El IAGO alberga la muestra Los Desastres del Fin del Mundo

Con el apoyo de la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), el pasado viernes en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) se inauguró la exposición Los desastres del fin del mundo. 3,600 años y su historia, que reúne una parte de la más reciente serie gráfica del artista mexicano Raúl Herrera.

Específicamente, la muestra está formada por nueve litografías y dos óleos realizados en el taller La Máquina de la ciudad de Oaxaca, en coordinación con Francisco Limón. Además, incluye dos tintas sobre papel japonés, montadas sobre bastidores y una instalación sonora complementada con un par de libros de artista.

Para el poeta y crítico de arte Efraín Velasco, es evidente que el tema principal de las piezas que conforman Los desastres del fin del mundo. 3,600 años y su historia, es “una derivación de la iconografía del Apocalipsis según San Juan, una tradición grabada intensamente en la memoria hereditaria occidental”.

Con esta serie de reciente creación, Herrera nos conduce al enfrentamiento fatal y sus consecuencias: “La extensión inminente, sin ningún vínculo celestial o revelación escatológica, de un mundo invisible. La carne se queda en tierra, en un mundo poblado por entidades domésticas perfiladas casi infantilmente, quizás las mismas que a veces nos sorprenden en las formas de las nubes”, escribe el poeta y también director de la Biblioteca Pública Central de la Ciudad de Oaxaca.

El artista mexicano emigró a Europa (1962-1965) para especializarse en la Escuela del Louvre y en la Academia de Beaux Arts, de París, Francia, y posteriormente en el Goldsmith College, de Londres, Inglaterra. Y es con esta exposición que continúa una larga carrera que comenzó a finales de la década de los años cincuenta en la Ciudad de México.

Herrera hizo una de sus primeras exposiciones en 1958 en la Academia Militarizada México, de la capital del país. Desde entonces ha realizado cerca de un centenar de exposiciones individuales y colectivas en prácticamente todo el territorio mexicano, así como en museos y galerías de Estados Unidos, Italia, Inglaterra, Bélgica, Chile y Cuba.

En 1992, la Embajada de México en Kenia le organiza una exposición en el Museo Nacional de ese país africano. En México, además de exponer en el Museo de Arte Moderno y en el Museo de Arte Carrillo Gil, el INBAL le organizó una magna exposición, en 1967, en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

La exposición Los desastres del fin del mundo. 3,600 años y su historia, de Raúl Herrera, se inauguró el pasado viernes en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), ubicado en Macedonio Alcalá 507, Oaxaca, Centro.