Celebrarán 90 años de vida de escritora Amparo Dávila

 

 

Ciudad de México.- A unos días de cumplir 90 años, por lo cual el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) organiza diversas actividades celebratorias, la autora mexicana Amparo Dávila afirmó que sigue escribiendo y que su deseo es publicar más.

“Sigo escribiendo. Quiero publicar poemas chiquitos, poemas de ayer y de hoy, luego las semblanzas, que son varias. Una es una semblanza de (mi tierra natal) Pinos, Zacatecas, otra la semblanza de mi muerte”, añadió la escritora nacida el 21 de febrero de 1928.

La autora de libros como “Árboles petrificados” celebró que los jóvenes escriban, en el género que sea, “pero que escriban buena literatura, que no sea a base de pura inteligencia; no creo en la inteligencia pura, yo creo en la sensibilidad, indudablemente”.

De acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en su tierra natal Dávila escribió los poemarios “Salmos bajo la luna” (1950), “Meditaciones a la orilla del sueño” (1954) y “Perfil de soledades” (1954).

Tras su trasladar su residencia a la Ciudad de México publicó las obras de narrativa “Tiempo destrozado” (1959), “Música concreta” (1964) y “Árboles petrificados” ( 1977), con el cual ganó el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores, añadió.

De los últimos, el escritor y poeta Luis Mario Schneider (1931-1999) dijo en alguna ocasión: “Los tres volúmenes son la constatación de una obsesión, de una terquedad que asombra. El mundo de Amparo Dávila es siempre uno y lo maravilloso es que ese solo mundo es polifacético, diverso”.

Para celebrar los 90 años de la escritora, el INBA ha organizado una serie de actividades que abordan la figura de la cuentista como influencia entre las nuevas generaciones e iniciaron el 12 de febrero con el curso de seis sesiones “Amparo Dávila y la literatura fantástica”, a cargo de la escritora Alejandra Amatto.

Además, expuso el INBA, desde el pasado 14 y hasta el 28 de febrero se realiza en el Palacio de Bellas Artes las mesas “Reflexiones sobre el cuento”, para abordar las aportaciones de Dávila en este género literario, con la participación de Elena G. Moncayo, Aniela Rodríguez y Jaime Velasco Estrada, así como Julieta García, Fernando de León e Iliana Vargas, en cada caso.

El 20 de febrero se realizará el Homenaje a la cuentista en sus 90 años, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con la participación de Laura Cázares, Agustín Ramos, Alejandro Toledo y la propia Amparo Dávila, y el día 27 se hará una lectura colectiva de su obra en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia.

Amparo Dávila compartió al INBA un fragmento de su obra “La semblanza de mi muerte”:

“Que no muera un día nublado ni frío de invierno, y me vaya tiritando de frío y de miedo ante lo desconocido, ese mundo de sombras. No, así no. Sin rostro que camina siempre a mi lado o que me aguarda al doblar la esquina. Y ese misterio insondable que no logramos develar y que angustia y perturba la existencia. Quiero irme un día soleado de una primavera reverdecida llena de brotes y de pájaros y de flores, para buscar mi jardín del Edén, mi paraíso perdido y gozar de los frutos de la vid y de la higuera, el perfume de los cerezos y los naranjos en flor, el calor del sol que no se oculta nunca”.

La artista Yanihe Retuerta propone a la pintura como método para enfrentar el trastorno bipolar

INBA

 

 

Ciudad de México.- Desesperación, Manía, Infierno, Mente profunda, Destellos, Sangre y Emociones son algunas de las obras que conforman la exposición Porque pinto lo que pienso, lo que siento y lo que sueño, de la artista Yanihe Adriana Retuerta, quien a través una revisión de su trabajo creativo propone a la pintura como un método para enfrentar el trastorno bipolar.

Con el apoyo del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dicha muestra se inaugurará el sábado 24 de febrero a las 13:30 en la Galería de la Torre del Reloj, ubicada en el Parque Lincoln, en la colonia Polanco. Estará abierta al público hasta el próximo 24 de marzo.

