Reconocen al clarinetista oaxaqueño Emiliano Mendoza como Artista “WURLITZER” y Artista “PAULUS & SCHULER”

*Es el primer oaxaqueño en ser parte de estas marcas alemanas

 

Oaxaca de Juárez, Oax.- La Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca felicita al clarinetista Zapoteca, Emiliano Mendoza, quien fue nombrado Artista “WURLITZER” y Artista “PAULUS & SCHULER”, siendo el primer oaxaqueño en ser parte de estas marcas alemanas.

La titular de la Seculta, Karla Villacaña Quevedo, reconoció el esfuerzo y dedicación del maestro Emiliano Mendoza quien ha puesto en alto el nombre de Oaxaca con este reconocimiento que otorgan las compañías alemanas “WURLITZER” y “PAULUS & SCHULER”.

La música está presente en festivales, ceremonias, obras de arte e incluso se utiliza en pequeñas dosis para amenizar ciertos momentos de la vida, y hoy Oaxaca en el mes de nuestra máxima fiesta, es reconocida a través de su música en otras latitudes, subrayó Villacaña Quevedo.

Emiliano Mendoza es clarinetista zapoteca oaxaqueño nacido en Oaxaca, donde comenzó sus estudios de clarinete con los profesores Adrián Martínez y Pedro Cervantes. Continuó sus estudios en la Escuela de Música de la UNAM, donde ganó una beca para estudiar en “l’École Normale de Musique de Paris”, con el profesor Ronald Van Spaendonck, obteniendo todos sus diplomas superiores con unanimidad y felicitaciones del jurado.

También ha participado como clarinetista principal en las orquestas juveniles “Nouvelle Europe”, “Orchestre Idomeneo” y en México las orquestas “Esperanza Azteca”.

El maestro que actualmente radica en Francia, participó en el proyecto de grabación “La Orquesta Sinfónica de Oaxaca Interpreta a Arturo Márquez”, trabajando con el maestro Eliseo Martínez; asimismo, ha participado en diversos conciertos en el Teatro Macedonio Alcalá.

Este año Emiliano Mendoza fue nombrado Artista “WURLITZER” y Artista “PAULUS & SCHULER”, dos compañías alemanas, la primera que se dedica a la fabricación de clarinetes desde 1659, y la segunda dedicada a la fabricación de barriletes. Siendo el primer zapoteca oaxaqueño mexicano en ser parte de estas dos marcas alemanas.

 

Erika Buenfil revela quién es el amor más grande de su vida

 

 

En días pasados, Erika Buenfil despertó rumores con respecto a que se estaba dando una nueva oportunidad en el amor, tras aparecer junto a hombre misterioso en una fotografía publicada en su cuenta de Instagram.

 

Fueron tales las especulaciones sobre esta noticia, que la actriz de telenovelas como Te doy la vida, decidió aclarar tanto su actual situación sentimental, como los rumores de que la pretenden.

 

“¡Ay no!, de repente, pero no, para nada… no tengo ningún pretendiente, ningún novio formal, ni nada… estoy bien, muy contenta, muy tranquila (así)… a ver si saliendo de la cuarentena llega alguien”, explicó en entrevista para el programa matutino Hoy.

 

Al ser cuestionada sobre si es exigente a la hora de elegir una pareja, Buenfil comentó: “no es que sea exigente, es que yo no he querido, soy muy cerrada, tengo miedo, no doy ni un paso, estoy encerrada en mi casa, en mi vida, en mi trabajo, no le doy tiempo al amor… no es que sea exigente, más bien, ni siquiera volteo a ver, no por sangrona, sino porque no quiero”.

 

Para finalizar, y aunque no descarta volver a enamorarse, la estrella de TikTok dejó en claro que por ahora solo hay un hombre en su vida por el que estaría dispuesta a todo y ese es su hijo Nicolás.

