Presenta el MUFI, “Hibernación sin retorno: Osos”

Oaxac de Juárez, Oax.- Gracias a la colaboración del Club Filatélico Querétaro el MUFI ha presentado colecciones temáticas de entusiastas filatelistas que han participado en exposiciones filatélicas nacionales e internacionales.

Uno de ellos es Mario Ramírez Bahena destacado filatelista quien con mucho gusto ha compartido tres de sus colecciones. Por mencionar algunas: Anuros: pequeño salto a la fama y El último suspiro de los colosos: Elefantes (2016) y Café: exquisita obsesión (2017). Apasionada de la filatelia, Martha C. Castellanos, compartió dos colecciones Hispanoamérica (2018) y recientemente presentada en sala de exposiciones temporales Y las aves cautivaron al hombre (2019).

Por ultimo le toca el turno a la colección de la filatelista Mónica Lydia Santana Santoyo, quien, en 2017, exhibió Vida Marina y, en esta ocasión, nos comparte otra interesante temática, ambas con objetivos similares, cuyo propósito es reflexionar y hacer conciencia para coadyuvar en la conservación del medio ambiente.

Hibernación sin retorno: Osos es una singular colección de filatelia temática ha obtenido distintos reconocimientos en exposiciones nacionales en las que ha sido merecedora de distintas medallas Palmarés. Bronce en Guadalajara (2011 y 2013), Plata en Ciudad de México (2014), Vermeil en Querétaro (2017) Plata Internacional en Brasil (2017) y Plata Grande durante el Congreso MEPSI en Oaxaca (2018).

Esta exposición se inauguró el pasado fin de semana y es una muestra para que la disfruten de todas las edades, además de poder mostrar una colección con documentos postales sobresalientes, también envía un mensaje de reflexión hacia la cultura del cuidado y conservación del medio ambiente, para ello se ha hecho la colaboración con El Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental (MHNCA) una  institución que documenta y difunde los conocimientos generados por la comunidad científica sobre la biodiversidad de México y del mundo.

Divulga la historia natural para conocer el pasado, comprender el presente y transformar el futuro mediante un esquema de contenidos multi interdisciplinarios y exposiciones, es por ello que ha prestado una pieza de taxidermia de oso negro de su acervo como un representante de su especie, cuya fuerza y conducta juguetona ha sido para el ser humano una de las más fascinantes de la naturaleza.

Este trabajo temático busca exponer su grandeza, desde la parte taxonómica hasta los factores que lo amenazan, para que reflexionemos buscando asegurar su futuro. Esta colección temática filatélica, reúne piezas estudiadas por la historia postal y filatelia tradicional como: telegramas, aerogramas, perfins, sobreimpresiones, airgraphs, paquebot, enteros postales, estudios de sellos, cancelaciones, booklets y variedades de estampillas, emitidas por los servicios postales oficiales de países permitidos para la exhibición filatélica, para el desarrollo de la temática de osos.

Algunas piezas destacadas que podrán conocer de la colección son: sobres muy antiguos prefilatélicos, cuando aún no existía los timbres postales, sólo se usaba una marca postal que tenía el nombre de la ciudad y la fecha, un lacre hermoso de 1838 con osos, de una familia muy poderosa en esa época, una hoja souvenir en forma de garra de oso, timbres postales con Osos de todas las especies y del mundo, osos panda, particularmente un timbre con la ilustración hecha en tinta china, también podrán encontrar máquinas franqueadoras con slogans publicitarios de empresas, marcas postales con nombres de ciudades de Osos en otros idiomas y algunos otros materiales.

Estudiantes del Cedart Diego Rivera participarán en la exposición Planeta Monarca en el Museo Soumaya

Ciudad de México.- Con el objetivo de impulsar la creatividad de los estudiantes de nivel básico y medio superior para fomentar la conciencia sobre la importancia de proteger a la naturaleza, estudiantes del Centro de Educación Artística (Cedart) Diego Rivera del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), participarán en la exposición Planeta Monarca, que exhibe los trabajos finalistas del proyecto La naturaleza en tu escuela, enfocado en propuestas artísticas para proteger a la mariposa Monarca, especie que está en peligro de extinción.

Dicho proyecto convocado anualmente por la Alianza WWF–Fundación Telmex Telcel, desde el 2014, elige a una especie animal y convoca a estudiantes de todo el país, para que alrededor de ella se realicen obras plásticas que rescaten y difundan su valor.

Hasta la fecha se ha trabajado con el tiburón ballena, el tiburón blanco, el jaguar, la tortuga marina, la ballena jorobada y la ballena gris.. En esta edición la protagonista fue la mariposa Monarca (Danaus plexippus) género con categoría de protección especial.

