TU ESPACIO DE PODER / “Fideicomisos a la baja”

 

Por: Juan Manuel Sobrino Bobadilla

El pasado jueves 8 de octubre se aprobó en la cámara baja el final de 109 fideicomisos luego de más de 20 horas de sesión donde se revisaron todos y cada uno de dichos fideicomisos.

A pesar de las reservas que como era obvio presentarían los representantes de los partidos opositores a Morena, además de que no eran pocas, los morenistas las rechazaron. y la frase de AMLO no se hizo esperar diciendo que los legisladores que defienden los fideicomisos, defienden a ladrones y gente deshonesta.

Con la política económica que desde el inicio de su mandato López Obrador, ha venido destapando poco a poco la corrupción existente en todos los ámbitos donde existía apoyo federal, los fideicomisos no podían ser la excepción. Y así es como se han descubierto decenas de más robos al erario, donde compadrazgos y nepotismos pululaban en las manos llenas de corrupción por parte de quienes manejaban los recursos.

Con la eliminación de los 109 fideicomisos, se ahorrarán más de 68 mil millones de pesos, que solo iban a caer en gran porcentaje, a los bolsillos de unos cuantos.

Y sí, seguirán los esquizofrenaaas, los sin chayo, los corridos de los medios y los sin más privilegios, atacando al Sr. presidente y confundiendo a la población con débil estatus mental, como son los juniors de los ex pudientes, que solo sabían que papi les concedía todo. Esos parásitos que nunca se suben al metro, no conocen un mercado, ni han comido la sazón de una fonda.

Es cierto que dentro de algunos fideicomisos que desaparecen como el Conacyt, las financieras rurales y para el deporte de alto rendimiento, pareciera que afectarán irremediablemente, pero como todos los demás, solo serán ajustes necesarios para evitar el dispendio, el robo y la corrupción. Al mencionar estos, no quiero decir que los demás no sean importantes, el problema es que en la mayoría se descubrió la falsedad de los verdaderos apoyos y no llegaban a aplicarse para lo que fueron creados, pues estaban fuera de control y cero transparencias.

Y todavía la panucha de la diputada Laura Rojas (léase bien), se le ocurre decir que “perdimos todos y gano Morena”. ¿a quienes se referirá con “todos”? como no especificó, se ha de referir a todos los privilegiados. Pero no, no ganó Morena, ¡¡ganó México!! Pero que ni ella ni nadie más se sorprenda, porque todo esto viene a colación desde abril del año pasado, cuando el presidente López Obrador, había ordenado extinguir los fideicomisos públicos.

Pues fue a través de un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, donde se instruyó a todas las dependencias y entidades de la administración pública federal y tribunales agrarios, iniciar los procesos para extinguirlos. Cabe señalar que la Auditoría Superior de la Federación revisó entre otros, a 305 fideicomisos y plasmó en la auditoría No. 1722 que la mayoría de dichos fondos eran opacos y sin regreso al erario de los recursos no utilizados y por ello se han venido cometiendo actos de corrupción por montos millonarios. Con la idea que a alguien muy “santo” se le ocurrió que deberían de ser a fondo perdido.

A manera de respaldo por las instrucciones del presidente, éste aseguró, que el dinero que se recaude y se ahorre, no va a desaparecer, pues no se pueden dejar de recibir apoyos quienes tienen derecho, pero lo que se busca es que no exista más corrupción y los recursos sean transparentes. O usted ¿qué opina?

Gracias por leernos aquí, en TU ESPACIO DE PODER. hasta la próxima.