Fallece el entrenador que fue atacado a balazos

*Luego de varias intervenciones quirúrgicas, por desgracia perdió la batalla contra la muerte

 

 

Luego de cuatro días de agonía, la tarde de este domingo, aproximadamente a las 2 de la tarde, finalmente perdió la vida el entrenador deportivo Jonathan J. S., quien fue herido de bala el pasado jueves en inmediaciones del parque Luis Donaldo Colosio, ubicado en la agencia de San Felipe del Agua, perteneciente al municipio de la capital del estado.

Según informes policiacos, la víctima recibió dos disparos en el pecho y dos en las piernas, por lo que fue llevado a un hospital privado de la colonia Reforma pero, luego de varias intervenciones quirúrgicas, falleció.

Hasta el momento la Fiscalía General del Estado no tiene a ninguna persona detenida e investiga varias líneas de acción, entre ellas un posible problema pasional, así como otro por su labor como entrenador de un equipo de futbol y uno más por actividades empresariales.

Como se recordará, el masculino fue atacado a balazos la mañana del pasado jueves, en inmediaciones de dicho centro recreativo y de entrenamiento.

De acuerdo con reportes preliminares, el individuo estaba a punto de abordar su vehículo tipo Corsa color vino, cuando una persona desconocida se le acercó y le disparó en al menos cuatro ocasiones, tras lo cual se dio a la fuga.

La víctima fue identificada como Jonathan J. S., de aproximadamente 31 años de edad, quien recibió dos disparos en el tórax y dos en la pierna, por lo que fue llevado de urgencia a un hospital de la capital.

De forma inmediata se desconocían los motivos del ataque, en tanto que elementos de la Policía Municipal de la capital arribaron al lugar una vez cometida la agresión armada.

De este modo, la movilización de los servicios médicos y de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), fue fundamental para brindar atención oportuna a Jonathan J. S. de 31 años de edad, quien fuera agredido a disparos en inmediaciones del parque “Luis Donaldo Colosio” que está ubicado al norte de la capital.

Las primeras pesquisas, señalan que la víctima, quien se desempeña como entrenador deportivo, mantenía diferencias personales con su agresor desde hace algún tiempo.

Hasta el momento, se realizan las investigaciones correspondientes para dar con el paradero del agresor.