En esta ocasión, Catalina Acuña Fonseca, Dana Idaly Calahorra Holguín, Ana Lorena Garduño Valencia, Mayté Rosende Sánchez y Renata Zarza Fernández estudiantes del primer año de secundaria del Cedart Diego Rivera presentaron un trabajo finalista.

Desde el 2016 dicho plantel del INBAL ha participado en las cuatro ediciones de la exposición con estudiantes de nivel secundaria y bachillerato.

En la convocatoria de Proyecto Monarca 2019 se registraron 850 obras de las cuales ganaron 50 por votación (en el sitio web https://lanaturalezanosllama.com/) y un número igual fueron seleccionadas por el comité de la Alianza, las cuales serán publicadas en el Catálogo Planeta Monarca 2020, de estas cien obras se seleccionaron 80, para exhibirse en el Museo Soumaya.

La obra de las estudiantes del Cedart se titula Una travesía peligrosa: desafíos en la migración de las mariposas Monarcas y el mensaje que el equipo transmite es que la migración se ha convertido en un punto de debate a nivel mundial, ya que algunas poblaciones están obligadas a salir de su hábitat, superar desafíos y adaptarse a otros contextos diferentes al propio.

Así como ocurre en la actualidad con los humanos, también sucede con diferentes especies que han visto sus condiciones de vida amenazadas, plantea la propuesta de las alumnas participantes:

“Las mariposas monarcas desde siempre han migrado del norte del continente cuando la temperatura baja, y buscan hibernar en lugares templados como Michoacán y el Estado de México; pero a causa del cambio climático, la deforestación, la contaminación ambiental y el uso de químicos y pesticidas por el hombre, se está poniendo en riesgo su migración; cada vez son menos mariposas las que logran culminar esta travesía”.

 

La exposición Planeta Monarca permanecerá abierta al público del 19 de febrero al 8 de marzo en el Museo Soumaya (Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra, colonia Granada, Alcaldía Miguel Hidalgo). El horario de la muestra es de 10:30 a 18:30 horas. La entrada es libre.

 

Magno concierto en Basílica de la Soledad abrirá el Festival Internacional de Órgano y Música Antigua

 

A través de nueve extraordinarios conciertos, desde hoy 18 al 23 de febrero de 2020, el Festival Internacional de Órgano y Música Antigua realizará su décimo tercera edición a cargo del Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca A.C. (IOHIO). Su concierto inaugural será este martes 18 febrero a las 20:00 horas en la Basílica de la Soledad, con Música Oaxaqueña.

“Este acontecimiento atrae no sólo a organistas profesionales, sino también a organeros, restauradores, escritores, expertos en arte e historia mexicana, profesores, pero sobre todo a amantes de la música y la cultura oaxaqueña”, dijo en entrevista Cecilia Winter, Directora del IOHIO.

Winter añadió, que el Decimotercer Festival Internacional de Órgano y Música Antigua ofrece a los participantes la oportunidad de conocer Oaxaca a través del sonido y belleza de los órganos tubulares históricos.

Y explicó que este acontecimiento musical llevará al público a un recorrido sonoro por nueve recitales en ocho órganos oaxaqueños. Conciertos donde destaca la presencia de reconocidos organistas como: Craig Cramer (EEUU), Pavel Kohout (República Checa),  João Vaz (Portugal) y Eliseo Martínez (Oaxaca).

Además, destaca la oportunidad de escuchar la ejecución musical  de organistas mexicanos, quienes participarán en un concierto colectivo en el órgano del templo de Santa María Tamazulápam.

 

Música Oaxaqueña en concierto inaugural

Ofrecido por la maestra Cecilia Winter (órgano) y el maestro Valentín Hernández (percusiones), este concierto que incluye piezas oaxaqueñas, como “Llévame Oaxaqueña” del compositor Samuel Mondragón, el festivo “Jarabe del Valle”, y la imprescindible “Pinotepa” de Álvaro Carrillo.

Respecto al instrumento tubular, Winter indicó que se presume que la construcción del órgano ubicado de la Basílica Menor de Nuestra Señora de La Soledad fue comisionado como complemento del nuevo inmueble, entre 1582 y 1690. “Su caja de este magnífico órgano, ricamente tallada y decorada con policromía, tiene la fecha de 1686 inscrita en el lado izquierdo”.

Abundó que según datos históricos, en un inventario de los bienes de la iglesia de 1776, se hace referencia a cuatro figurillas de ángeles colocadas encima de las torres laterales del órgano y al arcángel San Miguel en el remate de la torre central, que ya no existen.

 

“Por las dimensiones de la caja y su decoración, el órgano se parece al de Yanhuitlán, que se supone fue construido en la misma época, incluso posee figuras fantásticas a uno y otro lado del teclado como ocurre en el órgano referido”, explicó la Directora del IOHIO.