La creadora, quien padece trastorno bipolar, comentó en entrevista que hace casi diez años descubrió que pintar le ayudaba a sentir alivio en el corazón, el alma y el espíritu, por lo que no ha dejado de hacerlo.

Y agregó: “El objetivo de esta exposición es dar a conocer mi obra, en la que abordo el trastorno bipolar, un tema con muchos prejuicios. Quiero también tener contacto con la gente y por eso, a la par, explicaré el sentido de la muestra, el momento en que hice determinadas piezas y porqué uso ciertos colores”.

Porque pinto lo que pienso, lo que siento y lo que sueño integra obras de mediano y pequeño formato. “Son acrílicos que fueron elegidos de acuerdo con el espacio, además de tres piezas grandes, que en conjunto presentan mi trabajo reciente”.

Sobre lo anterior añadió que trabajar con acrílico surgió de la necesidad de pintar de forma rápida. “Es una delicia para mi pintar en acrílico. Me especialicé en esta técnica porque se seca rápido y es muy moldeable”.

La también conferencista aseguró que muchas de las piezas que conforman la exhibición no se habían mostrado antes, por lo que el público podrá descubrir nuevas facetas y estilos en su producción.

“Son obras representativas del trabajo de nueve años y de la forma en la que he evolucionado. Percibo que en mi trabajo soy más libre, pues al principio estaba reprimida, tenía miedo de tomar la brocha o el pincel, esos trazos no eran tan seguros como ahora”.

Por otro lado, la pintora expresó: “No me avergüenza decir que soy bipolar. Antes nos llamaban locos y después maniaco depresivos, ahora se utiliza el término bipolar. Estoy en estado de eutimia gracias a la pintura”.

Retuerta dijo también que “independientemente de que sea arte lo que estoy haciendo, no deja de ser una maravillosa terapia. Lo recomiendo para personas con trastorno bipolar, déficit de atención o algún mal a nivel mental.

“Las personas que tienen este tipo de enfermedades deben saber que hay otras alternativas, como el canto o tocar un instrumento, sin dejar su tratamiento médico. Yo pinto lo que pienso, siento y sueño, pero el arte es extenso y uno debe utilizarlo y no dejarse carcomer por la enfermedad”.

La pintura de Yanihe Adriana Retuerta es catalogada dentro del expresionismo abstracto, con influencia de Jackson Pollock. Sin embargo, la creadora dijo admirar a Vincent van Gogh, quien también era bipolar, al igual que Edgar Allan Poe y Marilyn Monroe. “Hay muchas personas talentosas en la historia de la humanidad que han sido bipolares. Nos vamos a sorprender”.

La artista mexicana-española afirmó también: “Han sido nueve años de trabajo artístico sin parar y cuento con doscientas obras. Quiero agradecer al INBA por darme ahora la oportunidad de presentar esta exposición”.

Retuerta comentó que tiene una frase que practica constantemente: “Tatúa tus sueños en tu mente y lucha por ellos con tu corazón. Yo soñé algún día ser artista y nunca pensé en tener la oportunidad de serlo. Ahora que lo veo tan cerca, con mi obra, exposiciones y premios, estoy muy agradecida con la vida y a que gracias a ser bipolar descubrí la pintura”.

 

Arquitecta mexicana intervendrá en los jardines de Kensington

 

 

Agencias

 

 

Ciudad de México.- El tiempo, recuerda la arquitecta Frida Escobedo (Ciudad de México, 1979), siempre ha sido una obsesión en su despacho. La relación temporal que se tiene con un espacio es algo que ha formado parte de su trabajo como proyectista, por lo que no dudó en integrar el Meridiano de Greenwich dentro del diseño que le mereció ser elegida para crear el Pabellón 2018 de la Serpentine Gallery, en los jardines de Kensington de Londres, a unas cuantas millas del meridiano cero, línea imaginaria que marca las longitudes y usos horarios en el mundo.

