Crean mexicanos máquinas para colocación de piezas ortopédicas

Estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) desarrollaron una máquina de compresión cuya función es la simulación de ensayos mecánicos de clavos intramedulares y otras piezas ortopédicas para evaluar su efectividad para ser colocadas en el cuerpo humano.

Said Robles Casolco, profesor investigador del Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas (CIICAp) y responsable del proyecto, explicó que con esta herramienta se podrían tener mejoras importantes a los clavos y otras piezas ortopédicas en cuanto a comodidad para los pacientes.

Con esta máquina se pueden realizar ensayos hasta por dos semanas, lo que permite repetir ciclos desde 33 mil hasta el millón de pruebas, a diferencia de las que ya existen y que sólo realizan ensayos mecánicos desde un segundo a diez horas.

La máquina se desarrolló con recursos del Programa de Estímulos a la Innovación, del Conacyt, y con la participación de la empresa Idemtech. Con ésta también se desarrolló un clavo centromedular bloqueado de acoplamiento dinámico, cuya patente se encuentra en proceso ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

“Los clavos tradicionales del modelo 1 al 5 tienen viabilidad de diseño con variaciones limitadas, mientras que los modelos del 6 al 8 (los diseñados en la UAEM) son innovadores, utilizan materiales nacionales de vanguardia y cuentan con medidas específicas para el paciente, pues es menos doloroso para su inserción y más barato”, dijo el especialista.

Said Robles describió que el diseño de este clavo tiene la característica de ser antropométricamente correcto a la anatomía del mexicano promedio. “Además, por su sencillez está orientado a comunidades y hospitales de escasos recursos, lo que hace que la materia prima, manufactura y esterilización de los materiales baje los costos y sea más accesible”.

Explicó que debido a las dimensiones y las propiedades mecánicas, este clavo centromedular está específicamente dirigido para el tratamiento de fracturas. “La solicitud de patente es parte de un proceso para comercializar el producto en este año, por lo que también se deberán realizar pruebas mecánicas, contar con la certificación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y con ello ofrecer a los pacientes un producto avalado con tecnología mexicana”.

Robles Casolco refirió el CIICAp está haciendo herramientas y máquinas para la medicina que pueden certificar no sólo clavos intramedulares hechos en este centro o en el estado, sino dar servicio a otras empresas que deseen hacer uso de este desarrollo y que requieran ensayos mecánicos largos.

El investigador agregó que ante la crisis económica que enfrenta la UAEM es importante impulsar proyectos de investigación vinculados con las empresas para obtener recursos útiles en el equipamiento de laboratorios, lo cual beneficia a los estudiantes con mayores herramientas.

Finalmente, dijo que en el proyecto de la máquina de ensayos participan estudiantes de la licenciatura en Tecnología del CIICAp y de la licenciatura en Diseño, aunque esperan que alumnos de otras unidades académicas se integren, en particular de las facultades de Enfermería y Medicina en la parte del desarrollo de este tipo de trabajos. (Agencia ID)