Últimos días de exposición de “Mi otra casa” de James HD Brown

La exposición titulada “Mi otra casa” de James HD Brown se encuentra en la recta final para ser visitada en la Galería Quetzalli que se ubica en la calle de Constitución 104-1, Centro.

En palabras del artista explica que “Mi Otra Casa” representa la libertad y la inaccesibilidad que permite que ciertas personas crezcan y se desarrollen de una manera muy singular. Mi Otra Casa es un lugar voluntariamente aislado de la vida cotidiana, del mundo alrededor. Los que entienden el concepto de la otra casa, como esos dos muchachos, generalmente son capaces de flotar y observar de manera invisible. Poder crear, desde la soledad, una separación silenciosa es muy del estilo de los de la otra casa.

“Hace quince o veinte años, vivían dos muchachos en una casa olvidada en la tierra salvaje de México; de hecho, se ubicaba no tan lejos de Oaxaca. En esta casa, había una escalera en su habitación. La escalera conducía a un tapanco privado, casi secreto. Los muchachos subían ahí todos los días. Nadie más tenía acceso; sólo ellos podían entrar. Esta decisión la respetaban todos. Los muchachos lo llamaban “Mi Otra Casa”.

La carrera de James hd Brown comprende una amplia gama de exposiciones durante más de treinta años. Nacido en Los Ángeles, California en 1950, el Sr. Brown se mudó a París en una fase inicial y después se estableció entre Francia y México. Su trabajo es encontrado en importantes colecciones internacionales públicas y privadas tales como: Museo de Arte Moderno, Metropolitan Museum of Art y Whitney Museum of American Art en Nueva York, Centro Georges Pompidou en París, Museo di Capodimonte en Napoles, KW Institute of Contemporary Art en Berlín, Pinakothek der Moderne, Munich, Miami Art Central en Miami, Florida, La Fundación Eli Broad en Los Ángeles, la Biblioteca Nacional de Francia, París, El Centro de Arte Contemporáneo en Málaga, Museo Tamayo, Ciudad de México entre otras.

“Entropía” dialoga con el caos, la destrucción y su energía creativa

Ana Santos ha incursionado en el arte visual desde diversos ángulos; ha desarrollado piezas para cine y video, realizado intervenciones en espacios públicos y en su andar en el campo visual aprovecha los recursos que ha cultivado en talleres de cinematografía, medios audiovisuales, animación, performance y gráfica; nacida en San Pedro Tututepec, Santos a alcanzado en dos ocasiones la beca Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) ha recibido financiamientos del Instituto Mexicano de la Juventud y del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (FOESCA).

Sus piezas de forma individual y colectiva han visitado diversos foros y galerías tanto del país como del extranjero, destacan el Museo Nacional de la Estampa, Cineteca Nacional, Centro Cultural España en México, Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental, Museo de Arte Contemporáneo de Yucatán.

“Entropía” representa un acercamiento al caos y la destrucción; un ejercicio permanente de búsqueda, extracción, y recolección de imágenes de terremotos, huracanes, incendios, erupciones de volcanes, las ruinas de un edificio lastimado por un terremoto que desde su mirada percibe movimiento, destrucción y creación.

La colección de 21 piezas que integran esta muestra en diferentes formatos y técnicas mixtas sobre tela y papel se exhibe en la Galería Rufino Tamayo de la Casa de la Cultura Oaxaqueña y podrá visitarse hasta el 16 de enero 2019.

Se desconoce paradero de obras de Toledo y Hernández en Los Pinos

La Jornada

Ciudad de México.- Los pintores Francisco Toledo, Sergio Hernández e Irma Palacios (autora del cuadro Huellas del camino) solicitaron a la titular de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto, les informe sobre la ubicación y estado de las obras que crearon en 1993 por encargo del entonces presidente, Carlos Salinas, para formar lo que se llamó Colección de pintura de la residencia presidencial Los Pinos.

Son 33 los cuadros del acervo. Además de quienes ahora piden conocer el paradero de las obras, figuran las de Gustavo Aceves, Enrique Canales, Miguel Castro Leñero, Rafael Cauduro, Alejandro Colunga, Rafael Coronel, Roberto Cortázar, José Luis Cuevas, José Chávez Morado, Beatriz Ezban, Manuel Felguérez, Julio Galán, Vicente Gandía, Luis García Guerrero, Gunther Gerzso, Lauro López, Luis López Loza, Rodolfo Morales, Luis Nishizawa, Sylvia Ordóñez, Vicente Rojo, José Luis Romo, Ignacio Salazar, Susana Sierra, Juan Soriano, Eduardo Tamariz, Humberto Urbán, Cordelia Urueta, Ismael Vargas y Germán Venegas.

