Donan el Fondo Legado de Luis Fernández del Campo Moguel a la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova

*Los documentos abarcan los siglos XVI al XX, y en su mayor parte se relacionan con la historia de las haciendas oaxaqueñas, en particular las de Montoya, San Juan de las Peñas y muy particularmente la de Tlanichico

 

En el marco de su 6º aniversario, la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova (BIJC) recibió en donación el Fondo Legado de documentos históricos que pertenecieron a Don Luis Fernández del Campo Moguel (1926-2014) y a su familia.

Ayer miércoles, la señora Ángeles Fernández del Campo entregó en donación documentos que van del siglo XVI hasta mediados del siglo XX, referentes a la historia de algunas haciendas de Oaxaca y a la historia de las familias Guergué y Zorrilla.

 

Fondo Legado de Luis Fernández del Campo Moguel

 

Don Luis Fernández del Campo Moguel (1926–2014) fue un conocido empresario oaxaqueño, dueño de una famosa refaccionaria y apreciado también por sus composiciones musicales y poéticas. Su carácter organizado y curioso le llevó a conservar y compilar un conjunto de documentos y publicaciones muy relevantes para la historia de Oaxaca, que generosamente quiso legar al público.

Buena parte de esos materiales están ligados a las empresas, propiedades y actividades del matrimonio formado por José Zorrilla y Consuelo Guergué, quienes durante el Porfiriato adoptaron al padre de don Luis, quien se había quedado huérfano.

Los documentos abarcan los siglos XVI al XX, y en su mayor parte se relacionan con la historia de las haciendas oaxaqueñas, en particular las de Montoya, San Juan de las Peñas y muy particularmente la de Tlanichico. Se trata de libros de cuentas, títulos de propiedad, litigios y pagos de impuestos.

También incluyen archivos ligados a la vida social y política en los Valles Centrales durante el Porfiriato, además de un libro del cabildo oaxaqueño del siglo XVII y hasta la copia más antigua conocida de los títulos de propiedad del convento de San Pablo. A ello se suma una muy interesante colección de notas periodísticas y suplementos culturales de la primera mitad del siglo pasado.

Gracias a la generosidad y a la visión de la familia Fernández del Campo, esos documentos se integran a los acervos de la BIJC, para nutrir las investigaciones especializadas y la curiosidad del público en general. Algunos de ellos pueden apreciarse desde hoy en la exposición temporal que la biblioteca ha montado para la ocasión.

La Biblioteca de Investigación Juan de Córdova se localiza en la planta alta del Centro Cultural San Pablo. Para mayores informes puede visitar la página de internet: http://bibliotecajuandecordova.mx/.

 

————–

Nuevas Constelaciones, exposición que alberga el Museo Textil de Oaxaca

La sala IXTLE del Museo Textil de Oaxaca alberga la exposición titulada “Nuevas Constelaciones” donde se presentan piezas de diferentes regiones del estado para dar a concer la maravilla de su bordado y textil.

De acuerdo a un comunicado de la Fundación Alfredo Harp Helú dice que al hablar sobre los textiles de Oaxaca, inmediatamente vienen a la mente algunas imágenes bastante conocidas, imágenes que conectan las telas con las poblaciones donde se elaboran. Así tenemos las flores istmeñas, las grecas de Teotitlán y las aves mazatecas, por dar solo algunos ejemplos. Podríamos pensar que estas flores, grecas y aves son una suerte de constelaciones en nuestra bóveda celeste, que nos ayudan a encontrar y/o seguir un rumbo. Pero, ¿hay nuevas constelaciones por descubrir? ¿Es posible modificar el mapa de estrellas que conocemos? Las respuestas son obvias: sí y continuamente.

En octubre de 2017, convocaron a un grupo de artistas de distintas comunidades de Oaxaca para presentarles un proyecto de exposición a mostrar en julio de este año, con motivo del X Aniversario del MTO.

