Cesan a 4 policías en Tuxtepec por denunciar acoso sexual de mandos

*La queja por el despido fue presentada ante el presidente municipal, Fernando Dávila, y ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO)

 

 

Óscar RODRÍGUEZ

 

En Oaxaca en medio de la crisis de inseguridad, 4 mujeres que se desempeñaban como policías municipales fueron cesadas luego de acusar de acoso sexual al subdirector de la corporación, Víctor Valentín Morales.

La queja por el despido fue presentada ante el presidente municipal de la comarca, Fernando Dávila, y ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) para que pueda sancionar a los responsables del exceso.

En su carta, las policías afectadas advierten que han cumplido con todos los lineamientos dentro de la corporación, como lo es haber presentado y aprobado su examen de control de confianza, para alcanzar su certificación, pero fueron despedidas por que acusaron malos tratos y acoso sexual de parte de sus mandos.

Para justificar su salida, el subdirector de la Policía Municipal, Víctor Valentín Morales, alteró documentos colocando el sello de no aprobado a un examen de control de confianza de una de las quejosas, que a la letra dice que la policía sí cumplió y paso sus exámenes que exige el Fortaseg

Las policías anunciaron que acudirán a instancias más altas para que se puedan reivindicar sus derechos, además de que por la vía legal ya presentaron un juicio ante la junta laboral por despido injustificado.

Las cuatro policías según sus expedientes son elementos que cuentan con estudios en licenciatura en derecho y criminología

En tanto, el implicado en acoso sexual, Víctor Valentín Morales, no cuenta con estudios terminados, pero fue designado Subdirector de la Policía Municipal tan solo porque fue jefe de escoltas del actual presidente municipal de Tuxtepec, Fernando Dávila.

Antes de ser escolta del alcalde era policía segundo, pero fue destituido por no pasar los exámenes toxicológicos.

La policía municipal de Tuxtepec es de las peores calificadas por el Sistema Nacional de Seguridad, ya que la mayor parte de los elementos tienen problemas por tener nexos con el crimen organizado.

 

Tuxtepec es la ciudad en Oaxaca que reporta un aumento del 200 por ciento en el número de homicidios violentos.

Previo a la cumbre por una frontera segura entre Oaxaca y Veracruz, el alcalde de Tuxtepec Fernando Dávila aceptó que la fuerza de seguridad municipal ya se encuentra rebasada por el crimen, advirtiendo que su capacidad quedó limitada ante el creciente fenómeno delictivo.