La funcionaria no ha contestado

En carta fechada el 4 de diciembre, Toledo, Hernández y Palacios expresan a Frausto que “tomando en cuenta que la residencia de Los Pinos pasa a ser patrimonio cultural del país, nos preguntamos si es posible conocer la ubicación y el estado de las pinturas realizadas en 1993 para dicha residencia por encargo del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari a un grupo de pintores entre los cuales nos encontramos”.

A la fecha, la funcionaria no ha respondido a los artistas.

En el quinto año de su mandato, el 5 de noviembre de 1993, Salinas de Gortari dio a conocer una incipiente “colección de pintura de la residencia presidencial de Los Pinos”, integrada por la obra de 33 artistas nacionales, que les fue encargada y pagada.

En el catálogo respectivo, el entonces mandatario escribió en la presentación que “la idea de crear una colección permanente de pintura mexicana se debió a la conveniencia de proveer a la residencia presidencial de Los Pinos con una colección propia, con el fin de remplazar las obras exhibidas de manera temporal en las oficinas, que pertenecen al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y que son admiradas a diario por una gran cantidad de visitantes de México y el extranjero”.

Hacienda no responde a petición de La Jornada

El patrocinio de las artes había sido una constante del gobierno mexicano y, por tanto, del Partido Revolucionario Institucional. Sin embargo, el tono de la presentación hace pensar que el gobierno reconocía que no era del todo correcto retirar obra de los museos del INBA para decorar oficinas que finalmente serían visitadas por muy pocos.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto en las paredes de la residencia oficial se colgaron obras pertenecientes al programa Pago en Especie de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Al parecer fueron devueltas a la dependencia; sin embargo, la Dirección General de Promoción Cultural Obra Pública y Acervo Patrimonial de México, debido a que está en transición, no ha contestado la petición de La Jornada de proporcionar una lista de las piezas retiradas de Los Pinos.

Entrevistado, el galerista Ramón López Quiroga, quien fue muy cercano a Gunther Gerzso, recordó cuando el pintor recibió el encargo; lo desconcertaron las medidas dictadas: 180 por 100 centímetros, las mismas del cuadro de Toledo. Según López Quiroga, la colección era para un salón alargado que sólo ha visto en fotografías. Las piezas de Toledo y Gerzso eran para unos muros verticales de la entrada, de allí esas dimensiones.

El galerista, quien vio a Gerzso pintar el cuadro en su estudio, dijo que lo tituló Huitzo, a raíz de un viaje a Oaxaca en el que conoció la tumba así llamada que está en el valle de Etla.

Invitan a participar en taller de los 7 picos. Taller infantil de piñata tradicional

El Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Centro Cultural Santo Domingo y el Museo de las Culturas de Oaxaca invitan a Los 7 picos, taller infantil de piñata tradicional.

Este taller infantil se realiza en torno a la exposición internacional Hacer Noche Oaxaca, arte contemporáneo del sur de África. Será impartido por Ana Gregorio, y tiene por objeto enseñar a niños entre 8 y 10 a elaborar una piñata tradicional de 7 picos.

La piñata es considerada como una tradición muy mexicana, aunque su origen se remonta a China. Cuando llegó a Italia, comenzaron a decorar ollas de barro con papel de china, dándoles la forma de una piña de pino. Así la bautizaron con el nombre de “pignata”.

A su llegada a México las piñatas se incorporan a la celebración de las posadas tomando la forma de la estrella de Belén, en alusión a la estrella que anunció el nacimiento de Cristo. Los picos simbolizan los 7 pecados capitales, y por eso hay que destruirlos.

Las piñatas de este taller incorporarán en sus 7 picos la vivencia en el pasado reciente del pueblo sudafricano: Violencia, tortura, despojo, sufrimiento, injusticia, muerte y segregación racial.

Invitamos a participar en Los 7 picos, taller infantil de piñata tradicional que se realizará en el Centro Cultural Santo Domingo – Museo de las Culturas de Oaxaca el sábado 15 de diciembre de 2018 a las 11 horas, cupo limitado, duración 1:45 minutos. Se proporcionarán todos los materiales.

