Reyna Kristel, digna exponente de una dinastía musical

*Actualmente trabaja en La Orquesta Primavera de Oaxaca, bajo la dirección del maestro Rodolfo Sánchez Vega

[Primera parte]

Hoy presentamos a una distinguida dama violinista que pertenece a una gran dinastía musical en Oaxaca, se trata de Reyna Kristel Hernández Martínez, quien desde pequeña despertó su interés por aprender las notas musicales, obvio estimulada por su abuelo y su padre, quienes veían con buenos ojos que la heredera continuaría con la tradición familiar.

Desde luego que esa pequeña no se conformó con jugar a ser músico, y en cuanto determino que sí le agradaba seguir la carrera musical de la familia, la llevaron a tomar clases con su tío Arturo Martínez Sanjuán (q.e.p.d), y fue en esa academia para niños donde conocimos a la pequeña Reyna Kristel Hernández Martínez, ahora convertida en toda una violinista y con un futuro alentador.

¿Tu nombre completo?

“Reyna Kristel Hernández Martínez”.

¿Quiénes te motivaron para dedicarte a la música?

“Bueno, yo vengo del rango de la familia Hernández Martínez, mi abuelito fue músico, él nos enseñó el proceso que se debe tener para convertirse en músico, y decía que debíamos estudiar mucho, así fue como en mi caso empecé a conocer las notas musicales; después mi padre me llevó a tomar clases con mi tío Arturo Martínez Sanjuán (QEPD), quien nos enseñó bastante cada uno de los pasos que se deben conocer; a partir de ese momento las cosas cambiaron para mi vida, cuando escucho el sonido del violín, que es el instrumento que me agrada tocar”.

¿Por qué tocar el violín?

“A mí me llamó la atención el violín, porque tiene un sonido muy bonito y brillante, además el violín es un sentimiento que puedo uno expresar de todo corazón, y a través de las notas musicales hay una expresión musical, y por todo eso me decidí tocar el violín”.

¿La formación que te dio el maestro Arturo Martínez Sanjuán fue decisiva? 

“Claro, fue muy importante, porque él siempre nos decía, todas deben seguir el rumbo de su abuelo, para eso deben estudiar mucho, porque un músico debe entregarse de lleno al estudio para que más adelante pueda convertirse en un buen músico, y conforme avanzaban nuestras clases nos decía que la música sería nuestra carrera más adelante, y con mucho amor nos enseñaba, eso fue definitivo para que yo me inclinara por esta carrera tan hermosa”.

¿En qué momento decides dedicarte de lleno a tocar el violín?

“Fue cuando estaba terminando la preparatoria y dije, ‘yo voy a estudiar música’, y me inscribí en La Escuela de Bellas Artes en la carrera como Instructor de Música, y durante cuatro años estudié la carrera”.

¿Dentro de tu formación musical participaste en algunas agrupaciones?

“Claro, participé en La Casa de la Cultura en la Orquesta del maestro Jesús Martínez, ahí realicé mis primeros conciertos, fue una grata experiencia participar en una agrupación de niños y jóvenes.

Cuando termino mi carrera musical tuve la oportunidad de hacer una audición en La Orquesta Primavera de Oaxaca, y tuve la fortuna de que me aceptaran y permanezco hasta la fecha, ya son doce años de seguir aprendiendo con todos mis compañeros y me siento contento de mi permanencia en la orquesta, porque he tenido la oportunidad de tocar en los foros más importantes de Oaxaca, como es el Teatro Alcalá, Teatro Juárez, Plaza de la Danza y en varios puntos del interior del estado”.

¿Con qué director sentiste que crecías musicalmente?

“He logrado ser dirigida por varios directores y he visto que cada uno tiene su estilo musical, y de todos se aprende, ya que actualmente tenemos al maestro Rodolfo Sánchez Vega, con el cual tenemos permanente aprendizaje, no en balde fue el creador de La Orquesta Primavera de Oaxaca, y tiene mucha experiencia en el plano musical”.