Muere Héctor Suárez a los 81 años

*Sin dar más detalles, Héctor Suárez Gomís informó que su padre había fallecido

 

 

Hacía tiempo que Héctor Suárez padecía algunos males, sin embargo, parecía salir avante de ellos, sin embargo, este martes 2 de junio, a través de redes sociales, su hijo, el también comediante Héctor Suárez Gomís, informó a sus seguidores que su padre falleció a los 81 años.

Sin dar más detalles sobre las causas, el momento y el lugar, el comediante Héctor Suárez Gomís lamentó la muerte de su padre y pidió comprensión del momento de tristeza que vive su familia.

“Con profundo dolor, queremos compartir con ustedes el fallecimiento de Héctor Suárez Hernández. La familia Suárez, les pedimos que por favor comprendan este momento de gran tristeza que estamos viviendo y también esperamos que puedan respetar nuestro duelo”, escribió en un mensaje en sus redes.

“Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación. Dennos oportunidad de procesar este duelo y en unos días podremos conversar con ustedes.

¡Gracias! Descanse en paz, Héctor Suárez”.

 

Entrada del danzón en México

Veracruz y Yucatán son puertos de entrada de nuestro danzón a México, según otras versiones que no son del todo desechables, y tiene soporte por la cercanía a las costas cubanas y el intercambio que se realizaba entre esos estados y nuestro país. Músicos cubanos que tenían orquesta propia o formaban parte de otras, visitaron esos territorios y la capital, se conoce positivamente que uno de ellos fue el respetado compositor e instrumentista José Urfé, quien también llevó sus danzones a México a inicios del siglo XX. El danzón, pues, pasando por el Estrecho de Yucatán, conquistó a la blanca Mérida y su estado y penetró después en Veracruz donde sentó sus reales. Esta es otra versión o manera de explicar la entrada de nuestro género por Yucatán y Veracruz.

Desde los primeros años del siglo XX surgieron y proliferaron en el entonces Distrito Federal (D.F.) salones de baile que sirvieron para bailar valses, tangos, blues y danzones. En 1905 surgió el primer salón verdaderamente danzonero, en el barrio de Indios Verdes, con el nombre de La Quinta Corona; meses más tarde surgió El Mercado de las Flores, al que visitaban casi exclusivamente las personas más humildes, pues los de la clase media eran criticados si allí iban a bailar. El salón tenía el nombre de Mercado Mignón.

Desarrollo de los salones de baile

El salón de La Quinta Real, situado en la Calzada de Guadalupe, era visitado por boxeadores además de un público variado; no boxeadores profesionales precisamente, sino púgiles de ocasión que eran bailadores de los barrios de Guerrero y Peralvillo, muy dispuestos a pelear, lo que duró muchos años. En la Plaza de Santos Degollado fue fundado otro salón, y allí surgieron los primeros concursos de baile que, con el tiempo, en los principales salones, constituían el mejor y más popular evento. En 1908 surgió otro salón, la academia Metropolitana, donde surgieron mediante concursos los primeros campeones. Ese año se abrió en Indios Verdes el salón La quinta de los Sabinos y al siguiente año el Lecumberri, el Cervantes, el Bucareli Hall y el Olimpia —llamado después Progreso— en los altos del teatro Díaz León. En 1910 el Alhambra, más tarde el Tivolito, luego el Azteca y así hasta alcanzar una buena cantidad de salones que muchos bailadores tenían como “las catedrales del danzón”.

En 1920 fue inaugurado el más importante de todos, el Salón México, formado por varios salones en el mismo edificio, nombrados Renacimiento, de los Espejos, Tianguis, el Maya y el Azteca.

