El Patíbulo

Alberto UNDA

*12 meses de una abrumante 4T que sigue con sus recuentos optimistas y de franca campaña política

Se cumplió un año de dimes y diretes, principalmente a cargo de Andrés Manuel López Obrador, quien en un acto masivo en el Zócalo de la Ciudad de México, de hecho dio un cuarto informe o hizo un cuarto recuento de lo que para él con sus “otros datos” constituyen la austeridad republicana,  la fórmula para acabar con la corrupción y hacer ahorros para darle a diversos sectores de la ciudadanía apoyos “sociales” que más bien son “electoreros” y que asegura son parte toral de la 4T que ha venido impulsando desde el 1 de diciembre de 2019.

En términos reales fue un repaso muy a su estilo, donde todo es positivo, dejando de lado, el reconocimiento real de los graves problemas que enfrenta el país, como la inseguridad, la violencia, el nulo crecimiento económico, la falta de

Pero para AMLO, los avances son notables en recaudación de impuestos, freno al huachicoleo, el peso se ha fortalecido en 4 por ciento frente al dólar, algo que no se consiguió, dijo, en los últimos tiempos del neoliberalismo, tampoco se devolvieron impuestos a patrocinadores de campañas políticas, no se ha declarado la guerra a nadie: solo a la corrupción y la impunidad.

Su informe lo rinde en medio de una violencia que no cesa, pese al histórico despliegue de las fuerzas federales con casi 63 mil militares en todo el territorio.

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y octubre de este año se registraron 28 mil 741 homicidios, cifra 2.1 por ciento más alta que el año pasado.

Otro gran pendiente es el crecimiento económico. Apenas el Inegi reveló que la economía no reportó crecimiento en términos reales al tercer trimestre y que en términos acumulados la variación anual del Producto Interno Bruto (PIB) en los primeros nueve meses de 2019 fue 0.0 por ciento.

Pero AMLO reiteró que seguirán hasta concretarse sus programas insignia de su gobierno: la construcción del nuevo aeropuerto de Santa Lucía que según le informaron los ingenieros militares será inaugurado el 22 de marzo de 2022; el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas en Paraíso, Tabasco y el corredor transístmico, para unir a los mares del Atlántico con el Pacifico, vía los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos.

Claro que no todo podía ser miel sobre hojuelas y cientos de ciudadanos, poco antes de que López Obrador iniciara su recuento en el Zócalo Capitalino, salieron a las calles para recorrer del Ángel de la Independencia al Monumento de la Revolución.

La movilización contra el primer año de gobierno de AMLO fue principalmente convocada por destacados dirigentes de la Familia LeBarón, aunque también invitaron dirigentes del PAN y del PRD

Los manifestantes vistieron de blanco y portaron banderas de México y iniciaron su movilización en el Ángel de la Independencia, donde mostraron pancartas criticando al actual Gobierno.

Los ciudadanos marcharon en rechazo a las políticas aplicadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el marco del informe con motivo de su primer año de Gobierno.

Al grito de “México sí, López no”, simpatizantes y militantes del PAN y PRD, quienes avanzaron sobre Paseo de la Reforma, llegaron al Monumento a la Revolución, tras iniciar la caminata en el Ángel de la Independencia.

Aunque caminaron en la misma marcha, panistas y perredistas no se mezclaron y lo hicieron por bloques.

Las autoridades informaron que alrededor de 5 mil hombres y mujeres acudieron a la manifestación, quienes atendieron la sugerencia panista de vestir de blanco, y llevaron un ataúd negro de cartón, con un moño y la leyenda “Seguro Popular & Tratamientos contra el Cáncer”, así como una pancarta que reza “Todos somo Lebarón”.

Después de este bloque, marcharon los perredistas que llevaron como distintivo pañoletas amarillas, algunos integrantes de este grupo llegaron procedentes de Michoacán, Estado gobernado por el perredista Silvano Aureoles.

A su paso, los manifestantes ensayaron distintas consignas como “México sí, AMLO no”, “seguridad, productividad, México”, “Fuera AMLO”, “Fuera Evo” y “Ni chairos ni fifís, no dividas al País”, entre otras.

“AMLO, renuncia. Te quedó grande la silla presidencial”, se lee en una de las mantas que portan los inconformes.

