Modernidad y antigüedad prehispánica dialogan a través del arte en cantera en la Zona Arqueológica de Mitla

INAH

Ciudad de México.- Evocaciones a ciervos, águilas y otros animales sagrados para zapotecas y mexicas; formas y motivos que rinden tributo a los juegos de pelota que antaño daban continuidad al cosmos; técnicas de labrado a mano y policromado con pigmentos naturales de grana cochinilla y añil. Todo ello convive y armoniza en la muestra Taller maestros canteros, que se exhibe en la Zona Arqueológica de Mitla, en Oaxaca.

Dispuesta en la Galería Leopoldo Batres —espacio que recibe a los visitantes de la antigua urbe zapoteca—, esta exposición temporal y gratuita del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se integra por siete piezas de mediano formato de la autoría del artista en cantera Patricio Santiago Paz.

El conjunto de obras de cantera verde, blanca y rosa, comenta el también diseñador gráfico y fundador del Taller Maestros Canteros, busca incentivar al público a la valoración del oficio de la cantería y al reconocimiento de quienes lo ejercen como modo de vida, toda vez que es un arte cuyas técnicas, herramientas e incluso materiales, se han mantenido prácticamente invariables desde tiempos prehispánicos.

Por lo anterior, agrega, es destacable que piezas como las intituladas: Halconcillo ‘corazón zapoteca’, Ciervo Chimalli, Viaje al Mictlán, Juego de Pelota, Cocijo, Cacomixtle y Águila ‘discos de oro’ hayan llegado a la Zona Arqueológica de Mitla, luego de presentarse en otro sitio icónico del Valle de Oaxaca: Monte Albán; ello en una exposición homónima realizada a fines del año pasado.

“Todas mis piezas, junto con las del resto de los integrantes del taller, tienen una gran influencia prehispánica, particularmente mexica y zapoteca, en conceptos, lenguaje, formas, estructuras y materiales. Esto nos habla de un proceso y de una serie de técnicas que nos legaron nuestros antepasados, y de las cuales nos sentimos muy orgullosos”.

Santiago Paz refiere que si bien el Taller Maestros Canteros inició sus actividades en 2015, su raíz está en el obraje de su padre, el maestro Odilón Santiago, que establecido en 1990 dentro de la comunidad oaxaqueña de Magdalena Apasco, de donde ambos son originarios, le dio un primer acercamiento a dicha actividad.

“Hoy nuestro taller cuenta con seis maestros canteros, cada uno poseedor de un estilo y experiencias únicas que moldean su producción, a la vez que recibe a escultores de distintas partes del país y del mundo”.

La muestra Taller maestros canteros es un esfuerzo conjunto de este espacio creativo y del INAH, a través de las zonas arqueológicas de Mitla y de Monte Albán, así como de la empresa Musicales del Valle. El acceso es libre y permanecerá hasta inicios de julio del año en curso.