El Patíbulo

*Guerra del Mezcal, complicado y complejo conflicto de intereses, cuyo efecto fue a rebotar hasta el INFONAVIT

Alberto UNDA

El asunto de la Denominación de Origen que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) entregó a productores de mezcal e incorporó a la denominación a 23 municipios de Morelos, 15 del Estado de México, seis de Aguascalientes y uno de Puebla –entidad que ya estaba en la denominación de origen–, se convirtió en una Guerra del Mezcal, tiene un complicado y complejo conflicto de intereses, cuyo efecto fue a rebotar hasta el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

Esto como resultado de que el pasado martes, el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, al frente de un nutrido grupo de productores de mezcal, de varios estados, agrupados en el Consejo Regulador del Mezcal, encabezó una marcha hacia las oficinas centrales del IMPI, para exhibir la inconformidad y protesta de los mezcaleros, contra la determinación del organismo público de incorporar a otros estados, que ni de cerca, ni de lejos, tienen una tradición como productores de la bebida.

En la marcha hubo de todo, es decir, empujones, insultos, bloqueos intermitentes al periférico, tuvieron que llegar los granaderos para tratar de ordenar la marcha y dispersar a los protestantes.

Los ánimos se calentaron y hubo intercambio de golpes, con varios heridos de ambos lados, aunque no se informó del número de lesionados, se supo que varios mezcaleros resultaron descalabrados y también algunos granaderos regresaron a su regimiento con distintas heridas.

Murat Hinojosa y una comisión del CRM con su dirigente, Hipócrates Nolasco Cancino, lograron su propósito: pudieron entrevistarse con autoridades del IMPI, ante quienes expusieron la inconformidad de los productores originarios y consiguieron programar una reunión con el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, a más tardar el 20 de septiembre próximo, así como con el titular del IMPI, Miguel Ángel Margein, para abordar los términos en que se concede dicha denominación de origen y la situación que enfrentan esos productores.

El acuerdo entre el mandatario y representantes del IMPI incluye que el organismo dejará en suspenso, también hasta el 20 de septiembre, la inclusión de Morelos, Estado de México y Aguascalientes a la denominación mencionada.

Antes de que el IMPI incorporara a nuevos estados sólo tenían la denominación de origen: Oaxaca, Durango, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Puebla, Tamaulipas y Zacatecas, que de hecho ya era un número significativo de entidades productoras de mezcal.

El gobernador Murat Hinojosa, al salir del encuentro, fue entrevistado por los medios de comunicación y, ante ellos, expuso:

“Creemos que el derecho a la denominación de origen pertenece a aquellos que tradicionalmente han creado un producto homogéneo y con cualidades específicas identificadas por el público consumidor”.

Esto, explicó, es un derecho para quienes cuidan el proceso de elaboración, para dar a la bebida un valor agregado, lo cual ocurre cuando se tienen las condiciones geográficas, la calidad de la tierra y el apego a las tradiciones que dieron origen al destilado.

Por esas razones, enfatizó, “no aceptamos la resolución del IMPI, la cual va en contra de la defensa del patrimonio de la nación y convierte el mezcal en producto mercantilista. Actualmente contamos ya con 500 mil hectáreas certificadas para producir mezcal, en comparación con las 100 mil del tequila”.

El mezcal está cinco a uno en comparación con las hectáreas certificadas en la denominación Origen Tequila, donde hay sólo 100 mil reconocidas.

Detalló que la denominación de origen para otras bebidas en el mundo es más estricta; por ejemplo, para el coñac hay 80 mil hectáreas certificadas y para la champaña 30 mil.

“Así, ¿para qué queremos denominación?”, cuestionó el mandatario estatal.

Quedó claro, entonces, que ya 500 mil hectáreas son demasiadas, incluso para los estados productores reconocidos tiempo atrás, quienes con tanta superficie plantada de agave, se han colocado en el filo de la navaja, porque puede llegar el momento en que abaratarán su producto, porque las plantas excesivamente sembradas irán perdiendo calidad, por la sobreexplotación de la tierra.

Tal vez, sin proponérselo con su actitud asumida, Alejandro Murat Hinojosa desató lo que ya se conoce como la “guerra del mezcal”, porque al día siguiente –pero después de un año de haberlo hecho–, el sucesor del gobernador en el INFONAVIT, el hidalguense, David Penchyna Grub, le asestó un golpe seco al oaxaqueño.

