EDITORIAL

La equidad de género, sólo una expresión demagógica

Durante muchos meses, Ivonne Ortega, del PRI, Margarita Ortega, expanista y la representante de los zapatistas Marichuy y de millones de indígenas han insistido en encontrado el camino que las lleve a la presidencia de la República, pero las han bateado. Simplemente no existe en el país, la equidad de género, ello solo figura en los discursos demagógicos.

En el actual sexenio se estableció la equidad de género en lo tocante al reparto de candidaturas para el Congreso de la Unión, lo que permitió un mayor acceso de las mujeres a esas dos posiciones, aunque nunca ha habido paridad.

Nada alteró la presencia de las mujeres en posiciones de elección popular, ya que como antaño, una sola mujer gobierna un estado del país, la sonorense Claudia Pavlovich Arellano, un puñado de ellas son alcaldesas de poblaciones no tan importantes y otras más diputadas locales.

De ahí en fuera, la famosa equidad de género quedó en un buen intento y la eventualidad de que mujeres gobiernen el país, se advierte todavía lejana. En el Congreso de Unión si hay un buen número de legisladoras, pero la mayoría de las posiciones son ocupadas por hombres.

Margarita Zavala de Calderón, renunció a su militancia panista para intentar una candidatura presidencial independiente y tal vez lo consiga, pero no es la figura arrolladora que se pensó en inicio y la presencia de su esposo, Felipe Calderón Hinojosa, le resulta estorbosa.

María de Jesús Patricio Martínez, es otra aspirante a candidata presidencial independiente, respaldada por comunidades indígenas, de la que se duda consiga el número de firmas necesarias para consolidar su candidatura.

Ivonne Ortega Pacheco, priísta, ex gobernadora de Yucatán, insiste en que ella participará dentro de la selección de candidatos de su partido, aunque se ve lejana la posibilidad de conseguirlo. Nadie le ve posibilidades.

Detrás de ellas, no hay otra mujer que alce la mano, ya sea como aspirante independiente o postulada por algún partido.

Otra posible alianza que establecerían el Partido Verde y Encuentro Social con el PRI descarta a otros dos aspirantes, con todo y que Pablo Escudero menciona que el PVEM irá solo.

En Morena todo está dado para que sea su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Con todo y ello, los partidos que no postularían a su propio candidato, están lejanos de que una mujer figurase con esa posibilidad. En la historia de México solo una mujer, de las que han sido postuladas a la Presidencia de la República fue considerada como contendiente real, que pudiese competir en igualdad de condiciones con los varones.

Solamente sucedió en los comicios del 2012, cuando Josefina Vázquez Mota se impuso a sus detractores dentro de Acción Nacional y los venció en la disputa interna.

Contra viento y marea, la panista venció en la interna a Ernesto Cordero Arroyo y enfrentó la hostilidad de algunos de los principales cuadros del partido y aun así compitió en condiciones desfavorables por lo que al poco tiempo de iniciadas la campaña electoral cayó en las preferencias y se fue hasta el tercer lugar, sitio que, finalmente, ocupó al contabilizarse los votos.

Lo de Josefina llama la atención, ya que la panista fue postulada por el entonces partido en el poder y es la primera y única ocasión que en México sucedió eso, el que el candidato gubernamental se fuese al tercer sitio de las preferencias electorales.

Josefina fue el segundo candidato del partido gobernante en perder la elección, aunque ella si se fue lejana, hasta el tercer lugar. Total, que Margarita y Marichuy ya aseguraron ir como independientes, pero nadie garantiza que puedan ganar. El camino es muy largo y pesado.

EDITORIAL

¿Freno al mercado laboral y al crecimiento?

Noticias con sesgo positivo, hasta ahora, de producción y mercado laboral. A pesar de la caída del salario real, el empleo y la producción nacional con buenos resultados en septiembre y agosto, respectivamente. No obstante, hacia adelante el efecto pernicioso de la pérdida del poder adquisitivo será un factor que contribuya a la desaceleración de la demanda interna –que se sumará a los tristes resultados de la inversión-  provocando un menor avance de la producción y del empleo.

