El Burro de la Costa, un comediante con deseos de triunfar

[Primera parte]

Cuando Francisco Numa decide convertirse en comediante, para muchos fue una broma, porque nunca se había visto que este hombre quisiera dedicarse a la farándula, sin embargo, traía su talento escondido y la constancia en su búsqueda le redituó encontrar en su camino al comediante Juan Alberto, y así comienza su carrera en los escenarios como “El Burro de la Costa”.

¿Cómo calificas tus actividades durante 2018?

“Muy bien, el  año pasado gracias Dios estamos muy bien en todos los sentido, desde luego, hubo algunos contratiempos, pero logramos salir adelante y es  satisfactorio”.

¿Continúas trabajando fuera de Oaxaca?

“Claro que vamos a donde nos llamen, en cuanto nos ponemos de acuerdo salgo a la ciudad donde me contraten, la semana pasado fui a Cadereytas, Querétaro, donde participé en una feria anual y para el próximo veremos si fructifican algunas cositas que estamos preparando, sólo es cuestión de afinar algunos detalles”.

¿Qué te llevó a convertirte en comediante?

“Más que nada me llevó la curiosidad, desde pequeño me gustaba escuchar los programas en la radio y me imaginaba cómo sería un escenario y quería cantar, pero después por azahares del destino llegué a convivir a lo que mucha gente le llama ‘Escuadrón de la muerte’, y veía que esas personas les gustaba bromear y reían mucho, eso me gustó mucho porque, pese a mis carencias, me encantaba reír y hacer reír a las personas.

Con el tiempo conocí a Juan Alberto, conocido comediante oaxaqueño, un día le pregunté cómo se podía hacer comedia y luego me dijo los pasos que se requieren para incursionar en la comedia, fue así como empecé a desarrollar mis inquietudes en la comedia y aquí sigo, trabajando en los escenarios y haciendo reír a la gente”.

¿Juan Alberto es tu padrino artístico?

“Exacto, él me apadrinó y me daba muchos consejos para poder realizar mi labor en el escenario, me siento muy bien actuando en los foros donde me invitan, ya que gracias a la comedia he visitado muchos lugares y, conforme avanza el tiempo, vivo experiencias extraordinarias”.

¿Estás metido de lleno a la comedia?

“Sí, siempre estamos metidos en la comedia, vivimos, dormimos, comemos, es nuestra vida, desde luego, de repente hacemos otras actividades porque hay que vivir también, pero en mi caso me gusta llevar mi espectáculo a personas de escasos recursos, también hago videos sin cobrar algún centavo, es un sentimiento que me gusta vivir, para animar a la gente”.

¿Algunos foros donde te gustaría actuar?

“Bueno, hay muchos foros donde sueño con llegar algún día, lo mismo que actuar en un programa de televisión, me interesa actuar en otros estados para dar a conocer mi espectáculo, en sí no tengo límites, por el momento estoy picando piedra y algún día llegará  mi oportunidad”.

¿Satisfecho?

“Sí, muy satisfecho, no niego que hace muchos años no sabía lo que era vivir feliz, pero cuando logré superar algunas situaciones que me impedían ser feliz, mi vida cambió totalmente”.

¿Qué te ha dejado ser comediante, dinero, fama o mujeres?

“He tenido de todo en mi vida, pero cuando descubrí un modo de vivir sin ataduras, todo lo que me preguntas pasa a segundo término, lo que me voy a llevar cuando muera son las satisfacciones que me de mi actividad en todos los sentidos de mi vida.

Estar en un escenario es algo parecido al orgasmo, porque exploto cuando veo que el público ríe y me aplaude, aparte de esas satisfacciones, cuando comparto mis videos hay personas que me dicen que se sienten bien cuando los ven porque estaban con depresión, pero al ver mi material les agrada la manera de ver la vida, eso es una gran satisfacción, lo mismo que ir a un hospital o la cárcel”.