“Ya basta. Exigimos un Gobierno que no se rinda ante la delincuencia”, dice otra.

Los inconformes fueron convocados por agrupaciones como Chalecos México, Voces del Contrapeso, ProNAIM, Futuro 21, México Convoca, Paz y Justicia, así como La Agrupación de Rescatistas de Azcapotzalco.

El activista Julián LeBarón, quien convocó a la marcha, arribó al Ángel de la Independencia para exigir justicia por el asesinato de nueve integrantes de su familia.

El dirigente de Partido Acción Nacional, Marko Cortés, y el militante Santiago Creel, también estuvieron presentes en la manifestación.

Julián LeBarón, uno de los principales convocantes a la marcha, al hacer uso de la palabra, demandó unidad contra masacres

El activista participa en la marcha en contra del Gobierno de AMLO, al hacerlo afirmó que los mexicanos deben estar unidos para detener las masacres que suceden en el país, pues afirmó que la estrategia del Presidente Andrés Manuel López Obrador no está funcionando.

“Necesitamos unir al país, necesitamos unirnos todos los mexicanos para detener las masacres. Estamos aquí para ayudar, estamos aquí para poner de nuestra parte en lo que nos toca para detener la violencia y queremos unirnos todos en eso, todo lo que nos divide tiene que ser después”, aseveró.

LeBarón, quien acudió a la marcha que se realiza en la CDMX en contra del Gobierno de AMLO, para exigir justicia por el asesinato de nueve integrantes de su familia, indicó que la estrategia de seguridad debe cambiarse.

“Yo creo que tenemos que trabajar juntos para ver la forma de detener la violencia, lo que hemos hecho hasta ahora no nos ha funcionado y tenemos que buscar lo que sí nos funciona”, indicó.

El activista, quien ha sido objeto de una campaña de odio en redes sociales a raíz de que su familia, que posee doble nacionalidad, pidiera al Presidente Donald Trump considerar como acto de terrorismo el asesinato de seis menores y tres mujeres adultas, aseguró que el País no debe dividirse.

“Yo celebro que tengan la fortaleza de protestar de la manera que sea y los invito a ver al enemigo real, el enemigo real es quienes están asesinado a mujeres y niños y tenemos que trabajar juntos para ver cómo los vamos a detener”, señaló en referencia a esa campaña.

En su optimista recuento de este primero de diciembre a 12 meses de iniciar su gestión presidencial, López Obrador concedió lugar destacado su plan de reformas y reformas a la constitución, que van directamente a combatir la corrupción y que según él va que vuela para poder tener una nueva Constitución Moral que se irá aplicando aunque le guste o no a los conservadores y neoliberales.

El Presidente López Obrador destacó que durante su primer año de Gobierno se aprobaron reformas de combate a la corrupción.

“En el periodo neoliberal se hacían leyes sin considerar el interés público, ahora las reformas a la Constitución tienen el propósito de garantizar el desarrollo del país y el bienestar del pueblo”, dijo ante miles de asistentes al Zócalo capitalino.

“Por ejemplo, las principales reformas y leyes aprobadas por los legisladores han sido las del combate a la corrupción. La ley de austeridad republicana, la Ley de Extinción de Dominio, para devolver al pueblo lo robado”.

Asimismo, destacó la reforma al artículo 28 de la Constitución para prohibir la devolución de impuestos, la clasificación del robo de combustibles, la evasión fiscal y el fraude electoral como delitos graves.

Además de la eliminación del fuero al Presidente para que pueda ser juzgado en funciones por cualquier delito, la revocación de mandato, la consulta popular, la nueva ley laboral que garantiza el voto libre, secreto y directo en los sindicatos; la ley de salud para garantizar a todos los mexicanos la atención médica y los medicamentos gratuitos.

También destacó la abrogación de la “mal llamada Reforma Educativa” con lo que devolvió el control de esta materia a los nefastos y convenencieros líderes de la mafiosa Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Esto último, lamentablemente empodera de nueva cuenta a los bandoleros y mal llamados trabajadores de la educación aglutinados en la mafiosa Sección 22 y sus similares, en Chiapas, Guerrero, Michoacán y algunas del Distrito Federal.