Una tendencia favorable radica en el sólido avance del empleo en el sector formal, las cifras corroboran el buen desempeño. El número de trabajadores afiliados al IMSS se incrementó a una tasa anual de 4.4% durante septiembre y el tercer trimestre del año. Durante este último periodo se crearon en promedio 832,590 nuevas plazas. Esta cifra representa el más alto nivel de generación anual de empleos para un periodo trimestral.

Es destacable el hecho de que el avance del empleo formal continúa superando al del crecimiento económico.  El aumento  de 4.4% en el año ha sido más del doble del crecimiento de la producción. Esta tendencia ha sido persistente durante los últimos  seis años y posiblemente señala los resultados de la Reforma Laboral. Además del mayor poder de generación de puestos de trabajo,  ha generado una formalización de la mano de obra más acelerada.

Como contraparte, se deteriora el salario real. En septiembre, el salario promedio de cotización al IMSS registra una caída anual de -1.3% real. La mayor inflación es el principal determinante de este deterioro. Con ello, a pesar del crecimiento del empleo, la masa salarial (el producto del número de trabajadores por el salario promedio) un indicador relevante del mercado interno, se desacelera al avanzar 3.0% anual en septiembre, por debajo de 4.6% de diciembre pasado.

Por otro lado, las noticias sobre la producción del país fueron favorables. En agosto, el Indicador Global  de la Actividad Económica (IGAE) registró un incremento de 0.8% respecto al mes previo y de 2.2% respecto al mismo mes del año anterior. Este avance estuvo sustentado en el sector servicios, ya que la agricultura y la industria descendieron en su nivel de producción respecto al año pasado. Con ello, la economía mexicana ha incrementado su producción en 2.1% durante los primeros ocho meses del año.

Como puede apreciarse, el balance de las noticias presentadas es mixto, pero tiene un sesgo positivo. A pesar de la caída de los salarios reales, ha habido buenos resultados en materia de producción y empleo. Hacia adelante, en lo que resta del año y principios del siguiente, las cosas no apuntan mejoría, incluso se perfila para los meses siguientes una desaceleración moderada de la producción. Este bache económico deriva del menor ritmo esperado de la demanda local.

Respecto al mercado laboral, es previsible que continúe la tendencia paulatina hacia un menor crecimiento de la masa salarial, es decir, del poder de compra de los trabajadores del sector formal. A pesar de la esperada reducción de la inflación y el consiguiente apoyo al salario real, la generación de empleos se desacelerará paulatinamente por efecto del menor crecimiento económico.

EDITORIAL

 

 

 

La destitución

 

Todo lo que rodea a la destitución de Santiago Nieto como titular de la FEPADE es confuso. Los involucrados tienen su versión de lo que pasó. Es evidente que estamos ante un problema serio por lo que se juega electoralmente el año que viene y por el papel estratégico de esta dependencia en el proceso.

El hecho ocurre en el peor momento porque viene a sumar al clima de desconfianza bajo el cual se desarrollan las elecciones en el país. Repitamos lo que todos sabemos y vivimos, la democracia mexicana nos es tan definitivamente cara debido a que todos desconfiamos de todos.

Nos la pasamos haciéndole todo tipo de remedos a las leyes, lo cual sólo sirve para diluir un poco la desconfianza. La salida del fiscal provoca en lo inmediato la idea y la sensación de que es una decisión que se toma para favorecer, ante cualquier eventualidad electoral, al PRI y al gobierno. Poco o nada terminan por importar las razones de la destitución.

En una conversación con Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya, sus argumentos sobre el caso son atendibles. Asegura que el licenciado Nieto al hacer público un documento, el cual por cierto no contenía lo que le había dicho a Reforma, violó el procedimiento del proceso legal. Que quede claro, dice, que “nunca pedimos que exoneraran al licenciado Lozoya”.

