Tamayo tuvo un sueño en el MACO

dav

mde

dav

Jenny SÁNCHEZ

Tamayo tuvo un sueño, el inicio del taller de artes plásticas es la exposición que el Museo de Arte Contemporáneo alberga en sus salas de la planta alta.

Taller tuvo un sueño, el inicio del taller de artes plásticas es una exposición sobre las y los artistas adolescentes que formaron la primera generación del Taller Rufino Tamayo.

No es la primera vez que el MACO presenta una exhibición de arte moderno en sus salas: la revisión de Armando García Núñez, el artista contemporáneo de Diego Rivera, la ilusión del general Porfirio Díaz, fue duramente criticada en 2003 porque el Museo se atrevió a reescribir la Historia del Arte que se produce en nuestra aterida Oaxaca, así lo menciona en el texto que acompaña la muestra.

Explica que la muestra Tamayo tuvo un sueño, el inicio del taller de artes plásticas tiene el mismo propósito: invitar al público a observar y compartir una parte de nuestra Historia, aquella que los académicos y la cultura oficial menosprecia.

En el texto dice también que el maestro Roberto Donis fundó el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo en 1974.

Y ante las respuestas Porqué el maestro Rufino Tamayo quiso apoyar este taller en su ciudad natal y por qué no lo dirigió personalmente?, las respuestas son esquivas y algunas son muy obvias. Oaxaca es un infierno mezcalino que expulsa a sus mejores hijos para que sufran la saudade de ese infierno al que siempre quiere regresar.

Tamayo amaba Oaxaca pero era mucho más fácil conducir su carrera artística y sus legados como el Museo Tamayo en la Ciudad de México, la Fundación Olga y Rufino Tamayo también en la Verde Antequera, desde la capital de un país alienígena. Su obra  social contagiará a otros artistas a hacer lo mismo.