 

Agregó que durante su restauración, los tubos de la fachada se pintaron de color blanco como una medida de protección, e indicó que la acústica de la Basílica Menor de La Soledad permitirá que el recital sea placentero para los melómanos y público que decida acudir.

Finalmente, comentó que este concierto dispondrá de una pantalla que permitirá una mejor apreciación del órgano histórico y su ejecución musical. La cita es hoy  martes 18 de febrero, en punto de las 20:00 horas y la entrada es gratuita.

El Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca A.C., es organismo que busca proteger, conservar, documentar y promover los órganos tubulares antiguos en Oaxaca, con el fin de crear conciencia sobre su importancia como parte del patrimonio cultural nacional e internacional y de reintegrarlos a la vida actual de las comunidades donde se encuentran.

 

Conciertos del Festival Internacional de Órgano y Música Antigua

 

1.- Febrero 18 (martes) 20:00 horas, gratuito. Concierto de Música Oaxaqueña en la Basílica de la Soledad, Cecilia Winter (órgano) y Valentín Hernández (percusiones).

2.- Febrero 19 (miércoles) 20:00 horas.  Concierto en la Catedral de Oaxaca, Joao Vaz (Órgano) (Entrada $100 pesos).

3.- Febrero 20 (jueves) 14:00 horas, gratuito. Concierto en el templo de Santa María de la Natividad Tamazulápam (Organistas mexicanos, becarios del Festival).

4.- Febrero 20 (jueves) 20:00 horas, gratuito. Concierto en el templo de San Matías Jalatlaco, Pavel Kohout (Órgano).

5.- Febrero 21 (viernes) 20:00 horas, gratuito. Concierto en la Basílica de la Soledad, Craig Cramer (Órgano).

6.- Febrero 22 (sábado) 14:00 horas, gratuito. Concierto en Santo Domingo Yanhuitlán, Eliseo Martinez (Órgano).

7.- Febrero 22 (sábado) 19:00 horas, gratuito. Concierto en San Andrés Zautla, Pavel Kohout (Órgano).

8.- Febrero 23 (domingo) 11:00 horas, gratuito. Concierto en el templo de San Jerónimo Tlacochahuaya, Joao Vaz (Órgano).

9.- Febrero 23 (domingo) 18:00 horas, gratuito. Concierto en el templo de Santa María de la Asunción Tlacolula, Craig Cramer (Órgano).

 

 

Todo un éxito la lotería en zapoteco “El diidxazá”

 

Educal

 

Ciudad de México.- El colectivo Binni Cubi (“gente nueva” en castellano) elaboró un juego de lotería “Chalupa lú Diidxazá” con elementos propios de la localidad, para aprender a pronunciar y escribir la lengua zapoteca.

 

Gabriel Sánchez Cruz, integrante del colectivo, comentó en entrevista que el juego –denominado localmente como chalupa— es parte de la campaña El diidxazá (zapoteco) se ve, el diidxazá se escucha, que ha sido acogida por chicos y grandes, con la finalidad de revitalizar el zapoteco en Unión Hidalgo. En entrevista, el promotor cultural mencionó que el juego didáctico fue presentado en la quermés cultural de la comunidad, en la que se involucró a los niños y a los adultos mayores, además de que se convirtió en un espacio de reunión para conservar esta lengua indígena.

 

El material del proyecto, comentó, en un inicio se distribuyó gratis en los centros escolares de la localidad, pero ante el interés de cientos de personas, dentro y fuera del territorio estatal, se realizó la reimpresión de más ejemplares. “La idea es provocar la convivencia de adultos mayores, niñas y adultos jóvenes y que desde nuestra lengua la revivamos”, agregó.

 

Según Gabriel Sánchez, el trabajo de Binni Cubi es sensibilizar a la comunidad para que esté organizada para defender, proteger y aprovechar de manera colectiva, comunitaria y sobre todo responsable de sus bienes naturales. Actualmente su comunidad enfrenta una invasión de megaproyectos eólicos.

 

Lotería zapoteca busca difundir y preservar la lengua de las y los abuelos del Istmo de Tehuantepec. Contexto: Video: Gabriel Sánchez Cruz defiende el territorio de Unión Hidalgo, “Para que no muera el sol” – La defensora Amelia Villalobos mantiene vivo el zapoteco (Video) y Emprenden campaña para rescatar el zapoteco en Unión Hidalgo.

 

Al momento de jugar con la chalupa –que consta de 60 planillas y 10 tarjetas individuales– participan chicos y adultos, para darle un fortalecimiento al uso del zapoteco con ilustraciones alusivas al medio ambiente, gastronomía, artesanías, artes y oficios y personajes locales.

 

Además del juego de la lotería, el proyecto El diidxazá se ve, el diidxazá se escucha incluye cápsulas radiofónicas, murales, serigrafía, literatura y artes plásticas, entre otros.