“Lo que queremos es que la ley —agrega— se aplique tan fría como es. Estamos en tiempos en que todo es mediático, no cuentan ni los argumentos ni las razones y a veces ni las leyes”.

Como sea, hay mucho de por medio y hay muchas cosas que no están claras. Independientemente de que prevalezca la idea de que se mueve a un fiscal incómodo, es importante colocar el tema en el marco de la ley y qué tanto Santiago Nieto le planteó a Reforma cosas diferentes de lo que supuestamente venían en la carta.

Lo que hay que aclarar desde cualquier perspectiva es si Santiago Nieto efectivamente transgredió la ley al dar a conocer el contenido de la carta. La violación del código es un asunto que pudiera pasar a segundo plano porque a veces se acude a él y a veces no se le toma en cuenta; el tema desde donde se le vea debe partir del ámbito legal.

Lo que resulta difícil de creer es que la decisión no haya pasado por Los Pinos. El encargado del despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, aseguró que no consultó su determinación. Siendo que todo lo que pasa por lo electoral es particularmente sensible y trasciende, no tiene sentido político que el Presidente no haya participado de la resolución.

No hay salida fácil. No se ve cómo Santiago Nieto pueda ser restituido en el puesto. Lo paradójico es que en medio de la confusión hay una oportunidad para darle giro a la FEPADE.

Lo primero es poner por delante el caso Odebrecht con quien llegue al cargo. El lío es grande y más vale desactivarlo con argumentos y no con códigos.

EDITORIAL

 

 

La intervención rusa en elecciones de México

 

 

Rusia podría intervenir en las elecciones presidenciales de México en el 2018. Lo ha hecho en varios países, donde ha buscado la ruptura de los bloques internacionales que van en contra de sus intereses y apoya a los que sí son afines a él, como lo fue el caso del apoyo a Donald Trump por su discurso proteccionista y nacionalista. De esto hablaron Jorge Fernández Menéndez y Juan Pablo de Leo. Y es que la posibilidad de que Rusia intervenga en las elecciones mexicanas no es descabellada.

Fernández Menéndez asegura que la posibilidad de que Rusia interfiera en los comicios de México es posible: “Podría ser como ya lo hicieron en Cataluña, Estados Unidos, Francia y Austria entre otros países”. “Intentaron contaminar, sin éxito, los comicios en Francia y Alemania, pero apoyaron el referéndum sobre Cataluña, por tratarse de un hecho que afecta a la Unión Europa”.

La cercanía geográfica de México con Estados Unidos podría ser un incentivo para que los rusos intenten hackear nuestros sistemas electorales.

Juan Pablo de Leo dijo que esta práctica del gobierno ruso no es nueva y tiene claramente marcado el generar inestabilidad internacional que beneficie a sus intereses:

“El gobierno ruso ha dado muestras de querer intervenir en las elecciones de diversos países. El año pasado, Estados Unidos fue un claro ejemplo, porque su intervención se dio en dos sentidos: por un lado, afectar el sistema electoral estadounidense hackeando el sistema electrónico, y por el otro, contaminar la discusión pública de los partidos políticos y los medios de comunicación a través de las redes sociales y propagando las ‘fake news’ (noticias falsas)”.

Los rusos han logrado éxito en su intromisión en la política de otros países cuando han visto una clase política dividida.

En donde hay poca o nula confianza en las autoridades electorales, los candidatos y los medios de comunicación. También saben que pueden interferir cuando hay votantes sin cultura para evitar ser hackeados.

Incluso hay reportes en la prensa estadounidense de que la elección en México, por su cercanía geográfica con Estados Unidos, sería un objetivo muy llamativo para los rusos.

En las elecciones pasadas que se hicieron en Alemania, el gobierno ruso no tuvo éxito aunque intentó manipular el proceso electoral de ese país. Y no se dio porque en Alemania no existe una polarización política parecida a la que se vive en la Unión Americana o México.