El México era conocido como “el marro” por los asiduos asistentes; sus bailes y sus concursos de distintos géneros, incluido el danzón, resultaban brillantes…

Entre las más antiguas sobresale la de don Luis Alcaraz, que procede del siglo XIX. Las orquestas mexicanas tocadoras de danzones son denominadas danzoneras. A partir de los años 30 del siglo XX se popularizaron en los bailes y en el disco importantes orquestas, entre las que se pueden mencionar La Banda de Sam, la del Chino Flores, hermanos Sánchez Rosado, Molina, Pasquel, Alfredo Castañeda y sus Cometas, entre otras. Por esta cantidad de orquestas danzoneras ya podemos imaginar cuántos bailes se celebraban en la capital mexicana y cuantos bailadores de danzones por esos años había. En 1940 se sumaron muchas más a las orquestas que ya existían, como La Clave de Oro, Cardona y su Danzonera, Miguel Ángel Serralde, Solistas de Agustín Lara, Casino de Monterrey, Marimba Chiapaneca, Toño Escobar y sus Locos, y otras.

El rey del danzón

Así era llamado un cubano: Consejo Valiente Roberts, conocido desde su niñez como Acerina. Muy joven fue para México y allí se relacionó con Tiburcio Hernández, Babuco, otro cubano danzonero. Acerina entró por Yucatán, empezó cargando los instrumentos de una orquesta, aprendió a tocar los timbales, instrumento que lo acompañó por el resto de su vida en la capital mexicana. Juan de Dios Concha le dio oportunidad varias veces de tocar en su orquesta danzonera y pocos años después ya Acerina tenía orquesta propia, que se hizo muy popular y que dirigió hasta su deceso; pero siguió existiendo en los salones de baile del D.F. No pude conocer personalmente a Acerina, pero sí a la orquesta, y bailé con su música cuando se celebró el Encuentro Internacional del Danzón al que fui invitado en 1994.

Jesús Rivera, un orgullo de Huautla de Jiménez

*Una voz juvenil con mucho futuro en los escenarios

En este día, presentamos a un chico talentoso que nació en Huautla de Jiménez, se llama Jesús Rivera Pérez.

Su pasión por el canto surgió a temprana edad, pero fue hasta cuando cumplió 12 años de vida cuando sintió la necesidad de subir a un escenario, pero se lo impedía la timidez normal en un chico de su edad.

También su entorno no le permitía probar suerte en algún escenario, pues no había un programa artístico donde se impulsaran a los talentos de la localidad.

Sin embargo, el chaval hizo a un lado los obstáculos y poco a poco logró hacer su primera presentación en la escuela secundaria donde estudiaba en una fecha inolvidable como es el 10 de mayo, obteniendo el reconocimiento del público.

De ahí en adelante, Jesús Rivera ha logrado conquistar varios resultados importantes para su carrera en diferentes concursos dentro y fuera de Huautla de Jiménez, situación que le ha valido contar con más invitaciones.

Uno de los más significativos logros obtenido es cuando participó en un certamen en el estado de Puebla, donde entre 54 competidores y luego de pasar cuatro filtros, conquistó el primer lugar.

Después, en la ciudad de Tehuacán, en otro concurso, ligó otro primer lugar, donde participaron 18 talentos que veían con admiración la potente y bien timbrada voz del joven oaxaqueño.

Como podemos ver, el talento de Jesús Rivera se ha ido cultivando paulatinamente, pero con mucho éxito porque su nombre ya es respetado en muchos foros donde se llega a presentar , tiene una voz de jerarquía.

Como muchos artistas, este chico tiene bastantes anécdotas, y una de ellas es cuando ganó el primer lugar en Puebla, donde fue la primera vez que participaba en un certamen fuera del terruño.

Cuando terminó la presentación de todos los chicos y chicas, nuestro amigo Jesús Rivera se fue a una esquina del escenario porque jamás imaginó obtener un lugar en el concurso, después de llamar a los dos últimos lugares consideró que no lo habían tomado en cuenta.

Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando emite el jurado su decisión y dice a través del audio “el primer lugar corresponde a Jesús Rivera Pérez”, entonces todos lo buscaban.

