Juan Carlos Reyes expone al ser humano desde el espejo del “otro”

Ciudad de México.- Las imágenes del oaxaqueño Juan Carlos Reyes García, fotoperiodista de una destacada trayectoria, están pobladas por seres humanos enfrentados al sinsentido de la existencia, habitantes de espacios caóticos y desolados. Esos múltiples espejos que representan a los “otros” y donde se puede observar la propia fragilidad, componen la muestra Mirada y memoria, que abrió sus puertas en la Fototeca Nacional, en la ciudad de Pachuca, Hidalgo.

A la par de la toma inmediata que marca el diarismo, Juan Carlos Reyes camina y busca escenas que reflejen estados anímicos, emociones y pensamientos que “nos ahogan o nos liberan”. Este hilo fino, pero inquebrantable, es el que conecta las historias detrás de las 40 fotografías que integran la exhibición organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Mirada y memoria, vigente hasta el 11 de agosto próximo, es una pequeña y emblemática muestra de las imágenes capturadas por el fotógrafo de prensa en los últimos siete años. Lejos de reflejar signos de modernidad, lo que el público puede observar es la permanencia de atavismos que mantienen en la marginalidad a muchas de las poblaciones de México, así como expresiones de resistencia a esta opresión.

“Algunas de las piezas tienen por protagonistas a personas que proyectan un dejo de tristeza e incertidumbre aun estando en medio de un carnaval o en la representación de la Batalla del 5 de Mayo en Peñón de los Baños, Ciudad de México. Sucede lo mismo en comunidades rurales, que en urbanas: el despojo que generan la falta de oportunidades, los desastres naturales, los conflictos sociales… incide en un estado anímico que te ausenta del entorno.

“Ese sentimiento me embargó cuando llegué a la Ciudad de México a trabajar, una urbe caótica que me fascinó, pero a la vez me produjo rechazo. Me sentí perdido en medio de todas sensaciones. Mirada y memoria es un esfuerzo por seguir viendo al ser humano y al entorno como un reflejo de lo que somos”, expresa Juan Carlos Reyes, quien ha ejercido el fotoperiodismo durante más de tres décadas, buena parte como corresponsal desde su estado natal, y actualmente fotógrafo del diario El Universal.

En las fotografías de formato medio —impresas en plata/gelatina, en blanco y negro—, el autor despliega calles, paisajes y la quietud de muros que sufren el embate del tiempo, vidas que siguen unas a otras con lentitud y desesperanza, otras de celebración, pero siempre bajo la mirada vigilante de quien pareciera restringir libertades.

“Son construcciones visuales que están más definidas por emociones, aunque formen parte de un reportaje específico. La exposición fotográfica es una oportunidad para mostrar lo que ha emocionado mi mirada a lo largo de este recorrido: la fotografía como una ventana por donde te asomas y expones a la experimentación de emociones muy diversas al mismo tiempo, y a través de la cual vas reuniendo fragmentos de tu propia memoria”.

Entre las imágenes se encuentra la intitulada Sueño de maíz (2014), en la que una niña de la zona amuzga de la costa oaxaqueña duerme tranquilamente sobre una inmensa cama de elotes, una escena que —confiesa el autor— en cuanto la vio le trajo a la memoria una célebre fotografía de Lola Álvarez Bravo: El sueño de los pobres, en la que un niño vestido con overol duerme en medio de filas de huaraches, y que para él ha representado un referente de lo que desea transmitir mediante la fotografía.

“La muestra inicia justo con esa fotografía, Sueño de maíz, porque la niña nos representa a todos de alguna manera, una inocencia que irá despertando a las maravillas y los horrores de este mundo, pero que aguarda adormecida”.

Otros personajes retratados aparecen “desorientados” entre la horda de xinacates o tiznados del carnaval de San Nicolás de los Ranchos, Puebla; o en un grito desesperado frente a un Cristo; pero también se plantan en actitudes desafiantes y de resiliencia, como un grupo de trabajadores entre los escombros de una iglesia, o una mujer istmeña cuya voluntad parece sostener su derruido hogar.

Juan Carlos Reyes concluye que la exposición fotográfica es una visión absolutamente personal, y con ella pretende que el espectador deje de serlo e invitarlo a un ejercicio reflexivo sobre las razones o sinrazones de su existir.

