Víctimas de la violencia política en San Agustín

*A dos regidoras las discriminan, intimidan, injurian, acosan, excluyen y eliminan su participación en el Gobierno municipal

Agencia JM

San Agustín de las Juntas, Oaxaca.- Durante más de dos años las regidoras de Cultura y Deporte de San Agustín de las Juntas sufren violencia política por condición de género, ejercida por el cabildo machista.

Los principales misóginos son el Presidente Municipal, Tomás Pérez López, el Tesorero José Manuel Ruiz Lara y el Secretario municipal, Romeo Gutiérrez Ruiz, todos asesorados por el empleado de la SEGEGO Miguel Torres Elorza.

Claudia Estela Méndez Sánchez y Facunda Silvia Cuevas López, históricamente son las primeras regidoras (propietaria y suplente) del municipio de usos y costumbres de San Agustín de las Juntas, conurbado a la Ciudad de Oaxaca con aproximadamente trece mil habitantes.

Las dos concejalas han llegado al límite de tolerancia, debido a que en plena sesión de cabildo (a puerta cerrada) son tratadas como incapaces de ejercer el cargo de elección popular, aunque en los hechos han demostrado capacidad de organización, por ejemplo, de la representación de la Guelaguetza y Muestra Gastronómica, entre otras actividades institucionales durante el año.

Muchos programas y actividades de la Regiduría de Cultura y Deporte han sido cancelados presuntamente por falta de presupuesto, y las regidoras han tenido que ejercer sus dotes de gestoría para sacar su trabajo, pues tienen impedido manejar recursos.

Hace dos semanas, por órdenes del Presidente municipal, Tomás Pérez López, las regidoras Claudia Estela y Facunda Silvia, fueron excluidas de la organización de la Guelaguetza que se pretende presentar el 29 de julio próximo.

La violencia política contra las mujeres es un tipo de violencia de género que comprende acciones y omisiones que basadas en elementos de género y dadas en el marco del ejercicio de derechos político-electorales, tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los derechos políticos o de las prerrogativas inherentes a un cargo público.

Amparados en usos y costumbres, las autoridades municipales de San Agustín de las Juntas violan la Ley y hacen todo lo contrario de lo que dictan los tratados internaciones, y sin el menor rubor ejercen violencia política contra las dos regidoras a quienes discriminan, intimidan, injurian, acosan, excluyen y eliminan su participación en el Gobierno Municipal que usa como slogan “Unidos por el desarrollo”.

La violencia política contra las dos concejalas de San Agustín de las Juntas incluye hostigamiento, presión, agresión verbal y psicológica y amenazas veladas.

Los integrantes del Gobierno municipal también ignoran y violan protocolos que señalan las obligaciones y modos de actuación de las instituciones competentes, así como los derechos de las víctimas.

La imagen pública de unidad que presume el Gobierno Municipal es solamente de fachada, porque al interior del cabildo es un infierno. Las dos regidoras requieren solidaridad y respaldo de la comunidad, de las instancias oficiales, de legisladoras y organizaciones feministas.