Cabrera llega mañana a Nueva York

Jenny SÁNCHEZ

Oaxaca y la gastronomía de la región de la mixteca estará presente mañana sábado 20 de octubre en Nueva York a través de la chef Olga Cabrera del Restaurante Tierra del Sol este evento se realiza en el marco del Celebrate Mexico Now Festival en el Museo Nacional del Indio Americano.

La chef Olga llevará su sazón con los mejores platillos de la mixteca oaxaqueña en una demostración y degustación con el objetivo de enseñar cómo preservamos nuestras recetas tradicionales.

La chef del restaurante Tierra del Sol aseguró que es una gran responsabilidad llevar la comida oaxaqueña a otros lados del país, porque es poner en alto el nombre de Oaxaca.

“Llevaré ingredientes principales para cocinar, ingredientes que ahí no se encuentran y que utilizaré en estos días que estaré por ese lugar como lo son chiles costeños”, comentó.

Dijo que con más de 30 años de cocinar comida mixteca su propósito es preservar las recetas auténticas de su abuela, quien es una cocinera tradicional de esa región, utilizando ingredientes 100% originarios y endémicos de las diversas zonas de Oaxaca.

La chef originaria de Huajuapan de León ha representado la cocina mexicana en dos ocasiones en Estados Unidos, la primera  de ellas fue en diciembre de 2017, en el café Frida de Nueva York.

Olga Cabrera ha cultivado ese amor por la cocina familiar de nuestras abuelas, prueba de ello es que al tradicional mole de esa región –sobre todo en Huajuapan–,  se le conoce como el “Mole de Doña Chonita” en honor a la abuela de la Chef, quien a sus 87 años sigue preparándolo con un sazón exquisito y lo comparte como una de las recetas especiales en “Tierra del Sol,  Casa Restaurante.

Poeta mixteca gana Premio Nacional de la Juventud 2018

Agencias

Ciudad de México.-  El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entregó el pasado martes el Premio Nacional de la Juventud 2018 a jóvenes de entre 12 y 29 años que han destacado en distintas asignaturas,entre ellas la poeta mixteca Nadia López García.

En el evento, realizado en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Primer Mandatario resaltó que “el Gobierno de la República, sin duda, ha dedicado esfuerzos a apoyar la creatividad y las iniciativas de la juventud mexicana”.

Nadia López García, acreedora al Premio Nacional de la Juventud con la distinción Fortalecimiento a la Cultura Indígena, en representación de los galardonados, dijo sentirse honrada, y afirmó que “aunque hemos pasado por múltiples obstáculos económicos, sociales, culturales, estamos aquí diciéndole a México: sí se puede”.

Al Presidente Enrique Peña Nieto, le expresó: “Tenga la seguridad de que hoy usted ha sembrado en esta generación la semilla para que en México crezcan todos nuestros sueños. No nos vamos rendir”.

“Quienes hoy recibimos este premio”, agregó, “agradecemos a las personas, organizaciones e instituciones que en nuestro camino han tenido la mano. Nuestros caminos no han sido fáciles, pero en el dolor también ha florecido nuestro valor”.

Explicó que “hoy recibimos el Premio Nacional de la Juventud, la máxima distinción que en nuestro país se concede a las y los jóvenes cuyas trayectorias sirven de ejemplo e inspiración para la sociedad y, sobre todo, para las más de 39 millones de personas jóvenes en México”.

Destacó que “aquí frente a ustedes, estamos hombres y mujeres de edades diferentes, de historias y geografías distintas con diversas metas y proyectos, pero con un mismo propósito: hacer de México una Nación en la que todos nuestros sueños puedan caber”.

A los jóvenes galardonados, les exhortó a que “sigamos trabajando, seamos valientes y honestos, que la palabra rendirse no está en nuestra mente ni corazón”, y les pidió que “apoyemos a otros, como nos apoyaron a nosotros y, sobre todo, no dejemos de soñar, porque con constancia y dedicación todo sueño puede alcanzarse. Soñemos juntos en distintas lenguas, por un México más justo, más libre y más incluyente”.

