La elegancia musical en el género romántico en Oaxaca

[Segunda y última parte]

Continuando con la charla con el amigo José Luis Carballo (requinto del trio Elegantes), se manifestó su alto espíritu de cooperación para que su paso por la farándula deje honda huella en el publico oaxaqueño y, de verdad, se siente la buena vibra de este bohemio a cada palabra que dice y que en esta entrevista deja ver cómo se formó, parte importante en la creación del trío “Elegantes”.

¿Cómo es la relación con tu amigo Francisco Gaytán?

José Luis Carballo:

“Y fue entonces que Paco y yo proseguimos con el proyecto y así estamos juntos desde hace 13 años y, claro, han desfilado muchos amigos con nosotros, pero Paco y yo estamos firmes con el trío, tenemos la fortuna de que coincidimos en muchas cosas, entre ellas el profesionalismo y lo más hermoso es que durante los 13 años jamás hemos tenido una discusión.

Ambos buscamos una solución para superar algún obstáculo que se llega a presentar, realmente los dos estamos más que satisfechos con nuestro trabajo en el trío ‘Elegantes’, yo considero que después del trío ‘Santo Domingo’, somos la mejor opción para un evento, ya mucha gente conoce el trabajo y profesionalismo del trío ‘Elegantes’, y eso nos distingue en el medio artístico de la capital oaxaqueña”.

¿Cómo surge el nombre “Elegantes”?

Francisco Gaytán:

“Bueno, mira… cuando se formó el trío, obvio le buscamos nombre, y reconozco que no tengo mucha creatividad para los nombres, esa tarea se la dejamos a José Luis, fue el quien sugirió este bonito nombre y, la ,verdad a mí en lo personal me agradó bastante y de ahí en adelante hacemos honor a nuestro nombre, incluso en una ocasión, al término de una presentación, se acercó una dama muy elegante y nos dijo: ‘qué bonito tocan ustedes, de ahí su nombre verdad, porque tocan con elegancia y le hacen honor a su nombre, tocan con mucha elegancia’, y ahora manejamos el slogan: La sutileza de un presente musical con el trío ‘Elegantes’.

Con todo esto estoy más que feliz, como lo comentaba mi compañero José Luis hace rato, y tiene mucha razón, porque hemos compaginado en muchas cosas, básicamente en la responsabilidad, el amor a nuestro trabajo, además, no lo comenta la gente que nuestro trabajo lo hacemos con gusto, podemos tocar en un día en diferentes sitio pero siempre vamos con mucha alegría a las presentaciones, para nosotros no hay eso de que ya me cansé y tengo que tocar otra hora, porque amamos la música y lo hacemos con el corazón, disfrutamos nuestro trabajo y todo eso nos llena de satisfacción; en ocasiones le sugiero una canción y su respuesta es afirmativa, lo mismo sucede cuando José Luis propone otra melodía, la acepto muy bien y nos ponemos a trabajar”.

¿Los aplausos no los han mareado?

“Fíjate que no, porque en realidad nosotros cuidamos mucho de ser las mismas personas siempre, incluso entre nosotros no hay esa situación de que a uno de los le aplaudan más, al contrario, nos apoyamos y, en mi caso, le echo porras a mi compañero José Luis y le digo ‘échale a ese requinto, que se escuche’, y lo mismo sucede cuando echo un falsete, mi compañero me anima y eso es bonito entre nosotros, nunca nos hemos sentido estrellas, seguimos siendo las mismas personas, tanto con nuestro compañeros trovadores, que con el público en general, no tenemos por qué cambiar nuestra actitud”.

¿Tienes algún proyecto para el trio?

“Pues siempre tratar de mejorar, ese es nuestro proyecto día a día para ir superando nuestras limitaciones, porque en la vida siempre habrá limitantes, sin embargo, tuvimos el deseo de hacer un disco y lo grabamos, fue un homenaje al maestro Héctor Martell; luego hicimos otro disco con canciones de Don Luis Fernández del Campo; y el tercer disco que tenemos fue con temas populares de la música oaxaqueña, y estamos felices porque se han vendido nuestros discos”.