 

Colección de Louis Vuitton en colaboración con artesanos de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oax.- El arte y la moda se unen para el lanzamiento de la nueva colección de Louis Vuitton en colaboración con artesanos de Oaxaca que traspasó fronteras con vibrantes matices, cosmogonía, legado e historias.

 

La reconocida firma de moda francesa integró diseños impresionantes de la práctica de la pintura zapoteca a su nueva y primera colección The Colorful Journey LV que consta de una serie de icónicos baúles.

 

En los monogramas de esta colección fueron plasmados por manos expertas de los maestros artesanos, Tonas y Nahuales, seres míticos dentro de su cultura que están relacionados con el día y año en que se nace, algo muy parecido a los signos zodiacales, mismos que tiene como propósito el guiar, proteger y conectar a la naturaleza con el alma de alguien.

 

Cada una de las criaturas han sido pintados a mano con el mayor cuidado y detalle, demuestran a los 20 animales de poder presentados dentro del calendario zapoteca.

 

El proyecto realizado celebra el arte y la moda, además enfatizar el respeto mutuo que existe entre Louis Vuitton y la comunidad zapoteca por la práctica artesanal, ambos dedicados a mantener la costumbre de hacer arte de manera orgánica vigente en el mundo industrializado.

 

Los artesanos participantes fueron elegidos del taller Casa Don Juan por Natalia Herrera, curadora del proyecto y directora de Atelier Cultural en México.

 

“Es una iniciativa de gran impacto artístico y social basada en los parámetros de respeto y salvaguardia de los conocimientos e identidad de las comunidades indígenas”, expresó Herrera.

 

Arte que se crea en Oaxaca presente en una de las ferias más importantes de América Latina

 

Oaxaca de Juárez, OAx.- Obra de Trine Ellitsgaard, Francisco Toledo, José Villalobos y José Ángel Santiago, artistas que crean desde Oaxaca, llega a Zona MACO, una de las ferias de arte más importantes en América Latina que se realiza en la Ciudad de México y culminó el pasado domingo 9 de febrero.

Las piezas de los artistas pudieron admirarse en la Galería Quetzalli, la Sección General de la zona de Arte Contemporáneo, donde además se ubicaron galerías de Berlín, Nueva York, Copenhague, Florencia, Estambul y Bruselas, por nombrar algunas ciudades de los 26 países que visitan la feria durante febrero.

La presencia de obra de Francisco Toledo, José Villalobos, Trine Ellitsgaard y José Ángel Santiago obedeció a estilos e ideas diversas, pero que de ningún modo son opuestos y representan visiones creativas producidas en Oaxaca.

 

Para esta edición de Zona Maco pudieron ver una selección de la obra de Francisco Toledo (Juchitán, 1940 – Oaxaca 2019) que consiste en papeles en técnicas mixtas (acuarelas y gouaches) y cerámicas en alta temperatura.

 

Trine Ellitsgaard (Copenhague, 1954) quien ha residido las últimas tres décadas en Oaxaca, presenta textiles, ella combina materiales, en parte tradicionales y en parte inusuales (o que difícilmente uno pensaría que pueden usarse para tejer).

 

“La obra de Ellitsgaard posee un fuerte acento simbólico. A partir de una serie de elementos, que pueden ser materiales o inmateriales, busca un equilibrio exacto, una imagen que podría ser una representación del mundo, como una metáfora que atraviesa todas las cosas, precisamente, como los hilos o las fibras que utilizara para tejer”, detalla Guillermo Santos en el texto que acompañan las obras.

 

En entrevista Ellitsgaard platicó que en las piezas que presentó recurre a objetos de uso cotidiano que se multiplican y así forman un tejido. “Hay una pieza que al colocar todos los elementos juntos forman un jardín japonés, hay otras que elaboré con material reciclado”.

 

Otro de los artistas que acude a la feria con la Galería Quetzalli es José Villalobos (Ixtepec, 1950) quien muestra óleos en gran formato, piezas que se distinguen por el uso de colores terrestres y cerúleos.

 

“La geometría y un fuerte acento contemplativo forman parte de los materiales con que José Villalobos trabaja cotidianamente. La pintura de Villalobos suele

 

resultar emotiva, porque suceder que interioriza la mirada, que el espectador busca las referencias dentro de sí mismo y comienza a especular”, se lee en el texto escrito por Santos.

 

En las piezas que presenta José Ángel Santiago (Juchitán, 1990), se ven temas y formas que le son cercanos, “la realidad como parte de la naturaleza y fondos ricos en matices plásticos, donde persigue y prosigue las figuras que le han inspirado sus deseos y visiones autobiográficas: conchas, palmeras, esqueletos, figuras que podrían delinear un itinerario personal, una búsqueda de imágenes trascendentales”, detalla Santos en su texto.