Los ciudadanos tenemos que estar atentos de los correos electrónicos que nos pudieran llegar, ya que los rusos tienen un método que ya utilizaron el día de la elección en que Donald Trump venció a Hillary Clinton, se llama fishing y consiste en enviar correos electrónicos de periodistas y autoridades electorales, para que le den click a links con temas noticiosos, piden ingresar una clave y a partir de ese momento, ellos se adueñan de la información.

Es por esto que De Leo dice: “No sólo hace falta tener un sistema antihackeo, sino que hay que concientizar a los votantes de no dar click a links provenientes de cuentas de correos que no resulten familiares, ni dar la clave de acceso a las cuentas de los correos propios, porque es entonces que ellos toman poder de la información”.

La intervención de Rusia en las elecciones de distintos países está sustentada. Las distintas agencias de seguridad de Estados Unidos confirman, que efectivamente vulneraron las elecciones de su país, en las cuales ganó Donald Trump.

Y si vislumbran cualquier beneficio para ellos o sus aliados, interviniendo en las elecciones de nuestro país, sin duda buscarán hacerlo.

EDITORIAL

Mucha morralla entre los independientes

Por donde quiera que se vea el registro de tantos aspirantes independientes a una candidatura a la Presidencia de la República, fue una pachanga: Esa figura ya la pervirtieron porque muchos de ellos, aunque tengan legítimo derecho a soñar a participar en la contienda, saben perfectamente que no llegarán al segundo raund, y si pasan la prueba de conseguir las más de 850 mil firmas saben que no pasarán de ese lugar, pero sí se acercan a recibir recursos públicos para continuar a la pelea.

En realidad, hasta el momento, sólo cuatro de los más de 80 aspirantes inscritos hasta este momento, tenían posibilidades de seguir en el proceso, sin que eso quiera decir que puedan ganar. Los personajes son: Margarita Zavala; Armando Ríos Piter; El Bronco y Pedro Ferriz de Con. Larga lista de aspirantes, pero mucha morralla.

Sin duda, los aspirantes saben que su papel es meterle ruido al proceso y también saben que no ganarían una elección de Presidente de la República, aunque esté de moda la figura de candidatos independientes. No es lo mismo México que en otras naciones en donde se han observado triunfos.

Los independientes no son tan independientes, más bien son dependientes o desterrados de sus partidos. Por ejemplo, Margarita Zavala lleva en su sangre más de 30 años de panismo, entonces no cabe la menor duda que su gobierno en caso de ganar tendrá un matiz azul que de compromiso con los ciudadanos.

Tampoco puede decirse que sea una candidata ciudadana independiente, si salió de las filas panistas porque en su partido no la dejaron llegar a la candidatura, con razón o sin razón, pero no llegó y no le quedó otra que competir sus ambiciones.

En iguales circunstancias puede mencionarse a Ríos Piter, que salió del PRD para declararse independiente cuando se dio cuenta que ya no tenía lugar en ese partido. Lo mismo podemos decir del Bronco con su pasado priista y que siempre fue dependiente del capital regiomontano. Entonces, independientes de qué.

Cuando no existía la figura de independientes, los políticos brincaban a otro partido para cumplir sus ambiciones, ahora se declaran independientes y ya están en la contienda electoral. El problema evidente es que de dónde sacarán sus recursos para costear sus precampañas, algunos siguen recibiendo beneficios gubernamentales o del capital privado, porque no creemos que tengan muchos ahorros para autofinanciarse.

Seguramente por ser la primera vez que se registra la figura de candidatos independientes a una elección a la Presidencia de la República, por eso se soltó la fiebre de mucha gente de querer llegar a Los Pinos.

En el pasado ya se realizaron elecciones donde se disputaron posiciones de gobiernos estatales, diputaciones y otros cargos de representación popular, y como algunos tuvieron suerte y ganaron por el apoyo financiero que recibieron, como El Bronco o el diputado Kumamoto, hoy algunos aspirantes piensan que pueden dar la batalla.

