Recomiendan IMSS tomar abundantes líquidos

*Es para evitar enfermedades por golpe de calor

Generalmente, el cuerpo se enfría solo mediante la sudoración, sin embargo, en los días muy calurosos, ésta no es suficiente, la temperatura corporal puede elevarse hasta niveles peligrosos y es posible desarrollar enfermedades causadas por el calor.

La mayoría de estas enfermedades ocurren por permanecer expuesto al calor demasiado tiempo, ante esta situación, la delegación en Oaxaca del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhorta a la población a tomar medidas preventivas durante la actual temporada de calor, destacando lo referente al consumo de alimentos, exposición al sol e hidratación del organismo.

De acuerdo con el médico Benjamín Enríquez Corro, Coordinador Auxiliar de Salud Pública del IMSS, las enfermedades gastrointestinales son las más frecuentes, ya que las altas temperaturas provocan que el tiempo de vida útil de los alimentos sea menor que en otra temporada del año, incluso si se mantienen refrigerados.

Otro padecimiento común es el denominado agotamiento por calor, que es considerada una enfermedad moderadamente grave, caracterizándose por sudoración abundante, piel pálida, náuseas, vómitos, mareos, cansancio, calambres musculares repetidos, respiración acelerada y poco profunda. El cual, sin una intervención adecuada, alcanza a convertirse en una insolación que puede dañar el cerebro y otros órganos vitales.

Ingerir más líquidos de los acostumbrados y no esperar hasta tener sed, evitar la ingesta de bebidas con cafeína, azucaradas o alcohólicas, ya que hacen perder más líquidos corporales, vestir ropa ligera, de colores claros y, utilizar sombrero o sombrilla para protegerse del sol, así como aplicar bloqueador solar, evitar exponerse al sol durante las horas de mayor radiación, son algunas medidas que la población debe tomar en cuenta para evitar una deshidratación.

Observar con mayor atención el color, olor y apariencia de pescados, mariscos y carnes rojas para asegurarnos de su frescura, hervir el agua por lo menos durante cinco minutos, desinfectar frutas y verduras, lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño -o después de cambiar un pañal- y evitar comidas callejeras, pueden alejar enfermedades, expresó Benjamín Enriquez.

Finalmente, el Coordinador Auxiliar de Salud Pública del IMSS, llamó a la población a que, en caso de presentar algún problema de salud por consumo de alimentos, deshidratación o quemaduras en la piel, acuda a su Unidad Médica Familiar más cercana.