Ahí invitaron a los asistentes a crear algún producto nuevo que hiciera referencia a lo que cada uno de ellos ha aprendido/desarrollado/creado, a partir de sus vínculos con el Museo a lo largo de estos años.

La idea inicial era, sobre todo, demostrar el impacto que ha tenido el programa de Hiloteca entre quienes tejen y bordan, pues con esta iniciativa la calidad de sus trabajos ha mejorado notablemente. La oferta de hilos de mejor calidad, sin embargo, no ha surtido efecto por sí sola, pues los artistas también han enriquecido su labor a través de talleres que el MTO ha organizado: teoría del color, composición formal, acabados, confección y patronaje, entre otras temáticas.

Algunos de los participantes se han vinculado con alumnos de servicio social y prácticas profesionales, con quienes aprendieron y desarrollaron estrategias que les han brindado herramientas adicionales para su trabajo. De modo paralelo, las exposiciones y el acervo que resguarda el MTO también han sido fuente de inspiración, curiosidad y reencuentro con las historias del pasado. Así pues, la intención de la exposición cambió para mostrar el desarrollo de cada participante a partir de las relaciones y oportunidades que se han presentado en el Museo.

Ahora bien, el MTO también ha abogado, desde su creación, por una visión intercultural. Su exposición inaugural De Mitla a Sumatra, el arte de la greca tejida sentó las bases que marcarían su filosofía, pues en dicha muestra, los tejidos y bordados de Oaxaca y otras partes de México convivían en armonía con expresiones textiles de diversas regiones del mundo.

La propuesta que presentaron  man- tiene ese espíritu de colaboración, pues en la reunión de octubre pasado se explicó la segunda característica de este proyecto: la exposición contempla el trabajo en equipo y la cocreación, donde cada participante eligió con quién/es trabajar para desarrollar la pieza a presentar. Los equipos se formaron a partir de una dinámica realizada en ese primer encuentro: cada quien se presentó́ y mostró su trabajo. Si bien la mayoría de los asistentes se conocía entre sí, esta actividad permitió un mejor conocimiento del trabajo y la personalidad de cada participante. Algunos equipos se conformaron en ese momento, mientras que otros más se definieron hacia el fin de año para así comenzar a idear los trabajos a presentar.

En la exposición se puede admirar los bordados de Santa María Tlahuitoltepec  que ya no hacen exclusiva referencia a ese pueblo en la sierra, sino que se entre- lazan con los de Maguey Largo, aquí en los Valles Centrales. Las águilas bicéfalas de San Juan Cotzocón volaron desde la zona mixe en dirección a la costa mixteca, donde se encontraron con sus hermanas de Pinotepa de Don Luis.

Pareciera que San Pedro pide bautizar una de estas nuevas constelaciones con su nombre, pues la seda de San Pedro Cajonos halló cobijo en los telares de dos pueblos que comparten el primer nombre, aunque se apellidan distinto: Sochiapan y Amuzgos. Agradecemos a tan brillantes estrellas por incitarnos a redescubrir el manto con el que arropamos nuestra existencia.

Exposición “Los matices del universo” llega a la Casa de la Cultura Oaxaqueña

*En la Casa de la Cultura Oaxaqueña convergen los universos de los artistas plásticos Horacio Girón, Manuel Mos y Aldo Jiménez

Esta exposición nos acerca al trabajo gráfico y pictórico de tres artistas oaxaqueños, que en “Los Matices del Universo” dan muestra de la disciplina del antiguo oficio de la creación plástica, buscando su propio lenguaje, adaptándose a un diálogo que se genera en la sencilla y cotidiana búsqueda en el alma joven de un artista que incesante indaga en el cotidiano paso de la vida misma.

En la paleta de Horacio Girón, Manuel Mos y Aldo Jiménez los matices corresponden a una propiedad esencial del color que enriquece su obra, que consolida su capacidad expresiva, que les abre la posibilidad ilimitada de mirar, interpretar y dibujar el mundo desde tantos ángulos como matices pueden alcanzar en el momento creativo.