Nadia López García es una poeta bilingüe tu´un savi-español, traductora y pedagoga. Su trabajo ha sido publicado en espacios como Punto de partida (UNAM), Tema y Variaciones de Literatura (UAM), La Jornada, EstePaís, Pliego16, Círculo de poesía, entre otros.

Ha ganado diversos reconocimientos por su trayectoria literaria, incluyendo el premio a la Creación Literaria en Lenguas Originarias Cenzontle 2017.

Invita OaxacaCine a conferencia sobre cine de terror

*30 de octubre de 2018, a las 18 horas en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca

Desde hace unos cuantos años la categoría “de culto” se le otorga de manera indiscriminada a cualquier película. Pero ¿qué significa esta etiqueta hoy día? ¿Qué es lo que hace que una película sea considerada de culto? ¿Es por su procedencia, temática y/o accesibilidad? ¿Y cómo es que se aplica al género de terror? OaxacaCine invita a las y los interesados en profundizar en el tema a través de la Conferencia Cine de terror de culto, la cual ofrecerá también un breve recorrido por la historia mundial del cine de terror.

La conferencia será presentada por Jorge Grajales, programador e investigador cinematográfico especializado en cultura popular y fanático de todo lo que pueda identificarse como “otro cine” (de Godzilla al spaguetti western, pasando por el anime, el cine asiático, los vampiros y el gore), como ha demostrado desde hace casi 20 años en los maratones nocturnos de cine alternativo que organiza en el Centro Cultural José Martí de la ciudad de México. Acompañará su charla con una selección de fragmentos de algunas de sus películas de terror favoritas.

El cine de terror, pilar de una larga tradición del cine popular, es un género complejo y atractivo. Despreciado por ciertas élites culturales, el terror fílmico ha conseguido ampliar las fronteras genéricas y expandirse a los temas más delirantes y provocadores, pero también políticos y urgentes. En esta conferencia se abordará las formas en que el terror provoca reacciones y genera vivencias enriquecedoras en el espectador.

Cine de terror de culto se realizará en vísperas del Día de Muertos, el miércoles 30 de octubre a las 18:00 horas, en las instalaciones del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (Alcalá 507, Centro). La entrada es libre. Por las características del tema, se trata de una actividad no apta para niñas y niños.

Agradecemos el valioso apoyo del IAGO para la realización de la actividad. Así mismo, damos las gracias al Instituto Mexicano de Cinematografía por el apoyo al proyecto OaxacaCine Formación.

Jorge Grajales (1974). Investigador cinematográfico que se ha especializado en cultura popular de lo cual ha dado cuenta en varios textos aparecidos en publicaciones diversas como los diarios Unomásuno y Milenio, así como en las revistas 24xSegundo, Libido, Complot, La Mosca, Generación, Pic-Nic, Cine Premiere y Marvin, por nombrar algunas. Algunos de sus ensayos sobre cine han sido publicados por la UNAM en su colección “Texto Sobre Imagen” y, más recientemente, en el libro Paisajes de la Muestra, editado por la Cineteca Nacional. Es autor también de los primeros cómics braille de Iberoamérica llamados Sensus, ilustrados por Bernardo Fernández BEF.

Desde 1999 se encuentra al frente de los maratones nocturnos de cine alternativo realizados en el Centro Cultural José Martí, cineclub que le ha dado un impulso muy particular al cine popular y de género de diferentes regiones, con una programación de la cual es curador, subtitulador y presentador. Esa labor de difusión ha sido recogida en el corto documental producido por el CUEC El Rey del Otro Cine (2012) de Gabriela Sandoval, proyectado en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, en el Festival Internacional de Cine de Vladivostok y en el Shorts Corner del Festival de Cannes.

