¡Qué susto!

*Ráfaga de viento desamarra crucero holandés en Huatulco

 

Óscar RODRÍGUEZ

 

Una ráfaga de viento causada por una tormenta desprendió las amarras de un crucero holandés que había arribado y anclado en el puerto de Bahías de Huatulco.

El navío ya se encontraba encallado cuando se reportó una tormenta con fuertes ráfagas de viento, lo que provocó que fuera arrastrado hacia mar adentro, 45 grados, al romperse un cabo.

Autoridades turísticas y portuarias no reportan ningún lesionado, sólo el susto por el inusual incidente.

El director de turismo en Bahías de Huatulco, Raúl Sinóbas, informó que el crucero Nieuw Amsterdam de la naviera Hollan America Line, arribó al puerto de Santa Cruz, Huatulco, Pochutla, Oaxaca, con dos mil pasajeros y 900 tripulantes durante la mañana de este martes.

De acuerdo a la bitácora del capital, a las 10:35 horas, mientas algunos visitantes iniciaban sus recorridos a los atractivos turísticos de la localidad y de la región, y ante una pertinaz lluvia, irrumpió una racha de vientos sostenidos de entre 80 y 100 kilómetros por hora, mismos que provocaron que se rompiera un cabo o línea de amarre.

Detalló que debido a que la corriente golpeara el lado izquierdo de la proa, se provocó el rompimiento de otros cinco cabos que derivaron en que el barco abriera del muelle unos 45 grados.

El capitán del barco procedió a echar el ancla del crucero, mientras se inició el proceso de evacuación de los pasajeros que en ese momento descendían hacia el muelle sobre la escala (puente) de desembarco.

Los pasajeros que permanecían en el barco no percibieron los hechos, pero el procedimiento de las autoridades portuarias significó la evacuación de los pasajeros que ya estaban sobre el muelle hacia hoteles de la zona entre ellos el Castillo Huatulco, el Holiday Inn y Restaurantes que colindan con la playa de Santa Cruz.

Una vez terminada la tormenta, y que se reparó el winch, que se dañó por el tirón de los cabos, el capitán del crucero procedió a reposicionar el barco en su lugar original paralelo al muelle.

Antes de partir hacia Puerto Madero en Chiapas, se realizó una revisión del casco con buzos especializados, quienes reportaron no identificar ningún desperfecto.