Los aspirantes deberán conseguir el dos por ciento de firmas bien acreditas del padrón local de cuando menos 17 estados. Luego el INE avalará o no la calidad de dichas firmas. Los que firmen lo podrán hacer sólo por un aspirante.

Así la pachanga del registro de aspirantes a la Presidencia de la República, ya comenzó.

EDITORIAL

¿Un siglo asiático?

Con la victoria del derechista Sebastian Kurz en Austria, después de las elecciones del domingo pasado, Europa retrocede otra vez a sus viejos fantasmas populistas y nacionalistas. Como una inquietante parodia de los años treinta del siglo pasado, la derecha se cierne sobre el continente, lo mismo en el Parlamento alemán que en el movimiento nacionalista catalán o en el error británico del Brexit. En todas las latitudes del planeta avanzan las opciones políticas enemigas del liberalismo.

La gran diferencia es que en el siglo XXI no hay un Estados Unidos que salga a la escena global dispuesto a defender la democracia liberal como hizo en la Segunda Guerra Mundial. La retirada estadounidense del liderazgo occidental, asumida motu proprio por Donald Trump, sigue pasando factura al mundo. Parece confirmarse lo que Lee Kuan Yew comentaba en un libro de entrevistas con Graham Allison. El XXI será un siglo asiático, decía el estadista singapurense. Conforme la decadencia europea se acentúa y Estados Unidos se repliega, China se alza orgullosa. El poder geopolítico se traslada del Atlántico al Pacífico. No en balde la prensa mundial presta atención inusitada al XIX Congreso del Partido Comunista Chino esta semana. Sabemos que el presidente Xi Jinping busca centralizar el poder. Lo que no está claro es que considere abrir espacio a la democracia en su país. En un discurso de más de tres horas para inaugurar el Congreso, el presidente chino mencionó reformas económicas e incluso ambientales, pero no dijo gran cosa sobre abrir espacios a una opción opositora partidista institucional.

A principios de este año Xi Jinping le habló al mundo para defender el comercio internacional y pronunciarse por la disminución de barreras arancelarias, en claro y agradecible contraste con el discurso de Donald Trump. No obstante, China sigue cerrada a la libertad intelectual. Existen barreras muy importantes al uso de Internet y en concreto de las redes sociales.

Por eso Lee Kuan Yew decía que, a pesar del incontenible avance y pujanza chinos, Estados Unidos podía mantener el liderazgo global en el siglo XXI: por su apertura a las ideas ajenas, esto es la libertad científica. Mientras en China se sigan censurando las opiniones distintas de la oficial, no habrá libertad para el saber y el avance tecnológico será más lento que en Estados Unidos. Estados Unidos no produce los mejores científicos del mundo, pero los atrae a sus universidades gracias a la libertad de discusión pública. Se pronostica un siglo XXI de liderazgos autoritarios, aunque hay esperanzas para quienes creemos en la democracia liberal. Una parte de esas esperanzas se funda en la vitalidad de la actividad universitaria norteamericana, ganadora este año de algunos de los premios Nobel científicos. Sapere aude.

EDITORIAL

Liturgias y sismos

1985 y 2017 son años hermanos por el luto nacional, negro empalme histórico. Un mes desde el terremoto más intenso y 43 días del de mayor magnitud. Profunda la herida en Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos y CDMX.

Recuento de penas y costos, 471 vidas colapsaron, 48 mil millones de pesos, y sumando, se requieren para reconstruir lo posible. Doce millones fueron afectados en 400 municipios. 180 mil construcciones dañadas; 16 mil 136 escuelas demandan intervención, casi 300 serán demolidas; 463 mil alumnos se reubican; las clases al aire libre están prohibidas y mil 821 monumentos históricos exigen rescate.

