Alarmante cantidad de plástico que se desecha en México, Ley Anti-PET de Oaxaca una esperanza

*En México cada persona desecha alrededor de 200 botellas de PET al año

*Ley Anti-PET impulsada por el diputado Horacio Sosa Villavicencio reduciría hasta en un 70 por ciento el volumen de PET que se desecha en Oaxaca

 

Oaxaca, Oaxaca.- Estudios de la UNAM revelan que en México se producen 300 millones de toneladas de plásticos al año, de las cuales sólo se recicla el 3 por ciento. El tereftalato de polietileno o PET es un gran problema por todos los desechos que se generan, y México se encuentra entre los países que más desechos de PET produce, debido al alto consumo de refrescos y de agua embotellada. Se estima que al año se producen alrededor de 200 botellas de PET por cada mexicano.

Una investigación sobre responsabilidad social de las empresas refresqueras advierte que México es el principal consumidor de bebidas embotelladas a nivel mundial; se estima que se consumen alrededor de 800 mil toneladas de PET al año, con un crecimiento anual de 13%, donde considerando un porcentaje de 100%, el principal uso de los envases de PET lo llevan las botellas de refresco, con 52.8%, seguido de agua embotellada con 17%.

Ante este escenario, la denominada Ley Anti-PET impulsada por el diputado de morena, Horacio Sosa Villavicencio, y aprobada por el Congreso de Oaxaca en abril del 2019 representa una esperanza para el cuidado del medio ambiente.

Mediante la adición de las fracciones XI y XII, la reforma aprobada al artículo 98 señala la prohibición de “vender, distribuir o emplear envases de un solo uso elaborados con tereftalato de polietileno (PET) destinados al agua u otras bebidas, salvo que sean destinados para fines médicos, educativos o para la atención humanitaria”, y “vender, distribuir o usar envases, embalajes u otros productos de un solo uso elaborados con poliestireno expandido (unicel)”.

Horacio Sosa Villavicencio señaló que con esta iniciativa se busca que la industria refresquera mexicana replantee las formas de distribuir sus productos, al menos en Oaxaca, pues se verá obligada a envasarlos en contenedores menos dañinos al medio ambiente.