Aldo Jiménez Salud, pintor oaxaqueño formado en la Facultad de Bellas Artes de la UABJO, desde pequeño con una inclinación a la pintura y el dibujo, en su obra apreciamos influencias del surrealismo, el figurativo, la metafísica; ha experimentado además en la gráfica y la escultura, sus piezas han visitado espacios en Oaxaca, Ciudad de México, Aguascalientes, Monterrey, Guadalajara, Veracruz y Francia comparte 11 piezas en esta exposición en linografía, acuarelas, acrílico y óleo

Horacio Girón, nacido en Oaxaca, desde niño mostro interés por la pintura, considera que en su estilo “…hay una combinación de muchas influencias artísticas en mi pintura que dan como resultado mi propio lenguaje” en esta exposición ofrece 13 piezas entre lino grabados, oleos sobre tela, acuarelas y goauche sobre papel, egresado de la Escuela de Bellas Artes con especialidad en grabado, a llevado sus piezas a galerías en la ciudad de Oaxaca, Guadalajara, Ciudad de México, Durango, Monterrey y en el extranjero en Finlandia

Manuel Mos nace en Oaxaca, desarrollo el gusto por el dibujo y la pintura desde muy temprana edad, aptitudes que desarrollo en los talleres de la Casa de la Cultura y el Maco. Ha desarrollado su obra en la pintura, el grabado y el dibujo; sus piezas son enriquecidas por la obra de los fovistas y el art brut, abona a la serie “Matices” 15 obras, de múltiples técnicas entre las que se encuentran el dibujo a tinta china, la pintura al óleo y el grabado en linóleo. Es egresado de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”. Ha participado en diversas muestras colectivas en Galería Central de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, en la Dirección de Arte y Cultura de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y en la Cuarta Bienal Nacional de Artes Gráficas Shinzaburo Takeda (2014-2015), entre muchas otras.

La exposición pictórica colectiva “Los matices del universo” se puede visitar en la Galería Rufino Tamayo de la Casa de la Cultura Oaxaqueña hasta el 12 de septiembre de 2018.

Realizan en Oaxaca, festival de Clarinete y Saxofón UABJO-VEERKAMP 2018

Del 6 al 10 de julio se realizó e Oaxaca el Primer Festival de Clarinete y Saxofón en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

Este festival fue un esfuerzo que Casa Veerkamp, empresa que cumple 110 años en el mercado musical de México, tuvo para acercar a los músicos de la región clases magistrales, conciertos, conferencias y demás actividades que enriquecieran su quehacer musical.

La gestión se llevó a cabo entre la Coordinación de Cultura Musical de Casa Veerkamp, la Facultad de Bellas Artes otorgando la institución los espacios adecuados para todas las actividades que se llevaron a cabo y la SECULTA, por parte de Casa Veerkamp, acercar a todos los maestros involucrados que se sumaron a la iniciativa de manera loable y entusiasta.

Más de 10 maestros brindaron sus conocimientos a los más de 140 alumnos que se dieron cita en las instalaciones de la Facultad con al menos 7 clases simultáneas, abarcando todos los temas posibles en los días del festival.

Un total de 11 recitales deleitaron al público que se dio cita en la Sala Benito Juárez de la Facultad de Bellas Artes en el marco del festival. Presentaciones de diversos estilos musicales que fueron de la música contemporánea con el Ensamble DUMPLUM conformado por el Clarinetista Fernando Domínguez y el Percusionista Iván Manzanilla al trio de fusión TRANSIENT con el saxofonista y flautista ganador de dos Grammys, Adrián Terrazas-Gonzáles como solista, acompañados por la Orquesta de Cámara de Facultad de Bellas Artes de la UABJO.