Frente al optimismo presidencial, el diario Reforma, hizo un recuento de la situación de violencia que flagela a la nación y en un reportaje documentaron que la inseguridad opacó a un laaargo primer año de gobierno de AMLO, porque aunque el Presidente, prometió disminuir la violencia, entre el 1 de diciembre de 2018 y el 28 de noviembre de 2019 se acumularon 34,657 asesinatos, todo ello a pesar del histórico despliegue de fuerzas federales en todo el País, la violencia en México no cede.

Siendo el logro de la paz y la disminución de violencia promesas centrales del Presidente Andrés Manuel López Obrador, son ahora sus pendientes que le pesan como losa, en el primer año de Gobierno que se cumplió hoy.

Entre el 1 de diciembre de 2018 y el 28 de noviembre de 2019, la llamada Cuarta Transformación acumuló 34 mil 657 víctimas de asesinatos, un promedio de 95 al día, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Aunque AMLO atiende personalmente el problema al encabezar la reunión del Gabinete de Seguridad a las 6 de la mañana, el 2019 se perfila como el año más violento del que se tenga registro.

No obstante que tuvo el más largo arranque de un Gobierno, pues desde julio de 2018 tomó el proceso de transición con la administración anterior y anunció por anticipado nombramientos en Seguridad, la falta de resultados también se refleja en el alza de plagios y extorsiones.

Según el Ejecutómetro de Grupo Reforma, el país ha registrado, en promedio, un multihomicidio de nueve o más personas cada mes.

Y según el Observatorio Nacional Ciudadano, las tasas de delitos de alto impacto como homicidio doloso y culposo, feminicidio, secuestro, extorsión y trata de personas son, en todos los casos, más altas que en 2018.

“La promesa de recuperar la paz y disminuir la violencia en México desde el inicio de la presente Administración sólo quedó en el discurso.

“La incidencia delictiva continúa en ascenso y es un hecho que este año será el más violento de la historia contemporánea del País. A casi un año de esta administración carecemos de resultados tangibles”, planteó el Observatorio en un informe titulado “La seguridad de los mexicanos: Lo prometido aún es deuda”.

La creciente violencia no sólo se ha visto reflejadas en las cifras, sino –además de las fosas en Jalisco y los ataques en Minatitlán y Veracruz– en dos momentos clave: la toma de Culiacán y la masacre de la familia LeBarón.

La estrategia puesta en marcha, anunciada como “un cambio de paradigma” que busca bajar los índices de letalidad, ha requerido de reformas constitucionales y legales, pero también de inversiones millonarias en programas sociales, licencia para que las Fuerzas Armadas sigan en las calles cinco años más y la creación de una Guardia Nacional.

En el discurso, el Mandatario ha apostado a un llamado de conciencia a quienes integran las bandas criminales, para que dejen las armas, no se deslumbren con el dinero fácil, el lujo y, así, no lastimen a sus madres y abuelas.

Hasta el momento han sido movilizados casi 63 mil militares, 14 por ciento más que con Peña y 19 mil más que con Felipe Calderón.

En su intervención casi como a la fuerza, porque la realidad supera sus discursos, AMLO, admitió: “No ha habido crecimiento como deseamos para México”. Pero en cambio dijo el Presidente ha cumplido rigurosamente con todos los compromisos financieros, y se pagó ya 454 mil millones de pesos para la deuda externa.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que no ha habido crecimiento económico, pero destacó que ahora sí hay distribución de la riqueza.

“Todavía no ha habido crecimiento económico como deseamos, pero existe una mejor distribución de la riqueza”, dijo en su discurso con motivo del primer año de su gestión.

“El Presupuesto público no se queda como era antes, en pocas manos, sino que llega a la mayoría de la gente, cumplimos un año de Gobierno y a diferencia de otros inicios de sexenio, no hemos devuelto o condonado impuestos a patrocinadores de campañas políticas”.

Aseveró que hay finanzas públicas sanas, pues de enero a octubre la recaudación de impuestos aumentó en 139 mil millones en comparación con el año pasado, es decir, 1.6 por ciento en términos reales.

Pues ahí queda palabras más, palabras menos, un recuento triunfalista, pero parcial de lo logrado en los 12 últimos meses, por el presidente López Obrador, cabeza visible e impulsor de una 4T que sobrevive entre tropiezos y declaraciones y tediosas conferencias de madrugete.

