Juan Alberto, en la víspera de su 30 aniversario artístico

*En una ocasión estuve preso en la Penitenciaria de Ixcotel, para mi fueron experiencias fuertes y tienen que saberlo mis amigos, porque incluso voy a decir nombres de muchas personas, revela el comediante número uno de Oaxaca, al adelantar un proyecto sobre su vida personal, mismo que estará subiendo a las redes sociales

En la vida hay experiencias buenas y malas para los personajes que se dedican a la farándula y, en el caso del artista que hoy presentamos, nada más ni nada menos que Juan Alberto, el comediante número uno del estado de Oaxaca, quien ha vivido muchas experiencias en sus casi tres décadas de recorrer los escenarios locales y foráneos, hasta el momento Juan Alberto ha conseguido cimentar una carrera esplendorosa, donde su profesionalismo lo ha sacado adelante con el más grande de los éxitos”.

¿Cómo te sientes a tres décadas de tu inicio en el medio artístico?

“Me siento súper, súper feliz, porque Dios me ha dado vida para llegar hasta donde me encuentro y ya falta poco para que yo cumpla 30 años dedicados a la comedia y, la verdad, le pido a Dios que me dé vida para consumar este aniversario artístico y, desde luego, esto implica una gran responsabilidad con el público, porque vienen otras generaciones de comediantes atrás de mí y tengo que dejarles algo de mi trayectoria”.

Con tres décadas en el medio artístico, ¿no temes caer en una zona de confort?

“Bueno, tengo que decirte algo: eso está latente diario, pero a mí me motivan los compañeros que vienen surgiendo y estoy totalmente de acuerdo con la competencia sana, al final, cada quien hace lo suyo y es el público quien decide por su favorito, pero hasta el momento siento que no he caído en esa zona de confort, ni quiero caer, para esos mantengo mi estilo, que es al final de cuentas con el que me he ganado un sitio en el corazón de las personas”.

¿Te has presentado en programas de televisión?

“Hace muchos años estuve en un programa en TELEVER en el Puerto de Veracruz; hace unos meses estuve en Televisa Mexicali y actualmente hay posibilidades de presentarnos en un programa de televisión en Guadalajara, de hecho ya me estoy preparando para llevar un buen espectáculo y digno que guste a los tapatíos”.

¿Es un gran compromiso ser precursor de la comedia en Oaxaca?

“Por supuesto que sí, pero yo me siento feliz de hacerlo, porque es lo que más me ha gustado siempre, y gracias a Dios sigo con ese gusto; considero que el día que pierda ese amor por la comedia, estaría por demás subir a un escenario, hasta ahorita es muy difícil que eso pase, sin embargo, si llegara a suceder, mejor me retiro de los escenarios.

Porque si me pasa que ya no logre transmitir mis sentimientos, mejor adiós, porque siempre he dicho que no es lo mismo cantar que interpretar, en mi caso sucede lo mismo en la comedia, yo siempre les digo a mis compañeros que empiezan en el espectáculo, que antes que nada tienen que hacer algo muy importante, hacer las cosas por amor, porque te guste creo que de ahí partimos para continuar”.

¿Cómo te sientes de tus cuerdas vocales?

“Hace unos meses me hice un estudio, precisamente de las cuerdas vocales, porque es mi principal herramienta de trabajo: gracias a Dios salí muy bien del estudio y eso me permite elevar mi autoestima para continuar en este hermosa carrera y, desde luego, nos faltan algunas molestias, pero de fácil solución y, en mi caso, yo me recupero rápidamente durmiendo y descansando”.

¿Desde que inicias tu carrera lograste separar el licor de tu vida?

“Te voy a decir algo muy personal, fui borracho desde los cinco años de vida, yo tomaba en mi pueblo, en varias ocasiones fue mi familia, posteriormente llegando a la ciudad de Oaxaca empecé a dejar el alcohol, pero cuando empiezo a cantar convivo con mucha gente alcohólica en los bares donde me presentaba, pero nunca tuve mucho interés en seguir tomando licor y hasta la fecha te aseguro que nadie puede decir que me ha visto ebrio y mucho menos en un escenario”.

¿Algo que desees agregar?

“Te voy adelantar un proyecto que tengo en puerta y se trata de hacer algunos videos de mi vida donde voy a plasmar vivencias, serán de unos minutos y los vamos a subir a las redes y siento que les va a interesar cómo empecé, cómo fui desarrollando mi carrera, en qué parte de mi vida tuve problemas fuertes: en una ocasión estuve preso en la Penitenciaria de Ixcotel, para mi fueron experiencias fuertes y tienen que saberlo mis amigos, porque incluso voy a decir nombres de muchas personas”.