Premios CaSa, creación literaria en lengua mixteca

Santo Domingo Yanhuitlán, Oaxaca.- En el marco de la entrega de los Premios Casa, creación literaria en lengua Mixteca, el fundador de estos premios Francisco Toledo indicó que las lenguas indígenas merecen tener convocatorias que premien la creatividad.

En entrevista comentó que las lenguas indígenas más que escribirse se hablan, “la creatividad está en toda la comunidad, en cada una de las personas que cantan, componen, construyen juegos de palabras, pero hay algo que no es común y es la escritura de las lenguas”.

Es por ello que considera importante que se realicen este tipo de convocatorias que invitan a los hablantes de lenguas originarias a crear textos en distintos géneros literarios como: narrativa, poesía, cuento, narrativa y canción.

Teniendo como sede el Museo Regional del Ex Convento de Santo Domingo Yanhuitlán el 8 de diciembre los impulsores de los Premios Casa, creación literaria en lengua Mixteca se reunieron para entregar los reconocimientos a los ganadores de esta primera convocatoria.

Además de Francisco Toledo estuvieron, Daniel Brena, director del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), Moisés Rosas, subsecretario de Cultura y Turismo de Puebla y Olivia Hidalgo, subsecretaria de Formación y Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura (Secultura) de Guerrero, ya que esta convocatoria fue emitida por los estados de Oaxaca, Guerrero y Puebla.

Vianney Cruz Blanco, presidente municipal de Santo Domingo Yanhuitlán fue el encargado de recibir a los asistentes y celebró que la cultura mixteca, una de las más grandes del estado de Oaxaca, sea un puente para realizar proyectos con otros estados como Guerrero y Puebla.

Brena en su intervención agradeció el apoyo de los dos estados que se sumaron a esta propuesta, y es que el CaSa trabaja de manera cotidiana en distintas estrategias para fortalecer las lenguas originarias.

“Desde el CaSa trabajamos en la edición de material didáctico, publicación de libros, talleres de lectoescritura y se tienen dos convocatorias de premios en creación literaria en lenguas, una dirigida a los hablantes del zapoteco y por primera vez se lanzó una para los hablantes de mixteco”.

El director de CaSa agradeció a los participantes que crearon sus obras en mixteco, así como también a quienes se unieron a los Premios CaSa como fue el caso del artista mixteco Sergio Hernández, quien donó obra gráfica, con la temática del Códice de Yanhuitlán, como parte de los premios que se entregaron.

Tanto Rosas como Hidalgo, representantes de los gobiernos de Puebla y Guerrero respectivamente, hablaron de la importancia de trabajar juntos para apoyar las lenguas indígenas.

Olivia Hidalgo dijo que las lenguas originarias nos hacen reconocernos y encontrarnos con nuestra cultura, y declaró que el gobierno de Guerrero seguirá participando en futuras convocatorias de los Premios CaSa.

Los ganadores de esta primera convocatoria fueron: Juana Mendoza Ruiz en la categoría de Narrativa, Rolando Néstor Marín García, en Poesía, Abelardo Raúl Hernández Hernández, en Canción, Julia Ortiz Martínez en Literatura para niños y Miguel Villegas Ventura, obtuvo el Premio especial para habitantes de Estados Unidos.

Los premios consistieron en la cantidad de 30 mil pesos y un grabado de Francisco Toledo o Sergio Hernández.

Además se entregaron dos menciones honoríficas para Agustina Gómez Torres y Leónides Rojas Hernández a quienes se les otorgó la cantidad de 10 mil pesos y un grabado del maestro Sergio Hernández.

La convocatoria de los premios también cuenta con el apoyo de la Asociación Civil Amigos del IAGO y del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, la cual fue fundada por el maestro Francisco Toledo e impulsa proyectos enfocados al fortalecimiento de las lenguas indígenas.

A todos los asistentes a la entrega de los Premios CaSa, se les obsequió una edición de Esopo en español y mixteco, publicación impulsada por Amigos del IAGO y del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo junto con el CaSa.

“Roma”, del mexicano Cuarón tiene tres nominaciones al Globo de Oro

Ciudad de México.- El filme del mexicano Alfonso Cuarón obtuvo nominaciones en las categorías de mejor director, guión de cine y mejor película extranjera para la 76 entrega anual de los premios Globos de Oro y cuyos ganadores se conocerán el 6 de enero próximo.

Cuarón es uno de los tres cineastas latinos que han conseguido el trofeo al mejor director con anterioridad. Lo ganó por ‘Gravity’, al igual que Guillermo del Toro por ‘The Shape of Water’ y Alejandro González Iñárritu por ‘The Revenant’.