Ha impartido cursos y talleres que van desde el cine de género al cine experimental pasando por diversas aristas de la cultura popular en lugares como el Centro Cultural Woody Allen, Dada X, Cine Espacio 24, el Centro Nacional de las Artes (donde formó parte del grupo “Maestros en Itinerancia”) o el Centro de Arte y Nuevas Tecnologías de San Luis Potosí. Actualmente está al frente de la emisión de Circo Volador Radio “Hacia Asia”, programa especializado en la cultura popular, alternativa y underground del continente asiático.

Alebrijes: figuras oníricas desde el corazón de Oaxaca

Agencias

Ciudad de México.- Llenos de brillantes colores, a veces elaborados en cartón y otras en madera, combinando figuras de distintos animales en un solo cuerpo, así son los alebrijes, artesanías que se hacen a mano y que provienen de los sueños de Pedro Linares López.

En 1936 a la edad de 30 años, Pedro cayó enfermo y estuvo inconsciente, mientras dormía soñó que se encontraba en un bosque apacible, en el que de pronto las rocas, las nubes y todo lo que lo rodeaba se convertía en seres extraños: un gallo con cuernos, un burro con alas, un león con cabeza de águila, en general las criaturas que veía en su sueño febril tenían colores brillantes, alas, cuernos, colas, dientes amenazadores y ojos que parecía que se saldrían de sus cuencas, todos ellos gritaban la palabra “alebrije”, una palabra que en ese momento no significaba nada, pero poco después le dio nombre a esta artesanía mexicana del siglo XX.

Los alebrijes se popularizaron gracias al documental que sobre Pedro Linares realizara Judith Bronowski en 1975. Como cartonero Pedro Linares López trabajó para figuras del medio artístico como Diego Rivera o Frida Kahlo, se especializaba en hacer “judas” de cartón para la Quema de Judas que se sigue haciendo en muchos lugares de México durante la semana santa, también hacía piñatas y máscaras para el carnaval.

Además enseñó el oficio a sus hijos, quienes aún el día de hoy continúan haciendo figuras de cartón, especialmente alebrijes, tal como puede verse en el video que encabeza estas líneas, ellos siguen vendiendo parte de su producción en el barrio de La Merced, en la Ciudad de México.

Existe la creencia de que los alebrijes pueden cuidar los hogares al “espantar” a los malos espíritus, especialmente aquellos alebrijes con un aspecto más “monstruoso”, serían los más indicados para llevar a cabo este cometido, lo que sí es que a pesar de haber salido del sueño de Pedro Linares, no surgieron de la nada, ya que la cultura mexicana está llena de imágenes e influencias tanto de la cultura china, como de la cultura gótica, e incluso siempre ha habido quienes le ponen cara a la muerte, o a la calaca, e incluso hacen ilustraciones o dibujos más macabros, tal como hiciera en su época José Guadalupe Posadas.

Tradición que vive en Oaxaca

Aunque Pedro Linares era originario de la Ciudad de México, hay un poblado en Oaxaca llamado San Martín Tilcajete donde se da vida a estos animales fantásticos a través de la talla en madera, y donde son decorados con motivos de la mitología zapoteca, donde se piensa que cada ser humano que nace viene acompañado de un animal que lo guiará durante su vida, denominado nahual, esos nahuales han tomado el nombre “moderno” de alebrijes, y aquí se ha continuado con la tradición comenzada por Pedro Linares.

Para la talla de estas delicadas figuras se utiliza madera de copal que es muy suave y fácil de manejar, para teñirla se utilizan pigmentos naturales como la ceniza del copal, el bicarbonato, la cal y la miel, los detalles se ponen con añil, huitlacoche o cochinilla para dar esos vivos colores que los caracterizan y dependiendo del tamaño del alebrije será el tiempo que dure su elaboración, desde algunas semanas hasta años.

Los alebrijes se venden muy bien en nuestro país, pero también en el extranjero, las familias de San Martín Tilcajete cuentan que han llevado sus tallas en madera a lugares tan distantes como los Estados Unidos, Canadá o Alemania.

