Mil problemas cruzar el río Salado

*La corriente de agua negra arrasó con el paso improvisado, el de los más humildes

Mario GIRÓN

El caudal de aguas negras enlodada del río Salado, además de ofrecer un aroma a hedor por donde cruza contaminantemente, mantiene aislados a los habitantes del municipio de Santa Cruz Amilpas, incluyendo a vecinos la unidad habitacional del Infonavit y, por supuesto, a familias de la colonias: Llano Verde, 28 de Noviembre Guayabales, Popular Independencia y del Carmen.

Las recientes precipitaciones pluviales en Valles Centrales, sobre todo en la zona de Mitla y Tlacolula, en donde nace el milenario afluente, convertido en la actualidad en foco de contaminación, a su paso por Santa Cruz Amilpas hizo de las suyas, arrasó con todo, con el improvisado paso peatonal, construido a base de piedras, troncos y madera.

Históricamente, los asentamientos mencionados, la mayoría de reciente creación, irregulares, salvo la unidad habitacional de los trabajadores afiliados al Infonavit, siguen sin contemplar la realidad del añorado puente peatonal y vehicular.

Generaciones cumplieron el ciclo de vida, ya descansan  en paz, muchos más han nacido, y de niños ahora adultos, están viviendo el mismo problema, un importante rezago histórico en materia de obra pública hidráulica, que administraciones municipales y estatales no pueden resolver.

La corriente de agua contaminada destruyó el paso de los precaristas necesitados de alcanzar la otra orilla, no pueden con facilidad resolver la necesidad de cruzar de un lugar a otro; hoy lo hacen con dificultad, realizan malabares para hacerlo.

Unos, los más fuertes con facilidad vencen el reto, cargan en hombros la bicicleta; sin embargo, la mayoría, los más débiles, mujeres especialmente, enfrentan  la pesadilla. Una y otra vez calculan el salto de una piedra a otra, consumen minutos en el intento, temen fallar, caer a un foco de contaminación, agua residual mezclada con lodo.

En peligro se convierte el reto de alcanzar la otra orilla.

Por ejemplo, jefas de familia con dirección en las colonias mencionadas, principalmente Llano Verde, se ganan la vida honestamente trabajando en hogares o negocios localizados en la cabecera municipal y en la unidad habitacional del Infonavit.

En tanto, otro grupo de mujeres tiene el compromiso escolar de llevar a los hijos a las instituciones de diverso nivel educativo, en las direcciones mencionadas.

No podemos dejar de mencionar a mujeres y hombres con necesidad de cruzar, por ese lugar, para llegar a otras direcciones, y así cumplir llegar al monumento a Juárez, en donde abordarán el medio de transporte para llegar a tiempo al centro de trabajo.