La proyectista de 38 años entró al selecto grupo de firmas que han sido seleccionados desde el año 2000 por la galería británica para crear anualmente un espacio temporal. Su nombre se suma al de arquitectos de la talla de Oscar Niemeyer, Toyo Ito, Frank Gehry, Zaha Hadid y Rem Kolhass, entre otros.

Escobedo, anunció la Serpentine Gallery, recibió el encargo de diseñar el Pabellón 2018 gracias a que su proyecto aprovecha una sutil interacción de luz, agua y geometría, a partir de un diseño atmosférico en el patio que se inspira en la arquitectura doméstica de México y los materiales y la historia de Gran Bretaña, específicamente la primera línea meridiana del Observatorio Real de Greenwich.

 

–Puede contar cómo fue el proceso para que la designaran ganadora.

 

–Fue un concurso por invitación. Este año invitaron a diez oficinas de arquitectura de diferentes generaciones y se dio el proceso interno dentro de su grupo de curadores de la Serpentine Gallery. Unas semanas después de que entregamos el proyecto nos dijeron que ya estábamos seleccionados.

 

–Pero, ¿cuál fue su proceso? La Serpentine destaca como antecedente su trabajo de restauración de La Tallera, en Cuernavaca, que tuvo un particular cuidado en la selección de materiales en relación al espacio, la luz y la temperatura que generan.

 

–Ahora que menciona La Tallera, creo que en ese proyecto era importante entender bien los materiales, no nada más en términos de cómo iban a trabajar en el espacio que teníamos, sino de cómo iban a estar en el futuro. Es un edificio público, era importante usar los mejores recursos y condiciones. Eso nos hizo buscar materiales de bajo costo, pero que envejecieran bien. La Tallera fue una gran lección que pudimos retomar para este pabellón. A pesar de que el pabellón está sólo cuatro meses en el parque, después encuentra una vida nueva en otro lugar y eso da una oportunidad para ver si encontramos materiales que luzcan bien, que vayan absorbiendo el contexto. Por eso usamos material industrial de bajo costo, una teja de concreto que se produce masivamente en Londres, algo común y barato. La idea fue apilarla para generar un patrón distinto que nos permitiera controlar la salida que queríamos hacia el parque, además de que las ondulaciones generan otro tipo de efecto, otra entrada de luz, reflejos y transparencias, esa fue la forma de generar toda esta complejidad a partir de algo tan sencillo como es un material industrial.

 

–¿Qué tanto definió su diseño hacer un pabellón temporal?

 

–La temporalidad no es desechable. Un pabellón no tiene que ser desechable, puede convertirse en otra cosa. A veces es desechable, pero la lección es que puedes experimentar todas estas ideas que a lo mejor no podrías hacer con un edificio normal. El tiempo, el costo, el tamaño y todas las cosas que tienen que suceder alrededor de un edificio que en otro contexto no podrías experimentarlas, en un proyecto de esta escala sí puedes hacerlas. Se vuelve como un laboratorio donde puedes probar otras ideas y decir ‘¡ah!, funciona’, para luego llevarlas a otra escala. Si lo ves así, tenemos una oportunidad increíble de generar estos espacios temporales, porque te permiten probar no sólo materiales, sino reacciones de la gente. Entonces me pareció fascinante que sea algo temporal.

 

–Serpentine difundió una imagen de su pabellón, pero, ¿puede describir su diseño?

 

–Como aparece en el render es la forma en la que transcribí el patio; otro reto fue cómo hacerlo local y que hablara del sitio. Una de las obsesiones en el despacho es el tiempo, qué es lo que sucede con el tiempo y el espacio. ¡Qué coincidencia que

Greenwich está a unas millas del centro de Londres. Por eso decidimos utilizar esta línea abstracta, que define entre muchas otras cosas un espacio social, para reconocerlo de una manera y ver cómo esta dualidad del tiempo abstracto de pronto se disloca y tiene un traslape que se vincula con procesos internos. Esto que se llama la duración, devenir, que va sucediendo mientras lo hacemos.