Estos monstruos sacados de un sueño, han sido reproducidos, pero también son cada vez más los artesanos que sacan de su propia inventiva otras figuras que combinan partes de varios animales en un solo cuerpo, y luego están también las figuras adoptadas y adaptadas de otras culturas como los dragones, los marcianos, animales del mar entre otros.

La Ciudad de México y los alebrijes

En el museo Anahuacalli de la Ciudad de México se alberga un alebrije de gran tamaño fabricado por Pedro Linares a petición de Diego Rivera, y al ser figuras tan emblemáticas de nuestras artesanías contemporáneas, el Museo de Arte Popular de la ciudad, desde el año 2007 implementó un desfile de alebrijes de gran escala llamado Noche de los Alebrijes.

Este año el desfile empezará a las 12:00 del 20 de octubre, y en el recorrido que va desde el Zócalo capitalino hasta el Ángel de la Independencia recorriendo Paseo de la Reforma se podrán apreciar más de 200 alebrijes que nacen de la imaginación y la creatividad de los artesanos mexicanos. Sin duda es un espectáculo que hay que ver al menos una vez en la vida, pero si por alguna razón no puedes estar ahí el 20 de octubre, las figuras se quedarán en exhibición hasta el 4 de noviembre.

Así que sin importar si el alebrije es grande o pequeño, lo cierto es que es una de las artesanías modernas de nuestro país, y una de las poquísimas a las que se les conoce con precisión su origen.

Hablando de origen, fue el propio Diego Rivera quien expresó que ninguna otra persona podía hacerlos puesto que Don Pedro era el verdadero creador.

Justamente en reconocimiento a su trayectoria como artesano es que el Gobierno de México en 1990 le otorgó el Premio Nacional de Artes y Tradiciones Populares, apenas dos años antes de su fallecimiento.

Como dato curioso, en la película Coco se utilizaron las figuras de los alebrijes y los nahuales (como Dante) para representar a esos seres que guían a los muertos en su camino por el inframundo, además de que Coco fue una de las películas más taquilleras del año pasado, también fue un gran homenaje a las tradiciones mexicanas (alebrijes incluídos). (Información de Tania Campos www.xataka.com.mx).

“Buscas aún, Nos buscas lugar”, exposición en el Museo Textil

Sabina MORALES

Fotos: Museo Textil

Una de las nuevas exposiciones que alberga el Museo Textil de Oaxaca (MTO) es “Buscas aún, Nos buscas lugar” de la artista Emilia Sandoval y que en la Sala Ixtle se puede admirar su trabajo.

Las preguntas que encontrarás en esta sala son: ¿Qué sucede cuando una hija pierde a una madre? ¿Qué gestos, qué rituales van a poblar una interrogante que la hija sabe, de antemano que no tiene respuesta?

Cuando una artista pierde a su madre hereda un legado privilegiado: los objetos que estuvieron con ella. Sabiendo que lo relevante de esa materia prima no es su forma, su modo de haber sido producidos, ni inclusive su materialidad, la hija es otra cuando regresa a ellos con una estrategia de creación.

La obra de la artista Emilia Sandoval explica estas preguntas y la exposición podrá ser visitada estos meses hasta febrero del 2019.

El MTO

De acuerdo con información de la página oficial del Museo Textil explica qu en el corazón del centro histórico de la ciudad de Oaxaca, en una casona del siglo XVIII restaurada en 2007, se hospeda el Museo Textil de Oaxaca [MTO]. Este innovador espacio fue creado con la finalidad de propiciar un punto de encuentro entre personas, tradiciones, diseño y arte contemporáneo.

Desde su creación, el MTO se ha impuesto la misión de ofrecer una visión amplia de los diseños, las técnicas y los procesos creativos para la elaboración de textiles de Oaxaca, de México y del mundo a través del intercambio permanente de conocimientos especializados mediante conferencias, talleres y exposiciones.

