Emboscan y calcinan a policías de la AEI

 

*Personal de la Vicefiscalía de la Mixteca, con sede en Huajuapan de León, se trasladó al lugar de los hechos

 

Dos elementos de la Agencia Estatal de Investigación fueron asesinados entre los municipios de San Miguel el Grande y Chalcatongo de Hidalgo, pertenecientes al distrito de Tlaxiaco, en la región Mixteca de Oaxaca.

Los hechos se registraron en el paraje “El Mirador”, de la agencia municipal de Lázaro Cárdenas, perteneciente al municipio de San Miguel El Grande, Tlaxiaco.

Ambos agentes fueron encontrados calcinados dentro de un vehículo; hasta el momento uno de los elementos ha sido identificado como Juan García con número de placa 526, mientras que el segundo agente ejecutado, ha sido identificado como Delfino con placa número 836.

En un comunicado, la Fiscalía General de Estado, informó que inició la carpeta de investigación 1631/TX/2018 por el delito de homicidio en contra de quién o quienes resulten responsables.

Además detalló que personal de la Vicefiscalía de la Mixteca, con sede en Huajuapan de León, se trasladó al lugar de los hechos, con el propósito de iniciar con las respectivas investigaciones.

 

Desaparece marino

 

Por otra parte, un oaxaqueño de la Marina Armada de México se encuentra desaparecido desde el 10 de mayo.

Bruno Alonso Avendaño Martínez, el marino, es un joven marino zapoteca de Tehuantepec, Oaxaca, de 34 años de edad, que desapareció el 10 de mayo después de ir a realizar trabajos en una gravera, mientras estaba de vacaciones en su pueblo; desde entonces sus familiares y amigos emprenden su búsqueda por tierra y por las redes sociales.

Su hermano Lukas, artista y bailarín, emprendió la búsqueda desde el primer día. A ello se han sumado también artistas, organizaciones y vecinos, pero la lentitud en los trabajos por parte de la Fiscalía General de Justicia obligó a los familiares y amigos a bloquear la carretera Panamericana en Tehuantepec.

Bruno Alonso causó alta en la Policía Naval General de la Secretaria de Marina hace seis años; llegó a su casa el viernes 4 de mayo por su periodo vacacional y como todos los días después de trabajar en el huerto de su madre se iba con don Goyo, operador de un camión “de volteo” a cargar material de construcción a una cribadora en la Villa de San Blas Atempa.

“Después de ayudar en el huerto de mamá, él se iba con don Goyo a la gravera propiedad del señor Nino. Dice don Goyo que de regreso, lo dejaba en el entronque de la carretera Transístmica y a San Blas Atempa, o el paraje conocido como ‘Los Manguitos'”, detalla Lukas Avendaño.

De acuerdo a los datos oficiales de la Fiscalía General, Bruno fue visto por última vez a las tres de la tarde del 10 de mayo por don Goyo en el entronque a la zona huave de la Escuela Secundaria Técnica 35, entre carretera Transístmica, canal de riego y paraje “Los Manguitos”, Barrio Bixhana de Tehuantepec.

A 10 días de su desaparición la fiscalía local de Tehuantepec mostró su expediente a la familia que pasó de ser un legajo por extravío a un expediente por Desaparición Forzada, con el número 2200 (TH) 2018.

Por lo anterior se llevaron a cabo brigadas de búsqueda en coordinación con la Policía Municipal, Estatal, Federal, Vial, Ministerial y Marina a la zona del 13 al 18 de mayo. Hasta ahora se siguen haciendo las entrevistas, las visitas oculares y solicitudes de productos.

Bruno Alonso Avendaño mide 1.75 metros, de complexión atlética, de espalda ancha, con corte casquete corto/tipo militar, vestía pantalón verde olivo con bolsas laterales a la altura de las rodillas de manufactura extranjera, una camisa color verde-azul, mangas cortas y cuello negro, calzaba huaraches nuevos cruzados de piel de cocodrilo en color amarillo-naranja y portaba una pulsera de plata en mano izquierda. (Agencias)