Busca edil heredar poder a su marido

*No es el primer escándalo en la “atropellada” administración de la munícipe de Santiago Tilantongo, revelan

Eusebio PÉREZ SANTOS

La presidenta municipal de Santiago Tilantongo, Hilda Santos Pedro, busca heredar el poder a su marido, Marcelino Epifanio García Santiago, mediante imposición en la próxima elección que se realizará la segunda semana de noviembre mediante sistema normativo interno, denunciaron habitantes de dicha localidad.

En voz de Agustín Sánchez Pereda, señaló que este no es el primer escándalo en la “atropellada” administración de Santos Pedro, ya que ha sido señalada por malos manejos y desfalco de las arcas municipales, pero lo más preocupante es la opacidad con la que manejó recursos federales anunciados por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, para la pavimentación de caminos a las cabeceras municipales, programa por el cual Santiago Tilantongo resultó beneficiado con 18 millones de pesos.

Para la realización de esta obra, de acuerdo a pobladores, la aún presidenta cometió diversas irregularidades, entre las que destacan la falta de realización de una asamblea comunitaria para integrar el comité de obra, lo cual viene establecido en las reglas de operación de obra del Gobierno Federal.

Además, de acuerdo a personal del municipio, trabajadores de la obra fueron obligados a firmar dos recibos de pago por cantidades hasta tres veces mayores a las que reciben en su salario. Aunado a esto, resaltan las afectaciones que la obra de pavimentación, por la mala ejecución de la misma, ha ocasionado a predios de vecinos, a quienes no se les indemniza pero que han recibido amenazas de personas cercanas a la edil de ser enjuiciados en asamblea.

Lo más escandaloso de las irregularidades cometidas por Hilda Santos es que la empresa que suministra los materiales para la pavimentación es propiedad de su esposo, Marcelino Epifanio García Santiago.

En el caso del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, cada agencia municipal de Santiago Tilantongo recibió 371 mil 999.96 pesos, dinero con el cual se realizaron siete cuartos de lámina y tabicón ligero, con medidas de 2.75 metros por 3 metros. Cada cuarto, hecho pasar por dormitorio, fue comprobado con facturas de la empresa de García Santiago, pero que, en un avalúo, resultaron tener un valor real cercano a los 175 mil pesos cada una.

Durante el trienio de Hilda Santos Pedro, también se realizó la construcción de aulas en la escuela primaria de la cabecera municipal del Tilantongo y que fueron inauguradas el 4 de octubre de 2018.

La realización de dichas aulas, financiada con mezcla de recursos del gobierno estatal y ejecutada por un gestor en contubernio con el marido de la presidenta municipal, se llevó a cabo sin un estudio de mecánica de suelo con el fin de ahorrar el gasto del mismo, lo que desencadenó un desplazamiento de tierra que derribó la barda perimetral de la escuela.

Aun así y después de los diversos atropellos realizados por Hilda Santos Pedro durante su gestión, quiere continuar desfalcando las arcas municipales mediante su esposo buscando se elija en el próximo proceso interno de la comunidad.