El funcionario federal dio a conocer que el INFONAVIT gastó 5 mil 88 millones de pesos para cancelar un contrato que otorgó hace cuatro años el entonces director de este instituto y actual Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa.

En su informe, dijo Penchyna, que entre 2014 y 2015 Murat adjudicó a la empresa Telra Realty el control del programa de movilidad hipotecaria conocido ahora como Cambiavit, que permite adquirir otra vivienda cuando aún está vigente un crédito del Instituto.

Pero hace un año, ya bajo la dirección de David Penchyna Grub, el consejo de administración avaló pagar 5 mil 88 millones de pesos a ese proveedor para evitar “contingencias jurídicas” e iniciar Cambiavit.

“Con el objetivo de dar una solución definitiva a la problemática del ‘Programa de Movilidad Hipotecaria’ en beneficio de los derechohabientes del INFONAVIT, el H. Consejo de Administración aprobó en su sesión ordinaria 797 del 30 de agosto de 2017 mediante resolución número RCA-6025-08/17 el Contrato de Transacción $5,088,000,000”, se detalla en los estados financieros.

Con esta información, fue notorio que el titular del INFONAVIT buscó desprestigiar al gobernante oaxaqueño, pues dio a entender que Murat Hinojosa hizo sino un negocio, un arreglo, que perjudicó el patrimonio y las finanzas del INFONAVIT.

“El primer paso para que el Infonavit pudiera echar a andar el programa de movilidad hipotecaria y con ello la oportunidad de poder financiar el mercado secundario de vivienda en México, fue dar por terminados los contratos de exclusividad que ponían en manos privadas la operación y promoción del programa de movilidad hipotecaria”, dijo Penchyna.

En los documentos exhibidos por Penchyna Grub, se señalan algunos de los motivos de la cancelación del contrato que asignó Murat.

“Se crearía una práctica monopólica o de concentración de oferta de vivienda que afecta a la industria al permitir que Telra mantenga la propiedad y opere en forma exclusiva y discrecional la plataforma informática”.

Por lo tanto, expuso el funcionario, “el primer paso para que el INFONAVIT pudiera echar a andar el programa de movilidad hipotecaria, y con ello la oportunidad de poder financiar el mercado secundario de vivienda en México, fue dar por terminados los contratos de exclusividad que ponían en manos privadas la operación y promoción del programa de movilidad hipotecaria”.

Pero, de acuerdo con lo expresado por Alfonso Martínez, vocero del gobernador Murat Hinojosa, el contrato con la empresa Telra Realty, estuvo apegado a derecho porque fue avalado por el Consejo de Administración del INFONAVIT.

Ahora nos enteramos, agregó el vocero, que “la nueva administración valoró distinto el proyecto y siguió el mismo curso de presentar un cambio en la estrategia al propio consejo que le aprobó el nuevo (programa)”, indicó.

En medio de las versiones y puntos de vista del gobierno oaxaqueño y el titular del INFONAVIT en esta “guerra del mezcal”, se acaba de conocer una importante información en el sentido de que, en Hidalgo, estado natal de Penchyna, hay muuucho interés en formar parte de la denominación de origen mezcalera, para no quedarse fuera del jugoso negocio que significa el nuevo auge que ha tomado tanto en el país, como en diversos países del extranjero, el consumo de esa bebida espirituosa.

En resumen, se supo ahora que los hidalguenses no están dispuestos a permitir que los oaxaqueños se queden con toda la barrica y quieren seguir echándose sus mezcales pero ¡de Hidalgo!

Por eso, dicen, fue que David Penchyna, quien sueña con gobernar su entidad –más ahora que se le termina la chamba el 30 de noviembre– quien lanzó el misil del pago en el INFONAVIT, para terminar el contrato suscrito por su antecesor con Telra Realty, y así quedar bien ante sus paisanos productores de mezcal.

Porque resulta curioso, por no decir sospechoso, el mínimo detalle de que la suspensión del contrato hecho por Alejandro Murat y el consiguiente pago de la multimillonaria cifra, se concretó hace exactamente un año y, ¿por qué esperó entonces 12 meses el titular del INFONAVIT, David Penchyna Grub, en dar a conocer la información?

El funcionario, al dar a conocer el término de la operación con la empresa elegida por Murat Hinojosa, todavía le puso una estaca muy envenenada, al subrayar que, con lo que se tuvo que pagar a la empresa, es decir 5 mil 88 millones de devaluados pesos, hubiera alcanzado para:

Reparar o reconstruir 4 mil escuelas afectadas por los sismos de septiembre del año pasado. Y adquirir 6 mil 135 viviendas con un precio promedio de 815 mil pesos.

