Queda en resguardo Palacio Municipal de Juxtlahuaca

*SEGEGO determina que el inmueble continúe resguardado por la policía estatal por lo que resta de la administración municipal

 

IGAVEC

 

Huajuapan de León, Oax.- A través de la intervención de la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO), se lograron un total de 11 acuerdos tras el conflicto suscitado a más de un año entre integrantes del Frente de Resistencia Indígena Juxtlahuaca y el mismo presidente municipal, Nicolás Feria Romero, en donde se destaca que el palacio municipal continuará resguardado por la Policía Estatal, por lo que quedará intocable en lo que resta de la administración.

La mesa de diálogo estuvo encabezada por el titular de la SEGEGO, el Presidente municipal de Juxtlahuaca, Feria Romero y demás integrantes del Ayuntamiento, así como dirigentes del Frente de Resistencia Indígena Juxtlahuaca y funcionarios del gobierno estatal.

Se dio a conocer que como primer punto y respecto al desalojo llevado a cabo el día 16 de abril del presente año, correspondió al cumplimiento de un deber y ejercicio del cargo de la autoridad municipal, velando por el interés y bienestar social para sanitizar el inmueble del palacio municipal, la plaza cívica y el parque por la presente contingencia sanitaria.

En segundo punto, se estableció que con el fin de garantizar la paz social y no acrecentar el conflicto originado en la comunidad, ambas partes decidieron de manera pacífica y definitiva retirarse del palacio municipal, quedando este en resguardo de la Policía Estatal, siendo que la policía Municipal será garante de los rondines de seguridad en el municipio.

Asimismo, se acordaron que las oficinas de la Fiscalía Local en Santiago Juxtlahuaca, la Agencia Estatal de Investigación, la Delegación Fiscal y las oficinas de enlace técnico de la COPLADE, sean nuevamente ocupadas por los titulares de dichas dependencias para desempeñar las funciones de su competencia.

“Cuarto: el Frente de Resistencia Indígena Juxtlahuaca se compromete a no volver a tomar las instalaciones del palacio municipal y demás oficinas del gobierno del Estado que estén ubicadas en la zona, ni mucho menos plazas cívicas, parques, vías públicas o de acceso, o generar actos de violencia que pongan en riesgo los acuerdos aquí tomados”, se citó.

Se detalló que las demandas y asuntos jurídicos que interpusieron ambas partes durante los altercados en el conflicto continuarán su curso, además, a petición del Frente de Resistencia, se acordó que el gobierno municipal continúe otorgando atención a la ciudadanía en la sede alterna de la Unidad de Servicios Integrales (USI).

 

Asimismo, se concretó que en caso de que alguna de las dos partes intervinientes no respete el convenio, el Estado por medio de la fuerza pública desalojará el palacio municipal de manera inmediata y se deslindará de responsabilidades correspondientes, respetando y velando por los derechos humanos.