Mirada y memoria permanecerá hasta el 11 de agosto en la Sala Nacho López de la Fototeca Nacional, ubicada en el Ex convento de San Francisco (calle Casasola s/n, colonia Centro, Pachuca, Hidalgo). Horario: martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Entrada libre.

Ex Hacienda San José, sede del 1er Festival de la Diversidad Sexual

La Ex Hacienda San José Espacio Cultural, en San José de Hidalgo, Atzompa, es la sede del Primer Festival de la Diversidad Sexual “Concordia”, con un programa que incluye música, danza, teatro, conferencias y una expo- venta, que culmina mañana 23 de junio.

El título del festival se originó dado que la concordia es sinónimo de paz, calma y equilibrio, y es considerada una aprobación, un pacto o un arreglo entre dos o más individuos, explicaron organizadores del evento, enmarcado en el Día Internacional de la Diversidad Sexual que se conmemora el 28 de junio.

Entre las actividades destaca la presentación del performance «Requierm para un alcaraván», de Lukas Avendaño, el viernes 21 a las 19:30 horas, y la Pasarela Neón de la «Noche Drag», el sábado 22 de junio a partir de las 21:00 horas.

Para la «Noche Drag», la venta los boletos es en Calzada Niños Héroes 323 de 11:00 a 17:00 horas.  El costo de acceso es de $150 pesos, incluye transporte ida y vuelta, o $100 pesos sin transporte. El horario del transporte para el regreso será en dos horarios: 01:00 AM. y 03:00 AM.

El origen de la palabra “drag” se remonta a la época isabelina, pues así se denominaba a los hombres que actuaban como mujeres. Durante esa época, en Inglaterra, las mujeres no podían participar en el teatro, por lo que todos los papeles femeninos también eran realizados por hombres. Surgió entonces una tradición de personificación de géneros, como se puede ver en las obras teatrales de Shakespeare El mercader de Venecia y Noche de reyes.

Sin embargo, es hasta 1930 que el término se liga a la comunidad LGBT+ en Estados Unidos, especialmente durante la prohibición de alcohol. El drag, entonces, se convierte en un espacio seguro para la comunidad, donde pueden expresar libremente su sexualidad dentro de una sociedad heteronormada.

Estrenan Leyenda para El Tule en el Teatro Juárez

Jenny SÁNCHEZ

Será este domingo 23 de junio a las 17 horas en el Teatro Juárez que se estrene la puesta en escena de la Compañía Tierra Independiente titulada “Leyenda para el Tule”.

La obra está bajo la dirección artística de Helmar Álvarez, quien es actualmente, Creador Escénico con Trayectoria del FONCA 2018-2020, producida con el apoyo del Programa México en Escena bajo la dirección general de Paulina Álvarez, basada en el cuento original de la escritora y periodista oaxaqueña Patricia Álvarez, publicado por primera vez en 1995.

La muestra multidisciplinaria es una adaptación y puesta en escena de esta obra, que se propone difundir desde una perspectiva artística la importancia del cuidado del agua y el respeto a la naturaleza, motivados y fortalecidos por el reencuentro con nuestra identidad cultural a través de símbolos y leyendas llevados a escena, evocados como esencia de nuestras raíces.

El Centro de Gestión Escénica Tierra Independiente está dedicado a la creación, producción, difusión, generación de públicos, formación, entrenamiento y actualización en torno a las artes escénicas, tomando como eje gestor a la danza contemporánea. A su vez funciona como casa sede de la compañía Tierra Independiente Danza Contemporánea.

En San Jacinto Amilpas, Oaxaca es donde Tierra Independiente se ha asentado y donde han iniciando un nuevo proyecto laboral, profesional y de vida.

El  espacio se abrió para compartir una nueva aventura, su historia, para estar en contacto con todos los que nos han acompañado en este largo proceso, y para escucharlos. Es un espacio de retroalimentación constante. Iremos subiendo entradas sobre nuestras experiencias y sobre lo que hemos realizado en ocho años de vida: fotos, videos, programas, que esperamos se nutra con sus aportaciones.

