En Jamiltepec sólo queda el recuerdo

*A dos meses de la tragedia por el helicopterazo, la realidad ya es otra y el Ejército ha cumplido lo prometido

Óscar RODRÍGUEZ

En Santiago Jamiltepec, región Costa de Oaxaca, la realidad es otra, a dos meses del accidente aéreo, además del temblor del pasado 16 de febrero, donde un helicóptero de la Marina, que trasladaba al Secretario de Gobernación (SEGOB) Alfonso Navarrete Prida, y al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, se desplomó, dejando un saldo de 13 víctimas fatales y 16 personas heridas.

Y es que el Ejército Mexicano ha cumplido con los acuerdos alcanzados por la Secretaría de Gobernación (SEGOB), el Ejército y el gobierno estatal, reconstruyendo las viviendas de las familias afectadas y otorgado un plan de manutención y fideicomisos a favor de los heridos.

Ya sólo quedan 4 de 16 personas hospitalizadas, en unidades de especialidades de la Ciudad de México, en ningún momento se ha dejado de ayudarlas para que recobren su vida y su actividades.

“Todavía tenemos cuatro personas que se encuentran hospitalizadas allá en México, tres mujeres están en el Instituto Nacional de Rehabilitación y una se encuentra en el Hospital Infantil de México, en Tepepan, mismas que su estado es de completo restablecimiento.

Se está viendo la ayuda que va a haber a través de fideicomisos directos, hay una coordinación estrecha con el gobierno del estado, precisamente para satisfacer las necesidades de las personas lesionadas.

Definitivamente para nosotros es una gran satisfacción servir a la gente necesitada, principalmente aquí en el poblado de Jamiltepec, donde desde que hizo presencia el personal del Ejército Mexicano, la inseguridad desapareció completamente, no ha habido robos, no ha habido ningún asalto a las personas, igualmente secuestros, ni robo de celulares que era la característica de aquí del poblado, gracias a la presencia principalmente de 600 elementos militares que están trabajando continuamente aquí en estas obras, así como labores sociales, labores de seguridad y labores de construcción”, afirmó el General de la 28ª Región Militar, Alfonso Duarte Mújica.

El mando militar advierte que este lunes se hará entrega de las viviendas que fueron reconstruidas en un plazo récord de dos meses, que realizaron ingenieros militares que utilizaron materiales prefabricados anti sismo y que tuvieron una inversión de 9 millones de pesos.

La actuación y presencia del Ejército Mexicano es vista por los habitantes de esta poblado con respeto, ya que su presencia permanente también ha permitido terminar con la inseguridad.

Hasta antes del temblor en Jamiltepec, había un problema de asaltos por parte de células criminales que sido erradicada.

JOSUÉ, EL NIÑO LESIONADO QUE BUSCA SER MILITAR

La labor social del Ejército a favor de los afectados por el accidente, su gallardía, su tenacidad, se ve reflejada en la empatía, mima que ha sido alcanzada por el niño Josué, quien resultó lesionado tras la tragedia aérea, por lo que, tras recuperarse, no se retira de una de las viviendas que fue reconstruida.

Su constante presencia a lado de los soldados ha causado que sea apreciado, se ha dado una estrecha convivencia, que hasta los soldados lo cargan en brazos,  incluso lo pasean en la bicicleta del niño.

El en respuesta, el niño se deja querer y muestra su admiración hacia la figura de los militares, y en sus pocas palabras evidencia su deseo por ser militar.

Sin embargo, en el lugar donde se registró la tragedia, en el solar habilitado como pista de aterrizaje, en la colonia Aviación del poblado, permanece una ofrenda en honor a las víctimas.

Ya no están las camionetas que habían sido estacionadas para guarecer a las familias de la zona de una réplica del temblor.

LA VIDA COTIDIANA, LA TRANQUILIDAD, HA REGRESADO A JAMILTEPEC

Sin embargo, el solar que fue habilitado como pista de aterrizaje, ya no será ocupado para tal fin. Lo anterior, derivado del mal recuerdo de la tragedia, aunque sí seguirá siendo utilizado como un espacio público para realizar  actividades deportivas, jaripeos y fiestas populares.

Simón Flores González, habitante de Santiago Jamiltepec, refiere que “este lugar a veces lo agarramos para aquí, es la fiesta del pueblo pues, aquí se celebra lo que quieran celebrar pues, aquí hay carreras de caballo, este… aquí caía el avión antes, aquí caía el avión, pero ya dejó de funcionar pues.

En tanto, Elpidio Tello, otro habitante, precisa: “Era un aeropuerto sí, aterriza un avión que está ahí, tenemos la prueba, sí, pero ya tiene muchos años. Últimamente pues está baldío, sí está baldío, es el trayecto de los carros.

OTROS HABITANTES RECUERDAN LO OCURRIDO

En tanto, Eudoxia Silvia Villareyes, habitante de Santiago Jamiltepec, recuerda la noche de la tragedia y agradece que su hija se salvara de milagro.

Más aun, cuando una de las hélices del helicóptero caído terminó por insertarse contra el portón del estacionamiento de su casa.

“Mi hija y su hijo habían salido de la casa, minutos antes de que se desplomara el helicóptero, que al caer, una de sus hélices rebanó y sumió la puerta del portón de la casa de mi hija.

Pues gracias a Dios, yo digo por la misericordia de Dios y el milagro de Dios, en nuestra familia no hubo muertos, solamente el daño de la casa, de la cortina”, relata emocionada y agradecida.