En cuanto se dio cuenta que se trataba de él, dio un brinco enorme y como impulsado por un gran resorte corrió hasta donde estaban los jueces, con una amplia sonrisa recibió su diploma que lo acreditaba como el primer lugar.

Esta experiencia lo motivó para que se diera a la tarea de organizar en Huautla de Jiménez a los talentos y así darle vida a un movimiento de solistas que contaran con un fuerte impulso y lograran destacar.

Actualmente, Jesús Rivera ha logrado crear un fuerte movimiento en su tierra natal con sus paisanos solistas y en poco tiempo han despertado la admiración de propios y extraños, actualmente asisten a los diferentes eventos de las comunidades circunvecinas.

Por supuesto que Jesús Rivera tiene dentro de sus planes producir un disco para plasmar temas de las mujeres de Huautla de Jiménez, una de ellas sería María Sabina, quien le diera fama a nivel internacional como curandera.

Jesús Rivera, un orgullo de Huautla de Jiménez

*Una voz juvenil con mucho futuro en los escenarios

En este día, presentamos a un chico talentoso que nació en Huautla de Jiménez, se llama Jesús Rivera Pérez.

Su pasión por el canto surgió a temprana edad, pero fue hasta cuando cumplió 12 años de vida cuando sintió la necesidad de subir a un escenario, pero se lo impedía la timidez normal en un chico de su edad.

También su entorno no le permitía probar suerte en algún escenario, pues no había un programa artístico donde se impulsaran a los talentos de la localidad.

Sin embargo, el chaval hizo a un lado los obstáculos y poco a poco logró hacer su primera presentación en la escuela secundaria donde estudiaba en una fecha inolvidable como es el 10 de mayo, obteniendo el reconocimiento del público.

De ahí en adelante, Jesús Rivera ha logrado conquistar varios resultados importantes para su carrera en diferentes concursos dentro y fuera de Huautla de Jiménez, situación que le ha valido contar con más invitaciones.

Uno de los más significativos logros obtenido es cuando participó en un certamen en el estado de Puebla, donde entre 54 competidores y luego de pasar cuatro filtros, conquistó el primer lugar.

Después, en la ciudad de Tehuacán, en otro concurso, ligó otro primer lugar, donde participaron 18 talentos que veían con admiración la potente y bien timbrada voz del joven oaxaqueño.

Como podemos ver, el talento de Jesús Rivera se ha ido cultivando paulatinamente, pero con mucho éxito porque su nombre ya es respetado en muchos foros donde se llega a presentar , tiene una voz de jerarquía.

Como muchos artistas, este chico tiene bastantes anécdotas, y una de ellas es cuando ganó el primer lugar en Puebla, donde fue la primera vez que participaba en un certamen fuera del terruño.

Cuando terminó la presentación de todos los chicos y chicas, nuestro amigo Jesús Rivera se fue a una esquina del escenario porque jamás imaginó obtener un lugar en el concurso, después de llamar a los dos últimos lugares consideró que no lo habían tomado en cuenta.

Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando emite el jurado su decisión y dice a través del audio “el primer lugar corresponde a Jesús Rivera Pérez”, entonces todos lo buscaban.

En cuanto se dio cuenta que se trataba de él, dio un brinco enorme y como impulsado por un gran resorte corrió hasta donde estaban los jueces, con una amplia sonrisa recibió su diploma que lo acreditaba como el primer lugar.

Esta experiencia lo motivó para que se diera a la tarea de organizar en Huautla de Jiménez a los talentos y así darle vida a un movimiento de solistas que contaran con un fuerte impulso y lograran destacar.

Actualmente, Jesús Rivera ha logrado crear un fuerte movimiento en su tierra natal con sus paisanos solistas y en poco tiempo han despertado la admiración de propios y extraños, actualmente asisten a los diferentes eventos de las comunidades circunvecinas.

Por supuesto que Jesús Rivera tiene dentro de sus planes producir un disco para plasmar temas de las mujeres de Huautla de Jiménez, una de ellas sería María Sabina, quien le diera fama a nivel internacional como curandera.