La puesta en escena Leyenda para el Tule se da como inicio de la celebración por su XV aniversario en 2019, dedica la pieza interdisciplinar a los públicos infantiles y familiares en Oaxaca, para difundir la importancia del cuidado del agua y el respeto a la naturaleza, a través de una historia que nos cuenta de las voces del agua, del viento, del canto de las aves y del trueno.

Lo relevante

*El domingo 23 de junio en el Teatro Juárez a las 17:00 horas.

*La venta de boletos en Tierra Independiente, La Jícara Librespacio Cultural (14:00 a 21:00 horas en librería) y en taquilla del Teatro una hora antes de la presentación. Entrada general $50.

Filme de Director oaxaqueño se proyectará en el Festival MIX 2019

Santa Cultura

Ciudad de México.- El relato de La tirisia es conducido a través de la experiencia de Cheba y Serafina, dos mujeres que se enfrentan a la maternidad en una comunidad azotada por la pobreza, el machismo y los tabúes sociales en medio de los gigantes cactus de la Mixteca. Ambas padecen la “enfermedad del alma” a la que alude el título y deberán decidir si conservan a sus hijos o los abandonan para permanecer con sus hombres.

La tirisia, cinta escrita y dirigida por el oaxaqueño Jorge Pérez Solano, se proyectará en las instalaciones de  Radio Educación, al igual que el documental sudafricano Amor difícil.

Así, Radio Educación fungirá como una de las sedes del vigésimo tercer Festival MIX 2019: Cine y Diversidad Sexual, como parte de la colaboración que se lleva a cabo entre ambos organismos, y dentro de su Programa de Vinculación con la Sociedad, así como en el marco del Día Internacional del Orgullo LGBTTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual).

El acceso a estos eventos, que se realizarán el miércoles 19 y el jueves 20 de junio respectivamente, a las 19:30 horas, será gratuito y se llevarán a cabo en las instalaciones de la emisora, ubicada en Ángel Urraza 622, esquina con Adolfo Prieto, colonia Del Valle.

Amor difícil es un documental realizado en 2010, el cual aborda la experiencia de la fotógrafa Zanele Muholi, quien documenta la violencia heterosexista contra las lesbianas negras, el terror de la “violación correctiva”, así como el nacimiento de una identidad positiva de este grupo, al hacer un minucioso rastreo en archivos de la historia sudafricana.

Con la visión del papel que le corresponde como medio de comunicación de servicio público, pionera y vanguardista en tópicos sobre sexualidad, Radio Educación, Servicio Nacional de Comunicación Cultural, figura como una de las primeras emisoras en abrir sus espacios al diálogo, a la diferencia de propuestas y sobre todo al respeto a los derechos humanos.

La presentación de ambas películas, es modelo del interés que al paso de los años ha mostrado la institución en pro de las múltiples y diversas manifestaciones de la cultura, habilitando sus espacios en un esfuerzo crítico y propositivo.

Programas como Media noche en Babilonia (conducido por Tito Vasconcelos), Estrenando cuerpo, y el de actual transmisión Sexualidad en tu propia voz, entre otros, son muestra acorde a la misión de la radiodifusora, impulsora de la inclusión y la diversidad.

Radio Educación, Servicio Nacional de Comunicación Cultural, institución de la Secretaría de Cultura, coordina actualmente cuatro emisoras al aire: Señal 1060 AM, en la Ciudad de México; Señal Kukulkán en el 107.9 FM en Mérida, Yucatán; Cultura México Señal Internacional, 6185 kilohertz de Onda Corta; y Señal 96.5 en la Ciudad de México. Transmite también, a través de la señal satelital del Canal 2 de EDUSAT; en la señal On Demand: e-radio.edu.mx; y en su Señal Virtual Digital www.radioeducacion.edu.mx.

Contar historias que sensibilicen, objetivo de la cineasta Ángeles Cruz

SONY DSC

Notimex

Ciudad de México.- La cineasta y actriz oaxaqueña Ángeles Cruz, mencionó que los reconocimientos que ha recibido por su cortometraje Arcángel, son un abrazo a su trabajo, pero también una posibilidad de darle visibilidad a la historia del filme y, por tanto, dar voz a los ancianos.

“Para mí es muy emocionante y satisfactorio que nuestro cortometraje toque fibras y sensibilice, pero principalmente conecte esa preocupación de cobijar a nuestros abuelos, sobre qué estamos haciendo al respecto”, expresó la también guionista originaria de la región mixteca en Oaxaca.