 

–Cuando se anunció que usted fue seleccionada para hacer el pabellón, se destacó que era la mujer más joven dentro de este grupo de grandes firmas de arquitectura. ¿Eso para usted qué significa?

 

–Son cosas que van sucediendo con los concursos. Lo veo como una oportunidad interesante. Lo que me parece muy valioso es que se abran espacios para personas más jóvenes, y que tengas la oportunidad de competir con despachos consolidados. Estaba muy variada la competencia, eso me parece bien, porque te genera otro tipo de conversación. De pronto ponerte el reto de hacer algo que ya hizo un arquitecto que es una estrella implica una serie de nuevos retos.

 

–Además de este proyecto que le dará visibilidad internacional, ¿qué otras cosas está diseñando?

 

–Estamos haciendo proyectos a muchas escalas, sabores y colores. Estamos haciendo un proyecto que tiene que ver más con escultura y espacio público. Una reinterpretación de la Ruta de la Amistad que se va a instalar la primera pieza de manera permanente en un espacio público, va a ser en Francia, justo para la celebración de 50 años de las Primaveras del 68. El proyecto revisa muchas capas: la política, la historia, la monumental y la material. Se va a instalar en la primavera de este año en el Jardín Botánico de Orleans. Es interesante. Se trata de otro proyecto que no tiene que ver con arquitectura de manera clásica. Pero también hacemos vivienda de interés social, casas privadas, estamos trabajando en un par de hoteles, estamos haciendo un proyecto de investigación, doy clases. Entonces las cosas que están sucediendo son muy diversas y eso nos mantiene muy frescos y muy activos.

 

 

Suena en el Valle y la Mixteca con legado musical de sus órganos históricos

Una serie de nueve magistrales conciertos en igual número de órganos antiguos oaxaqueños restaurados, son parte medular del Duodécimo Festival Internacional de Órgano y Música Antigua de Oaxaca, que inició el pasado 14 febrero en la Basílica de Nuestra Señora de la Soledad, con un programa de música oaxaqueña que fue interpretado por Cecilia Winter (órgano) y Valentín Hernández (percusiones).

Este encuentro con el pasado antiguo de Oaxaca se llevará a cabo desde el 14 hasta el 21 de febrero, tocando las regiones de los Valles Centrales y la Mixteca Alta. Donde destacan en sus conciertos la presencia de los organistas Andrés Cea Galán (España) y Jan Willem Jansen (Países Bajos/Francia), además de importantes músicos mexicanos.

“En el Festival Internacional de Órgano y Música Antigua de Oaxaca, estas joyas musicales no solo son presentadas como instrumentos de concierto, sino como parte de un universo cultural más amplio, que incluye tanto a las iglesias como a sus comunidades, su historia local y sus regiones geográficas”, explicó Cecilia Winter, directora del Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca A.C. (IOHIO), institución organizadora de este encuentro musical.

Winter señaló, que este festival será el más extenso hasta la fecha, incorporando en el programa de conciertos, al órgano restaurado de San Matías Jalatlaco, junto con otros ocho instrumentos oaxaqueños que actualmente funcionan y brindan música a su público y creyentes católicos.

“Este acontecimiento atrae no sólo a organistas profesionales, sino también a organeros, restauradores, escritores, expertos en el arte y la historia mexicana, profesores, artistas y sobre todo a amantes de la música y la cultura oaxaqueña en general”, detalló la Directora del IOHIO.

Este 2018, el Festival Internacional de Órgano y Música Antigua de Oaxaca contempla la visita a doce órganos no restaurados y sus iglesias, muchas de las cuales normalmente no están abiertas al público, ubicadas en el Valle de Oaxaca y la Mixteca Alta. Mientras que los organistas profesionales y estudiantes de órgano podrán de interactuar con algunos de estos antiguos instrumentos.

 

Una historia entre 1686 y 1891

 

Dentro de la vasta riqueza patrimonial del estado de Oaxaca, la colección de órganos tubulares barrocos representa uno de los tesoros culturales menos conocidos. Setenta y dos instrumentos construidos entre 1686 y 1891 nos recuerdan un glorioso pasado musical, cuando Oaxaca era el tercer centro de música más importante en la Nueva España, después de la Ciudad de México y Puebla.

