El Congreso de Huatulco conquistó a los danzoneros

[Segunda y última parte]

Definitivamente el trabajo realizado en Huatulco respecto al danzón dejó invaluables experiencias positivas; desde luego, a la inquieta Lulú, una mujer emprendedora que siempre va con la fe firme en todos sus proyectos, el resultado de su creativa iniciativa le ha dejado muchas satisfacciones, porque pese a los obstáculos que se llegan a presentar en un evento de tal magnitud, Lulú sale triunfante.

Este 2019 será un año muy significativo para la archiguapa mujer que deja todo su corazón en las actividades que prepara para sus distinguidos invitados, que llegaron de muchos estados de la República Mexicana para gozar de un buen danzón, pese a las grandes distancias que recorrieron la mayoría de los invitados de la atractiva Lulú.

La encantadora María de Lourdes Sosa Domínguez dejó establecido el Congreso Danzonero que realiza es la mejor opción en todo el territorio oaxaqueño, además ha demostrado su gran capacidad para generar alegría y armonía en un evento de gran algarabía.

La agraciada Lulú continuó con su gratitud a sus amigos: “El agradecimiento va por supuesto a la Secretaría de Turismo y al municipio de Santa María, por permitir realizar esta actividad y dar todas las facilidades.

A nuestro valioso y único equipo Danzoneros de Antequera, porque son ellos los con su ayuda hacen más ligero este trabajo.

Y viene el agradecimiento más grande: gracias Amigos Danzoneros, todo esto fue posible gracias a cada uno de ustedes, gracias por acompañarnos, porque sabemos de todo el esfuerzo en tiempo y económico que hicieron por estar con nosotros….sencillamente gracias.

En nombre del Congreso de Danzón Oaxaca, muchas, muchas gracias:

Hugo y Lulú.

Por su parte, la guapa de la lente, Patricia Otáñez, no dejó pasar la oportunidad de expresar su agradecimiento a su amiga Lulú Sosa: “El danzón me ha dado infinitas satisfacciones y, sobre todo, me ha permitido conocer gente maravillosa, me ha permitido expresarme corporal, fotográfica y textualmente.

Este año para mí era imperdible Oaxaca, porque se llevaría a cabo en uno de mis lugares favoritos del mundo: Huatulco.

El XVI Congreso Nacional Danzonero superó por mucho lo que yo me imaginaba y esperaba.

Una organización, un esmero en los detalles, la integración de un programa incluyente y la participación de los danzoneros de varias partes de la república en un ambiente de excelente calidad danzonera: aún me tienen feliz

Inició un jueves donde el cielo, se despejo tras la amenaza de una tormenta tropical.

Inició con una preciosa misa acompañada de la banda de Niños de Pluma Hidalgo, Oaxaca, una calenda llena de música y mezcal.

Terminó el día con la participación de la Danzonera Juvenil de Oaxaca con un zócalo lleno de propios y extraños que veían asombrados nuestro amor al danzón.

Infinitas gracias a LU Shunca y a Hugo Mendoza Sánchez por confiar en mi humilde trabajo pero, sobre todo, por el afecto que siempre está presente en su trato.