La presentación del disco del dueto D´accord “De Viaje” integrado por Juan Pablo Maldonado en la guitarra y Luis Miguel Balseca al clarinete que dejaron un grato sentimiento musical por el desborde de talento; llegando al repertorio clásico de los Maestros Ismael Sánchez por una parte y Sergio Reyes que hicieron gala de virtuosismo y musicalidad notable, acompañados al piano por el concertista Alfredo Aguilar, sin dejar atrás a la música de cámara con el Cuarteto de Saxofones SAXTLÁN que sorprendieron al público con su calidad como ensamble y la interacción de la música con las artes visuales con el artista Arturo López Pío CINE A MANO.

También se realizaron dos conciertos de Jazz con el extraordinario saxofonista Gerry López y el trío de talentosos músicos de Oaxaca, Emanuel Carrera en la batería, Jorge Gamboa en el contrabajo y el francés avecindado en éste estado Pierre-Arnaud al piano, hicieron presente a este género con dos presentaciones, Vandojam patrocinado por la empresa francesa Vandoren y las empresas Oaxaqueñas Musical Yae y Azwar servicios musicales.

Además, el gran concierto de clausura presentando Gerry López temas originales y grandes obras del jazz clásico. Sin olvidar el gran performance que presentó el saxofonista mexicano Remi Álvarez y el percusionista Milo Tamez sobre improvisación libre, un concierto único y sin precedentes en Oaxaca.

Se llevó, además, la presentación especial del saxofonista oaxaqueño Filomeno Ortiz y el clarinetista Isidro Muñetón.

La clausura del festival presentó parte del resultado de los talleres y clases magistrales que se llevaron a cabo con la presentación del Coro de Clarinetes conformado por más de 40 instrumentistas dirigido por el maestro Luis Miguel Balseca y el gran ensamble de saxofones dirigido por el maestro Samuel García.

Fueron días de intenso aprendizaje que sin duda marcarán un hito en la historia de la música de Oaxaca.

Crea Christina Kim un vínculo entre el cielo y la tierra en el CaSa

Hace 27 años Christina Kim vino a Oaxaca y visitó la zona arqueológica de Monte Albán, una de las frases que se le quedó marcada de esa visita fue que en ese lugar uno experimenta el vínculo que existe entre el cielo y la tierra, dicha experiencia dio paso a la instalación vínculo entre el cielo y la tierra que montó en la Galería Planta Alta del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) donde colaboraron con ella creadores del “Artesano Taller de Papel” y la bordadora Julia Santos.

Al entrar a la Galería Planta Alta del CaSa la instalación envuelve al espectador, Kim cubrió las ventanas de este espacio con papel picado elaborado a mano, de un lado de la galería recreó una constelación de estrellas.

En entrevista Christina Kim comentó que estaba buscando lograr el tono del cielo azul de Oaxaca que se ve entre las 8 y 9 de la noche, “todos los papeles se pintaron a mano no creo que haya uno sólo que se repita, es como la naturaleza, no se repite”.

Otra inspiración para Kim fue el artista Giotto di Bondone, ya que al hacer la pieza en tono hacer quería que se viera como una pintura al fresco.

Después de mirar el cielo que la artista recreó uno camina hacía el otro polo de la galería y justo en medio se encuentra con una lluvia de miles de corazones elaborados con telas recicladas, de la marca dosa, por la bordadora Julia Santos.

Y es que Kim platicó que en Oaxaca es el sitio donde ha visto estrellas fugaces y esta instalación revela su experiencia en este estado, donde le han tocado intensas lluvias, por ello la pieza elaborada con corazones se llama “Lluvia de meteoritos II” que está entre el entre el cielo y la tierra.

“Los corazones son un proyecto que he estado haciendo con Julia Santos y Trine Ellitsgaard por 12 años, tengo una marca de ropa que se llama dosa y esas piezas se hacen en nuestro programa de cero desechos, hasta ahora probablemente se ha hecho 400 mil corazones en la comunidad de Ejutla donde vive Julia, en la tienda que tenemos en Estados Unidos son parte de los artículos que vendemos, pero también creamos instalaciones de arte con ellos”, detalló Kim.