A partir de la década de los 1990, una creciente apreciación de estos instrumentos musicales ha llevado a proyectos de conservación y restauración, además de su uso más frecuente en misas y celebraciones litúrgicas, conciertos y festivales por todo el estado.

Aunque han existido cientos de órganos en Oaxaca desde 1544 -documentación más antigua de un órgano-, la mayoría de ellos se han perdido a través del tiempo debido al deterioro normal, los desastres naturales, la negligencia y/o la destrucción intencional. A la fecha, diez órganos han sido reconstruidos, restaurados o reparados y ahora funcionan, mientras que los sesenta y dos instrumentos restantes presentan diversos estados de conservación. Algunos consisten únicamente de una caja exterior vacía o algunas partes interiores, mientras que otros están casi intactos y podrían ser restaurados algún día.

A pesar de su condición, el acervo relativamente pequeño de setenta y dos órganos es suficiente para revelar un fascinante panorama de las técnicas de construcción y las características sonoras a lo largo de dos siglos. Además, es casi seguro que hay más órganos en las comunidades oaxaqueñas que aún no han sido reportados y urge registrarlos antes de que desaparezcan.

 

La ruta de los conciertos

 

Para mañana viernes 16 de febrero a las 09:00 horas se realizará la conferencia: “El trabajo continuo del IOHIO: la conservación, documentación, restauración, investigación y promoción de los órganos oaxaqueños”, a cargo de Cecilia Winter en la Biblioteca Francisco de Burgoa del Centro Cultural Santo Domingo. A las 20:00 horas se realizará el tercer concierto en la Catedral de Oaxaca con el organista Andrés Cea Galán (España) y el bajo Felipe Espinoza Olmedo (México). El costo de acceso es de 100 pesos.

El sábado 17 de febrero, a las 14:00 horas, sonará el cuarto concierto del Festival en el templo de Santo Domingo Yanhuitlán, con la presencia de David Soteno Jiménez en el órgano, y Lorenzo Meza Suárez, clarinete. (México). Y a las 19:00 horas llegará el quinto concierto en el templo de San Andrés Zautla, con la participación de organistas participantes en el festival.

El templo de San Jerónimo Tlacochahuaya será testigo del sexto concierto del Festival a las 11:00 horas, interpretado por Jan Willem Jansen (Países Bajos).

El séptimo concierto del Festival se interpretará, a las 18:00 horas, el domingo 18 de febrero en el templo de Santa María de la Asunción, Tlacolula, con la presencia del organista español Andrés Cea Galán.

El lunes 19 de febrero habrá dos recitales, el primero a las 11:00 horas en el órgano del templo de Santa María Natividad Tamazulapan con la participación de organistas del Festival. Y el noveno y último concierto llegará a la 19:00 horas en la iglesia de Santa María de la Asunción Tlaxiaco, con la participación de organistas del Festival.

El Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca A.C. fue fundado en el año dos mil con el objetivo de crear conciencia acerca de los órganos a nivel local, nacional e internacional, a través de actividades como asegurar que los instrumentos restaurados se toquen y se cuiden y que los órganos que no funcionan estén protegidos, conservados.

 

Impartirán conferencia “Oaxaca como potencial líder sustentable en el mundo”

En el marco del VI Congreso Internacional de Sustentabilidad Ibero, la Sociedad de Alumnos de Ingeniería Química “Kimia” de la misma institución, presentan la conferencia: “Oaxaca como potencial líder sustentable en el mundo”.

El evento pretende promover la participación estudiantil en el desarrollo sustentable a nivel global.

Oaxaca tiene el potencial para ser líder sustentable en México y pronto en el mundo. Con el fin de lograr un ambiente propicio para el intercambio de ideas se llevarán a cuatro conferencias que engloban la situación actual de Oaxaca:

El Mtro. Alejandro Murat Hinojosa, Gobernador Constitucional del Estado de Oaxaca, nos platicará sobre los proyectos energéticos en Oaxaca, y cómo nuestro estado puede convertirse en ejemplo de generación de energía limpia para el mundo.