El Museo Textil de Oaxaca está ubicado en el predio que fue parte de la huerta del antiguo convento de Santo Domingo Soriano, la segunda fundación dominica en América, establecida en el año de 1529, dedicada posteriormente a San Pablo, donde recibían la prédica en náhuatl, zapoteco y mixteco los vecinos indígenas de la ciudad. A principios del siglo XVII, el convento sufrió graves daños debido a una serie de sismos y por tal motivo los dominicos, por iniciativa de Fray Francisco de Burgoa, el principal cronista e historiador del periodo virreinal en Oaxaca, se vieron forzados a rentar y luego a vender parte de sus terrenos para costear la reconstrucción.

El Saber del Sabor se transformará en Oaxaca Flavors en el 2019

Ciudad de México.- Cuando se trata de conocer Oaxaca no hay nada mejor que conocerla por su gastronomía. La variedad de ingredientes, platillos y bebidas es infinita y el chef Alejandro Ruiz, creador del festival El Saber del Sabor, lo sabe.

A 10 años de la creación de este festival, Oaxaca está lista para recibir atención internacional, por ello, El Saber del Sabor se transformará en Oaxaca Flavors del 27 al 29 de septiembre de 2019.

Oaxaca Flavors busca crear una plataforma cultural y gastronómica para posicionar a Oaxaca como un ejemplo culinario a nivel internacional y presumir las cocinas de sus ocho regiones. Aunque la cocina tradicional de Oaxaca es y seguirá siendo una de sus cartas fuertes, la cocina de autor gana terreno día con día de la mano de chefs y cocineros que buscan innovar sin dejar atrás sus orígenes.

Alex Ruiz se integra como parte del consejo fundador de Oaxaca Flavors junto con María Saldaña y Graciela Cervantes, encargados de buscar y encontrar a toda la gente que será representante de esta gran iniciativa, todos con conocimientos sólidos de la variedad gastronómica oaxaqueña.

A esta iniciativa se unirán maestros mezcaleros como Graciela Ángeles –conocida por estar al frente de Mezcal Real Minero– y Ulises Torrentera –creador de la marca de mezcal In Situ, que se exporta a Estados Unidos–.

Además, cocineras tradicionales como Celia Florián, Deyanira Aquino, Ixchel Ornelas, Pilar Cabrera, Evelia Reyes y Abigaíl Mendoza. Entre los chefs, José Manuel Baños –de Pitiona– y Rodolfo Castellanos –de origen– harán gala de sus conocimientos culinarios oaxaqueños.

Sin duda alguna el reto de posicionar a Oaxaca como uno de los destinos gastronómicos más importantes del mundo no será difícil con la colaboración y conocimientos de todos los expertos que integrarán el Oaxaca Flavors 2019. (Con información de animalgourmet.com)

El chocolate que empodera a mixtecas de Oaxaca

El Economista

Ciudad de México.- Un chocolate cautiva, alegra el día y endulza hasta el más agrio paladar, sin importar el día o momento, siempre será perfecto para cualquier ocasión; además ayuda a la salud al aportar antioxidantes que mejoran el funcionamiento cerebral y la memoria, y protege al corazón. Entonces, si tiene tantos beneficios, ¿por qué no usarlo para cambiar el mundo?

Aunque pueda parecer increíble, el chocolate puede transformar la vida de las personas, no sólo por dentro, y muestra de ello es Ruth Valladares, quien con este alimento ayuda a comunidades mixtecas de Oaxaca a tener un empleo digno.

Ruth es originaria en Huajuapan de León, Oaxaca, distrito que más exporta mano de obra a Estados Unidos y que alberga a la comunidad más pobre del país, Santos Reyes Yucuná, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Tras ver las carencias de las comunidades, decidió hacer algo para mejorar la economía.

Junto con su esposo, Germán Santillán, hace cuatro años creó Oaxacanita, empresa que da empleo a cocineras de Villa de Tamazulápam del Progreso, productores de cacao de Putla Villa de Guerrero y artesanos de palma de San Isidro Lagunas, quienes colaboran para vender chocolate.