En esta “guerra del mezcal” tendrán el 20 de septiembre la última palabra, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo y el director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, Miguel Ángel Margein: mantendrán o no la denominación de origen, que el IMPI, otorgó a nuevas entidades o dejarán las cosas como estaban.

Vaya manera de empezar la “cuarta transformación” de México con un Congreso de la Unión ampliamente dominada por Morena y donde el otrora avasallador PRI, ahora es de la chiquillada, igual que el PAN y el PRD, quienes son también pálida sombra de lo que fueron.

Los de Morena, se exhibieron como una bancada que, en lugar de la ostentosamente llamada “cuarta transformación” del país, más vienen por la revancha.

En lugar de seguir recriminando y reprochando que el PRI y sus aliados dejan al país en ruinas, colmado de corrupción, violencia, impunidad, hechos que 33 millones de mexicanos sabían de sobra por eso votaron por un cambio, se impone que se pongan a trabajar con justeza de miras para hacer realidad ese cambio por el que recibieron tantos votos de millones de compatriotas esperanzados en que un gobierno de “izquierda”, modifique el estado de cosas que ahoga al país.

Pero lo que se vio el sábado primero de septiembre, en el arranque de la LXIV legislatura, fue un incierto inicio de trabajo legislativo, pues tanto senadores como diputados, prefirieron verter entre ellos, una andanada de insultos, burlas, agresiones, fue una clara batalla entre “experimentados” y “novatos”, pero los de Morena que pusieron a Porfirio Muñoz Ledo, como presidente de la mesa directiva, no dejaron al veterano político, ajonjolí de todos los moles, cumpliera debidamente su papel.

Los insultos, las descalificaciones, los reproches, las acusaciones superaron el mínimo de decencia política que debe existir en un congreso que debiera estar por encima de revanchas, pero por lo visto en la primera sesión del congreso general, tal parece que Morena, viene con todo, pero por la revancha.

En lugar de empezar el trabajo legislativo, que tiene una agenda de temas pendientes y los que incluirán los morenos, supuestamente para “hacer historia”, sobresalieron los reproches, las desconfianzas, el lamento de que el país está en ruinas.

Ese fue el marco en que los nuevos diputados, sabelotodo, los de Morena, recibieron el sexto informe de gobierno de Enrique Peña Nieto, que puntualmente entregó en la sesión del Congreso General, el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

A la mejor por andar descalificando todo a los de Morena, no les va a importar hacer la tradicional glosa del informe, ni llamar a aclarar puntos y situaciones a los que ya se van.

De ser así los que están por terminar su trabajo en el gabinete de EPN, quedarán a salvo –por el momento al menos– de andar queriendo explicar y convencer a los montoneros legisladores de Morena de que lo expresado en el informe, está reflejado en la situación que vive el país.

En reunión de la Conago, expresan 14 gobernadores priistas su inconformidad por los delegados especiales de AMLO

Tenuemente, sin la fortaleza necesaria para hacer entender a López Obrador, que debe ante todo respetar el pacto federal, los mandatarios estatales agrupados en la Conferencia Nacional de Gobernadores, se reunieron por primera vez con el presidente electo, ante quien por lo menos los 14 ejecutivos emanados del PRI, advirtieron al tabasqueño: pacto federal no conoce de autoridades intermedias y que sus delegados en las entidades no pueden sustituir ni enfrentar a las autoridades democráticamente electas.

La relación será directa con el presidente, indicaron en un texto leído en representación de los priístas por el guerrerense Héctor Astudillo, en la reunión del presidente electo con la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), donde le preguntaron el alcance de la figura de delegados.

Le expusieron el riesgo de que los delegados hasta ahora nombrados por AMLO, en su mayoría son de los estados donde fueron ubicados, lo cual entraría el riesgo de que desde el primero de diciembre, realicen un trabajo electoral para estar en condiciones de disputar en el futuro, cargos de elección popular que no lograron en su primera intentona, tal es el caso del Estado de México.

Por eso propusieron a AMLO: que los coordinadores o delegados, sean de estados distintos, para evitar que hagan trabajo político, López Obrador como respondió como ya se está volviendo habitual en él, que recoge las ideas externadas y habrá de continuar el diálogo.