Presentan libro Danzoneros del Puerto

La Casa Museo Agustín Lara del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) presenta el libro Danzoneros del Puerto de Veracruz: Testimonios de una tradición viva, de Rafael Figueroa Hernández, que contó con el estímulo del programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC).

En el PACMyC las expresiones musicales son el rubro que tiene mayores participantes. En este caso Danzoneros del Puerto de Veracruz, aborda la historia del danzón en Veracruz.

Género musical que desde su llegada a este puerto en el último cuarto del siglo XIX hasta nuestros días, ha tenido una trayectoria vital que lo ha ido incrustando en el tejido mismo de la identidad porteña.

El libro presenta una de sus muchas historias posibles, contado por un coro de voces múltiples que conforman la crónica colectiva del danzón, testimonios de una tradición viva y en movimiento. Cuenta además con numerosas fotografías que complementan dicha historia.

Rafael Figueroa Hernández es investigador del Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación de la Universidad Veracruzana. Especialista en estudiar la música popular veracruzana en dos vertientes principales: la música afroantillana y el son jarocho. Tiene en su haber más de una veintena de publicaciones sobre la música popular del área del Caribe y el son jarocho.

Ha recibido apoyo para la investigación de diversas instituciones como el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto de Cultura Puertorriqueña y la Fundación Rockefeller entre otras.

Es comentarista y productor de radio, y ha sido además productor y guionista de programas de TV acerca de la música caribeña y el son jarocho.

La cita es en la Casa Museo Agustín Lara “La Casita Blanca” ubicada en el Boulevard Adolfo Ruíz Cortines, Fraccionamiento Costa Verde, en Boca del Río, Veracruz, a las 18:00 horas.

Yo me enamoré de mi maestra de primaria y ella marcó mi vida, revela Lupe Esparza

Porque siempre hay un maestro que te marca la vida, en el marco del Día del Maestro 2020, Lupe Esparza compartió en entrevista cómo una profesora de primaria le dio una vuelta a su destino y fue una pieza clave en su carrera musical.

“En aquella época yo me enamoré de ella, se casó y me dolió muchísimo que se me haya casado. Aún puedo percibir su aroma de su vestido, de su persona, el color de su uniforme de maestra”, ventiló.

“Hubo una maestra que marcó mucho mi vida y voluntariamente formó parte también de mi camino en la música”, dijo.

Junto a sus compañeros de Bronco, Esparza confesó que justo en la primaria se enamoró de su profesora y confesó que todavía recuerda su aroma y el color de su vestido.

El músico mexicano evocó que de niño se quedaba hacer el aseo después de clases sólo para estar cerca de la maestra y reconoció que la canción “Los castigados” la escribió pensando en ella.

La letra de la canción relata como una maestra se cae frente a su salón de clases y tras ponerse de pie comienza a preguntarles a los alumnos qué fue lo que vieron. Mientras uno sólo le vio los zapatos, otro confiesa que observó más arriba, ella enojada va castigando a cada uno de ellos.

José Guadalupe usted que me vio. Se la voy a poner fácil querida maestra mejor el castigo me lo pongo yo aquí nos veremos el año que entra.

Se llamaba Graciela Treviño

Tan importante fue para el cantante la figura de la docente, que dijo haber velado hasta su último momento de vida.

La maestra Graciela Treviño en mi primer grado de escuela fue un amor infantil. Es algo que traigo conmigo, un recuerdo fantástico y a mi maestra la acompañé hasta su última morada, desgraciadamente ya se me fue.

Gracias por hacer mejores mexicanos a nuestros niños.

Y para festejar a los maestros, el pasado15 de mayo, Bronco le dedicó un mensaje  a los docentes mexicanos.

A nuestros maestros mexicanos: valientes, luchones les enviamos muchos abrazos, bendiciones y sobre todo, gratitud por su carrera, por su profesión, por hacer mejores mexicanos a nuestro niños”.