“Estamos trabajando de manera directa e indirecta con 26 familias entre artesanos, a quienes les compramos los diseños de palma para empazar el chocolate, cacaocultores que promovemos que aprendan a cultivar de manera profesional, y con cocineras con quien formamos jornadas de empleo”, explicó en entrevista a El Economista durante el Bootcamp Amex para innovadores emergentes de American Express y Ashoka.

Una tradición

Para la región, el chocolate es una bebida especial que se toma en momentos importantes como bodas, nacimientos o incluso en la muerte. Esto ha provocado que existan muchos fabricantes de chocolate y por eso es que hicieron la marca y una estrategia de venta más profesional para ayudar a todas las familias que dependen del producto.

Ruth detalló que en un comienzo, el negocio se enfocaba en la producción del chocolate, pero después fueron incorporando artesanos de palma (quienes en su mayoría son personas de la tercera edad), para utilizar sus productos como empaques del alimento, y desde el 2017 incursionaron en la siembra del cacao en el estado, para que así, el chocolate sea 100% oaxaqueño.

Por mes, Oaxacanita produce 500 kilogramos de chocolate completamente artesanal, ya que el cacao se tuesta en comales de barro, la molienda se hace en molinos de piedra volcánica y la forma de las tablillas es a mano.

Los logros

Actualmente tienen presencia en ocho estados del país y sus productos se venden principalmente en cafeterías y restaurantes, ya sea como parte del menú o en stand para preparar en casa. De igual manera venden en Internet, especialmente por Facebook.

Por su labor, también han sido reconocidos como uno de los mejores emprendimientos sociales por la Young Leaders of the Americas Initiative; con el premio UVM 2017 en desarrollo social; ser uno de los mejores 20 emprendimientos sociales del mundo por The International Youth Foundation y Laureate, y como caso de éxito por ventas a través de Facebook en Oaxaca, por la compañía.

Ruth indicó que aún le hace falta mucho para crecer, pero entre sus planes para terminar el año y comenzar el siguiente está sembrar 1,500 hectáreas de cacao en el estado, buscar certificaciones para comenzar a exportar, profesionalizar al máximo la producción y seguir demostrando la cultura oaxaqueña a través del chocolate, porque al final éste sólo “es un pretexto para tener un mundo mejor”.

La emprendedora también precisó que “hace cuatro años las mujeres nos decían que cuando iban a trabajar les daban trato indigno o los esposos no las dejaban laborar. En este tiempo hemos visto un avance con toda la gente con la que trabajamos. Tienen más confianza, independencia personal y económica, y están más empoderados. También se sienten parte de un proyecto que está cambiando vidas y contagian a los demás por lo que hemos crecido. Esa es la parte que más nos llena”.

Homenajean al emblemático Árbol del Tule

Sabina MORALES

El comité del árbol del Tule preparó un programa especial con la Danza magna quien fue la encargada de brindar un homenaje al “Yag Doo” árbol sagrado de los valles Centrales de Oaxaca el pasado lunes 8 de octubre.

Los grupos de la Trinidad Zaachila, San Bartolo Coyotepec, la Villa de Zaachila y Teotitlán del valle dieron muestra de sus bailes bajo los acordes de la banda de música de la Secretaria de Seguridad Pública.

Francisca Pérez Bautista como representante de la Diosa Centéotl 2018 hizo recordar como valorar el árbol mencionando que  es un privilegio contar con un ser vivo. “Muchos no contamos con algo así, visítenlo no solo en su fiesta sino durante todo el año”, dijo.

La lluvia no impidió que cientos de personas disfrutarán en la explanada municipal  de las diversas manifestaciones artísticas, así como la serie de eventos que se llevaron a cabo durante el día.

Como es tradición la fiesta llegó a su fin con la quema de fuegos artificiales y la interpretación del jarabe del Valle.