 

Santiago detalló en entrevista que en su obra están presentes lo animal, la astronomía y siempre recurre al dibujo, en esta ocasión la técnica que presenta es creta sobre cedro, grafito y oro.

 

Anteriormente había trabajado el fresco, pero exploró la creta y ésta técnica le dio la oportunidad de insertar elementos en las piezas.

 

“Ahora recurrí a la creta por las posibilidades que te da la técnica, los temas que presento están ligados al lugar donde nací, Juchitán, en uno de los barrios más conflictivos, pero también con mucha historia, que conserva en gran medida su lengua y tradiciones”

 

Todas las obras que presenta Quetzalli dan constancia del arte que se realiza en Oaxaca, aquí verán reunido el trabajo de artistas de distintas generaciones.

 

Este año será la primera vez que Zona Maco presentará sus cuatro ferias, Arte Contemporáneo, Salón, Foto y Diseño, en una misma sede y de modo simultáneo, lo cual puede ofrecer al espectador una visión de conjunto.

 

Exposición “Diablos de Juxtlahuaca” en el San Pablo

 

Oaxaca de Juárez, Oax.- Desde el mes de noviembre, el Centro Cultural San Pablo abrió sus puertas para albergar la exposición de Alejandro Vera titulada “Diablos de Juxtlahuaca”, exposición que conjuga el arte con las tradiciones.

 

En el texto que acompaña la obra se lee que durante el ritual, la máscara produce un efecto en el espectador, y también en quien la porta.. Es parte de un acto de transformación, un medio para ser otro. El artista que las elabora sabe que toda ceremonia es una puesta en escena. Con su obra, Alejandro Vera Guzmán ha diseñado la representación de un misterio.

 

Para el maestro Alejandro es muy importante que la gente conozca Juxtlahuaca, a los artistas locales y la maravillosa geografía de un pueblo ubicado entre montañas de la Mixteca, donde la gente habla con tranquilidad y en su acento evocan la paz, una que no se proyecta en el baile de los diablos.

 

Alejandro Jesús Vera Guzmán es originario de Santiago Juxtlahuaca y es escultor y músico tradicional. Cuando tenía tres años de edad, le hizo dibujos a un hueso de aguacate, y para él fue hacer su primera máscara.

 

Más tarde, cuando tenía diez años, con la intención de tener su propia máscara para la fiesta de Juxtlahuaca, empezó a tallar la madera de sabino. Dos años después, terminó su primera máscara. La gente preguntaba en cuánto la vendía, pero él la había hecho para bailar y ser un diablo más.

 

El maestro Alejandro Vera se fue a estudiar la preparatoria a la Ciudad de México, y un día su padre lo visitó, y le pidió que se metiera a estudiar arte en una casa de la cultura. Fue ahí donde le dijeron que, con esa calidad de trabajo, tenía que ir a la Academia de San Carlos. Fue a preguntar, pero le pedían tener la preparatoria terminada. La persona encargada de las inscripciones vio su trabajo, y le dijo que tomara las clases. Tuvieron un acuerdo de complicidad, donde no le pedían papeles y él hacía como que ya estaba inscrito. Poco tiempo después, logró inscribirse formalmente.

 

Estudió cinco años talla natural, ahí fue desarrollando su propio estilo, a pesar de no seguir la indicación de hacer bocetos. El maestro cree que: “Cuando haces un boceto ahí se va toda tu energía. Cuando lo pasas a la obra, estás reproduciendo algo que ya hiciste, por eso cuando pego el primer trancazo no paro hasta que lo acabo. La necedad me ha llevado a hacer todo esto que tengo”.

 

En 1992 empezó formalmente con su taller de labrado de máscaras de diablos para la fiesta de Juxtlahuaca. El maestro Vera asegura que el diablo le ha dado la libertad de expresarse artísticamente: “Al diablo nadie lo conoce, es una sugestión que tenemos, que representa al mal. Si existe o no existe, no podría investigar. Lo hago como yo quiero, y nadie me puede decir que estoy mal”.

 

La exposición puede ser admirada en el Centro Cultural San Pablo donde se pueden observar este tipo de máscaras que son utilizadas como parte tradicional en esa región  de la mixteca.

 

Difunden en el “Watch Day” avances de trabajos en Monte Albán por sismos de 2017

INAH

Ciudad de México.- Los trabajos de conservación en la Zona Arqueológica de Monte Albán tuvieron un antes y un después tras el terremoto de Puerto Ángel, el cual sacudió Oaxaca hace poco más de veinte años. Esa experiencia demostró que la Plaza Principal de la antigua capital zapoteca tiende a desplazarse hacia el este, donde se ubica una barranca, comportamiento que corroboró tras los sismos de septiembre de 2017.