Aseguró que el cortometraje es una manera de poner atención en lo que pasa con los ancianos y con el abandono que están padeciendo por parte de las autoridades y la sociedad en general.

La realizadora del cortometraje La Tiricia o cómo curar la tristeza, opinó que hace su trabajo sin pensar en que recibirá premios, porque los trabajos fílmicos encuentran su propio camino, su propio destino.

“Cuando escribo una historia, la escribo porque a mí me conmueve, me mueve el corazón o me indigna, me toca el tema o es algo que no entiendo y estoy tratando de entender y de comunicar a través de una historia”, comentó la actriz quien también fue nominada al Guldbaggen de la academia de cine sueca como mejor actriz por La hija del Puma (Ulf Hulberg, 1994).

Ángeles Cruz relató en entrevista con Notimex que cuando escribió la historia de Arcángel, estaba tratando de ayudar a una abuelita de su comunidad que estaba en el abandono, y le buscaba un lugar.

“Pero no fue con el afán de ningún premio y de nada, sino con un fin de denuncia de decir qué estamos haciendo como sociedad y como humanidad; estamos perdiendo la solidaridad”, expresó la realizadora.

También destacó la importancia de difundir los trabajos de los creadores, lo cual es esencial para dar a conocer este tipo de proyectos a nivel nacional o internacional. “En este mundo globalizado, podamos alcanzar mayor difusión con nuestros trabajos, tener mayor incidencia, porque el cine es un arma poderosa y creemos que efectivamente con esta apertura, tenga mayor eco”, enfatizó.

Abundó que hay festivales de tradición como el de Egipto, en el que precisamente Arcángel ganó como Mejor Cortometraje en Ismailia Film Festival Egipto, que tiene 21 años de llevarse a cabo.

“Esos festivales han estado ahí, lo que pasaba es que nosotros desconocíamos de su existencia, ahora hay una visión más amplia, y eso sirve también para visibilizar nuestras propuestas fílmicas”, señaló la actriz de películas como La traición y El violín.

El cortometraje Arcángel, escrita y dirigida por Cruz en 2018, ha obtenido destacados reconocimientos como el Premio Coral en el Festival de La Habana; Mejor Película Narrativa Corta en Cinequest Film and Creativiti Festival, entre otros. También el Mejor cortometraje de Ficción y los actores Patrocinia Aparicio como mejor actriz y Noé Hernández como mejor actor en Enfoque Film Fest en Puerto Rico.

Exposición “Fugas Geográficas” de Guillermo Olguín en el CCSP

Fugas geográficas es la reciente exposición de pequeños óleos del artista Guillermo Olguín que se inauguró el pasado fin de semana en el Centro Cultural San Pablo.

La muestra tiene como objetivo mostrar la transformación que ha vivido el artista a través de sus viajes.

“El traslado de una geografía a otra es, simultáneamente, encuentro, fuga, expedición, descubrimiento, retorno. No importa cuántas veces lo haga uno, preparar las maletas resulta una experiencia trascendental.

Las maletas de Guillermo Olguín, entre otras cosas, llevan óleo y pinceles. En el equipaje también puede ir un ejemplar de Incidentes de viajes a Centroamérica, Chiapas y Yucatán, ilustrado por Frederick Catherwood, o La isla de Bali, con imágenes de Miguel Covarrubias. Para el artista, los libros de viaje son parte de la expedición.

La serie es un anecdotario, un registro de aquello que contempla el artista viajero, ya sea real o imaginario, en cada sitio visitado. Los trazos de Olguín hacen que la experiencia vivida se desplace al terreno de lo fantástico. La serie es, en cierto sentido, un libro de viajes.”

Guillermo Olguín es uno de los artistas oaxaqueños más destacados de hoy en día. Actualmente, reside y trabaja tanto en Oaxaca como en la ciudad de Nueva York. Realizó sus estudios profesionales en Cornish School of Arts en Seattle, Washington, Estados Unidos y más adelante, el posgrado en la Academia de Arte de Budapest, Hungría. Su obra ha sido exhibida tanto individual como colectivamente en más de 30 exposiciones en países como México, Estados Unidos, Hungría, Cuba, Paraguay, Brasil, Argentina, Alemania, Italia, Reino Unido, Portugal, España, Francia, Finlandia y Japón.

