Enfermera jubilada del IMSS Oaxaca presta ayuda a poblaciones afectadas tras el sismo

Luego de que la enfermera del Programa IMSS-Bienestar Juana López Cruz se hiciera viral en las redes sociales por prestar ayuda en algunas comunidades de la Sierra Sur, tras el sismo registrado el martes, y que provocó daños y deslaves en carreteras; la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (MSS) en Oaxaca reconoció su esfuerzo y vocación en favor de quienes se vieron afectados por el fenómeno natural.

López Cruz ingresó al IMSS el 20 de septiembre de 1979, en el entonces Programa IMSS-Coplamar. Laboró en la Unidad Médica Rural (UMR) No. 19 de San Pablo Coatlán, en la categoría de Auxiliar de Área Médica UMC 80. Se jubiló por años de servicio el 15 de enero del 2007, con una antigüedad de 27 años, 05 quincenas.

La encargada de la Jefatura de Servicios de Personal, Juana Hortensia Morales Sánchez, dio a conocer que la enfermera, de 58 años, continúa brindando sus servicios en el Programa IMSS-Bienestar desde el 16 de mayo de 2009, dentro de la Brigada de Salud No. 12 de Santa Lucía, de donde es originaria, perteneciente a Miahuatlán de Porfirio Díaz, en la Sierra Sur de Oaxaca.

El sismo de 7.5 grados en la Escala de Richter que se registró el martes 23 de junio, a las 10:29 horas, con epicentro en Santa Cruz Huatulco, en la Costa de Oaxaca, y que provocó deslaves y derrumbes en caminos y carreteras de la Sierra Sur, también dio como resultado varias comunidades afectadas.

En estas labores, la enfermera jubilada ha organizado a un grupo de personas para apoyar en el levantamiento de escombros en los caminos y carreteras que sufrieron daños a consecuencia del temblor. Realiza las actividades que se le encomendaron con responsabilidad y ética profesional, en los tiempos y lugar indicado; por lo que, en los próximos días, se le hará un reconocimiento.

El Programa IMSS-Bienestar es administrado por el IMSS, en coordinación con las direcciones de Prestaciones Médicas, de Finanzas y de Administración, así como con las Oficinas de Representación.

Su objetivo es garantizar el derecho constitucional a la protección de la salud, mediante el otorgamiento de servicios de primero y segundo nivel, considerando para ello la implementación del Enfoque Intercultural en Salud, en favor de la población que carece de seguridad social y donde el Programa tiene presencia.