La doctora Nelly Robles García, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), explicó que esto implica el movimiento de grandes volúmenes de relleno dispuestos entre 200 a.C. y 200 d.C., en la construcción de la Plaza Principal. “Con el paso de los años, el sitio fue perdiendo parte de estos rellenos y aplanados; asimismo, los edificios no siempre fueron consolidados en su totalidad, de suerte que no trabajaban como estructuras, sino como un montón de tierra”.

Así lo detalló con motivo de la celebración del “Watch Day”, efectuado el 30 de enero en Monte Albán-Atzompa, un día de festejo en torno al patrimonio cultural, organizado por el “Proyecto de Conservación a los Daños por los Sismos de 2017”, el cual atiende a ambas zonas arqueológicas, toda vez que es una de las iniciativas de interacción entre el INAH y el World Monuments Fund (WMF).

A más de un año de labores de investigación y de restauración arquitectónica, los dos organismos se unieron para difundir los avances de estos proyectos que, en el caso de Atzompa ya concluyeron con la rehabilitación de los edificios 1, 2, 3, 4, 6 y 16. Como pudieron confirmar investigadores, prestadores de servicios turísticos, técnicos, trabajadores de la obra e instituciones, que fueron partícipes en la jornada.      

Robles mencionó que gracias al WMF se obtuvo un equipo de alta tecnología, como un resistivímetro, cuya antena logra profundizar a 50 metros: “Esto ha marcado nuevos criterios en nuestra metodología de trabajo, pues estamos viendo las estructuras de una manera distinta, determinando la composición de los suelos y la reacción de las capas geológicas. Con base en ello tomamos acciones para su conservación”.

En Monte Albán, parte de la solución que se ha venido manejando, es la restauración de las fachadas posteriores de los edificios al poniente de la Plaza Principal, así como la instalación de hiladas de gaviones como apoyo a los muros prehispánicos. La arqueóloga fue categórica al señalar que el enemigo número uno de los edificios de Monte Albán, no son los sismos, sino la humedad en su interior, la cual disgrega el material constructivo original.

Otra arista de la problemática, compete a los materiales que, en décadas pasadas se consideraron para la restauración, como cemento en muros y trabes de concreto, y que añadieron un peso extra a las estructuras.. La liberación de estos agregados se hizo a mano, lo que también dilató los trabajos. En suma, “son una serie de aspectos que debemos de atender de manera simultánea y corregir en la medida de lo posible”.

Al hacer una visita a los monumentos restaurados en Monte Albán, Nelly Robles, quien coordina el citado proyecto de conservación, señaló que 13 edificios de esta zona arqueológica se vieron afectados en distintos grados, siendo los más dañados el Juego de Pelota, con el colapso parcial de dos muros del cabezal sur, y los edificios A y P, los más deteriorados.

Juego de Pelota

Para lograr un diagnóstico adecuado del comportamiento de los edificios dañados, se realizó un estudio integral mediante el análisis histórico, del sistema constructivo, la evolución del edificio (incluyendo las intervenciones) y la confirmación de los datos obtenidos con excavaciones arqueológicas, así como asesoría de diferentes especialidades, entre ellos geólogos e ingenieros.

En palabras de la también maestra en conservación de arquitectura prehispánica, esta emergencia supuso indagar en el funcionamiento de los monumentos, por ejemplo, fue posible intervenir el drenaje más importante que desaloja el agua pluvial del área norte de la Plaza Principal, el cual fue sellado por los propios zapotecas al abandonar la antigua ciudad.

“Se restauraron los muros del Juego de Pelota, y aprovechamos para realizar pozos arqueológicos, los cuales nos ayudaron a conocer las épocas de construcción de los drenajes y entrar a estos túneles en búsqueda de las salidas hacia la plaza y la ladera del cerro. Eso implicó una gran excavación arqueológica en el Juego de Pelota —por donde atraviesa este sistema—, exploramos el túnel, se consolidó, restauró y rehabilitó. La intención es seguir buscando estos desagües originales porque ayuda en mucho a la supervivencia de toda la plaza”.

Edificio A

También localizado en la Plataforma Norte de Monte Albán, fue uno de los más dañados, por lo que se apuntaló inmediatamente después del sismo del 7 septiembre, atención oportuna que permitió reducir riesgos cuando se presentó el temblor del día 19. En general una sección grande del edificio se hundió y ejerció presión en los cuerpos inferiores, provocando grietas pronunciadas, desplazamientos y deformaciones en los muros.

