Mínimo y condicionado, el aumento a la tarifa del transporte: Villanueva

*Se actuará con firmeza para empezar a regular el servicio del transporte público, advierte

*De inmediato, sacarán de circulación unas 100 unidades “chatarra”

Óscar RODRÍGUEZ

La Secretaría de Movilidad y Transporte (SEMOVI) autorizó elevar la tarifa del transporte público de 7 a 8 pesos en la ciudad de Oaxaca, con la condición de que los concesionarios saquen de la circulación unas 100 unidades chatarra.

Mientras tanto, estudiantes universitarios y profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunciaron protestas callejeras en conjunto para evitar el alza.

El responsable de la Secretaría de Movilidad y Transporte del gobierno de Oaxaca, Alejandro Villanueva, afirmó que el aumento de la tarifa que se acordó para el transporte concesionado de la ciudad de Oaxaca, fue mínimo y condicionado.

Primero, porque se elevó la tarifa de 7 a 8 pesos, y dependerá de que las empresas que presten el servicio retiren de la circulación unas 100 unidades “chatarras”.

“Es decir, se tendrá que sacar del parque vehicular a todas las unidades cuyos modelos sean del año 2006 y anteriores en un mediano y largo plazo”.

Dijo que el gobierno estatal aceptó el aumento mínimo, porque se comprobó por parte de las empresas camioneras que sus refacciones y combustible se elevaron por encima de sus expectativas de ganancias.

Por lo que el gobierno estatal, bajo este objetivo, determinó aumentar la tarifa lo mínimo e ir apoyando a los concesionarios con créditos para que puedan modernizar sus unidades, “con toda la tecnología que se requiere” y se puedan retirar los autobuses en mal estado.

También hubo compromisos para capacitar al personal que opera las unidades, someterlos a esquemas de salud para evitar que tengan problemas de adicciones.

Villanueva afirmó que, una vez que inicie la nueva tarifa, este lunes, habrá revisiones periódicas y cotidianas para garantizar el servicio de calidad para el usuario.

Dejó claro que no habrá tolerancia, advirtiendo que se actuará con firmeza para empezar a regular el servicio del transporte público.

Indicó que para evitar las acciones de inconformidad, los concesionarios acordaron mantener los subsidios en la tarifa a los estudiantes y personas de la tercera edad, quienes con credencial en la mano seguirán pagando 5.50 y 6 pesos.

Anunció que en breve el gobierno prepara poner en operación el servicio de metrobús, advirtiendo que el modelo aún está en proceso de pruebas.

Negó que se vaya a permitir una escalada de precios en el resto del transporte que circula en la capital, como los taxis, que tendrán que seguir respetando su tarifa autorizada.

Según la Secretaría de Movilidad y Transporte de Oaxaca, en la ciudad de Oaxaca circulan unas mil unidades del transporte público, de los cuales un 45 por ciento tendrán que renovarse y 100 retirarse de inmediato de la circulación.

En contraparte, organizaciones de estudiantes de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) y profesores de la sección 22 de la CNTE, anunciaron el inicio de una jornada de protestas contra el alza del transporte en la ciudad de Oaxaca, argumentando que el aumento a la tarifa representa un fuerte golpe a la economía de la clase obrera.