La SEP informó que las fases dos y tres para el funcionamiento de planteles comenzarán el 23 de octubre, para que en diciembre inicie la reconstrucción parcial o total de escuelas. ¿La inversión requerida? 20 mil millones de pesos, 12 mil aportados por la dependencia a través de los programas Escuelas al Cien, reforma educativa, seguros, y el resto llegarán vía Fonden.

Pero el calendario sísmico ya no será más paréntesis en los juegos de la liturgia política nacional. Ni la del Presidente y su PRI, ni la imitación azul-amarilla para destapar a Ricardo Anaya Cortés. De cara a 2018 el pueblo demanda circo, PAN, PRI, Morena y moronas.

El Presidente Enrique Peña informó sobre saldos y acciones consecuencia de sismos y huracanes, pero lo trascendente en el imaginario político nacional fue saber si, entre los cuatro asistentes a la reunión, a saber, Meade, Osorio, Nuño y Narro, estaba el próximo candidato. Y sí.

Una encuesta en Facebook confirmó que la salida de Margarita Zavala deshojó el Frente de Ricardo Anaya, pero acaso lo nuevo de esa sui generis medición es que José Antonio Meade resultó el prospecto, impulsado por el PRI, mejor posicionado, mejor incluso que Miguel Ángel Osorio Chong.

Otros estudios demoscópicos sostienen que el titular de Gobernación se mantiene como el priista, él sí, mejor ubicado frente al primer lugar general de cuanta prospectiva se realice, Andrés Manuel López Obrador.

Y entre careos y política ficción, el exgobernador mexiquense Eruviel Ávila Villegas llega al PRI chilango reemplazando a Mariana Moguel Robles. Por el peso específico del exedil de Ecatepec, la CDMX tricolor puede ser aduana previa para el PRI nacional.

Fichas colocadas sobre un tablero que sólo Enrique Peña Nieto ve en su real y total dimensión. A un mes del segundo 19-S de la historia la liturgia de tapados chicos y grandes para hacerle frente al destapado mayor se mantiene plena y vigorosa.

Pasarelas disfrazadas de pedagogía, cuartetos de tres y tercias de cuatro, un supersecretario a quien las catástrofes naturales vuelven a poner en lisa, nombramientos sin proporción, pero sí con prospección. México vive y sigue adelante, con lo santo y en lo profano.

EDITORIAL

Una pregunta al candidato

Ya está, es tiempo de las definiciones de las distintas fuerzas políticas y sus candidatos que contenderán en la próxima elección presidencial en México. Nunca como ahora son necesarias las definiciones claras y precisas, que sobre estrategia económica deben dar a conocer los aspirantes a la máxima contienda política de nuestro país.

Hoy, menos que nunca, se necesitan los lugares comunes y las frases vacías y sin sustento. Sobran más que en cualquier otra época, las promesas cortoplacistas, que más que abonar a una visión de un mejor país en el mediano y largo plazos, sólo confunden al electorado y enlodan la verdadera discusión sobre qué país queremos.

Prácticamente todos los ámbitos de la vida nacional merecen de parte de los futuros candidatos un diagnóstico eficaz y propuestas de solución concretas, viables, alejadas de la retórica vieja, cansada y aburrida de antaño. La inseguridad, el combate a la corrupción, la estabilidad macroeconómica, el fortalecimiento de las reformas estructurales, el combate a la pobreza y el logro de un mejor y más sustentable bienestar para la población, etc. Son tantos y de gran envergadura “Los Grandes Problemas Nacionales” (reutilizando la frase y la preocupación de Don Manuel Molina Enríquez), que necesitamos políticos y estadistas a la altura de estos retos.

Estamos en un nuevo mundo. Buena parte de las economías en el mundo avanza a pasos agigantados hacia un modelo de crecimiento apoyado en el vigoroso desarrollo tecnológico, con fuertes avances en la productividad y competitividad. Los nuevos modelos de organización empresarial fomentan el cambio tecnológico, pero con una tendencia en la que subyace un proceso de destrucción de lo que podemos denominar como “trabajo rutinario”, con un impacto significativo y pernicioso para la clase media.

