Juan Alberto, firme en su brillante trayectoria

 

[Segunda y última parte]

La carrera de Juan Alberto tuvo sus detalles como la mayoría de los triunfadores, ya que ganarse un lugar en una ciudad de provincia, donde no se goza de grandes espectáculos, ver de pronto a un imitador resultaba extraño, sobre todo, que el artista fuera un oaxaqueño: Juan Alberto recorrió comunidades en donde pasaba a segundo término la actuación de un artista, incluso en varias ocasiones se fue a dormir con el estómago vacío porque no había qué cenar, sin embargo, pudo más su deseo de triunfar, que las vicisitudes que le ponía en su camino el destino. A estas alturas Juan Alberto goza de un gran cartel dentro y fuera del estado de Oaxaca.

Por eso, a diferencia de otros artistas, Juan Alberto recuerda con agrado su peregrinar cuando buscaba una oportunidad y muchos grupos musicales lo rechazaron, asegurando que no tenía futuro como intérprete y, tenían razón, porque el comediante oaxaqueño venía para empresas más importantes, que ser un intérprete más; su destino era convertirse en una estrella que deslumbraría los escenarios como comediante y ser el número uno, sitio que se ve lejana la posibilidad que llegue otro compañero, sobre todo, con talento, personalidad y humildad, dones difícil de conseguir de la noche a la mañana.

Sin embargo, ¿pudo más tu pasión que los problemas?

“Cierto, esa pasión la traía desde pequeño y ahora la valoro bastante, porque al fin de cuentas es todo un proceso el que se tiene que vivir para madurar en todos los sentidos, y esas experiencias te sirven para agarrar tablas; yo platico con varios compañeros y me dicen que la confianza es determinante para llegar al triunfo, yo les respondo que la confianza se adquiere a través de las tablas, en mi caso tuve una escuela muy buena.

Porque recorrí varios pueblos donde no nos daban ni un refresco, después estuve en bares y el hecho de cantar en esos lugares, donde el público va a disfrutar de la belleza de las chicas que ahí trabajan, quién le va a poner atención al cantante, ahora imagínate controlar a dos personas pasados de copas, es difícil, pero mantener la atención de cien bebedores en tu show es muy difícil, porque ellos quieren ver a las chicas; afortunadamente esa escuela me vino a ayudar mucho y obtuve muchas tablas”.

Actualmente hay en la capital concursos para comediantes, ¿qué opinas?

“Ya vi los promocionales, incluso hubo alguien que me dijo que me tenían contemplado para ser jurado del concurso; la comedia ahorita, siento que es buena, pero sí muy pesada, muy fuerte, algo que a mí no me gusta, sin embargo, respeto el trabajo de mis compañeros y es el publico el que decide su valor en un escenario; actualmente están surgiendo varios comediantes que antes fueron payasos, traen las tablas, algunos se acercan conmigo y me piden un tip para enriquecer su espectáculo; desde luego que yo, con muchísimo gusto los apoyo, aunque hay cosas que no comparto, pero respeto esa parte”.

¿Qué tienes contemplado más adelante?

“Bueno, tu sabes lo inquieto que soy para mi show, sin embargo, ahorita le estoy dando mantenimiento a mi garganta, porque ya lo necesitaba y, de trabajo, afortunadamente tengo varios aquí en la capital, aunque también hay varias ofertas para salir del estado, pero no se han concretado todavía, y en cuanto tenga alguna novedad lo daré a conocer al público”.

¿Algo que desees agregar?

“Muchas gracias a toda la gente de Oaxaca y los que han visto mi espectáculo fuera del estado, de verdad agradezco esas muestras de cariño en las redes sociales, me da gusto, hay gente que no conozco, sin embargo, me saludan y felicitan por mi carrera como comediante, les mando todo mi agradecimiento por ser tan amables con mi persona, eso me motiva para continuar trabajando con mucha pasión en el escenario y, desde luego, mi agradecimiento al periódico ROTATIVO por darme un espacio en sus páginas, mucha gracias”.