Deyabú, rock oaxaqueño, se presentó en “Conzatti Cultural”

El pasado viernes en el programa Conzatti Cultural  se presentó la banda Deyabú con una propuesta fresca, pura y clara.

La banda Deyabú, nace en la ciudad de Oaxaca en el 2016. Sus integrantes han ganado terreno en diversos encuentros  y espacios musicales debido a que interpreta rock, rhythm & blues, electrónica y pop de los 80; así como música regional.

Esta banda cuenta con un disco de larga duración denominado “Rayo de sol”, el cual vio la luz en el año 2016; actualmente se encuentra en etapa de producción, y este 2019 saldrá de manera pública.

Deyabú ha compartido escenario con grandes exponentes de la música nacional como Canseco, Tolidos, Álvaro Suite, Los labios, Alan Boguslavsky, Technicolor fabrics, Siddartha, Los Ángeles Azules, Los Ángeles Negros, y J Balvin, entre otros. Se han presentado en festivales y escenarios tales como El hijo del cuervo, Festival emergencia 2018 y el festival en amor a la tierra en el marco de la Guelaguetza en sus ediciones 2015, 2016 y 2017.

Lo temas de su disco como: “Mi tierra del sol”, “Decirte adiós”, “Rayo de sol”, “Sublime” y “Vamos al mar”, entre otras; así como “Labios rotos” de Zoé, “Get Lucky” de Daft punk, “Uptown funk” de Bruno Mars para un total de 14 canciones.

Por otra parte, los cantantes José Estrada y Elisa Contreras se presentaron también con un concierto para  voz de tenor y soprano.

Se destaca el trabajo de estos dos artistas, debido a que el tenor José Estrada se ha desarrollado en el ámbito musical desde los 14 años, iniciándose en el género de Rondalla concursando en eventos nacionales, obteniendo primeros lugares en  categorías como conjuntos corales, conjuntos instrumentales y mejor solista de su categoría. En el 2012  se enfoca por el “canto clásico” y la “música clásica”.

Por su parte la soprano, Elisa Contreras, originaria de la ciudad de México, pero residente en la ciudad de Oaxaca, en el 2017 ingresa a la licenciatura de Canto de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO). Continúa con su preparación bajo la tutela del Dr. Mario Vázquez Morillas y es integrante del Ensamble Vocal “Axis Mundi”.

Ambos artistas presentaron 12 melodías, entre las que se destacan “The Player” de Alberto Testa y Tony Renis; “Caruso” de Lucio Dalla; “Por ti seré” de Brendan Graham; “Hasta mi final” de Wayne Héctor, “A mi manera” de Paul Anka y “Por ti volaré” de Francesco Sartori, entre otras.

El programa Conzatti Cultural es organizado por la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca en el jardín del mismo nombre, con el objetivo de promover el talento de jóvenes artistas locales.

INAH rescatará gran paramento con pintura rupestre en la Mixteca Baja oaxaqueña

Un gran frente rocoso localizado en la Mixteca Baja oaxaqueña, cuya extensión aproximada es de 285 metros de largo, aloja pintura rupestre con más de 500 grafías en las que observan complejos diseños y una gran variedad de técnicas pictóricas, además de la sobreposición de capas que dan fe de diferentes momentos de elaboración de las pinturas; este lienzo pétreo es protegido y será atendido para su conservación por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Ubicado en el Barrio de Guadalupe, municipio oaxaqueño de Ixpantepec Nieves, el sitio de pinturas rupestres conocido como Kava ndiyo’o (“Peña del colibrí”, en mixteco), recientemente fue registrado por la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos del INAH y, en base a la iconografía de estos grafismos, se presume que tiene una antigüedad de más de mil 500 años.

Sandra Cruz Flores, restauradora perito de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH y responsable del Programa Nacional de Conservación del Patrimonio Gráfico-Rupestre de la institución, explicó que el acercamiento al sitio se dio en 2015, gracias a la denuncia de la comunidad, la cual está interesada en su protección y conservación.

