Graciela Iturbide es homenajeada por la 37 FILO

Por su amplia y fructífera trayectoria, la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide fue homenajeada por la 37 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), mediante una charla con la escritora Elena Poniatowska y una exposición restrospectiva de su obra, ambas en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

Con la presencia de artistas, funcionarios, gestores culturales, destacados fotógrafos y público en general, que abarrotaron el recinto, este homenaje comenzó con la charla entre Iturbide y Poniatowska. Fue esta última quien hizo preguntas a la homenajeada a fin de introducir al auditorio en su vida y obra.

“Todo es fotorreportaje en la vida, pero hay ciertos fotorreportajes que pueden tener más sensibilidad, pueden acercarse más al arte, depende. Todos hacemos nuestro trabajo pero llega a ser fotorreportaje, sea de alta o baja calidad, pero siempre por medio de los libros de fotografía conocemos los lugares e historias”, dijo Iturbide al ser cuestionada sobre la brecha entre la fotografía artística y la periodística.

Sobre la subjetividad tanto en la fotografía como en otras disciplinas y a propósito de uno de sus libros más famosos, Juchitán de las Mujeres, la homenajeada explicó, “para mí la fotografía es muy subjetiva. Yo fotografié Juchitán a mi manera, y hubo una amiga que me dijo ‘es no es Juchitán’, y claro que no, es mí Juchitán. Y el público que vaya a Juchitán va a dar su interpretación de lo que yo fui a retratar”.

“O sea que yo no trato de darles la verdad, es uno que está aprendiendo y tomando lo que uno siente y lo que uno ve. En la literatura también tú escribes un libro a tu manera y otro lo va a interpretar a su manera. Yo los vuelvo a leer y leer y siempre tendré una nueva interpretación”, continuó la artista.

Anécdotas e historias sobre sus libros fotográficos, su trabajo al lado de Manuel Álvarez Bravo, su apoyo a los centros culturales fundados por Francisco Toledo, entre otras, se escucharon de la voz de la homenajeada, quien se expresó satisfecha de estar nuevamente en Oaxaca.