Deyabú, la mejor banda de rock en Oaxaca

 

Deyabú es una agrupación que surgió a iniciativa de un grupo de jóvenes con el objetivo firme de proyectar al público juvenil una propuesta de rock pop diferente a lo común.

Y a base de mucho trabajo y esfuerzo de sus integrantes poco a poco a partir del 2013, inicia esta agrupación a desarrollar su proyecto con arreglos originales en cada una de sus letras.

Ya que los integrantes Fer, Alex, Joaquín, Christian, y Ángel, le imprimen su sello personal dada su experiencia en otras agrupaciones musicales con la influencia del rock pop, balada y bolero, logrando un sonido original en sus temas con lo cual han venido conquistando a todo el público que los escucha.

Su recorrido en diferentes escenarios han sido todo un éxito, lo mismo que en radio o televisión, logrando consolidarse en el gusto del más exigente público que los sigue en sus actuaciones.

En todas sus actuaciones siempre se han caracterizado por hacer todo un derroche de energía y talento, razón por la cual Deyabú ya está considerado todo un referente de las nuevas generaciones de grupos de rock en la capital oaxaqueña.

Desde luego que entre sus planes estaba considerada su primera producción discográfica y luego de seleccionar sus temas entraron al estudio de grabación para plasmar toda su creatividad con el sonido que identifica a Deyabú.

En los temas que grabaron pusieron sus emociones, sentimientos y vivencias, cada uno de los integrantes logrando reflejar el dinamismo que los caracteriza en sus presentaciones y les reditúa muchos fans.

En su corta pero exitosa trayectoria, han tenido presentaciones en diferentes foros, como la institución La Salle Oaxaca, Cedart, Moisés Sáenz, Técnica 64, CAPEP, Cobao El Tule, Uabjo, Cobao Pueblo Nuevo y Urse.

Casa de la Cultura Oaxaqueña, Teatro Álvaro Carrillo, Centro de Convenciones Monte Albán, Fortín Plaza, Suterm, Paseo Juárez, Auditorio Guelaguetza, Cable visión, CORTV, Radio Universidad.

Entre los temas de más aceptación están: Rayo de sol, Nubes, Decirte, Adiós, Quiero verte, Alrededor del mundo, Quédate aquí, Sin ti, Latidos, Sin tu mirada, Vida ciega, Mi tierra del sol.

Integrantes:

Joaquín, comienza su carrera tocando la guitarra a la edad de 15 años de forma lírica, más tarde toma clases de canto y piano, dentro del bachillerato participa en varios concursos interescolares y se motiva a formar un grupo de rock tocando el teclado y cantando.

Ángel, a temprana edad se inclina por la Música tocando Marimba y guitarra y a los 7 años de edad le atrae el sonido del piano y toma clases de solfeo, más tarde en 2013 recibe la invitación para integrarse a la banda Deyabú para tocar el piano y la guitarra.

Fernando, guitarrista y vocalista con 8 años de experiencia, inició su vocación musical a los 16 años de edad con clases de canto y formó parte de varios ensambles, participando en diferentes foros, más tarde su paso por la música logra integrar a todos sus compañeros para darle vida a Deyabú en 2013, convirtiéndose en líder y letrista de la banda en el disco Rayo de Sol.

Christian, el más reciente integrante de la banda y debido a su gran talento y su especial carisma, tuvo gran éxito desde la primera vez que se presentó con Deyabú.

Desempeña como tecladista y armonías, fue asediado por otras bandas, sin embargo, decidió quedarse en Deyabú, donde se convirtió en un elemento muy importante coadyuvando en la proyección de la banda exitosamente.

Alex, con 7 años de experiencia tomando clases de percusión desde los 10 años, ha participado en varios festivales con ensambles pisando escenarios con éxito.

Ahora se desempeña como batería en Deyabú desde 2013, aportando su talento para consolidar a la banda.