La parte que representa a la tierra en la instalación son plantas y mapas de distintas zonas arqueológicas en Oaxaca, Christina conoció la cueva Güilá Naquitz y Monte Albán, entre otros sitios y las plantas que marcaron sobre el papel picado son aquellas que vieron y dibujaron durante sus visitas a dicho sitios, otras plantas vienen de libros de botánica. Estas piezas se admiran en tono verde sobre las ventanas de la galería.

Hay un punto neutro en la instalación, son las ventanas que cubrió en tono claro, recordado que en una ocasión en el mercado de Tlacolula vio a un grupo de personas con su traje regional y éste era todo blanco, sobresaliendo entre todo el color que ofrece dicha plaza en Valles Centrales.

El vínculo entre el cielo y la tierra es la instalación con la que el CaSa celebrar los 20 años del taller Arte Papel Vista Hermosa y es que Kim ha trabajado con talleres que elaboran papel de manera artesanal en San Agustín Etla.

“He estado trabajando con Arte Papel Vista Hermosa y Artesano Taller de Papel durante 15 años, los dos tienen grandes proyectos y quería que ellos vieran como su diseño es parte de mi mundo, traje muchos libros para que ellos pudieran estar inspirados”, expresó Kim.

Y platicó cómo comenzó su colaboración con los talleres de papel en San Agustín, “soy diseñadora de ropa y trabajo con tintes naturales, cuando conocí a Trine Ellitsgaard me invitó al taller de papel y me encantó la acción, la manera en que hacían el papel, todo lo que se hacía era de forma manual, no se requería mucho más, estaban utilizando materiales de la región, también me gustaba esa idea de que no desechaban nada, si había desperdicios lo volvían a poner dentro de la fibra”.

“En ese momento estaba buscando hacer etiquetas para mi marca dosa, cuando vi lo que podían hacer, que era un trabajo individual, quise hacer unas etiquetas en forma de tortilla o quizá son memelas porque son pequeñas, y así comencé a trabajar con ellos”.

A Kim le gusta trabajar con proceso artesanales, tanto en el diseño de ropa como en su obra artística, al hablar del material que utilizó para vínculo entre el cielo y la tierra explicó que el papel le gusta porque está elaborado con materiales naturales, entre sus cualidades está que hay una gran variedad y aunque es delgado y transparente es mucho más fuerte de lo que parece.

Christina Kim continúa trabajando con procesos artesanales, porque considera que tienen una cualidad intrínseca, en el caso del papel “primero es único, el hecho que tantas manos se involucren en hacerlo le imprime un sentimiento difícil de describir”.

Hace algunos años también realizó una instalación en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) que consistió en colgar papel picado en tono azul en el patio principal.

La instalación vínculo entre el cielo y la tierra. Christina Kim, Artesano Taller de Papel y Julia Santos la artista la propondrá a espacios en la Ciudad de México. En el CaSa estará disponible durante los siguientes meses.

 

El Dato

 

Durante la inauguración Christina Kim dijo que otra de las razones para hacer la instalación era porque quería crear un espacio y un fondo hermoso para que rodeara a los jóvenes músicos del proyecto automodelo que ofrecieron un concierto.

Kim conoció a los músicos hace un año y en cierto modo la inspiraron y es que el proyecto Automodelo del CaSa explora las músicas de Oaxaca.

 

‘Retorno’, fotografía intervenida del Ferrocarril Mexicano del Sur

Será este viernes 3 de agosto a las 7 horas que en el Museo Infantil de Oaxaca de inaugure la exposición ‘Retorno’, intervención fotográfica de la historia del Ferrocarril Mexicano del Sur por la artista Abril Salgado con poemas en español y mixteco de la escritora Nadia López.