Personal del Centro INAH Oaxaca hizo un primer reconocimiento por el sitio, posteriormente, en 2016, especialistas de la CNCPC visitaron la comunidad para apreciar el sitio en toda su grandeza; al ver la complejidad de éste se solicitó al Programa Nacional de Conservación del Patrimonio Gráfico-Rupestre sumarse a su atención.

Antes de iniciar los trabajos de protección y conservación del sitio rupestre, en 2018, le solicitaron a la Dirección de Registro Arqueológico del INAH realizar su inscripción al catálogo de sitios arqueológicos del INAH, para que la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos lo protegiera.

El encargado de esta labor fue el arqueólogo Iván Rivera, quien realizó un recorrido y prospección en el sitio, para generar la cédula de registro, con lo que se le dio certeza legal al sitio para, posteriormente, iniciar con el diagnóstico especializado del estado de conservación de las pinturas.

En términos de conservación —explicó Cruz Flores—, por ser un sitio de difícil acceso, ha estado protegido sin sufrir graves afectaciones por la acción humana. No obstante, presenta alteraciones importantes, sobre todo derivadas de su exposición a la intemperie, el paso del tiempo y de las mismas técnicas utilizadas para su elaboración.

“Hay presencia de grafiti pintado y de algunos desprendimientos intencionales y afectaciones menores. Tenemos que trabajar con la comunidad para orientar la visita al sitio, aunque no está abierto oficialmente al público, es visitado por personas de la localidad y la región”, mencionó.

Sandra Cruz Flores indicó que de acuerdo con el primer registro realizado, el gran paramento cuenta con un discurso pictórico de más de 500 diseños; se observa claramente la sobreposición de capas, indicio de los diferentes momentos de la elaboración de las pinturas.

“Encontramos una gran variedad de técnicas pictóricas, diseños elaborados con la técnica de tinta plana, que cubre de color completamente a los diseños; hay muchos otros con delineados delgados y gruesos que marcan contornos. Asimismo, están los manufacturados por impresión al positivo o al negativo, como las improntas de manos. En general, la aplicación de la capa pictórica fue por medio de la técnica llamada en húmedo: mezcla del pigmento con un aglutinante para poder aplicarlo de manera fluida”, comentó.

Adelantó que no sólo hay evidencia de que los diseños fueron plasmados con pinceles o brochas, sino que también de forma dactilar. Existen evidencias que permiten apreciar que algunas grafías fueron aplicadas por aspersión, ya que en el lienzo rocoso se observan pequeñas gotas de pintura fluida, que da una idea de cómo fueron depositadas en la superficie.

Expuso que el risco cuenta con una gran variedad de diseños —algunos identificados como del periodo Clásico (400-700 d.C.), debido a su relación con los estilos pictóricos o iconografía de la región—, entre ellos destacan los de morfología naturalista, principalmente figuras antropomorfas de cuerpos completos; evidencias de manos; representaciones de animales y aves. Otros diseños corresponden a trazos abstractos y geométricos (de difícil interpretación): líneas rectas, series de puntos, retículas, polígonos abiertos y cerrados, entre otros.

La paleta cromática con la que fueron elaborados los diseños es amplia, posee varias tonalidades de rojo, anaranjado, ocre, amarillo, negro y blanco. La identificación de los pigmentos se realiza mediante análisis instrumentales, como espectroscopia Raman o espectroscopia infrarroja FTIR, y los resultados pueden ayudar a discernir si se trata, por ejemplo, en el color blanco, de presencia de carbonato o de sulfato de calcio (cal o yeso), lo que permite apreciar cómo fue que emplearon diferentes materiales para poder plasmar los diseños.

El proyecto de conservación del sitio de pintura rupestre se encuentra en proceso, con el apoyo de la comunidad de Ixpantepec, que está dispuesta adquirir el compromiso, a largo plazo, para protegerlo junto con el INAH.

“Este año, iniciaremos la segunda fase del proyecto, donde nos enfocaremos a las acciones emergentes de conservación. El sitio está ubicado en una zona sísmica, los movimientos telúricos generan desprendimiento de rocas que son calizas, en las cuales hay separación de capas que, de alguna forma, se van traduciendo en pérdida del material, de soporte pétreo y de las pinturas”, advirtió.

