el mundo nos donó?”, fue la que se leyó en mantas y pancartas de los grupos de damnificados que marcharon en la capital de la República, en exigencia de una respuesta, ante la grave situación que enfrentan al seguir refugiados en carpas y casas de campaña, deterioradas ya por el tiempo y sin esperanzas de volver pronto a tener algún lugar dónde vivir…..Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

MOMENTO DE DEFINICIONES EN EL PARTIDO Revolucionario Institucional. Los plazos están encima, pues el Comité Ejecutivo Nacional del partido estableció como fecha límite para emitir la convocatoria para elegir al candidato presidencial el próximo 4 de diciembre y, tan sólo diez días después, el 14 del mismo mes, la candidatura quedaría definida. Sin embargo, a estos plazos, debe agregarse el del nombramiento de quien sustituirá a Agustín Carstens al frente del Banco de México, pues el último día de noviembre dejará el cargo para irse a dirigir el Banco de Pagos Internacionales, en Basilea, Suiza. Esta cuestión es de la mayor relevancia, pues –además de la estabilidad macoeconómica de nuestro país– uno de los principales candidatos a ocupar el cargo que quedará vacante como gobernador del Banco de México, es José Antonio Meade, quien a su vez es una de las cartas más fuertes para alzarse con la candidatura del PRI por la presidencia de México. Fue en este contexto y con esta premura de plazos, que dos de los aspirantes punteros a la candidatura tricolor –José Antonio Meade y Miguel Ángel Osorio Chong– tuvieron sendas presentaciones esta semana, aunque en escenarios y en contextos diametralmente opuestos. Por un lado, el actual secretario de Gobernación se presentó a comparecer ante el pleno del Senado, justo después de que se dieran a conocer los datos que señalan a octubre pasado como el mes más violento en veinte años, mientras que, de forma acumulada, ya se contabilizan más muertes en lo que va de este sexenio que durante el gobierno de Felipe Calderón, durante en el mismo periodo de tiempo. A Osorio Chong no le quedó de otra más que dar la cara y reconocer las deficiencias de la administración en materia de seguridad. Por otro lado, en un escenario completamente a modo y sin un ambiente de confrontación, el canciller Luis Videgaray resaltó las virtudes académicas y profesionales del actual secretario de Hacienda en un evento ante el cuerpo diplomático, con lo que dio la impresión de estar haciendo su propia versión del destape de José Antonio Meade como candidato de su partido a la presidencia de la República. Meade tiene la ventaja de poderse presentar como una cara fresca del PRI ante el electorado, capaz de robarle votos panistas al Frente Democrático, por su pasado como integrante del gabinete de Felipe Calderón y por su amplia trayectoria transexenal. Sin embargo, se le identifica más como un técnico capaz que como un político, lo cual implica el gran reto de ganarse a la base dura del partido, congeniar con la amplia mayoría del electorado que no lo identifica y aguantar el largo y tortuoso ritmo de campaña –y no de una cualquiera, sino de una por la presidencia–, situación a la que no se ha enfrentado antes. Osorio Chong, por el contrario, cuenta con el amplio apoyo de la base dura del priismo y es la cara más conocida del partido hacia el exterior. De política se las sabe de todas, todas, con un colmillo largo y retorcido, y de hacer campaña también, al haber sido gobernador del estado de Hidalgo. Sin embargo, tiene en su contra ser parte del statu quo priista, y no representar ante el electorado el golpe de timón que el país requiere. El escenario luce por demás complejo, con muchas aristas que deberán de considerar al interior del partido, antes de tomar una decisión. Con todo, hay quienes insisten –incluido el presidente Peña– en que no será ni uno ni otro, sino todo lo contrario. Hagan sus apuestas, señores. Voy con el colorado…..Y POR HOY ES TODO.