‘Retorno’, propone desde la perspectiva artística de Abril Salgado, mostrar cómo las fuerzas de la naturaleza se apropian del camino construido y destruido que vio correr por tantos años el progreso, confirmando que tarde o temprano se levantarían a recuperar sus espacios y senderos, asumiendo su condición de seres vivos. Nadia López, agrega las palabras necesarias para describir las miles de historias desarrolladas durante los años que el tren funcionó en Oaxaca y la añoranza de un importante medio que hoy solo vive en la memoria histórica.

Esta exposición nace con la finalidad de acercar a nuevos públicos a la historia del ferrocarril.

El trabajo de Abril Salgado recurre principalmente a temas de preservación de la vida vegetal y animal guiado al entorno natural que los seres humanos han invadido. Ha colaborado en el Centro Cultural La Curtiduría, en el área de difusión y diseño, posteriormente en el Proyecto Toledo en la biblioteca La Ciudadela de la Ciudad de México. Laboró y colaboró  como asistente de Producción y Diseño textil en el Centro de las Artes de San Agustín, Oaxaca y actualmente trabaja como artista plástica y visual independiente.

Nadia López, escritora emergente de origen mixteco, ganadora del Premio Cenzontle 2017 con su poemario Tierra Mojada. Sus poemas han sido publicados en revistas de México y España. Colaboró en la organización del Primer Encuentro Mundial de Poesía de los Pueblos Indígenas y participa en la traducción en lenguas originarias “Yoohuitsun” de la Enciclopedia de la Literatura en México. La exposición se encontrará abierta al público a partir del 3 de agosto y hasta mitades de octubre en un horario de 10:00 a 19:00 horas de lunes a domingo. Entrada libre.

 

“Mee kunchee kù’ù

nai ñu´ú. Kaxi kàkà koo káchi

nchai iìn sana ka’an.

Vichi koo kitsia tikuxi kaa

ra ichaan, me paa,

vatu, kunchatu tikuxi kaa”.

 

“He visto una vasta y tierna vegetación

creciendo a ras de suelo.

Sonoras baldosas de cal silenciosa

carcomidas por el salitre del adiós.

Hoy no vendrá el tren y tampoco mañana,

pero mi padre, todavía, lo espera”.

 

Nadia López

Evocación al paisaje llega al Centro Cultural Santo Domingo

La Sala De Profundis del Centro Cultural Santo Domingo alberga desde el domingo la exposición temporal “Evocación al paisaje”, exposición pictórica que reitera que los escenarios son más entrañables de lo que pensamos.

La exhibición es realizada con la curaduría de Manuel García, integrada por obras de pintores, fotógrafos, artistas visuales y multidisciplinarios como Antonio Turok, Bayrol Jiménez, Dr. Lakra, George Mead Moore, Israel Nazario, Laureana Toledo, Luis Hampshire, Magdalena Rantica, Ramón Jiménez Cuen “Rame”, Ramón Sanmiquel y Taka Fernández.

“Reales o imaginarios, los paisajes, nos rodean y son nuestros desde que nacemos hasta el último aliento, van y vuelven, se nublan, pero nunca desaparecen, y mirarlos es una virtud que, al descubrirse, nos seduce. Por ello, pintar un sitio, dibujarlo o retratarlo, es un acto vital que nos religa con lo que el arte también tiene de divino. Los prodigiosos parajes del pasado y del presente, aquellos territorios añorados, los que habitamos, los irrepetibles y los cotidianos.

La muestra pictórica Evocación al paisaje nos reitera que los escenarios son más entrañables de lo que pensamos. Las miradas y la maestría artística de estos creadores se han reunido hoy y aquí para recordarnos que el lugar evocado es mucho más de lo que vemos: está y seguirá como una parte profunda de nuestras emociones“. Fragmento del texto introductorio escrito por Cuauhtémoc Peña Vásquez.

La exposición se podrá visitar hasta el 14 de octubre en la sala temporal De Profundis del Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán.

