Exposición 8.2 muestra tragedia del sismo en Oaxaca

Jenny SÁNCHEZ

Alrededor de 10 imágenes tomadas en el Istmo de Tehuantepec, luego del sismo que lo afectó el pasado 7 de septiembre, se muestran en la exposición fotográfica 8.2, del fotoperiodista Jorge Luis Plata, que fue inaugurada el viernes en la Hemeroteca Pública, Néstor Sánchez.

El texto del escritor Jorge F. Hernández, que acompaña la exposición, explica que Jorge Luis Plata ha congelado con la mirada el dolor y las huellas, el cascajo y la memoria, lo que queda y el vacío que provocaron los sismos del pasado mes de septiembre y las réplicas que siguen expandiéndose –casi imperceptible–, no sólo bajo la piel de la tierra de Oaxaca, sino también en la resonancia que causa la tragedia por todo el mundo.

Menciona que las imágenes del fotoperiodista plasman sobre la gelatina de la memoria el amor instantáneo que contrae un Oaxaca todo viajero y la inquietante ilusión por conocerla entre quienes aún no han viajado a esa tierra entrañable de barro negro y cantera verde, fachadas barrocas y el festival hipnótico de todos los colores como adorno de un techo intemporal.

En las imágenes, dice el escritor, están los ruidos de los muros al caer, los gritos a la mitad de la noche y la solidaridad instantánea de los oaxaqueños, capaces de hilar una fila entre dos océanos codo con codo.

Son las caras de la serena entrega incansable de quienes ayudan al prójimo, las doñas que no duermen para que todos coman algo, los jóvenes sin reposo que levantan piedra por piedra de lo que quedó tirado.

El fotoperiodista da constancia del esfuerzo ejemplar con el que nos levantaremos de esta pesadilla.

La exposición estará abierta al público durante un mes en los pasillos de la Hemeroteca Pública Néstor Sánchez con entrada libre.