La atención a esta galería abierta, la cual fue rellenada posteriormente, requirió una excavación arqueológica a 10 metros de profundidad. Con base en registros de las exploraciones de Alfonso Caso, fue posible definir la existencia de una escalinata al frente del edificio piramidal, así como el arranque del muro perimetral, para encontrar el doble escapulario, un elemento arquitectónico que consiste en dos cornisas cuadrangulares que delimitan un friso, y que es típico de la antigua arquitectura oaxaqueña.

Nelly Robles dio a conocer que “hemos ido encontrado algunas ofrendas compuestas, en su mayoría, por cerámica, las cuales refieren la dedicación de estas construcciones a deidades. En el Edificio A recuperamos más de 30 kilos de mica, pareciera que, incluso, hubo un piso completo elaborado con estos minerales; lo que indica que no era sólo el afán de construir, sino que los zapotecas daban acabados muy delicados a sus edificios”.

Edificio P

Como una labor titánica, calificó Robles García a la intervención en el Edificio P, quizá, el caso más crítico, donde casi se concluye la restauración de su fachada. Sin embargo, la atención de su parte posterior, la cual presentaba grandes grietas, conllevó una inmensa excavación arqueológica: se trazaron 12 calas que abarcaron hasta la última terraza en la ladera del cerro, “revelándonos que para la construcción de la Plaza Principal se llevó cabo una cantidad impresionante de rellenos para nivelar el terreno, tenemos al menos 9 metros de puro relleno.

“También obtuvimos la secuencia de las caídas que ha presentado este edificio (P) en varios momentos, tenemos ahora la historia de sus derrumbes y cómo se fueron depositando estos volúmenes en las secciones posteriores. Ingenieros civiles del Instituto Tecnológico de Oaxaca están abocándose en desarrollar una propuesta para la contención de estas laderas.

“En todo este proceso, el cual aún no concluye, hemos estado acompañados por jóvenes arquitectos e ingenieros prestadores de servicio social, quienes están aprendiendo de nosotros a ver los edificios desde otros ángulos. Asimismo, tenemos la gran fortuna de contar como aliado al World Monuments Fund, que nos provee recursos para seguir trabajando, y a las comunidades aledañas, que cuentan con experiencia en la restauración de edificios arqueológicos”, concluyó Nelly Robles.

En el marco del “Watch Day”, en el Museo de Sitio de Monte Albán se abrió una exposición conformada por una veintena de fotografías de estos trabajos de conservación. La jornada concluyó en el Centro Cultural San Pablo, con una conferencia magistral del doctor Rohit Jigyasu, vicepresidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), titulada Mantenimiento, monitoreo e integración para reducir los riesgos de desastres para el patrimonio cultural: desafíos y oportunidades.

Teposcolula: Ciudad Cultural Dominico

 

Texto: Joel F. Gálvez Vivar

Fotos: Karol Joseph Gálvez López

 

SAN PEDRO Y SAN PABLO Teposcolula, Oax., Con su calles empedradas, casonas de gruesos muros de rusticas piedras blancas calizas; Teposcolula, conserva intacto sus  rasgos prehispánicos, aun y a pesar de que aquí floreció la cultura dominica, que ligeramente los conquistadores y frailes de esta orden, respetaron, por la valentía e insistencia de los nativos, quienes no tal fácilmente fueron doblegaron, a pesar de pesados trabajos que fueron forzados a realizar, en la edificación de grandes palacios y templos y conventos que habitaron los “hombres blancos y barbados”. En tanto que los mayores o principales, afirman que originalmente era Teposcololan y que quiere decir “Junto a la torcedura del cobre” proviene de las voces Tepoztli – cobre, colotl- torcedura y a la variante Tla – junto o entre. Cuyos antepasados afirman que proceden de Apoala y se establecieron en Achiutla y Tilantongo, en donde participaron en batallas Monte Albán, mientras que otros llegaron de diversas rumbos de la vasta nación mixteca, ubicándose en el cerro de “La Cueva de Cazahuate”, cuya fecha se desconoce; luego entonces se trasladaron al cerro de los Tres Arbolitos en el año 800, llamándose “Yucundaco”, de ahí al Cerro “del Fortín” en año 900, identificándosele “Totandaco” en 950, para finalmente se establecieron en el cerro del pueblo viejo de “Yucundaa”, en 1520, cuando llegaron los españoles, entonces fundaron el pueblo en el lugar actual donde hoy es San Pedro y San Pablo Teposcolula, luego de se convirtiera en tierra firme porque era una vasta laguna.

