Retira Murat propuesta de aumentar impuestos

*Mi gobierno ha privilegiado el diálogo, escuchar y valorar el sentir del sector empresarial, dijo el gobernador

 

 

Óscar RODRÍGUEZ

 

 

En Oaxaca, el gobernador Alejandro Murat anunció que retirará la propuesta que hizo a la Legislatura local, donde en su paquete fiscal proponía cuatro nuevos impuestos e incrementar el impuesto sobre la Prestación de Servicios de Hospedaje (ISH) al 100 por ciento.

El anuncio se dio, luego de una reunión con dirigentes de todas las cámaras empresariales del estado, quienes en público y en privado han externado su rechazo al aumento en el impuesto al hospedaje, la pretensión de crear un impuesto adicional al consumo de bebidas alcohólicas y ajustes a la alza al impuesto a la nómina y a la enajenación de predios.

El gobernador Murat comentó a los empresarios de las dificultades financieras que tiene el gobierno, derivado de los recortes aplicados al presupuesto federal, y atajó que se buscará compensarlo con otras medidas, que no afecten en este caso a los sectores productivos y al pueblo.

Dijo que enviará una notificación a la 64 Legislatura local para retirará las propuesta de ajustes de impuestos.

El anuncio fue recibido con beneplácito por parte de los representantes de la iniciativa privada, entre ellos los de CANACINTRA, CANACO-SERVITUR y la Asociación de Hoteles y Moteles del estado y las Cámaras del Mezcal.

En un mensaje breve, difundido en sus redes sociales, Murat expuso que, después de un proceso de consulta, “donde mi gobierno ha privilegiado el diálogo, escuchar y valorar el sentir del sector empresarial oaxaqueño, hemos llegado a un acuerdo para que retiremos la propuesta de incremento de impuestos que le he mandado a la Cámara de Diputados”.

Según la propuesta de paquete fiscal presentada  a la Legislatura local, se proponía crear cuatro nuevos impuestos: sobre el ejercicio de las profesiones; sobre la venta final de bebidas con contenido alcohólico; impuesto sobre la extracción de materiales de remediación ambiental; y de contribución para la reconstrucción por los sismos de septiembre del 2017.

Sustentado en el artículo 73 fracción VII de la Constitución de la República, el gobierno de Oaxaca justificó que los nuevos impuestos servirían para los gastos propios de servicios, como seguridad, defensa, justicia, sanidad y educación.

Inmediatamente hubo manifestaciones de empresarios del sector turismo y servicio, quienes alertaron que la medida impactaría de manera negativa a Oaxaca como destino turístico.