Se buscará resarcir los daños, sobre todo por el paso del tiempo y el intemperismo, además de estabilizar las áreas prioritarias del sitio e ir trabajando en el programa de conservación preventiva y mantenimiento, que se diseña con la comunidad, ya que el objetivo es que sean los pobladores locales quienes lo lleven a cabo, por lo que serán capacitados en esta labor.

De acuerdo con el arqueólogo Iván Rivera, de la Dirección de Registro Arqueológico del INAH, el sitio está ubicado en una región que fue habitada desde tiempos prehispánicos por hablantes de lengua mixteca, por lo que los creadores de las pinturas pertenecían a esa filiación cultural.

“El gran risco donde se encuentran las pinturas es un lugar sagrado, en Mesoamérica este tipo de espacios eran muy importantes porque en ellos se hacían peticiones de lluvia, de prosperidad, de cuestiones agrícolas, por lo que pensamos que las grafías fueron pintadas precisamente para hacer una petición a las deidades del agua y la fertilidad en la Mixteca”, comentó.

Refuerza esta idea la presencia de motivos con fuerte carga simbólica dentro de la cosmovisión mesoamericana, como el glifo que hace referencia a la tierra, representadas como las fauces de un gran lagarto, imagen que aparece en códices mixtecos como en el Nuttall o Vindobonensis, y que ha sido interpretado como el acceso al inframundo a través de cuevas, y el sitio de Kava ndiyo’o tiene agrietamientos que recuerdan cavernas.

“Al llegar al sitio, se aprecia un pequeño bloque con motas color negro y rojo, relacionadas con la imagen de la piel de jaguar, que en los códices se vincula con la vestimenta que generalmente usaban los señores mixtecos cuando eran investidos como reyes. Lo que da a entender que el sitio era parte de un ciclo ritual o lugar ritual, donde los gobernantes, los antiguos caciques mixtecos, llegaban en peregrinación a hacer rituales para la ascensión al poder o para justificar, ante la tierra misma, su posición de soberano”, destacó.

El sitio de pinturas rupestres no está aislado, se inserta dentro de una serie de localidades que fueron habitadas en diferentes momentos. Alrededor existen por lo menos cinco sitios arqueológicos que presentan ocupación desde el periodo Preclásico (400 a.C.) y hasta el Posclásico (900 a 1521 d.C.), por lo que se piensa que los creadores de las pinturas conocían el lugar desde tiempos remotos. Existe una serie de capas pictóricas sobrepuestas en las que se aprecian motivos que estilísticamente se pueden datar hacia el Clásico (400 a 800 d.C.), por ejemplo, glifos calendáricos que pueden corresponder a nombres de personajes o deidades, que tienen semejanzas estilísticas con monumentos grabados de la región de la Mixteca Baja.

El arqueólogo Iván Rivera mencionó que en la primera aproximación que tuvo al sitio no se encontró mucha evidencia arqueológica, sin embargo, en la parte alta del cerro se halló un sitio arqueológico del Posclásico, Xini yuu kivi, con evidencia de plataformas y terrazas, lo que hace suponer que los habitantes de este sitio eran quienes administraban y cuidaban el espacio donde se encuentran las pinturas.

“Apenas estamos entendiendo la arqueología del sitio, pues fue la primera visita que se hizo. Ixpantepec fue un señorío importante en el Posclásico y está justamente en el camino entre las mixtecas Baja y la de la Costa, donde había un intercambio cultural y comercial importante entre ambas zonas y hacia el Altiplano”, afirmó.

Fugas Geográficas de Guillermo Olguín

Guillermo Olguín es uno de los artistas oaxaqueños más destacados de hoy en día. Actualmente, reside y trabaja tanto en Oaxaca como en la ciudad de Nueva York. Realizó sus estudios profesionales en Cornish School of Arts en Seattle, Washington, Estados Unidos y más adelante, el posgrado en la Academia de Arte de Budapest, Hungría. Su obra ha sido exhibida tanto individual como colectivamente en más de 30 exposiciones en países como México, Estados Unidos, Hungría, Cuba, Paraguay, Brasil, Argentina, Alemania, Italia, Reino Unido, Portugal, España, Francia, Finlandia y Japón.

La inauguración de “Fugas Geográficas” se llevará a cabo en el Centro Cultural San Pablo este sábado 15 de junio a las 18 horas.

