Zona limítrofe entre Oaxaca y Guerrero, segura: Astudillo

*Las heridas por los 43 normalistas desaparecidos, no cerrarán hasta que no se sepa qué sucedió, afirmó

 

 

En Oaxaca, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, afirmó que las heridas por los 43 normalistas desaparecidos, no cerrarán hasta que no se sepa qué sucedió, pronunciándose claramente por que haya justicia, sin impunidad en el caso.

En entrevista, dijo que el caso ya está en manos de la Fiscalía General de la República (FGR), “es un tema que lleva más de 6 años, yo siendo diputado en ese entonces alcé mi voz para que actuaran rápido los tres órdenes de gobierno, para que en aquel entonces retiraran el fuero a quienes tenían responsabilidades públicas y que después se les fue señalando como corresponsables.

Afirmó que hoy se trabaja en todo lo que pide la federación para esclarecer el caso, “nosotros solo colaboramos en la ruta para que las investigaciones sigan avanzando”.

En otro ámbito, se refirió al tema de la inseguridad, donde afirmó que se hacen esfuerzos para reducirla.

Subrayó que la zona limítrofe entre Oaxaca y Guerrero es de las seguras y evidenció que sí existen algunos brotes, pero no se trata de un tema delicado. No así el caso de las fronteras entre Guerrero y Morelos o Michoacán, donde sí hay algunos brotes que se están atendiendo.

“Me preocupa más el tema de la pobreza, la falta de una educación de calidad o la política social”.

Otro asunto que abordó el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, fue la relación con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, donde aclaró que hay respeto a su envestidura, hemos tratado de sumarnos a lo que es positivo, como ocurrió recientemente con el Insabi, donde acordó trabajar de manera conjunta para buscar su óptimo funcionamiento a largo plazo.

Astudillo, dijo que su visita a Oaxaca además de estar presente en el homenaje post tumo a Vicente Guerrero, fue para estrechar lazos culturales con las autoridades oaxaqueñas, a fin de avanzar en los temas que hay pendientes en la agenda, como la indefinición de límites que hay en la costa chica de Jicayán, donde, dijo, se buscará avanzar en la vía conciliatoria.