El Eclipse lunar fue el más largo del siglo XXI

Agencias

Ciudad de México.- El eclipse total de Luna de ayer viernes 27 de julio, fue el más largo del siglo XXI con una duración de 103 minutos en su fase de totalidad, y es importante conocer las razones de esta particularidad si todos estos fenómenos suceden del mismo modo.

En este tipo de evento, la Tierra se interpone entre la Luna que debe estar en su fase “llena” y el Sol, de tal modo que el satélite natural se desvanece poco a poco conforme la sombra del “planeta azul” la cubre.

Ayer solo se observó un enrojecimiento en la Luna, debido a que los rayos del Sol pasaron a través de la atmósfera terrestre, detalló el responsable del área de Astronomía y Ciencias del Espacio del Planetario Luis Enrique Erro, Wilder Chicana Nuncebay.

Dijo que lo que se vio en realidad en el color de la Luna tiene que ver básicamente con una parte de contaminación de la atmósfera terrestre.

En entrevista con Notimex, el astrónomo explicó que la duración de un eclipse depende básicamente de la relación entre las distancias y alineación de los tres participantes: la Tierra, el Sol y la Luna.

Por la fecha, dijo, la Luna se encontraba a la mayor distancia respecto a la Tierra, y ésta a su vez lo estará del Sol. Eso hace que la sombra de la Tierra, que es la que realmente pega sobre la Luna, sea extensa y, al ser tan grande, el tiempo que tiene la Luna para moverse a través de toda esta zona es mayor.

Este tipo de acontecimiento es posible porque cualquier objeto extenso proyecta dos tipos de sombras, umbral y penumbra; la primera es sólida, mientras que la segunda es más tenue y amplia.

“Realmente hay dos conos de sombra que son los que proyecta la Tierra a la Luna. Cuando la Luna empieza a entrar al cono más exterior, es decir, a la penumbra, hace el primer contacto, aquí empieza la fase penumbral del eclipse”, explicó Chicana Nuncebay.

Con el paso de los minutos, la Luna entra por completo a la zona de penumbra y empieza a tocar la fase de umbra, parte más oscura, es aquí donde se proyecta un color rojizo sobre el satélite, etapa que se le conoce como parcial.

“Cuando toda la Luna se introduce en la umbra, decimos que estamos en la totalidad. Entonces mientras más grande es la sombra principal, más tiempo va a durar el eclipse total”, apuntó.

Así, desde el inicio del eclipse hasta su final, tardó cerca de seis horas y como referencia, el físico dijo que en las Islas Canarias el fenómeno inició como a las 18:18 horas y terminó a la media noche.

Este tipo de fenómenos también sirven a la comunidad científica para realizar observaciones y sondeos con los cuales pueden obtener información sobre la atmósfera, grado de contaminación, e incluso sobre la capa de ozono.

Debido a que el eclipse total de Luna no se pudo apreciar en México, el planetario Luis Enrique Erro del Instituto Politécnico Nacional (IPN) programó una proyección de una simulación del eclipse como si se viera desde las Islas Canarias.

De acuerdo a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a nivel científico los eclipses lunares son fenómenos conocidos desde la antigüedad por los chinos y los antiguos mesoamericanos.

Sueños, vida y tiempo abatidos por la muerte

Texto: Joel F. GÁLVEZ VIVAR

Fotos: Karol Joseph GÁLVEZ LÓPEZ

Heroica ciudad de Huajuapan de León, Oaxaca.- Al levantar la mirada al azulado cielo huajuapense, bajo la bóveda de la sala de exposición temporales de la casa de la cultura maestro ‘Antonio Martínez Corro’ de esta ciudad, se contagia en la profundidad del ente la reflexión máxima que expresa en sus obras el artista Carlos Antonio Blanco Osorio.

Mientras seguimos observando meticulosamente, cada obra alcanzamos a comprender la importancia que existe entre la vida, el tiempo y la muerte: en ellas el autor expresa el más sublime mensaje sobre el valor de la existencia del hombre, pero sobre todo, esta va ligada con la misión al que fuese enviado a la faz del globo terráqueo.

