El Gran Edificio de Oaxaca que ni el terremoto lo intimidó

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

*Se trata de dos inmuebles fuertes y bien cimentados, uno ubicado en Bustamante y Las Casas, el otro en 5 de Mayo y Morelos, mismos que siguen de pie

 

 

Guillermo CASTILLEJOS ÁVILA

 

 

Una planchota de concreto carga todo el edificio por años conocido como El De Montajes, no hay probabilidades de que llegue a caer y lo aconsejable sería aligerar las cargas del inmueble, aseguró el Arquitecto José Márquez Pérez.

Levantado en el cruce de las calles de Bustamante y Las Casas, en pleno Centro Histórico de la ciudad capital, según información del Arquitecto, se construyó cuando no había materiales ligeros, se trabajaba con muros divisorios para departamentos en la parte de abajo que era la zona comercial.

Luego seguían 2 pisos donde se adaptaron despachos y más arriba otras 2 plantas con departamentos. Después de los 5 pisos, en la parte más alta del edificio, se construyó un departamento especial destinado a ser ocupado por uno de los dueños, identificado como Juan Zavala.

Dijo el Arquitecto –en breve entrevista– que en todas las divisiones del edificio se metieron ladrillos pesados y los dictámenes estuvieron bajo responsabilidad de técnicos especializados en estructuras.

 

¿Por qué la inclinación del edificio?

 

Respondió el profesionista que es consecuencia del bombeo constante del agua del manto friático de la ciudad, su nivel ha ido bajando y se han ido secando al paso de los años las capas superiores y se ha ido encogiendo porque pierde líquido.

Entonces aparecen las fallas y la inclinación de ese edificio, a mi juicio y muy particular punto de vista –dijo–, se debe al encogimiento de la capa de sustento por falta de agua, se apachurró, de ahí el ligero asentamiento que lo definió como un desplome.

Y vino la opinión muy particular del conocido profesionista, quien dijo pensar que se puede aligerar, siendo lo ideal quitarle el departamento de la parte más alta, a lo mejor hasta 2 niveles y dejarlo a la altura del Palacio de gobierno, localizado en la misma manzana y a escasos metros del edificio de Montajes.

Márquez Pérez dijo que la construcción del edificio se autorizó cuando no había reglamentación sobre el Centro Histórico y se permitió que la edificación fuera alta.

Habló de lo que llamó gran edificio, levantado en el cruce de las calles de 5 de Mayo y Morelos, construido fuera de lo que actualmente obligan en el Centro Histórico.

Hoy obligan –dijo– a no levantar construcciones arriba de los niveles dominantes existentes en cada cuadra. Ambos edificios, el de Montajes y el de 5 de Mayo y Morelos, han soportado sacudidas fuertes de temblores, los terremotos del mes de septiembre del año pasado y ahí continúan en pie.

Esto se debe a que el terreno es firme y mejor, porque de Independencia hacia abajo hay problemas con el suelo y hay probabilidades de que lleguen a caer con un sismo, algunas construcciones.

Terminó diciendo que las actuales y futuras construcciones –grandes o pequeñas– en prevención de movimientos telúricos de gran intensidad, deberán tener una sólida cimentación y, de preferencia, contar con la supervisión de un profesionista en esta rama, para prevenir y evitar tragedias como las ocurridas con los terremotos de septiembre del 2017.