BALCÓN

 

 

LA MUERTE DEL DIRECTOR DE LA EMPRESA IZZI, Adolfo Lagos, no sólo cimbró a la sociedad este fin de semana, también ha generado confusión porque, como lo publicó La Razón, fue un disparo de su escolta el que acabó con la vida del empresario, cuando se supone que lo estaban protegiendo de dos sujetos que intentaban robarle su bicicleta. Los peritajes elaborados por la Fiscalía del Estado y la Procuraduría General de la República (PGR) indican que fue uno de sus guardaespaldas quien lo hirió cuando buscaba defenderlo, mientras su jefe realizaba un recorrido en bicicleta sobre la carretera federal Pirámides-Tulancingo. Autoridades cercanas a las indagatorias del caso revelaron a La Razón que los peritajes dieron positivo para un arma calibre 9 milímetros, como la misma que hirió a Adolfo Lagos. La pistola pertenecía a uno de los escoltas, identificado como Héctor Jiménez. Esta historia todavía tiene aristas por descifrar, pero lo cierto es que, aunque en la zona donde perdió la vida el ejecutivo de Izzi son recurrentes los asaltos de este tipo, generalmente no son delincuentes que dañen a sus víctimas. El investigador Ivin Jaubert conoce bien el modus operandi de estos asaltos. En los años 90 hubo mucho auge económico en esa zona del Estado de México y de Hidalgo, porque Ciudad Sahagún ofrecía muchos empleos a la gente de esos lugares. Esto es un colapso económico y en muchos pueblos, pequeños pueblos en la zona entre el Estado de México y el de Hidalgo, hay un corredor en particular que es de las pirámides hasta Tulancingo, donde hay una perpendicular que va a Pachuca y otra a Ciudad Sahagún, en esa zona hubo una situación económica muy grave, esto de 4 o 5 años para acá empezó a generar delincuencia. “Este punto, Nopaltepec, donde asesinan a este empresario, está enclavado en una zona muy peligrosa, es un corredor donde cada fin de semana hay asaltos. En este caso hay mucho ruido por quien se trata, pero en realidad, con toda regularidad hay asaltos ahí. Yo creo que esta situación se salió de control”. Añade que no son ni la delincuencia organizada ni bandas muy sofisticadas las que cometen estos atracos. “Son personas que viven en las comunidades aledañas a estas carreteras, que viven en rancherías polvorientas, miserables, en situaciones deplorables, con padres ancianos que fueron campesinos. Son hijos de campesinos que sembraban frijol, sembraban maíz, que viven de los nopales, etcétera, y que ante esta situación de infortunio, estos hijos de esta gente han salido a los caminos a asaltar”. Pero sí tienen una estrategia muy clara para cometer estos asaltos, y se realizan por lo menos 2 o 3 atracos a la semana, generalmente los sábados y domingos. “Son 4, 5, hasta 10 sujetos que salen de estos lugares, conocen los caminos y brechas del lugar, se acercan a donde van a pasar los paseantes, turistas y los asaltan, generalmente son 2 los que dan la cara y hay 3 o 4 sujetos que están ocultos entre las nopaleras y pueden tener un vehículo a 5 o 10 minutos a pie en alguna de las brechas que los acercan a las carreteras”. Estos delincuentes no obtienen grandes ganancias económicas, casi siempre rematan por poco dinero lo que roban. Adolfo Lagos traía una bicicleta muy sofisticada, de unos 200 mil pesos. El experto dice que estos asaltantes muy probablemente no tenían idea de lo costosa que era esa bici. “Un fenómeno muy curioso: muchas de las cosas que les quitan a los turistas, a los ciclistas, a la gente que va ahí, después se encuentran a la venta en Ciudad Sahagún, en Pachuca, en Tulancingo, en tianguis donde venden a veces bicicletas, las que pueden costar 30, 40 mil pesos las venden en 3 mil, 4 mil pesos. Para estos delincuentes es su modo de operar: les quitan las cosas a los turistas y las venden. Ahora, es muy raro que los maten, no es usual, o que los violen, no actúan en esa forma, porque a pesar de ser criminales tienen ciertos valores, ciertos límites, o sea no rebasan, no violan, no asesinan. En este caso estamos hablando de un escenario totalmente diferente”. Es un tema de seguridad en el que se tienen que enfocar las autoridades para prevenir más asaltos en esta zona, pero también es fundamental terminar de esclarecer las casusas del homicidio de Adolfo Lagos…….Y POR HOY ES TODO.

1 43 44 45 46 47 49