La tradición

*Los integrantes de las compañías de policía municipal, realizaron la colocación del festón, adorno que consiste en hojas de laurel y productos típicos que se ofertan en la romería instalada para la ocasión, momento de engalanar al Milenario Árbol del Tule en vísperas de su festividad.

“Otras historias de Oaxaca” en la lente de Félix Reyes llega al CaSa

El domingo se inauguró en el chalet del CaSa la muestra “Revelar otras historias de Oaxaca” la exposición reúne el trabajo documental y fotoperiodístico de Félix Reyes (Santiago Minas, Sola de Vega, 1964).

“Revelar otras historias de Oaxaca” es una muestra producida por el CaSa y está integrada por alrededor de medio centenar de imágenes en blanco y negro, tomadas en formato análogo e impresas digitalmente, ésta fue curada por el investigador Abraham Nahón.

Revelar otras historias de Oaxaca es la exposición que reúne el trabajo de fotoperiodismo de Félix Reyes (Santiago Minas, Sola de Vega, 1964), quien se inició en la fotografía de manera autodidacta y ha trabajado para medios nacionales como Proceso.

En la exposición se pueden admirar imágenes de prensa y fotografías documentales que fueron tomadas en el estado de Oaxaca.

En entrevista, Reyes comentó que “ver mi trabajo en conjunto me removió muchos recuerdos y anécdotas del caminar en las comunidades, la exposición me deja una gran satisfacción porque veo mis fotos de tantos años”. Añadió que el que exponer en el CaSa representa mucho para él, sobre todo porque este centro cultural dio espacio en una de sus galerías para mostrar fotografía de prensa.

“Es una gran oportunidad para mostrar mi trabajo en el fotoperiodismo, porque muchas veces a éste no se le da el valor que tiene o las galerías no dan cabida al trabajo que realizan los fotoperiodistas”, detalló Reyes.

Abundó que el fotoperiodismo no se muestra mucho en galerías porque retrata momentos difíciles y críticos de la sociedad, y que las imágenes son un termómetro del acontecer que se da en un estado. Nahón, en el texto que acompaña la muestra, indicó que las imágenes están “adheridas a realidades que desde sus narrativas nos muestran las injusticias, las tragedias, los conflictos y las formas de resistencia, que también forman parte de nuestra historia presente y común”.

En el trabajo de Reyes a decir del curador, “se desmitifica ese Oaxaca idílico e idealizado, asumiendo que pensarnos desde nuestras imágenes es también asumir que la historia no está concluida y puede cambiar su ruta y desenlace”. “Revelar otras historias de Oaxaca” es una muestra producida por el CaSa y está integrada por alrededor de medio centenar de imágenes en blanco y negro, tomadas en formato análogo e impresas digitalmente.

Nahón escribió en el texto de sala que “las amplias conversaciones con el fotógrafo sobre sus imágenes, la contundencia de estos documentos visuales y su significación para la historia de Oaxaca y de nuestro país, nos han proporcionado la posibilidad de entrelazar estas historias colectivas y personales, al hallar en ellas una relevante dimensión social, cultural y política, con elementos estéticos que ha ido depurando en su mirada fotográfica”.

Reyes comenzó a fotografiar en 1981 registrando eventos sociales y realizando retratos en Chinameca (Veracruz), Los Mochis (Sinaloa) y La Paz (Baja California). Regresó a Oaxaca en 1984 y, con la edad de 20 años, comenzó a trabajar como fotoperiodista en diversos periódicos locales —El Informador, Rotativo, El Extra, El Imparcial, El Oaxaqueño, entre otros—.

En su carrera ha colaborado para medios nacionales como el periódico Reforma (2001-2004) y la revista PROCESO. Desde el 2011, trabaja en el área de comunicación social como fotógrafo, en el Congreso del Estado de Oaxaca. En 1993 y 1994, forma parte de las exposiciones colectivas de reporteros gráficos “Gente, Lugares y Sucesos” (Oaxaca) e “Imágenes de reporteros gráficos de Oaxaca” (San Francisco, California, EU), respectivamente.