El broche de oro a este recuento lo dio de manera contundente el premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, quien dijo el pasado jueves en un encuentro internacional: “Consideró que México retrocede en el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante una conferencia que impartió en el Museo Memoria y Tolerancia, el escritor peruano-español dijo, categórico: “Veo muy mal a México.

“Lamento decirlo, porque quiero mucho a México; tengo mucha relación con él y quisiera que jugara un papel absolutamente fundamental, como el gran País que es en América Latina”, expresó.

“Mucho me temo que este Gobierno esté retrocediendo un poco a México, que comenzaba a salir de esa dictadura perfecta -no era tan perfecta, era bastante imperfecta felizmente para los mexicanos – y temo muchísimo que el populismo, que parece realmente la ideología del Presidente de México, nos conduzca otra vez a la dictadura, perfecta o imperfecta, dictadura al fin y al cabo”.

Marchan 20 mil sobre Reforma contra primer año de gobierno de AMLO

Por otra parte, alrededor de 20 mil personas marcharon sobre avenida Reforma de la capital del país, contra el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. La manifestación partió del Ángel de la Independencia poco después de las 11 de la mañana de este domingo.

Desde las 9:30 de la mañana de este domingo, cientos de personas comenzaron a congregarse en el Ángel de la Independencia para manifestarse en contra de las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dirigirá un informe desde el Zócalo para hablar sobre los avances de su primer año de gobierno.

El contingente lo conforman organizaciones civiles, partidos políticos y activistas que acordaron vestir de blanco para protestar por lo que ellos llaman el “Primer aniversario del gobierno fallido”. El último punto de la marcha será el Monumento a la Revolución.

Julián LeBarón, activista e integrante de la familia que fue masacrada por criminales en una carretera entre los estados de Chihuahua y Sonora el pasado 4 de noviembre, explicó que su intención no es exigir la renuncia del mandatario mexicano, sino hacer énfasis en la incapacidad de todos los gobiernos para solucionar la actual crisis de violencia y la necesidad de ayuda extranjera.

“Nosotros vamos a pedir la ayuda del mundo. Tenemos que ser lo suficientemente humildes para reconocer que nosotros no hemos podido. Necesitamos la ayuda de donde venga. Todos los días están muriendo cien mexicanos de forma violenta”, expresó. “Tenemos que trabajar juntos para encontrar la forma de erradicar la violencia”.

El Partido Acción Nacional (PAN) confirmó su participación en la protesta en la que se unió con México Libre, el proyecto de partido de Felipe Calderón y allegados a él y a su estrategia de guerra en su sexenio, como su esposa Margarita Zavala, “Causa en Común”, de María Elena Morera y Futuro 21, la asociación que sustituirá al PRD, además personalidades de origen priista como Beatriz Pagés.

El líder nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que su intención de salir a las calles es para exigir al gobierno federal hacer las “cosas de mejor manera”. Cortés emitió un comunicado en el que aseguró que es necesario que los mexicanos alcen “la voz para exigir que las cosas se hagan de mejor manera. Ese es el principal objetivo de las manifestaciones pacíficas de este domingo en todo el país, porque es urgente corregir el rumbo”.

El contingente, en el que participaron integrantes de la familia LeBarón, se dirigió al Monumento a la Revolución desde donde se pronunciaron en contra de la violencia y la búsqueda de justicia por la masacre.

Antes de que iniciara la manifestación, ante medios, Adrián LeBarón declaró que “si esta marcha sirve llevar esas cenizas (las de su hija asesinada) al mundo y unirse a mi dolor, les regalo las cenizas. Quisiera abogar por un municipio mejor, que es el mío. Eso quiero”

“Al Presidente le digo que yo estoy listo para que me nombre embajador al mundo para traer a México soluciones, yo quiero pedirle un nombramiento”, agregó con fuerza.

En la manifestación participaron panistas, dirigidos por el líder nacional de ese partido, Marko Cortés, además de personas que portaron banderas del PRD.

También marcharon ciudadanos y distintos representantes otros partidos políticos como el PRI, así como integrantes de asociaciones como Chalecos Amarillos y Futuro 21.

“Es un error estar con López Obrador”, es una de las consignas que gritan los participantes y que además llevan escritas en pancartas y cartulinas.

albertounda16@gmail.com

@albertounda16