IMSS: falta de sueño puede favorecer diversas enfermedades

La falta de sueño no solo puede repercutir en evidentes consecuencias como dormirse a todas horas, cambios repentinos de humor, tristeza, irritabilidad, actitud pesimista, aumento del estrés y ansiedad, también en la habilidad para procesar la glucosa, lo que puede favorecer una diabetes o un aumento de peso. La coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca, Perla Vázquez Altamirano, indica que esta condición también disminuye la temperatura corporal basal, que es responsable, entre otros factores, de la constancia del ritmo cardíaco, por lo que pueden observarse arritmias o paros nocturnos cardio-respiratorios.

Las ocupaciones diarias ocasionan que muchas personas pasen por alto el tiempo necesario para descansar y continuar con su estilo de vida, un adulto debe dormir entre siete y ocho horas para mantener un óptimo estado físico, emocional y mental.

Otras alteraciones importantes a largo plazo, son la hiperalgesia o aumento de la percepción al dolor, temblores, envejecimiento precoz, agotamiento, trastornos gastrointestinales o aumento de contraer infecciones por afectación del sistema inmunitario.

Cabe destacar que el sueño limpia la memoria a corto plazo y deja espacio para más información. En este sentido, una noche sin dormir reduce la capacidad de asimilar conocimientos en casi un 40%. Además de las pérdidas de memoria y recuerdo, la persona se vuelve más lenta y menos precisa, por eso, la falta de sueño puede provocar una alteración en el habla y dificultad para aprender, crear y resolver problemas, Indicó Vázquez Altamirano.

Ante esta situación, exhorta a la población en general que presente cuadros de fatiga, mantener una vida social activa, realizar ejercicio físico, balancear el tiempo entre la actividad, el reposo y el sueño; dividir las tareas grandes en tareas menores y más manejables, repartir las tareas de mayor desafío a lo largo de la semana. Así también, incluir en su dieta diaria alimentos que contengan complejo B y Magnesio, ya que sugiere que una deficiencia de estos minerales, puede incluso ser la causa más importante de la depresión y problemas de salud mental.