Jesús León Santos, Premio Ambiental Goldman 2008, hablará sobre los esfuerzos que ha llevado a cabo en la Mixteca, los avances que se han logrado en remediación de suelos, y la importancia del trabajo comunitario en la creación del Centro de Desarrollo Integral Campesino de la Mixteca (Cedicam).

El Dr. Modesto Seara, Rector del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca y Condecoración del Águila Azteca de 1976, expondrá sobre las futuras generaciones que el SUNEO está formando y sobre cómo concientizan a su comunidad sobre la gran responsabilidad que hemos heredado, a través de proyectos de reforestación y generación energética limpia.

Finalmente, el Dr. Rajendra Pachauri, Premio Nobel de la Paz en 2007 y ex presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), cerrará con la posición de México a nivel mundial, y cómo los jóvenes alrededor del mundo deben sumar esfuerzos para impulsar proyectos sustentables de gran valor agregado.

Este gran evento tendrá sede en el Archivo Histórico del Archivo General del Estado de Oaxaca, mañana 16 de febrero a las 20:00 horas. El ingreso será libre, con cupo limitado.

 

Graciela Iturbide es homenajeada por la 37 FILO

Por su amplia y fructífera trayectoria, la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide fue homenajeada por la 37 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), mediante una charla con la escritora Elena Poniatowska y una exposición restrospectiva de su obra, ambas en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

Con la presencia de artistas, funcionarios, gestores culturales, destacados fotógrafos y público en general, que abarrotaron el recinto, este homenaje comenzó con la charla entre Iturbide y Poniatowska. Fue esta última quien hizo preguntas a la homenajeada a fin de introducir al auditorio en su vida y obra.

“Todo es fotorreportaje en la vida, pero hay ciertos fotorreportajes que pueden tener más sensibilidad, pueden acercarse más al arte, depende. Todos hacemos nuestro trabajo pero llega a ser fotorreportaje, sea de alta o baja calidad, pero siempre por medio de los libros de fotografía conocemos los lugares e historias”, dijo Iturbide al ser cuestionada sobre la brecha entre la fotografía artística y la periodística.

Sobre la subjetividad tanto en la fotografía como en otras disciplinas y a propósito de uno de sus libros más famosos, Juchitán de las Mujeres, la homenajeada explicó, “para mí la fotografía es muy subjetiva. Yo fotografié Juchitán a mi manera, y hubo una amiga que me dijo ‘es no es Juchitán’, y claro que no, es mí Juchitán. Y el público que vaya a Juchitán va a dar su interpretación de lo que yo fui a retratar”.

“O sea que yo no trato de darles la verdad, es uno que está aprendiendo y tomando lo que uno siente y lo que uno ve. En la literatura también tú escribes un libro a tu manera y otro lo va a interpretar a su manera. Yo los vuelvo a leer y leer y siempre tendré una nueva interpretación”, continuó la artista.

Anécdotas e historias sobre sus libros fotográficos, su trabajo al lado de Manuel Álvarez Bravo, su apoyo a los centros culturales fundados por Francisco Toledo, entre otras, se escucharon de la voz de la homenajeada, quien se expresó satisfecha de estar nuevamente en Oaxaca.

 

Jorge Santiago y Baldomero Robles exponen en el CFMAB

En el marco de la 37 Feria Internacional del Libro Oaxaca 2017 (FILO), el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) inaugura hoy martes 7 de noviembre, a las 19:00 horas, dos exposiciones de fotógrafos oaxaqueños:  “Identidad en juego” de Jorge Santiago, y “Loö litz beë (la casa del viento)”  de Baldomero Robles.

Jorge Santiago y Baldomero Robles, fotógrafos originarios de la Sierra del estado de Oaxaca, muestran sus trabajos fotográficos por primera vez en las salas del CFMAB, Centro donde iniciaron su formación fotográfica. Sus imágenes abordan el tema de la migración, tanto en el sentido explícito como metafórico. Frontera y migración son los ejes temáticos que este año aborda la Feria Internacional del Libro Oaxaca 2017, en este contexto se inauguran y dialogan ambas exposiciones.