 

PIES:

Deyabú, la mejor banda de rock en Oaxaca

Deyabú es una agrupación que surgió a iniciativa de un grupo de jóvenes con el objetivo firme de proyectar al público juvenil una propuesta de rock pop diferente a lo común.

Y a base de mucho trabajo y esfuerzo de sus integrantes poco a poco a partir del 2013, inicia esta agrupación a desarrollar su proyecto con arreglos originales en cada una de sus letras.

Ya que los integrantes Fer, Alex, Joaquín, Christian, y Ángel, le imprimen su sello personal dada su experiencia en otras agrupaciones musicales con la influencia del rock pop, balada y bolero, logrando un sonido original en sus temas con lo cual han venido conquistando a todo el público que los escucha.

Su recorrido en diferentes escenarios han sido todo un éxito, lo mismo que en radio o televisión, logrando consolidarse en el gusto del más exigente público que los sigue en sus actuaciones.

En todas sus actuaciones siempre se han caracterizado por hacer todo un derroche de energía y talento, razón por la cual Deyabú ya está considerado todo un referente de las nuevas generaciones de grupos de rock en la capital oaxaqueña.

Desde luego que entre sus planes estaba considerada su primera producción discográfica y luego de seleccionar sus temas entraron al estudio de grabación para plasmar toda su creatividad con el sonido que identifica a Deyabú.

En los temas que grabaron pusieron sus emociones, sentimientos y vivencias, cada uno de los integrantes logrando reflejar el dinamismo que los caracteriza en sus presentaciones y les reditúa muchos fans.

En su corta pero exitosa trayectoria, han tenido presentaciones en diferentes foros, como la institución La Salle Oaxaca, Cedart, Moisés Sáenz, Técnica 64, CAPEP, Cobao El Tule, Uabjo, Cobao Pueblo Nuevo y Urse.

Casa de la Cultura Oaxaqueña, Teatro Álvaro Carrillo, Centro de Convenciones Monte Albán, Fortín Plaza, Suterm, Paseo Juárez, Auditorio Guelaguetza, Cable visión, CORTV, Radio Universidad.

Entre los temas de más aceptación están: Rayo de sol, Nubes, Decirte, Adiós, Quiero verte, Alrededor del mundo, Quédate aquí, Sin ti, Latidos, Sin tu mirada, Vida ciega, Mi tierra del sol.

Integrantes:

Joaquín, comienza su carrera tocando la guitarra a la edad de 15 años de forma lírica, más tarde toma clases de canto y piano, dentro del bachillerato participa en varios concursos interescolares y se motiva a formar un grupo de rock tocando el teclado y cantando.

Ángel, a temprana edad se inclina por la Música tocando Marimba y guitarra y a los 7 años de edad le atrae el sonido del piano y toma clases de solfeo, más tarde en 2013 recibe la invitación para integrarse a la banda Deyabú para tocar el piano y la guitarra.

Fernando, guitarrista y vocalista con 8 años de experiencia, inició su vocación musical a los 16 años de edad con clases de canto y formó parte de varios ensambles, participando en diferentes foros, más tarde su paso por la música logra integrar a todos sus compañeros para darle vida a Deyabú en 2013, convirtiéndose en líder y letrista de la banda en el disco Rayo de Sol.

Christian, el más reciente integrante de la banda y debido a su gran talento y su especial carisma, tuvo gran éxito desde la primera vez que se presentó con Deyabú.

Desempeña como tecladista y armonías, fue asediado por otras bandas, sin embargo, decidió quedarse en Deyabú, donde se convirtió en un elemento muy importante coadyuvando en la proyección de la banda exitosamente.

Alex, con 7 años de experiencia tomando clases de percusión desde los 10 años, ha participado en varios festivales con ensambles pisando escenarios con éxito.

Ahora se desempeña como batería en Deyabú desde 2013, aportando su talento para consolidar a la banda.

1 2 3 53