A ver si no sale también, que este asunto de los delegados especiales o coordinadores que está nombrado para que lo representen en las entidades del país, lo someterá a una consulta popular.

De ser así, el asunto de gobernar, asumir plenamente la responsabilidad que le fue conferida, aprovechando la confianza depositada por más de 33 millones de mexicanos, AMLO la estaría maquillando y lo que debe ser la toma de decisiones del presidente, podría someterla a ooootra consulta.

Pero mientras dura la consulta, el tabasqueño, seguirá con su terquedad, según él, de “amarrarles las manos a los gobernadores”.

El gobernador priísta de Campeche, refirió que, en la reunión, dijo a López Obrador, que el gobierno federal es libre de organizarse para el mejor desempeño de sus tareas, “pero la relación de los gobernadores será directa y permanente con el Ejecutivo y los titulares de las dependencias”.

En respuesta, a los argumentos esgrimidos por los 14 gobernadores priistas, López Obrador delimitó que sus delegados, no ejercerán presupuesto ni tareas de seguridad.

Al parecer, AMLO dejó en claro que el pacto federal nunca estuvo en riesgo, y sus delegados estarán sujetos a una evaluación, que pasa por una buena relación con los gobernadores”, dijo Alejandro Moreno Cárdenas, de Campeche.

“El compromiso que se hizo es que los delegados trabajarán con él (AMLO) para aterrizar los programas, pero en ningún momento estarán por encima de los gobernadores, y no invadirán en atribuciones constitucionales”, informó.

De la reunión privada de la CONAGO con el presidente electo, trascendió que los gobernadores priístas se asumieron defensores del federalismo republicano, entendido este, como la coordinación entre órdenes de gobierno en favor de la ciudadanía, pero, en el contexto del respeto estricto a la soberanía estatal, como lo mandata la Constitución Política.

Los ejecutivos estatales, se dijo, reconocieron la necesidad de que funcionarios participen en labores de coordinación, pero sólo como coadyuvantes, porque tratar de sustituir o enfrentar a los gobernadores “puede representar una parálisis o desaceleración de la administración pública federal en los estados de la República”.

También delimitaron que serán una “oposición constructiva, receptiva a los planteamientos del gobierno, pero propositiva respecto de los asuntos que consideramos prioritarios para nuestros estados y el país en su conjunto”, informó otro de los gobernadores asistentes.

De aquí al primero de diciembre, todavía hay tiempo de constatar si AMLO, está hablando con la verdad y por lo menos revisa el hecho de que sus delegados, no sean originarios de la entidad donde fueron asignados, lo cual de entrada sería un avance.

Pero también debiera tomar en cuenta la opinión de especialistas en derecho constitucional, quienes han llamado la atención, sobre el riesgo de crear nuevos funcionarios, que con todo el respaldo del presidente, en los hechos, no tendrán freno y terminarán siendo un poder sobre otro poder, el que el voto le otorgó a los gobernadores.

AMLO, que actúa como cualquier mañoso del PRI, tal vez pacientemente esperará al cambio de gobierno en distintas entidades, donde el partido de su propiedad, Morena, ganó ocho gubernaturas, para con mayor razón –según él– justificar este manotazo al pacto federal y mantendrá en función a sus súper delegados.

Se nota que el plan de López Obrador, es ir abonando el terreno, para que en elecciones próximas, sus candidatos ganen las gubernaturas que están en juego, así ir en pleno Siglo XXI cerrando el círculo de un poder omnímodo y totalitario:

Mayoría en el Congreso de la Unión, el Poder Judicial acatando al final de cuentas sus determinaciones, mayoría en los congresos estatales y de pilón, las gubernaturas.

Así AMLO podrá cumplir su anhelada ambición: mantener y perpetuar en el poder por muchos años a su partido Morena, a la mejor estará pensando en igualar al PRI o al menos al PAN que tuvo el poder 12 años.

Falta ver si los mexicanos que confiaron en que él sería “la esperanza de México”, aguantan un nuevo yugo o en las próximas elecciones, las intermedias como se les conoce, le retiran su voto y lo otorgan a otro partido.

Total, ya vimos y vivimos que es posible cambiar de gobierno, si tomamos en serio la principal responsabilidad que nos compete como ciudadanos: salir el día de las elecciones y votar y expresar con ello, nuestra voluntad de que no caigamos en el conformismo de dejar a otros nuestra obligación constitucional de votar para elegir y si nos equivocamos, otra vez tendremos oportunidad de rectificar.

albertounda16@gmail.com