Roma, la más reciente película del aclamado cineasta mexicano Alfonso Cuarón, será exhibida desde esta semana en una sala de la hasta hace poco lujosa residencia presidencial de México, Los Pinos, que, a partir del 1 de diciembre, está abierta al público como espacio cultural, por decisión del nuevo mandatario, Andrés Manuel López Obrador.

El filme, ganador del León de Oro en Venecia y que será distribuido por Netflix, está ambientado en la década de 1970 en la colonia Roma, un barrio de la Ciudad de México, y narra la vida de una familia de clase media con cuatro hijos atendidos por Cleo, una empleada doméstica que es el eje de la historia y que está inspirada en la mujer que trabajó en casa de Cuarón en su infancia.

Los otros nominados a mejor película extranjera fueron “Capernaum”, “Girl”, “Never Look Away” y “Shoplifters”.

En la categoría de mejor director fueron propuestos Bradley Cooper, Alfonso Cuarón, Peter Farrelly, Spike Lee y Adam McKay.

En mejor guión fueron nominados Alfonso Cuarón (“Roma”); Deborah Davis y Tony McNamara (“The Favourite”); Barry Jenkins (“If Beale Street Could Talk”); Adam McKay (“Vice”) y Peter Farrelly, Nick Vallelonga, Brian Currie (“Green Book”).

Los nominados a lo mejor del cine y la televisión en el 2018 fueron revelados este jueves por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés).

“Roma” del director mexicano, ganador del Oscar por “Gravity”, ha obtenido diversos reconocimientos y premios en festivales, entre estos el León de Oro en el pasado Festival de Venecia.

Artista plástico crea la mejor biblioteca de arte en Latinoamérica

Toledo, quien está suscrito a varias revistas internacionales de arte, cuenta que con el incremento en los precios de obra gráfica, ha preferido invertir su dinero en libros.

El artista plástico Francisco Toledo se siente orgulloso de haber creado una de las bibliotecas especializadas en arte más importantes de Latinoamérica, la cual es parte del Instituto Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) que fundó en noviembre de 1988, porque han formado nuevos artistas y escritores, pero además se han abierto otros espacios culturales que colocan a Oaxaca como el epicentro de la cultura del país.

“Soy el que más ha aprendido de esta biblioteca”, comentó el maestro Toledo cuando habla de ese espacio que forma parte del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) y que actualmente su acervo asciende a más de 61 mil títulos.

“En la biblioteca del IAGO hay libros que hubiera deseado tener cuando empezaba en el arte. Por ejemplo, unas publicaciones de la UNESCO que veía en la galería de Antonio Souza, llegaron muchos años después a mis manos porque la familia de Rufino Tamayo nos donó su biblioteca”.

El premio nacional de las artes, Francisco Toledo, recordó que cuando llegó a vivir a Oaxaca, en la década de 1950, tenía el interés de ser pintor, pero en ese entonces no había referencias de lo que se hacía en el arte en otras partes.

“Oaxaca estaba muy aislado, de vez en cuando llegaba una que otra exposición. La Escuela de Bellas Artes tenía una pequeña biblioteca y esa fue mi primera enseñanza. Y fue muy importante, porque todo lo que conocíamos era a través de los libros”.

Justo cuando coloca libros en el último librero que se adhirió a una de las salas de la biblioteca, insiste en que “soy el que más ha aprendido de esta biblioteca”.

Y es que “a partir de que tienes que hacer una biblioteca, consultas catálogos de libros, buscas lo nuevo que está saliendo y lees todo. El primer beneficiado de esta biblioteca soy yo”.

Toledo, quien está suscrito a varias revistas internacionales de arte, cuenta que con el incremento en los precios de obra gráfica, ha preferido invertir su dinero en libros.

Para Toledo, lo importante de la Biblioteca del IAGO es que los libros están a la mano de todos los usuarios, “porque en las bibliotecas de libros de arte no te los dejan sacar, porque son caros, delicados, porque los pueden manchar. Nosotros hemos dejado libros a la mano del usuario porque es un gusto sacar distintos libros a la vez”.

Toledo agrega que en 30 años, el IAGO ha hecho una labor de difusión del grabado, a través de libros, exposiciones y talleres, algunos de los cuales se han impartido en distintas regiones del estado.