En la actualidad Teposcolula, conserva sus calles limpias, rehabilitando sus grandes casas, apegándose en lo máximo a conservar el estilo arquitectónico de los edificios públicos, mientras los pobladores levantan nuevas construcciones una lujosas otras no tanto, pero ahora ya piensan y admiran el estilo moderno y lo aplican en sus construcciones. Digno es reconocerse que tanto aquí en el casco poblacional, como en la comarca, los habitantes ya no hablan el idioma materno, el mixteco, porque les rebasó la civilización y la castellanización se impuso a base de sangre y fuego, como la religión ahora veneran a un hombre crucificado en su advocación del señor de las vidrieras, cuya fiesta titular es el primer viernes de la cuaresma, es la época en cuando cientos de miles de visitantes acuden a Teposcolula, ya para admirar su esplendorosa bellaza monumental, como recibir la hospitalidad de los nativos, además de que los paisanos emigrantes regresan a convivir con los suyos, vuelven a la hermandad y fraternidad que siempre reina entre los de raza indígena, porque con el hecho de que ya no se hable el dialecto mixteco, no exime a la comarca de ser territorio indígena, pulcro y digno de la raza de  los hombres surgidos de la siempre noble y heroica Apoala.

 

Lo representativo y con valor histórico cultural, pudiese ser no solo el ex convento como capilla abierta y el templo parroquial, sino el trazo estructural de la población; anchisimas y largas calles, así como cunetas o pequeñas zanjas, para la afluencias de aguas pluviales; casas con tapangos, sostenidas por gruesos vigas y caballetes que levantan los techos, en forma triangular o según el diseño autóctono de las construcciones, además de las que se construían de madera y rajas ó cascara de enebros, ocotes y sabinos, que abundan en la comarca. En base a todo ello los Teposolulenses no pierden su identidad de indigenas de la mixta alta oaxaqueña. Son fieles a sus tradiciones y costumbres, en tal virtud conservan la tradicional danza de las mascaritas versión original de San Pedro y San Pablo Teposcolula, esta danza tiene su origen en los bailes cortesanos europeos que fueron traídos por los conquistadores españoles a la región mixteca y especialmente a Teposcolula en el siglo XVI al haberse designado Alcaldía mayor se concentraron familias españolas a vivir en este lugar en el que organizaban tertulias con la gente de su clase en estas fiestas se hacía remembranza de su país e interpretaban música y danza europea como mazurcas, shotis, contradanza, cuadrillas y otros llamándoseles bailes cortesanos.

Posteriormente los naturales comienzan a imitar pero de manera grotesca, ridiculizando en sus movimientos y mofándose de ellos, aseguran los principales que dicha danza era para proteger del bien y del mal a algún enfermo para sublimar dichos ridículos emplean la máscara el uso de la máscara permite mayor desenvolvimiento en el personaje este uso de la máscara le da el nombre de mascaritas los elementos que intervienen en esta danza son de 16 ocho se visten de mujer y 8 de hombres, participan también otros personajes llamados chilolos. Y entre las tradiciones, se encuentran, las fiestas de Todos Santos, las fiestas Navideñas, las efervescencia en las posadas, y en cuanto a la vestimenta regionales la mujer Teposcolulense usa vestido de colores vivos con olán y solapa medias de color carne, máscara y el cabello a mera de chongos entretejidos con cuentas de papelillo o moños de vivos colores y peineta en el caso de los varones usan pantalón y camisa brillante, pantalón abombachado hasta la rodilla y camisa con solapa adornada con olanes de color medias de popopillo, de diferentes colores y máscara. Su música es original interpretada con violín y guitarra, lo que se desconoce es la fecha del origen de los instrumentos la música es tradicional de la villa de San Pedro y San Pablo Teposcolula. Los nativos son orgullosos de su pasado histórico, que les inspira y demanda su preservación como valioso tesoro cultural de la gran nación mixteca oaxaqueña.

 

Recreaciones urbanas de Paloma Torres en el MTO

 

*Recreaciones urbanas de Paloma Torres es de las más recientes exposiciones que alberga el Museo Textil de Oaxaca

 

 

Esta muestra titulada Recreaciones urbanas redescubre la producción de la artista que nos conduce por espacios que reúnen los tres niveles del horizonte urbano: cielo, suelo y subsuelo.

 

Desde los paisajes aéreos de los límites del Valle de México con Puebla hasta las excavaciones de la línea del metro, Torres se revela a través de diversos soportes que proponen una reflexión de conciencia en los sitios donde vivimos y transitamos todos los días, decidiendo si somos parte del paisaje, la estética y el entorno que inciden en el reconocimiento o recreación de nuestra identidad.

 

Paloma Torres creó esta obra en el Taller de Afelpado del Centro de las Artes de San Agustín, Paloma reutiliza materiales para la creación de piezas artísticas.

 

La obra de la artista, se basa en el trazo de las ciudades como un tejido social con visión urbana, al mismo tiempo que es una invitación a renovar la perspectiva de la ciudad más allá del primer plano de cemento y asfalto.

 

La exposición se puede conocer en la sala Caracol del Museo Textil de Oaxaca todo este mes de febrero, marzo y finaliza el 26 de abril del 2020.

1 2 3 50