“Identidad en juego” de Jorge Santiago, muestra curada por Alejandro Castellanos, reúne 48 fotografías sobre la pasión por el básquetbol en las comunidades de la Sierra Norte del estado de Oaxaca. La serie documental reflexiona entorno al papel del deporte en la formación y fortalecimiento de la identidad comunitaria serrana. Por más de siete años, Santiago ha visitado diversas comunidades Mixes, Chinantecas y Zapotecas de la Sierra oaxaqueña para fotografiar sus torneos de básquetbol y el contexto en el que se realizan.

Mediante autorretratos y puestas en escena, Baldomero Robles, fotógrafo de la comunidad de San Pedro Cajonos, Oaxaca;  muestra “Loö litz beë (la casa del viento)” donde Robles reflexiona sobre el acto de migrar, desplazarse tanto física como emocionalmente de una comunidad rural a un asentamiento urbano, así como el flujo migratorio local en la propia comunidad donde los jóvenes zapotecas se ven influenciados por jóvenes de otras comunidades, además de la llegada del internet, elementos de los cuales se apropian e integran a su vida cotidiana.

Las exposiciones organizadas por el CFMAB y la FILO estarán abiertas al público hasta el 14 de enero del 2018.

 

Jorge Santiago

 

Originario nació en Guelatao de Juárez, Oaxaca en 1982. Fotógrafo independiente formado en el Taller Fotográfico de Guelatao y en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) de Oaxaca. Colaboró en el CFMAB como encargado del laboratorio blanco y negro. Entre sus exposiciones destacan las realizadas, de manera colectiva, en el Centro de la Imagen, Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, en el Instituto de México en Madrid España y en el Convento de SAn Francisco de Asís en Habana, Cuba. Individualmente ha mostrado su trabajo en la Alianza Francesa de Oaxaca y en la Fototeca de Veracruz. Sus fotografías han sido incluidas en los libros: Mapas abiertos: Fotografía Latinoamericana (1991-2002) y Memorial de Agravios: Oaxaca, México 2006. Su trabajo ha sido publicado en diversas revistas locales y nacionales. Realizó un documental sobre el básquetbol en las comunidades de la Sierra Norte de Oaxaca con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes a través del programa Jóvenes Creadores 2011.

 

Baldomero Robles

 

Nació en San pedro Cajonos, Villa Alta, Oaxaca  en 1979. Realizó estudios de Arquitectura en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Inicio su formación de fotografía en el CFMAB , CASA San Agustín Etla y en el Centro de la Imagen México Df. Su obra se ha exhibido de manera individual en 2 ocasiones en la ciudad de Oaxaca y en el extranjero en la Galería Artsshare en los Ángeles California, E.U; y The University of Oregón Eugene, OR E.U. En numerosas exposiciones colectivas en México y en el extranjero como: Chile, Estados Unidos. En 2014 obtiene mención honorifica en la I Bienal de Fotografía Oaxaca 2014; en 2013 es seleccionado para ser acreedor a la beca Roberto Villagraz 2013 , que ofrece la Escuela de Fotografía y Centro de Imagen (EFTI) en Madrid España, en 2012 obtiene el premio de adquisición de la I Bienal Continental de Artes Indígenas Contemporáneas, México.

Su obra ha sido publicado en diferentes libros como: Arte Indígena Contemporáneo, dignidad y apertura de cánones edit. Samsara 2017. Develar y Detonar Fotografía en México ca. Editorial la Fabrica,Madrid España 2015. Ha sido becario en la categoría Jóvenes Creadores del FOESCA en 2008-2009, en el 2013 es seleccionado para recibir la beca en la categoría Jóvenes Creadores 2013-2014 que otorga el FONCA. Su obra forma parte de la colección: Fomento Cultural Banamex , Colección Televisa y colecciones privadas.

 

1 2