Cada domingo le ponen mucho amor al danzón

*El grupo “Un Danzón por Victoria” ofrece clases gratuitas para saber bailar este tipo de música

Un grupo de mujeres elegantemente vestidas con zapatos de tacón y una flor en su cabello y hombres de porte varonil con sombrero, guayaberas y zapatos de charol que parecen salidos de la escena de una película de los tiempos de salón.

La mano del varón toca con delicadeza  la cintura o espalda de la dama para guiarla con firmeza en las ejecuciones.

Ellas posando una mano en el hombro y la otra en la mano del varón, se desplazan siguiendo el ritmo, marcado con el movimiento delicado y sutil de la cadera, disfrutando con cada respiro las notas musicales.

Verónica Del Alto Terán, es quien prepara al grupo de danzoneros victorenses, para que puedan ofrecer sus mejores pasos en los tradicionales “Domingos de Danzón” del Museo Regional de Historia de Tamaulipas y diversos festivales artísticos del Estado.

Sus presentaciones están llenas de nostalgia y romanticismo por aquellos temas del recuerdo que hicieron vibrar a decenas de generaciones.

Este baile es originario de Cuba pero fue adoptado por el pueblo mexicano y a pesar de los años no ha pasado de moda, incluso nuevas generaciones muestran interés en practicarlo.

Este grupo de baile está conformado por trabajadores del museo y otros amantes del danzón que decidieron unirse de manera voluntaria a este grupo. Las clases son todos los domingos de 4:00 a 5:00 de la tarde y los acompaña la Banda de Música del Gobierno del Estado, afirmó su directora.

“Tenemos cinco meses de haber iniciado este proyecto cultural, con el fin de que los victorenses conozcan y practiquen este hermoso baile y dejen a un lado los problemas cotidianos”.

Verónica Del Alto, comentó que su esposo originario de la Ciudad de México, fue su maestro de baile y por varios años asistieron como pareja a talleres y congresos de danzón, a través de la práctica se fue enamorando del baile y reafirmó que este estilo es lo suyo.

“El danzón es un baile muy elegante que lo pueden bailar personas de cualquier edad y además tiene muchos beneficios por el manejo de las matemáticas, el conteo, el conocernos como pareja, la armonía y el trabajo colectivo”.

Cabe destacar que el grupo ganó el segundo lugar en el concurso de danzón organizado por la Secretaría de Salud.