Exigen investigar crimen de indígena; fue torturado y asesinado por policías, dicen

*Según testigos, policías municipales se lo llevaron hacia el palacio municipal y después, el 26 de octubre, apareció su cuerpo sin vida en el paraje camino hacia las huertas San Juan Mixtepec, Juxtlahuaca

 

Óscar RODRÍGUEZ

 

Activistas, familiares y organizaciones de derechos humanos, demandaron a la Fiscalía General de Justicia (FGJO) se inicie una investigación para esclarecer el homicidio del indígena mixteco Marco Antonio Hernández Bautista, quien presuntamente fue detenido, torturado y asesinado por elementos de la policía municipal del Ayuntamiento de San Juan Mixtepec.

En la queja que hizo pública el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedahpi), Maurilio Santiago Reyes, el indígena Marco Antonio Hernández Bautista,  fue detenido el pasado 25 de octubre por cuatro elementos de la policía municipal de San Juan Mixtepec y, según varios testigos, se lo llevaron hacia el palacio municipal y después, el 26 de octubre, apareció su cuerpo sin vida con señales de tortura y de violencia física en el paraje camino hacia las huertas San Juan Mixtepec, Juxtlahuaca, Oaxaca.

La víctima, de 32 años de edad, – según testimonio de su madre Soledad Bautista Chavez- era un hombre de bien que trabajaba todos los días para aportar para los gastos de manutención de su familia porque se dedicaba al campo y a la construcción, y estaba próximo a migrar a Estados Unidos porque ya estaba seleccionado para ir a laborar a Tennessee a mediados del mes de diciembre.

La mujer acusó al Presidente Municipal y Síndico de San Juan Mixtepec de proteger a los policías, ya que cuando fueron citados a declarar reportaron no tener en  los reportes de detenciones en su cárcel municipal registrado el nombre de la víctima.

Por lo que la Fiscalía General de Justicia (FGJO) sigue indagando el caso, en base a las pistas y pruebas que han presentado los familiares.

En tanto, el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas, Maurilio Santiago Reyes, recordó que en el año 2020 aumentaron los casos de abuso policial, y enumeró los casos reportados en los municipios Acatlán de Pérez Figueroa, San Pablo Huitzo, Ejutla de Crespo, y Tlaxiaco, donde los implicados en los excesos y asesinatos por tortura y abuso de autoridad fueron policías.

Resaltó el caso del futbolista Alexander Martínez Gómez, de 16 años de edad, quien fue asesinado por elementos de la policía municipal de Acatlán de Pérez Figueroa el 9 de junio del 2020.

Otro más fue la detención arbitraria y asesinato a golpes de los hermanos Jacciel y Diego, que fueron torturados por la policía municipal de San Pablo Huitzo, el 6 de mayo de 2020 y arrojados a una barranca.

De igual forma, se documentó el caso de Ángel Daniel Bautista Vásquez, quien fue torturado por parte de elementos de la policía municipal de Tlaxiaco el 21 de marzo del 2020 y Raúl Sánchez Martínez, quien fue torturado por parte de elementos de la policía municipal de Ejutla de Crespo el 15 de octubre del 2020.

Además, un grupo de mujeres indígenas vendedoras ambulantes de productos orgánicos, fueron agredidas por parte de elementos de la policía municipal de Tlaxiaco, el día 25 de agosto pasado.