Crítico, el saqueo y la tala ilegal de madera en Oaxaca

  

*Según cifras oficiales, por tala prohibida se pierden 2 mil metros cúbicos de madera por año, aunque hay cifras que ponderan 4 mil metros cúbicos

Óscar RODRÍGUEZ

En Oaxaca, por tala ilegal y saqueo de madera se pierden 2 mil metros cúbicos, confirmó la Comisión Estatal Forestal (COESFO).

 

El director del organismo, Aarón Juárez, aceptó que las zonas más devastadas se localizan en las regiones, Mixteca, Sierra Sur y el Istmo.

“Por tala ilegal tenemos identificadas zonas críticas, como lo es parte de los Chimalapas, Tlaxiaco que se localiza en la zona Mixteca, y una parte de la Sierra Sur, donde hay comunidades que no tienen problemas de manejo y tienen problemas agrarios o de posesión de predios”.

Dijo que, de acuerdo a las cifras oficiales, por tala ilegal se pierden entre 2 mil metros cúbicos de madera por año, sin tomar en cuenta que hay una cifra negra que estima una pérdida adicional por año de otros 3 mil a 4 mil metros cúbicos que se sustraen de manera indebida y que no se llegan a denunciar o reportarse.

Precisó que son pocas las denuncias que se tienen, sin embargo, se sabe de la operación clandestina de un gran número de aserraderos que son responsable de la tala ilegal en Oaxaca.

En cuanto a las zonas de mayor conflicto por la presencia de madereras y carpinterías ilegales, se ubican que la zona limítrofe entre los estados de Chiapas y Oaxaca, en el municipio de Cintalapa.

Otros aserraderos saquean la madera en tablones que son trasladados en grandes volúmenes, también por gente armada y encapuchada, algunos con antecedentes penales vinculados con la delincuencia.

En tanto, el área jurídica de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA), reveló que son al menos 15 las denuncias penales las que se han instaurado por aprovechamientos y trasportación ilegales de madera, de las cuales, más de la mitad se han consignado ante un ministerio público federal.

Deforestan la Sierra Norte y Sierra Sur

Por otra parte, Capulálpam de Méndez, una comunidad en la Sierra Norte de Oaxaca, está siendo deforestada considerablemente por una banda criminal que, a través de operación hormiga, está sacando la madera.

Los pobladores indicaron que los denominados “Izachi” se encuentran talando los bosques y haciendo operación hormiga; sacando la madera con cientos de carros que pasan por el pueblo de Ixtlán.

Las acciones se están realizando mientras los habitantes de Capulálpam, Miahuatlán, Sola de Vega, San Carlos Yautepec entre otros municipios están realizando sus cultos religiosos, con 3 motosierras todo el día están talando el bosque de este pueblo y luego están acarreando la madera.

Los comuneros, se encuentran al mando de Netzar Arreortua Martínez y del Pastor Evangélico Habacu Pérez Cosmos y otros más que prácticamente ya recibieron varios millones de pesos.

Los lugareños señalan que, es muy importante dinamizar está información para detener esta tala irracional, porque rompe con el equilibrio del planeta reduciendo las lluvias, incrementándose la deforestación, reduciendo manantiales y aumentándose la producción de varios gases mortales.