Hasta ahora, el modelo de crecimiento adoptado en México ha dado resultados parciales, con pendientes inaplazables. No hemos podido acelerar el crecimiento económico y tampoco disminuir la desigualdad en la distribución del ingreso de forma sensible. Una dinámica de crecimiento mundial como la actual no garantiza por sí misma la solución al problema de la desigualdad en las sociedades modernas, de hecho, como algunos economistas han apuntado, las tendencias hacia una mayor inequidad económica se pueden acentuar.

En paralelo, surgen en el mundo visiones retrógradas y aislacionistas que se oponen cada vez más con mayor fuerza a la visión de un mundo globalizado y abierto. Posiciones bilaterales con temas nacionalistas y populistas cobran relevancia.

Enfrentar esta problemática requiere de un diagnóstico completo y adecuado. En estos tiempos lo importante radica en saber cuál es nuestra estrategia que abarque todos los ámbitos de nuestra vida económica y social, para insertarnos en esta vorágine internacional. Obviamente, la solución no es fácil ni de corto plazo, pero ubicar y reconocer la problemática es fundamental.

Ante la complejidad del entorno, debemos exigir a los contendientes a la máxima posición política del país respuestas claras y precisas a preguntas concretas. Uno de los principales cuestionamientos que deben responderse se refiere a ¿cómo vamos a lograr ser más productivos? Los aumentos sostenidos en nuestra productividad deben ser uno de los pilares de la estrategia económica para enfrentar un mundo como el actual. No podemos avanzar sin ser más productivos en todos los ámbitos. Veamos qué respuestas podemos obtener.

EDITORIAL

La renuncia y la oportunidad

 

Algo tiene de inesperada la renuncia de Raúl Cervantes a la PGR. Sin embargo, si nos atenemos al tiempo que por lo general se mantienen los procuradores en el cargo, su salida está en el promedio de 18 meses, nos dice Ernesto López Portillo.

Lo cierto es que la dimisión, sin dejar a un lado sus motivos, abre una oportunidad para crear condiciones nuevas para la designación del fiscal general. El tema desde hace tiempo es parte central de una gran discusión nacional en la cual está a la vista que no hay acuerdos.

El desgaste que tuvo Raúl Cervantes en menos de un año fue mayúsculo, tomó posesión el 27 de octubre del 2016. Por su oficina pasaron los muchos casos de gobernadores acusados de corrupción ante los cuales no salió del todo bien librado.

Algunos tenían acusaciones directas y a pesar de ello lograron huir. Se dirá que después fueron detenidos en el extranjero, pero la impresión que quedó es que por alguna razón les dieron un poco de vida teniéndolos a la mano.

Pero lo que quizá lo llevó al desgaste mayor fue la designación del fiscal general. No se pudo zafar de las innumerables interpretaciones que lo ubicaban como parte de una imposición del Presidente. No es casual la idea del #fiscalcarnal que dominó las redes durante algún tiempo.

Quizá Raúl Cervantes tuvo poca capacidad de maniobra en el asunto porque todo venía desde Los Pinos, pero el hecho es que su imagen se deterioró porque al final se interpretaba que lo querían colocar a la fuerza en la Fiscalía General.

Sin dudar de las evidentes capacidades del abogado al final terminó, queriendo o no, como parte de una lucha de vencidas en la cual sigue sin haber ganadores o perdedores; acabó por ser una pieza sacrificable.

Lo que importa ahora es lo que viene. Las posibilidades de llevar a cabo una gran discusión y una buena elección de fiscal se abren ante la decisión de Raúl Cervantes de hacerse a un lado.

El Presidente envió mensajes atendibles. Si bien había dicho que no habría pase automático de la PGR a la Fiscalía, la idea continuó permeando porque en el fondo se quería que Raúl Cervantes fuera el fiscal.

