Candidatos PRI-Oaxaca, con el enemigo en casa

*Sectores de la Sección 22 magisterial repudiaron la violencia iniciada por Alejandro Avilés y Fredy Gil Pineda

AGENCIA JM

El coordinador de campaña en Oaxaca del candidato presidencial priísta José Antonio Meade, Alejandro Avilés Álvarez, y su brazo ejecutor, Fredy Gil Pineda Gopar, estarían interesados en manchar la campaña del abanderado tricolor al estar al servicio del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Representantes de diversos sectores de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, repudiaron las acciones de violencia orquestadas este sábado por el coordinador de campaña en Oaxaca del priista José Antonio Meade, Alejandro Avilés Álvarez, y ejecutadas por el edil de San Pedro Mixtepec Fredy Gil Pineda Gopar.

Entrevistados luego de los hechos de violencia ocurridos en la Avenida Oaxaca de Puerto Escondido la tarde de este sábado, los representantes magisteriales dijeron que ellos pretendían realizar una protesta pacífica en contra del candidato del PRI a la Presidencia de la República, ya que manifestarse es parte de sus derechos como ciudadanos.

Sin embargo, dijeron que hasta ese lugar llegaron a hostigarlos presuntos porros al servicio de Avilés y Freddy Gil, quienes les lanzaron piedras y diversos objetos, además de realizar disparos de arma de fuego contra los manifestantes.

Los dirigentes magisteriales dijeron que estas conductas coinciden con diversos actos de provocación que han sido orquestados por el ex líder porril de la UABJO, ahora metido a político con el cobijo del PRI.

Recordaron como ejemplo que, en la anterior Legislatura, cuando Avilés era Coordinador del PRI y Fredy Gil diputado de esa bancada, en diversas ocasiones los porros al servicio de éstos dos custodiaron las instalaciones del Congreso, violando con ello la Constitución sólo para amedrentar a quienes, como ellos, acudían a manifestarse por causas sociales legítimas.

Incluso, dijeron, a Freddy Gil también deberían investigarlo por los crímenes y desapariciones forzadas ocurridas durante el conflicto magisterial del 2006, ya que diversos porros a su servicio fueron quienes encabezaban las llamadas Caravanas de la Muerte, y años después fueron asesinados misteriosamente.

Freddy Gil y Alejandro Avilés –reiteraron– deben saber quién es el autor intelectual de la muerte de Rubén Marmolejo, alias “El Dragón”, y de otros de sus porros involucrados en las caravanas de la muerte, así como de todos los oaxaqueños dignos que murieron a manos de esos sicarios, todos al servicio de Ulises Ruiz.