Obtuvo el Premio Estatal de Periodismo en Fotografía “Benito Juárez García”, otorgado por el Gobierno del Estado, el 18 de julio de 1997; así como el premio “Ricardo Flores Magón”, en fotografía por el “Día de la Libertad de Expresión”, otorgado por las Organizaciones de Periodistas Independientes, el 7 de junio de 1997.

El CaSa exhibirá su obra fotográfica hasta finales del mes de noviembre, todos los días en un horario de 9 a 20 horas, la entrada es libre.

Realizarán RoboMatrix Oaxaca 2018

RoboMatrix es el campeonato Nacional de robots móviles autónomos más grande de México que se lleva a cabo anualmente en diferentes estados de la república desde 2011, más de 3500 robots han participado en el concurso incluyendo las eliminatorias regionales.

Funge como eliminatoria continental oficial para asistir a diversos eventos internacionales, entre ellos: El concurso del  International Championship for self-made, autonomous, and mobile robots Robotchallenge a celebrarse en Viena, Austria y el Concurso Internacional de Proyectos de Computo INFOMATRIX el cual se lleva a cabo en Bucarest, Rumania.

Este concurso tiene como objetivos el propiciar que más estudiantes de  México participen en la robótica de competencia, mejorar habilidades de  comunicación, cooperación y trabajo en equipo y además, obtener constructores de robots para crecer más allá de su especialización.

En Oaxaca se realiza desde hace 5 años siendo SOLACYT (Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología) la institución organizadora, en el 2017 el Consejo Oaxaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación (COCITEI mediante un convenio de colaboración firmado entre estas dos entidades, se une como co-organizador, brindando al evento el respaldo de CONACYT mediante la Estrategia Nacional de Apropiación Social de la Ciencia (ASCTI).

Este año será el 16 y 17 de noviembre y una de las innovaciones es que el pago de la cuota de inscripción será representativa, pues se aceptará al donación en especie de componentes tecnológicos, mismos que serán otorgado a instituciones educativas de escasos recursos.

Además se cuenta con el apoyo de la Universidad La Salle Oaxaca como sede del evento, ya que se ha firmado convenio de colaboración con esta institución educativa, que nos ha dado todas las facilidades para realizar Robomatrix Oaxaca 2018.

Oaxaca en RoboMatrix

Cabe mencionar la destacada participación de los equipos oaxaqueños en la pasada edición de RoboMatrix nacional donde los representantes del Plantel 01 del Colegio de Bachilleres se colocaron como primer lugar nacional al obtener dos medallas de oro, una de plata y dos de bronce, y la representación del Instituto Tecnológico de Oaxaca tres medallas una de oro, una de plata y una de bronce.

A nivel internacional los resultados también han sido muy importantes; estudiantes del Instituto Tecnológico de Oaxaca han ganado medalla de oro al obtener el primer lugar en la categoría de  drones en el torneo internacional de robótica Robot Games Zero Latitud con sede en la Universidad de Investigación de Tecnología Experimental Yachay en Ecuador.

La representación de COBAO plantel 01 fueron ganadores en Infomatrix Internacional Rumania donde obtuvieron medalla de oro en la categoría de cortometraje, mientras que en minisumo cosecharon una presea de oro, dos de plata y una de bronce.

Por lo cual es muy importante seguir construyendo los espacios en los que los estudiantes Oaxaqueños puedan perfeccionar sus habilidades en robótica y programación de tal forma que sigamos sumando resultados positivos.

La Premiación

Como parte de la colaboración, el COCITEI y SOLACYT otorgarán distintos premios que van desde componentes para la construcción de robots, apoyos en traslado, inscripción y paquetes de concursantes para las etapas nacionales y acreditaciones para el evento internacional.

*Para información y registro consultar la siguiente página: http://robomatrix.org/oaxaca/

1 17 18 19 20 21 41