El Jefe del Ejecutivo adelantó la posibilidad de que se designe al fiscal después de los comicios del año que viene, como por cierto lo propuso López Obrador. El planteamiento es atendible porque puede atemperar los ánimos, se puede convocar a una discusión nacional sobre el tema, y con ello se podrá elegir al o la fiscal bajo otras condiciones y otras bases.

La renuncia debe traer una oportunidad para abordar un tema que nos va a definir en materia de justicia, corrupción, transparencia y rendición de cuentas; puede ser el antes y el después.

EDITORIAL

Islandia reduce el consumo de drogas y alcohol

La prensa española publicó un reportaje interesante en el diario El País, acerca de una pequeña nación europea que ha sorprendido a todos demostrando que se puede y se debe de cambiar la manera en que percibimos el mundo. Nadie tiene la fórmula perfecta para gobernar, ni el sistema capitalista parece funcionar en esta época moderna que exige cambios estructurales en sus gobiernos, en sus formas rígidas e inamovibles, en sus corporaciones, en las instituciones que parecen haber quedado en el pasado y que países, como México, que parece no aprender de sus errores, deberían tomar en cuenta para generar un cambio verdadero. Islandia es un ejemplo de cambio y de resultados a base de esfuerzo, investigación y un proyecto que involucra a distintos elementos de la sociedad civil y gubernamental, sin necesidad de seguir el guion que las grandes potencias, como Estados Unidos, quieren marcarnos.

Esa isla al noroeste de Europa, con poco más de 330 mil habitantes, tenía un problema muy serio: sus adolescentes eran los que más consumían bebidas alcohólicas de toda Europa durante los años noventa. Las tardes de fines de semana se podía ver a grupos de jóvenes bebiendo alcohol en las calles del centro de Islandia en camino de una muy posible dependencia y el salto casi inmediato al consumo de otros estupefacientes dañinos para la salud.

Gracias a un proyecto denominado Juventud en Islandia, que obligó a realizar acciones de prevención de una manera diferente y en las que se involucraron especialistas, gobierno y padres de familia, se logró disminuir drásticamente el consumo entre jóvenes no sólo de alcohol, también de tabaco y estupefacientes.

La hipótesis central fue que el problema no era que los jóvenes probaran o no cualquier tipo de droga, los jóvenes podían ser dependientes inclusive antes de probar alguna sustancia estimulante, sino que el uso continuado dependía de cómo estos adolescentes querían enfrentar sus problemas, y el apoyo que reciben en casa y en las escuelas.

A pesar de todo, la solución parece simple. Por un lado los centros escolares realizaron actividades para involucrar más a los padres de familia en la vida de sus hijos y fomentar la convivencia familiar. Por su parte, el gobierno implantó leyes para que la edad mínima para comprar alcohol fuera 20 años y tabaco 18 años. Hubo toques de queda con horario preestablecido para adolescentes entre los 13 y 16 años, y hubo una mayor financiación para actividades extracurriculares, actividades deportivas y artísticas en general y becas para las personas con bajos recursos. Gracias a estas medidas hoy Islandia posee el número uno en el ranking europeo de jóvenes con un estilo de vida saludable.

Islandia puede ser un país pequeño pero ha demostrado que al romper los paradigmas sociales se quiebran estructuras rígidas que parecieran locuras al salirse de los libros de texto, como cuando durante la crisis económica mundial de 2008 decidieron no rescatar a sus bancos y hoy han salido adelante con una economía estable en comparación con los países que, como México, siguen estancados en la crisis. No sólo eso, sino que curiosamente 20 años después, como el proyecto de ayuda a jóvenes, de implementar un sistema en su futbol enfocado con asistir a una Copa Mundial ya son uno de los 32 equipos que participaran en Rusia 2018. Y en comparación, en México no se vislumbran cambios, y la violencia, la corrupción y la pobreza continúan.

1 30 31 32 33