Basta mirar los títulos de las obras hechas a lápiz, entre las que se aprecian: ‘Extraña mañana de compartir el tiempo donde eres persona, flor o muerto’; ‘La muerte distrayendo al hombre con la vida’; ‘Cabeza hueca’; ‘El mago’; ‘Los lugares mueren con la memoria’; ‘Los sentimientos deforman hombres de cera’, entre otras que están expuestas al público antes de la cultura y de alto contenido de las artes.

En tanto, el propio artista Carlos Antonio Blanco Osorio, expresa: ‘vivimos engañados y existimos trastornados cambiantes siempre por nosotros mismos o por ellos, somos como nubes en un cielo azul abatidos por el aire de pensamientos y el tiempo, nunca observamos cómo cambian ni como desaparecen, días en los que no hay nubes, así vamos nosotros ignorando hasta nuestra propia mente que evoluciona como una semilla, y que se va ramificando en ideas que escondemos como hojas, que caen con el peso de los años, años que convivimos con personas, que son minutos distrayéndonos de nuestra propia muerte.

Y de la vida, por esperar, prosigue Blanco Osorio, y así pasamos coleccionando relojes, momentos, en los que no sabemos ni cuánto durará, si una vida o una hora; relojes como los de arena los cuales se nos hacen vicio, que admiramos siempre y sabemos cuándo acabarán sin tener que esperar a que este solo un día empiece a retroceder y a adelantarse hasta que se detenga al azar; pues solo vacía su arena paciente, como la muerte’, acota el autor.

En las mismas condiciones se encuentran las 29 obras del jovial artista, que creció y camina en las polvorientas calles de la gran Ñudee, recogiendo el palpitar cotidiano de la urbe, sigue inspirándose en la proximidad de las alturas de lo que pudiesen ser las condiciones de los habitantes de este jironcito de la mixteca en el inmediato porvenir.

La casa de la cultura huajuapense encierra un cumulo de esperanzas, y fortalezas para enriquecer la humanidad cultural de los nativos, por ello es preciso acercarse a cada momento para saber y conocer lo ahí se manifiesta a través de las artes como son las obras del maestro Carlos Antonio Blanco Osorio.

 

Ex Convento de los Siete Príncipes inicia etapa de restauración

El ex Convento de los Siete Príncipes, recinto rehabilitado entre 1963 y 1965, bajo la dirección del Arq. Armando Nicolau para convertirlo inicialmente en la Escuela de Artesanías y a partir de 1971, para el funcionamiento de la Casa de la Cultura Oaxaqueña, en este año 2018, luego de los sismos del 2017, inicia un importante trabajo de restauración en las grietas producidas por estos movimientos telúricos.

Bajo la supervisión del INPAC, dado el carácter histórico del edificio, se han iniciado estos trabajos con los que su busca garantizar la seguridad de la población usuaria conformada por personas de todas las edades quienes acuden a esta institución como participantes en los talleres o como acompañantes y público de actividades programadas, sin dejar de mencionar al personal que ahí labora.

Los trabajos programados, tendrán una duración estimada en 87 días, tiempo en el que un equipo de especialistas y mano de obra calificada realizará trabajos en la fachada principal, en el muro este y el oriente consistentes en cambio de sillares de cantera que presentan deterioro por el paso del tiempo y por el temblor, así como el amarre de muros en los casos requeridos, conformando así una estrategia de trabajo que ha sido definida de tal manera que se provoque la menor afectación a la realización de cursos de verano, actividades artísticas programadas y labores administrativas de la institución.

En este sentido, la Dirección de la Casa de la Cultura Oaxaqueña a cargo del Licenciado Guillermo García Manzano, ha dado a conocer a la población usuaria de este espacio que la puerta principal ubicada en la calle de González Ortega permanecerá cerrada durante algunos días, habilitando como entrada provisional la puerta de emergencia ubicada en Santos Degollado.

1 2 3 20