Platica que en tres décadas se han hecho exposiciones de muy buen nivel y han mostrado la obra que se ha hecho en talleres internacionales de gran prestigio como el Taller de Bramsen, el Hostrup-Pedersen & Johansen y distintos talleres de México.

“Me gustaría tener 30 años menos”, dice Toledo entre risas, cuando hace un recuento de las tres décadas del instituto que fundó en Oaxaca, del cual se desprendieron otros espacios como el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB), la Fonoteca Eduardo Mata y el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

Los proyectos culturales de Toledo han contagiado a otras personas: algunos han abierto espacios culturales en Oaxaca, otros se han sumado donando libros y obra. Hoy en día en las bibliotecas del IAGO se encuentran las bibliotecas de: Rufino Tamayo, Sergio Hernández, Víctor García y del curador Miguel Cervantes, entre otras importantes donaciones.

La familia del artista también está involucrada en este proyecto cultural. Actualmente, su hija Sara López Ellitsgaard, es quien dirige la asociación civil Amigos del IAGO y del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo. La asociación ha desarrollado distintos proyectos educativos y culturales en el Istmo de Tehuantepec y la ciudad de Oaxaca.

Todos los hijos de Toledo están involucrados en hacer crecer el acervo de libros y arte que es parte de la Colección Toledo/INBA.

El IAGO dio pie para que Toledo creara otras instituciones culturales, desde donde se ha impulsado distintos proyectos editoriales; el artista plástico también formó una valiosa colección de obra gráfica y de fotografía.

En el marco de los 30 años de su fundación, se programaron dos exposiciones, donde se revisó el movimiento de gráfica en Oaxaca. En el IAGO se encuentra, Maestros Oaxaqueños celebrando 30 años del IAGO y en el CaSa, El arte gráfico contemporáneo en Oaxaca, ambas curadas por Deborah Caplow. (Página 3.mx).

“Tesoros de Oaxaca” un homenaje al maestro Manuel Pacheco en el MEAPO

“Tesoros de Oaxaca” es el nombre de la exposición que rinde un homenaje al maestro Manuel Pacheco y que se exhibe desde este sábado en el Museo Estatal Arte Popular (MEAPO) en San Bartolo Coyotepec.

La exposición que alberga la sala 1 del Museo estará expuesta hasta el 30 de enero del 2019 donde se presenta el acervo y la colección  de piezas de plata del reconocido orfebre ya fallecido Manuel Pacheco Paz.

La familia Pacheco ha convertido el taller —establecido por su padre a finales de los años 40— en una extensión de su vida. Así lo afirma Manuel, el fiel heredero de herramientas, moldes, diseños y prestigio que creó don Pachequín, como se le conocía.

El maestro dedicó hasta los últimos días de su vida al oficio que tanto reconocimiento y orgullo ha dado a los mexicanos en el ámbito internacional. Réplicas de las joyas de la Tumba 7 de Monte Albán para el turismo y anillos de graduación para los locales es lo que más han comercializado.

Tres de los hermanos Pacheco se encuentran en Salina Cruz, en el Istmo de Tehuantepec, donde trabajan la orfebrería tradicional que allá se utiliza.

La familia Pacheco está formada por artistas creativos que buscan diseños nuevos y calidad en sus productos. Ellos están pendientes de la presentación del producto final y de posicionarse como marca; generan joyería accesible para todos los bolsillos y están preocupados por la permanencia de su trabajo: “Nuestro futuro es incierto, no sabemos si la joyería va a seguir porque es un ornato, no es un artículo de primera necesidad, es un lujo y cuando vienen periodos de crisis, es lo primero que se olvida”.

Manuel y Alejandra reconocen que hay otros maestros orfebres que dominan a la perfección muchas técnicas tradicionales y que han desistido de la actividad por falta de ingresos.

Carlomagno Pedro, director del MEAPO invitó a todo el público para que asistan a disfrutar de las exposiciones que se inauguraron el fin de semana y que admiren el trabajo de los artistas de los pueblos de Oaxaca.

El Museo de Arte Popular Oaxaca se ubica en la población de San Bartolo Coyotepec y está abierto al público en un horario de 10 de la mañana a 6 de la tarde todos los días.

Presentan hoy en el CaSa la obra de teatro de la compañía Niza Cubi

Jenny SÁNCHEZ

“8.2  La abuela decía” es el nombre de la obra de teatro que la compañía de Teatro Niza Cubi presentará hoy  sábado 8  de diciembre en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) a las 13 horas.