Fugas geográficas tiene como objetivo mostrar la transformación que ha vivido el artista a través de sus viajes.

“El traslado de una geografía a otra es, simultáneamente, encuentro, fuga, expedición, descubrimiento, retorno. No importa cuántas veces lo haga uno, preparar las maletas resulta una experiencia trascendental. Las maletas de Guillermo Olguín, entre otras cosas, llevan óleo y pinceles. En el equipaje también puede ir un ejemplar de Incidentes de viajes a Centroamérica, Chiapas y Yucatán, ilustrado por Frederick Catherwood, o La isla de Bali, con imágenes de Miguel Covarrubias. Para el artista, los libros de viaje son parte de la expedición. La serie es un anecdotario, un registro de aquello que contempla el artista viajero, ya sea real o imaginario, en cada sitio visitado. Los trazos de Olguín hacen que la experiencia vivida se desplace al terreno de lo fantástico. La serie es, en cierto sentido, un libro de viajes”.

“Solteras”, una película sobre la presión social del matrimonio

Jenny SÁNCHEZ

“Solteras” es la película de estreno del director Luis Javier Henaine que habla sobre la presión social que viven las mujeres sobre el matrimonio en diversas partes del país.

Está película protagonizada por Cassandra Ciangherotti muestra cómo las relaciones pueden llegar a basarse en lo que dicte la familia, los amigos, la sociedad, etcétera, sobre casarte o tener hijos, así lo explica el director Luis Javier.

En entrevista para nuestro Diario Rotativo, menciona que la presión sobre las mujeres para casarse fue un tema que les impactó mucho y fue el punto de partida para realizar la película.

El director de también “Tiempos felices” menciona que junto a Alejandra Olvera, con quien escribió el guion, se pusieron a investigar todo sobre el tema y en la Ciudad de México descubrieron los cursos para buscar marido.

“Hay un gran mercado en el tema, es increíble la necesidad que se ha creado”, resaltó.

Luis Javier dijo estar contento con el resultado de la película, “además de que te vas a divertir, es una película que siento que trasciende, tiene una reflexión o varias. La respuesta ha sido muy buena”, añadió.

Henaine comentó que para nuevos proyectos le gustaría hacer algo sobre Terror, porque no queire que encasillarse en un solo género. “Quiero hacer un thriller sobrenatural, no es un guion mío, se llama Desaparecer por completo y con suerte aplicaremos a Eficine pronto para empezar el próximo año”, expresó.

Reparto

Cassandra Ciangherotti, Gabriela de la Garza, Mariana Cabrera, Flor Edwarda Gurrola, Irán Castillo, Sophie Alexander-Katz, Diana Bovio, Andrés Almeida, Juan Pablo Medina, Pablo Cruz, Leonardo Daniel, Mar Carrera, Francisco de la Reguera.

Sinopsis

Ana sueña con llegar casada al tercer piso, pero por más que intenta, no encuentra al hombre ideal. Decidida a cumplir con su objetivo, busca la ayuda de una casamentera, quien a través de sus cursos orienta a mujeres desesperadas por encontrar pareja. Junto al grupo de solteras, Ana experimentará una serie de desventuras que la harán replantear su vida.

Luis Javier Henanine

Cineasta mexicano, egresado de la licenciatura en Comunicación con especialidad en Cine con mención honorífica y mención laudatoria por su cortometraje de titulación Cruces desiertas (2006), de la Universidad Iberoamericana (UIA). Ha dirigido diversos cortometrajes y comerciales publicitarios. Participó en la Selección Oficial del 1er Festival Internacional de Cine Universitario KINOKI, en México, con su cortometraje El sonido del silencio (2004). Con su cortometraje Cruces desiertas (2006) participó en el 1er Los Angeles International Short Film Festival de Estados Unidos; en el 3er Festival Internacional de Cine Contemporáneo (FICCO), en la Ciudad de México; ganando el Mejor Cortometraje, Mejor Director, Mejor Edición y Mención Especial del Jurado a Fotografía del 3° KINOKI.

Participó en la exhibición de arte Ni una más, The Juárez Murders (2010) en la Leonard Pearlstein Gallery de Philadelphia y participó en el 12° Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM)  y en el 11° Dubai International Film con su ópera prima Tiempos felices (2014).

1 2 3 4 42