La cultura de Tehuantepec se caracteriza por su variedad de celebraciones que se realizan en torno a tradiciones, costumbres, creencias y rituales a lo largo de un calendario anual, heredadas de nuestros ancestros Binnizá , que han pasado de generación en generación, hasta llegar a nuestros días a través del conocimiento de la tradición oral y la resistencia cultural que manifiesta la “Gente de las nubes” ante los procesos históricos de transformación que ha sufrido la región del Istmo tehuano.

Es por ello, que en este monologo, se preserva y difunde el legado ancestral Zapoteca, del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, México, este que también ha sido afectado después del pasado terremoto que azotó al Istmo de Tehuantepec el pasado 7 de Septiembre de 2017, donde se sufrió  la pérdida de titanes coloniales, es decir, de sus casas antiguas, que hoy solo son ruinas. La cultura de un pueblo, es la que da identidad a su país.

El grupo de teatro Niza Cubi, fue creado por el director y dramaturgo Víctor Castán y está conformado por actores, promotores culturales, docentes en lenguas indígenas, escritores, diseñadores, publicistas, comunicadores y estudiantes, comprometidos con la enseñanza, promoción, difusión, gestión y preservación cultural, a través de las artes.

La idea del grupo de teatro es enseñar, promover y difundir las bellas artes entre niños, jóvenes y adultos, del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, a través de su propia cultura y tradición.

El Centro Fotográfico muestra el trabajo de Jo Ractliffe

Jenny SÁNCHEZ

Fotos: CFMAB

“Hay tiempo, no hay tiempo” es el nombre de la exposición de Jo Ractliffe que se exhibe en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo.

La muestra presenta una revisión meticulosa de la obra de la fotógrafa que incluye algunas de sus fotografías emblemáticas así como material inédito que busca reflexionar la juventud, el envejecer, la enfermedad y la muerte.

“Hace tres años, sufrí una lesión en la columna que alteró mi vida. También cambió mi trabajo y la forma en que veo las cosas. Durante un tiempo, esa lesión estuvo en primer plano; sentía que me había mezclado con los muertos”, explica la fotógrafa Jo Ractliffe.

Menciona también que a verdadera lucha interior es desentrañar el mundo de los muertos del mundo de los vivos, para renovar la vida en este mundo.

Jo Ractliffe nació en 1961 en Cape Town, Sudáfrica; cuatro años más tarde, tuvo lugar uno de los conflictos armados más determinantes de la segunda mitad del siglo XX africano, la llamada Guerra de la frontera, que devastó vidas, territorios, dividió a poblaciones enteras frente al absurdo cobijo del racismo, llegando a involucrar a instituciones internacionales por los sanguinarios métodos de represión utilizados por ciertos sectores políticos y convirtiendo a la región del sur de África, en un escenario en el que se jugaban cuestiones que iban más allá de una frontera, algunas de éstas relacionadas directamente a la Guerra Fría.

Ractliffe vive esos momentos de forma escueta, con memorias ajenas, narrativas descafeinadas creadas para no destruir la inocencia de una niña. Habiendo crecido, la fotógrafa viaja a Angola y la región donde se vivían aún los estragos de ese conflicto. Los paisajes que captura con su cámara son un testimonio visual de los excesos del pasado: prendas sin cuerpos y solitarios letreros que advierten que ese desolado páramo tiene o tuvo algún dueño.

Para Ractliffe, la memoria juega un papel muy importante en su obra, ya que las fotografías pueden capturar momentos que el presente desecha inmediatamente, imágenes que hablan sobre aquello que quizá está fuera del marco de la misma toma. Su obra comenzó como una crónica de su propia vida, como un álbum familiar que poco a poco se trasladó de la experiencia individual a una más universal, reconstruyendo así, con los esquirlas de lo que fue, la historia personal y a la vez colectiva.

Sus fotografías han sido exhibidas en importantes espacios culturales alrededor del mundo, incluyendo el MET de Nueva York; el Peabody Essex Museum, en Salem, Massachusetts; en la Foundation A. Stitching, en Bruselas, e incluso su obra ha llegado al Museo Tamayo de Arte Contemporáneo como parte de la exhibición Juicios Instantáneos.

Es fundadora y curadora del Joubert Park Project, una iniciativa artística local en Johannesburgo, ciudad en  la que reside y trabaja desde hace años, además de ser acreedora a numerosos reconocimientos, incluyendo el FNB Vita Art Prize y finalista en el reconocido Daimler Chrysler Award for Creative Photography en 2003.

1 2 3 4 5 30